jueves, 7 de enero de 2010

CONQUISTADO POR LA PASIÓN (EPÍLOGO)

Niall paseaba en soledad por el gran salón, con las manos entrelazadas tras la espalda, rememorando los meses pasados. La muerte de Muriel y la huida de Liam afectaron a Brianna, la primera porque nadie esperaba el trágico desenlace y él no pudo evitar que su terca esposa viera el cuerpo destrozado de su cruel amante, en su anhelo de prestar una banal ayuda; la segunda, porque durante un tiempo, las pesadillas la atormentaron, despertándola a medianoche temerosa de que hubiese regresado para hacerles daño, pero nadie volvió a ver a aquel cobarde bastardo por sus tierras. Aldair abandonó Dà Teintean a los pocos días del juicio, con los gélidos vientos otoñales azotando en exceso, le esperaba un largo y duro trecho hasta su hogar. Antes de su partida, junto a él y varios de sus hombres, escudriñaron el pedregoso fondo del río en una infructuosa búsqueda por recuperar el medallón. Confiaba que los hados lo hubieran protegido en su retorno por aquellas inhóspitas tierras, ojalá hubiese podido acompañarlo a explicar a los suyos la pérdida de la joya, pero debía permanecer junto a su esposa, aunque sin duda entendieron la comprometida situación en la que se vio sumergido su más leal amigo, los McRea eran gente noble y buena. Nunca dejaría de sorprenderle cuanta depravación encerraban aquellos dos negros corazones, una ya ardía en el infierno, y el otro, esperaba que lo hiciese pronto.


El crudo invierno hacia semanas que dio paso a una brillante primavera, la vida volvía a florecer en las Highlands, el verde ocupó el lugar de las nieves y los brezos salpicaban las colinas con su color, a pesar de esa hermosa estampa, añoraba las noches frías en las que se perdía en el cuerpo de su esposa, tumbándose frente a la candente chimenea y haciendo el amor hasta el amanecer, nunca se saciaba de ella, era tan preciosa y su belleza se incrementó aún más con el paso de los meses, dándole luz y felicidad a su rostro. Le gustaba observarla tranquila y relajada, adoraba posar las manos en su abultado vientre y percibir los movimientos de su hijo en las palmas, todavía recordaba la emoción contenida que lo embargó la primera vez que lo sintió. Daba gracias al cielo por vivir en aquella época de paz, en la que no tuvo que alejarse de Brianna. Su embarazo fue tranquilo, continuó haciendo sus remedios y atendiendo a su gente día tras día, sin mostrar signos de fatiga ni cansancio cuando la necesitaban, a pesar de su cada vez más avanzado estado. Su pueblo aprendió a aceptar a aquella forastera que se convirtió en su señora y a la que ahora veneraban llamándola el ángel llameante, por su rojo cabello, algo que sonrojaba a su modesta esposa. Sí, Brianna era un ángel, uno enviado desde los cielos directo a su corazón, para apartar de él a todos sus demonios.


Se acercó a la mesa, tomó con una temblorosa mano la jarra de cerveza, pero tuvo que sujetarla con las dos, evitando así derramar sobre él su dorado líquido, miró hacia la puerta, al fondo una mujer subía las escaleras a toda prisa con un balde de humeante agua, se giróy dio un largo trago para aplacar los nervios y remojar su garganta seca por la tensión, el sonido de pisadas lo hizo darse la vuelta para encontrarse con los miembros de su clan, que entraban en la sala silenciosos, con la vista clavada en él.


-¿Sucede algo? -preguntó recorriendo con la mirada a cada hombre, mujer y niño presente.
-Hemos venido a esperar con vos -respondió un abochornado Jamie retorciéndose las manos.
-Agradezco vuestra intención, el gesto os honra, pero no debéis descuidar vuestras tareas -contestó complacido por el amor que aquella gente demostraba por su esposa-, en cuanto haya alguna noticia seréis informados.
-Los campos y el ganado seguirán en el mismo sitio mañana, señor -exclamó una voz de mujer que provenía del fondo-, no abandonaremos a nuestra señora, aunque sea con una pobre oración estaremos a su lado.
-Vuestras oraciones serán de gran ayuda -musitó emocionado-, tomad asiento, que alguien vaya a las cocinas a por algo de comer y beber.
-Señor -su lugarteniente apoyó una mano en su hombro-, ¿cómo es que no estáis arriba?
-Es lo que más deseo -contestó mirando a su hombre de confianza-, pero mi esposa amenazó con arrebatarme mi hombría y esas condenadas mujeres que la atienden secundaron su bravata, así que salí del cuarto de inmediato. Dijeron que me avisarían tan pronto como ocurriera el alumbramiento, y de eso hace horas-, replicó exasperado, presionando el borde de la mesa con los dedos.
-Tranquilizaos, señor -lo animó Douglas con una sonrisa-, a pesar de su delicada figura, la señora es una mujer fuerte, todo saldrá bien.
-Con la ayuda del Señor -replicó atusándose el pelo.


