martes, 4 de mayo de 2010

AHORA Y SIEMPRE (CAPÍTULO 28)

Una hora más tarde, aseado y algo más descansado subió al automóvil de Bob, tratando de aparentar una calma que realmente no poseía. Atravesaron el pueblo varios minutos después, Rothstone no contaba más que un pequeño ambulatorio, el hospital se encontraba en la localidad vecina, varios kilómetros más allá.


Había sido una suerte que Megan estuviera hablando con Sarah en aquel fatídico momento, pensó Colt mientras dejaban atrás las últimas casas del pueblo, sino hubiese sido así tal vez ahora su mujer estaría muerta. A pesar de que el hombre que conducía en silencio a su lado le aseguró que ella estaba bien, no pudo evitar imaginarla tirada en el suelo con el cuchillo clavado en el pecho, desangrándose y sola. Se removió inquieto en el asiento, apartando la horrible imagen de su cerebro.


Clavó la vista en Robert al ver que dejaba atrás el desvío que llevaba al siguiente pueblo y continuaba recto. Giró la cabeza viendo el cartel indicador como se alejaba cada vez más y se volvió hacia su acompañante.


—Al hospital se va por allí —indicó señalando hacia su espalda.

— ¿Y? —Bob le dedicó una rápida mirada antes de volver a clavar los ojos en la carretera—, ¿te encuentras mal?

—No, maldita sea —echó un vistazo hacia atrás nuevamente—, para.

Spencer sonrió al ver la cara de preocupación y frustración de Colt y apretó un poco más el acelerador.

— ¡Te he dicho que pares! —gritó exasperado.

—Relájate muchacho —puso los intermitentes y detuvo el coche en el arcén.

—Estoy relajado —masculló abriendo la portezuela—, sólo quiero ir a ese maldito hospital y puesto que al parecer no estás dispuesto a llevarme iré andando.

—Como quieras —declaró tamborileando los dedos sobre el volante—, si ese es tu deseo te llevaré, aunque pensé que a quien querías era ver a Megan.


Colt, que ya apoyaba una pierna en el suelo y se disponía a sacar la otra, se revolvió hacia el hombre que lo miraba con la diversión bailando en sus retinas. Bob se mordió el carrillo interior para evitar echarse a reír al contemplar la cara de estupefacción de su amigo y alzó una ceja interrogante al ver que no se decidía ni a salir ni a entrar del coche.


—Bueno —añadió impaciente—, entra de una vez y dime donde vamos, quedé con mi novia y llego con bastante retraso.

— ¿Dónde está? —preguntó acomodándose de nuevo en su sitio.

— ¿María? —salió de nuevo a la carretera.

—Megan.

—Ah —torció por un pequeño camino abierto entre los árboles y disminuyó la velocidad—, en la cabaña.

—En la… —crispó los dedos sobre la empuñadura de su bastón—, Dios debo estar volviéndome loco. ¿Cómo es posible si hace apenas unas horas se hirió con un cuchillo en el pecho?

-¿De qué demonios hablas? —Rió disimuladamente deteniendo de nuevo el coche al borde de la pequeña senda, pues a partir de ahí debían continuar andando—. Será mejor que te cuente una pequeña historia.


Cuando Robert Spencer acabó de hablar, el primer deseo de Colt fue golpearlo hasta que yaciera medio muerto en el suelo, luego sintió tal alivio que tuvo que agarrarse al techo del automóvil para no caer cuando las rodillas comenzaron a doblársele. Alzó la vista hacia los árboles que se elevaban majestuosos hacia el cielo y escudriñó entre ellos, sabía que desde donde estaba no podía verla, así que sin decir ni una sola palabra agarró su bastón y comenzó a descender por la ladera.


Se detuvo al llegar al final del camino y clavó la vista en la mujer que se balanceaba suavemente en el porche perdida en sus pensamientos y cuyo cabello mecido por la brisa vespertina le acariciaba el rostro. Dos figuras salieron de la casa y se acercaron a ella, pudo distinguir la melena rojiza de Nicky y también a María la novia mexicana de Spencer, un momento después Megan levantó los ojos del suelo y los fijó en él.