La paciencia de Niall llegaba a su fin, los nervios ahora eran como una tenaza que le mordía por dentro, pellizcándole salvajemente el estómago. ¿Por qué tardaba tanto? El temor lo asaltó recorriendo su columna, respiró profundamente intentando inhalar algo de aire en sus oprimidos pulmones, ¿sería Dios tan injusto, permitiéndole amar a una de sus más bellas criaturas, para luego arrebatársela de su lado?, no era la primera vez, ni sería la última, que una mujer moría dando a luz, y Brianna además, no era una mujer robusta. Cerró los ojos mareado, "no me hagáis eso, no me arranquéis el corazón, llevadme a mí si alguien tiene que morir". Aflojó la presión con que sostenía la jarra que se estrelló contra el suelo y preso del miedo, abandonó a toda prisa el salón ante la mirada atónita de los presentes. Subió los escalones de tres en tres, corría por el largo pasillo cuando el llanto de un bebé hizo que sus pies se clavaran en la piedra, se obligó a arrastrar un pie y después el otro para seguir su camino. La puerta de la alcoba se abrió, una sudorosa Margaret salió secándose las manos en el mandil, se inclinó ante él en cuanto lo vio.

-Mi señor -una resplandeciente sonrisa iluminaba el rostro de la mujer-, felicidades mi señor, habéis sido padre de un sano y hermoso varón.
-Y ¿mi esposa? -murmuró con un nudo en la garganta-. ¿Cómo está Brianna?
-La señora está perfectamente -contestó la mujer-, aunque cansada, me envió a buscaros para que compartáis su dicha.

Niall aupó a una sorprendida Margaret, que lanzó un chillido al verse girar en el aire en brazos de su serio Laird, la depositó en el suelo y besó su mejilla, luego fue al encuentro de su esposa, dejando a la sonrojada sirvienta boquiabierta.

Abrió la puerta y se fijó en la iluminada estancia, las mujeres recogían presurosas los enseres utilizados durante el parto, Brianna yacía con los ojos cerrados en el centro del amplio lecho, con el rostro aún ruborizado por el esfuerzo y con el cabello desparramado por la almohada como una cascada de fuego, era la imagen más bella que jamás contempló, se acercó lentamente sentándose en el borde de la cama, ella abrió los ojos y le sonrió.

-Niall -estiró un brazo hacia él.
-Brianna -enlazó los dedos con los suyos-. ¿Cómo os encontráis, mi amor?
-Exhausta, pero muy feliz -dijo con voz pausada-, os di un varón.
-Me honrasteis con ello -acarició su mejilla con los nudillos-, mas estaría igual de satisfecho si me hubieseis dado una hembra, porque sería vuestra y eso es lo único importante.
-¿Os he dicho alguna que os amo?
-Nunca.
-Mentiroso -le dio una pequeña palmada en la pierna-. Estoy completamente enamorada de vos.
-Me alegra ver que no habéis perdido esa docilidad que os caracteriza -pegó su frente a la de ella-. He estado preocupado por vos, temí tanto perderos.
-Un día os prometí que siempre estaría con vos y pienso cumplirlo -rozó su nuca apreciando la tibieza de su piel-. ¿Habéis visto a vuestro hijo?
-Lo veré ahora -depositó un tierno beso sobre sus labios-, antes quería saber de vos.
-Es hermoso, como su padre.
-Si es hermoso -tomó uno de sus mechones y lo enrolló en el dedo-, se parecerá a su madre.

Una mujer con el bebé en brazos se acercó hasta ellos, y con un gesto de complicidad, depositó al niño arropado en una fina capa, sobre el pecho de Brianna, ella se lo entregó a Niall que lo tomó con manos temblorosas, le destapó con cuidado, era un niño sano y fuerte con todos los dedos, tragó saliva para mantener las lágrimas a raya al ver a aquella criatura perfecta. Niall acarició con suavidad la carita de su hijo, el bebé se removió inquieto y abrió la boca cuando le rozó los labios.

-Creo que será un glotón -murmuró abrumado por la emoción, depositándolo en brazos de Brianna-. Este mozalbete necesita un nombre, ¿cómo os gustaría llamarlo?
-Aidan -respondió llevándose a su hijo al pecho, que comenzó a succionar tan pronto encontró el objeto de su deseo-, si a vos no os importa.
-Que así sea, si ese es vuestro deseo -susurró conmovido por el nuevo regalo que acababa de hacerle su esposa.

Los vítores llenaron la sala, hombres y mujeres celebraron con alegría el nacimiento del primogénito de su Laird, El Lobo tenía su cachorro y una hembra resistente y generosa que los honraba con su coraje y su dulzura. Muchos quisieron subir a ver al recién nacido, pero Margaret y Douglas, les aseguraron que más tarde conocerían al pequeño Lobezno, ahora era tiempo de celebrar la buena nueva, tal como el señor y la señora deseaban, los toneles de cerveza y las piezas de carne comenzaron a cubrir las mesas y todos accedieron a ver más tarde a la criatura.

Niall tomó entre sus musculosos brazos el diminuto cuerpo de su hijito, el agotamiento venció a Brianna que se quedó dormida tan pronto amamantó a su bebé. Ordenó a la última de las criadas que salieran del cuarto, se tumbó junto a su esposa y colocó a Aidan sobre su amplio tórax, miró a uno y a otra, su esposa, su hijo, su familia, cerró los ojos y juró defenderlos con su propia vida, con la última gota de su sangre, de cualquiera que quisiera hacerles daño. Ojalá la convulsa y vieja Alba(*) siguiera viviendo tiempos de paz, para ver crecer a este y a los otros hijos que llegarían. Observó cautivado a su mujer y juró hacerla feliz todos y cada uno de los días de su existencia. Brianna sonrió y pronunció su nombre en sueños, Niall supo en ese instante, que una vida no abarcaría para amar a aquella beldad que le conquistó con su pasión, su dulzura y su amor.

FIN

(*) Escocia en gaélico.

Una vez más y por última vez, por lo menos con esta historia, queríamos agradeceros vuestro constante apoyo y vuestras palabras de ánimo. Os lo hemos dicho muchas veces, pero no os podéis hacer una idea de lo mucho que eso supuso para nosotras, porque escribir una novela no es nada fácil y cuando nos recompensais con vuestros comentarios, es cuando sabemos que valió la pena.
Gracias de todo corazón.
Mariola y Adela.

12 comentarios:

ana dijo...

dios mio no me lo puedo creer quien en su sano juicio no os alavaria por lo que haceis son obras de arte y yo que soy una enganchada a este tipo de novelas os la digo deberiais publicarlo os ariais de oro os lo aseguro asido un final perfecto os lo aseguro no podriais haberlo echo mejor
besos y espero que pronto nos escribais de nuevo

bitter sweet simphony dijo...

preciosooooo, no puedo decir nada más pq me han dejado sin palabras.....

el final ha sido perfecto y toda la historia un gran deleeite que esperaba ansiosa...

sigan escribiendo pq ya he comenzado a echarlas de menos


besitos, nenas, no cambien nunca

Johan dijo...

Rayos! ahora si que me hicieron llorar, paresco una maldita magdalena, y todo por su culpa, es que no puedo creer que ya haya terminado!!!!!.
El fin de Conquistado por la pasion, sin mas brianna y niall por todo el resto de mi vida, eso suena una larga y senperteante tortura T___________T.
Realmente las felicito Ade-Mariola, no se como lograron que a traves de la historia uno se fuera poco a poco acostumbrando y queriendo a cada personaje, y muchas veces ejemplificando las situaciones a pesar de la distancia entre la epoca en la que esta ambientada la historia y la nuestra. Siempre he pensado que el corazon de un libro son los personajes, y no tanto la histora, y sin duda ustedes supieron darle vida a cada protagonista!! Tanto que algunas, en las que me incluyo, hicimos bandos de guerras contra los malos! XD
El capitulo, sin palabras, cerraron con broche de oro, como era de esperarse, a pesar de que no aparecio aldair TT, pero bueno se que habra una secuela de el, en el que sueño que aparescan nuestra parejita favorita y su hijo *--*.
El niño!! A quien se parecera?, a la mama o el papa? ojala y ademas de escritoras fueran ilustardoras! Chicas multifaceticas, eso suena gracioso XD.
En fin mejor me voy antes de que haga un rio de lagrimas frente a la laptor, y uniendome a las demas: les agradesco - por como dijo ana- por tales obras de arte!.
Han pensado en juntar todos los capitulos y formarlo un libro y deitriburilo por la internet? si es asi me ofresco de primera para hacerles la portada, soy una excelente diseñadora! (Ya lo dije no tengo humildad XDD) Incluso tengo la iamge perfecta!