Quiso darse la vuelta cuando se puso en pie y descendió los dos escalones, quiso salir huyendo cuando la vio correr hacia él, pero fue incapaz de mover un solo músculo de su cuerpo. Y cuando Megan lo abrazó, cuando sus lágrimas mojaron su camisa no quiso más que encerrarla entre sus brazos y sentir su calor.


Robert pasó junto a la pareja que ni si quiera se percató de su presencia y llegó junto a las dos mujeres que observaban la escena sin parpadear. Deslizó una mano por la cintura de María y le dio un beso en la mejilla.


—Señoritas, es hora de irnos —murmuró echando una ojeada a Megan y Colt que continuaban abrazados.

—Tú lo sabías —espetó Nicky a la morena sin perder detalle—, eres una bruja sin corazón, mira que no decirme nada.

—Si no fueras tan bocazas —añadió María apoyando la cabeza sobre el hombro de su novio—. ¿No te parece romántico?

—Puajjjj —dijo Nicky dándose la vuelta—, ¿se quedará?


El hombre se encogió de hombros ante la pregunta, no tenía esa respuesta, pero esperaba sinceramente que Colt entrara en razón o que Megan tuviera la capacidad de convencerlo, sería una pena que dos personas que se amaban tanto vivieran separadas. Tirando de su prometida y con un gesto hacia Nicky los tres se alejaron hacia el otro automóvil discretamente.


No supo si fueron minutos u horas los que estuvo apoyada contra aquel duro pecho, rodeada por aquellos fuertes brazos y sintiendo esa calidez que tanto había añorado y tampoco le importaba seguir así durante el resto de su vida, pero recordó el bastón sobre el que él se apoyaba y supo que debía estar cansado de estar de pie. Se separó un poco de él y alzó la cara buscando sus negros ojos. Los mantenía cerrados y el gesto que duro que se dibujaba en sus labios hizo que lo soltara y diera un paso atrás. Quizá no había vuelto, pensó temerosa, estaba ahí pero tal vez no para quedarse.


Molesto con la separación abrió los ojos y se encontró con los de Megan, estos brillaban aún por las lágrimas y lo miraban llenos de preguntas de las cuales ni él mismo conocía las respuestas. Observó las diminutas pecas que salpicaban su nariz, las conocía todas, cada una de ellas y luego descendió hacia sus labios entreabiertos en los que se detuvo un instante antes de volver a verse reflejado en aquellos iris castaños llenos de dudas. Parpadeó y apartó la vista. Sintió la pequeña mano de su esposa sujetar la suya.


—Debes estar agotado —murmuró tirando de él—, vamos a sentarnos, te prepararé un café.


Recorrieron despacio los pocos metros que los separaban de la cabaña, una vez en el porche él se sentó en uno de los sillones de mimbre y estiró las piernas cuando ella se perdió en el interior de la vivienda. Mientras esperaba paseó la vista por aquella maravillosa tierra, el rumor del río le llegaba como música a sus oídos y recordó todo lo que había vivido y disfrutado allí. Volvió la mirada hacia la puerta cuando esta se abrió, Megan con esa sonrisa que le iluminaba el alma se acercaba con dos tazas en la mano.


Durante unos segundos y aprovechando que él no la veía se dedicó a observar al amor de su vida, había perdido algo de peso pero continuaba siendo el hombre más guapo que había visto nunca, con su cabello lacio cayendo por los hombros y la espalda. ¿Cómo podría convencerlo que se quedara a su lado? ¿Qué podría hacer o decir para que aquel terco se diera cuenta de cuanto lo amaba? Salió con los cafés y sonrió, él alargó el brazo para coger el suyo, pero los depositó encima de la mesa y se sentó en su regazo. Colt dio un respingo y ella temió haberle causado dolor.


— ¿Te hice daño? —preguntó preocupada haciendo amago de levantarse.