Millones de abrazos de felicitaciones para ambas. Y a pesar de que la hecharemos miles de menos, si quieren tomense un descanzo antes de comenzar la secuela, Dios sabe que se lo merecen!
Se les quiere chicas!

Sandra dijo...

Perfecto, ha sido perfecto. El mejor final que podías haber escrito. Lo unico que siento es que Aldair no encontrase su medallon pero seguro que Ade y Mariola tienen ya en mente la historia de aldair, verdad?en la que encuentra su medallon porfi, porfi, porfi estoy segura de que nos gustaría a todas mucho.

Otra vez enhorabuena chicas. Esperaré con ansias vuestra siguiente historia

Yrex Dionisius dijo...

Maravilloso!

mis más sinceras felicitaciones, otro éxito más con esta novela chicas, es fantástica...

espero que sigan escribiendo mucho más, que aquí seguiré leyéndolas...

Besos y abrazos enormes

Maribel dijo...

Buahhhh... se acabó... Nooooo...
Esto era una cita obligada y deseada para dar un toque de alegria al dia. Ha sido un placer leer esta historia, compartir las penas y alegrias de los personajes, los comentarios que siempre tenian una chispa muy divertida. En fin, es cierto que todo tiene que acabar; asi que FELICIDADES por esta historia y espero que haya muchas mas.

Besos a dos soletes.

Mariola dijo...

Quiero daros las gracias de todo corazón, por estar ahí capítulo a capítulo, con vuestros comentarios divertidos y llenos de animo. Ha sido un placer compartir con vosotras cada renglón de esta historia que fue un reto que nos propusimos Ade y yo.

Visteis como al final Niall sufrió, somos así, un bruto que al final paga por serlo jajaja.

También quiero agradecer a alguien que ha seguido esta historia desde el anonimato, le daba cosita comentar, un besazo.

Y a tí Ade, querida socia y sobretodo amiga, perdona por los ratos que te hice pasar y las clases de historia intensiva jajaja, eres la mejor, ha sido un honor compartir contigo esta aventura, y no te emociones demasiado y ponte a lo que tienes que hacer, ya sabes.

Un besazo a tod@s, os quiero mucho.

Sabry Sandal dijo...

Perfecta!!!

Es la única palabra que me sale en este momento... ha sido genial1!

Gracias por comaprtir su novela, chikis... por darnos esperanza, el amor verdadero existe y está ahí, y es maravilloso, porque y los cretinos pagan y las heroínas triunfan!!

Espero ansiosa su próxima historia...

Cariños!

Maria dijo...

Necesito en estos momentos,dos cosas,una pañuelo pa'enjuaguerme esa lagrimilla q me resbala por la comisura del ojo,y un "ojo que todo lo vea"ya q me verian a mi perfectamente dando aplausos por tan perfecto final.Valga la redundancia,es el perfecto final pa' tan bonita historia....pero no saben que?voy a echar de menos a Niall y a Brianna,espero que en la historia de Aldair,nos volvamos a reecontrar con ellos.

Un beso muy grande chiquillas

Ade dijo...

Me adhiero a todo lo dicho por Mariola.
Sin vosotras la historia de Bri y Niall no hubiese sido igual.

Esperamos veros con esas ganas en la próxima historia.

Se os quiere muchísimo.

Y a ti, Mariola, sólo te perdonaré los ratos que me hiciste pasar si me perdonas los que yo te hice pasar a ti, jeje. Y las clases de historias fueron muy interesante, igual que las clases de gaélico, ¿o me lo negarás?
La corrección fue agotadora ¿verdad?, pero se compensaron con creces con las risas que nos trajimos. ¡Dios! Que momentazos inolvidables hemos tenido.

Y me pondré con ello cuando recupere las fuerzas, que la debilidad no me deja hacer nada.

Andy dijo...

Chicas se merecen cada comentario que hicimos desde el comienzo!!!
realmente exelente y estoy de acuerdo en que deberian publicar los libros serian un exito!!!
Y chicas digame ¿Aladir es el proximo protagonista verdad verdad verdad??? jejeje espero con ansias el comienzo de la proxima novela ya las extraño besos a las dos!!!

judith dijo...

Llegue tarde pero su historia es muy hermosa. Me conmovio. Sigan con más historias.

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você