—No —apoyó una mano en su cintura deteniéndola—, me sorprendiste eso es todo.


Aquello no estaba bien, pensó Colt, no era justo para ninguno de los dos, debió darse la vuelta y largarse en cuanto Robert le contó la jugarreta que Sarah y él habían preparado.


Megan se percató del cambio que se produjo en él al verlo fruncir el ceño, elevó la mano hacia su rostro y acarició su pómulo ahora más marcado.


—Estás más delgado —susurró pasando el índice suavemente por la dorada piel.

—Tú estas preciosa —aseguró deslizando los nudillos por la mejilla.

—Me alegro tanto que hayas recapacitado —le echó las manos alrededor del cuello y se pegó a él—, me alegro tanto que hayas regresado.

—Megan —los párpados se bajaron involuntariamente cuando ella enredó los dedos en su cabello y su miembro palpitó al sentir sus pechos aplastados contra su torso.

—Te añoré tanto —murmuró bajito antes de recorrer con los labios la curtida mandíbula perfectamente rasurada.

—Espera —dijo con voz ronca cuando sintió como sus dientes se cerraban sobre el lóbulo de la oreja. —, tene…, tenemos que hablar.

—Lo sé.

—Para por favor —siseó al verla atacar su cuello sin vacilar—, no puedo pensar.

—No pienses —acunó su rostro entre las manos y fijó los ojos en su boca—, no hables, sólo bésame.


Megan bajó la cabeza sin darle tiempo a reaccionar y posó los labios sobre los de Colt, abrió los ojos al ver que no correspondía, que se mantenía quieto y se dejaba hacer. Había pensado que si lograba callarlo, anular sus pensamientos podría conseguir su meta. Separó la boca de la de su marido herida de muerte, él mantenía los párpados fuertemente cerrados y los labios fruncidos. Apoyó una mano en su pecho y notó como el corazón latía velozmente bajo la palma. La mantuvo allí unos segundos esperando que él la mirara, pero se limitó a permanecer inmóvil, como si mantuviera una lucha consigo mismo. Él ya ni siquiera la tocaba. Dolida por el nuevo rechazo se incorporó.

Continuará...

19 comentarios:

Mariola (presidenta del Club Colt forever. ¡Arriba ese machote! dijo...

Hola chicas aquí les dejo el capítulo de hoy, espero que les guste. Besos.

Hola Yrex (no me acostumbro a lo de Yelania), que bueno que hayas regresado, gracias por tus comentarios chica. Un besazo enorme.

Maribel dijo...

Noooooo.... no me digasaa qwwwue el chico se largara otra vez... no sé, que le ate a la pata de la cama... Hummmm, eso da que pensar...
Mariola.... que no se vaya...

Y por cierto... menos café, toma tila que la cafeina te altera la vena perversa.

Besos guapas.

Iris dijo...

Oju, que cabezota que es Colt, espero que en el siguiente reaccione y otra vez la agarre por la cintura y esta vez la de un buen meneo, jeje.
Pobre Megan con lo ilusionada que se puso cuando lo vio, y ahora me doy cuenta de lo que te preguntaba el otro día, el no escuchó lo que Megan hablaba con Nicky y María.

En fin que ya estoy deseando el siguiente.

Te cuento, desde ayer mi hija y yo, estamos con un virus de vómitos etc, hoy ya no vomitamos, pero esto te deja débil, así que las dos estamos en la cama. Me he traído el portatil a la cama y espero poder escribir algo para publicar esta tarde.

Gracias por preocuparte.

BESOS

Perséfoneluz dijo...

Como dijeron las chicas espero que Colt reaccione y se quede. Besotes.

ana dijo...

A SIDO SUPER CORTITO EL CAPI DE TODAS MANERAS YO NO VEO QUE SE VAYA A QUEDAR Y SI TE DIGO LA VERDAD YO LO HUBIESE MANDADO A LA MIERDA CUANDO APARECIO PORLA PUERTA Y QUE SE FUERA CON VIENTO FRESCO ASI POR LO MENOS ELLA TENDRIA OPORTUNIDAD DE EMPEZAR DE NUEVO Y OLVIDARLO TARDE O TEMPRANO OY TENGO LOS ANIMOS POR LOS SUELOS ASI QUE ME PONGO MAS PRACMATICA QUE DE COSTUMBRE BESOS

Sabry Sandal (Colt, maldito cerdo, deja de jugar con todas nosotras!) dijo...

Este imbécil me vio la cara de tonta por última vez, de verdad confiaba en él!! Pedazo de Pelotuu...

Te digo algo, Mariola, si vos no te encargas de conseguirle a Meg un nuevo galán que si le aprecie, yo misma me encargo de presentarle uno, jum!!

La verdad es que este tipo tiene el concepto de "amar" bastante retorcido, terco cretino...

Me voy con la adrenalina de dos capis, no se que sera de mi!!! Que no se me acerque nadieee!! jejeje

Besitos, nenas!

Ade dijo...

No sé como Robert aguantó tanto tiempo sin contarle que todo fue una mentirijilla, y sobre todo como no se le escapó una sonora carcajada cuando dejaron el desvío para ir al hospital atrás, porque menuda cara se le debió de poner a Colt de alucinado, aunque esta debió ser un poema al descubrir la verdad. Me hubiese gustado estar en el coche en ese momento.

Chicas, en concreto Ana y Sabry, deberíais de tomaros la tila que Maribel le aconsejó beber a Mariola, pero vosotras pinchada en vena, jeje.

¡¡Arriba MÍ Colti!!

Ana, espero que esos ánimos enseguida se levanten. Vamos, que tú puedes.

Sandra dijo...

Pero bueno que pasa con Colt? no lo entiendo de verdad. Primero la abraza delante de la cabaña, luego cuando estan sentados los dos en la silla de mimbre no la deja levantarse y la agarra de la cintura y ahora va el cretino de Colt y no le corresponde el beso a Megan? Colt eres un auténtico cretino y te mereces que Megan te de una patada en el culo y te deje por otro.

Se nota que este tio me ha vuelto a cabrear, verdad? Va tener que hacer algo muy pero que muy gordo en el siguiente capi para que Megan lo perdone por portarse otra vez como un cretino y no besarla.

Hasta el viernes esperaré el siguiente capitulo aunque me dan ganas de asesinarle antes.

Bonnie dijo...

Ade, definitivamente me tengo que poner la dia, ando como un poco perdida, por no decir del todo, jjajaja, me gusto mucho, pero como ya te dije antes me la tengo que leer entera y esta vez del tiron pues tu historia engancha.

Bonnie.

Maria dijo...

La pregunta de Megan de que podia hacer pa'convencerlo pa' q se quedara yo tengo una propuesta¿se las digo??

Le doy con un mamporro y toda esa testarudez y malaleche se le quitaba por ensalmo,q se los digo yo...pero nadaaa,Mariola,no me hace caso.....ahora siii,el muy zorro,si q esta dejando q su unica nuerona no piense cuando Megan le esta haciendo carantoñitas...sin embargo pa' mi q se ha vuelto de la acera de enfrente...no se....Dejamelo a mi y al mamporro q tengo al lado y te lo dejo tal y como nosotras lo conocimos¡¡¡¡ay q tiempos aquellos en q me parecia un protagonista perfeccto!!! q lejos quedo!!!

Un besito

Ade dijo...

Bonnie, como te puse en tu blog, esta estupenda historia es sólo de mi primi, ella es la causante de tenernos en vilo los martes y viernes.

Maria, te puedo asegurar que MÍ Colti no es de la acera de enfrente, así que aparta esos malos pensamientos de tu cabecita.

Sabry Sandal (Colt, maldito cerdo, deja de jugar con todas nosotras!) dijo...

Oye, Maria, no había pensado en esa, jejeje... Mmmmhhh, mataría por ver la cara de Mariola cuando lo lea, jojoooo!!

Hablando de todo un poco, Ade: Y a tí que te pasa con los adjetivos posesivos, eh? Tu Richie, Tu Colt... Mmmhhh, debes estar en la fase del mío-mío, salvo que para cuando te refieras a Rich, no acepto ningun posesivo a menos que sea Nuestro, eh? Faltaba más...

A propósito de el tilo, nada de eso para mí, mejor, como dijo Maribel, que sea para Mariola asi se le pasa esta fijación perversa que tiene con el sufrimiento ajeno. (Mala, mala, mala eres, laralala!!)

Citu dijo...

Otra vez Colt, no se decide que ya se ponga machito y pienese en alguien más. Sigue Mariola

laqua dijo...

Che, se cumplió nomás lo de capullo integral que una de las chicas había vaticinado...
Qué bárbaro, preséntenle a Meg el vecinito de enfrente!!
;)
Espero a ver qué se viene ahora.
¡Buena semana!

Vero (mex) dijo...

MMMMM...todavia no decido si aventar la pantalla o esperar el proximo capitulo , chicas pasando lista (esto empieza a gustarme jejeej)Besos..

C.K.S dijo...

Hola chicas!!
Me encanto su blog... yo recien estoy empezando con el mio pero bue, hago lo que puedo.
Las estare siguiendo... besos!

Ade dijo...

Sabry ¿tú has visto la película de Buscando a Nemo? Pues hazte a la idea de que soy como una de esas gaviotas: mío, mío, mío... Jajaja.
Fue uno de los muchos momentos en los que me reí a mandíbula batiente y eso que por aquel entonces no era tan posesiva, pero la culpa la tenéis vosotras por escribir sobre semejantes personajes masculinos.

Vero ¿verdad que esto de comentar engancha? Te lo digo yo que soy una comentarista nata

Mariola (presidenta del Club Colt forever. ¡Arriba ese machote! dijo...

Hola chicas, os juro que me estoy partiendo con vuestros comentarios.

Maribel, no soy perversa, ni mala ni nada parecido, soy un ángel del cielo todo corazón y bondad y el café no me afecta, todo eso lo soy por que nací así jajajaja.

Iris, Perséfoneluz Colt no es un terco, no es Tauro como Ade, simplemente está loquito de amor.

Ana espero que tus animos mejoren o me veo pidiendo asilo politico. Besos.

Sandra no te enfades mujer que no es bueno y dale un poco de tiempo al muchacho.

Sabry y Maria violencia no jajajaja, Dios como me reí lo juro. Colt de la acera de enfrente? Todavía estoy llorando. Colt puede ser muchas cosas, pero os aseguro que es puro macho, si lo sabré yo jajajaja. Besos. No puedo parar de reir.

Citu como dije antes todo a su tiempo.

Laqua jajajaja, los vecinitos son para Ade y para mí de uso exclusivo, pero bueno tal vez le presente al campeón.

Vero(mex), Viste si es que es cuestión de empezar y luego ya no puedes parar. Yo te aconsejaría que esperes un poco antes de aventar nada, dale una oportunidad a Colt si? Besos.

C.K.S bienvenida espero que te guste el blog y te diviertas con nuestras locuras, y si hubieses visto nuestros comienzos te reirias. En un ratito voy a conocer tu blog. Un besazo.

Ade acaparadora, suelta a Colt y al resto de protas de los otros blogs. Anda bonita tomate tu menta poleo y relajate si? Qué ultimamente estas tu muy defensora de mi chico jajajaja. Un beso primi querida.

Os mando besos y abrazos. El viernes más, mientras tanto diviertanse y no hagan nada que yo no haría (monito silbando).

Yrex dijo...

Pero Bueno, qué es esto Colt? No te amenacé con darte unos buenos golpes si seguías en tu fase idiota?

Megan, yo que tú lo mandaba al infierno de una vez y sin boleto de regreso, de verdad, este hombre es un completo imbécil..

Ay Marioly, como me haces sufrir eh? es que no es justo, en serio...

Besos

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você