martes, 1 de junio de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 4




Tan pronto llegaron al hospital Liana se dirigió al mostrador de recepción con él a su lado, era una suerte que pudiera caminar por su propio pie, por que hubiese sido incapaz de arrastrar esa mole humana hacia el interior del edificio. Una joven y amable enfermera, tomó sus datos con diligencia y como si ella no existiera pues ni tan siquiera la miró, tomó al hombre del brazo y le acompañó a una salita de espera sin dejar de sonreírle, bufó contrariada ante semejante desfachatez antes de encaminarse tras ellos.



Algunos de los presentes levantaron la cabeza y tras examinarlos continuaron a lo suyo, excepto un par de muchachitas que no parecían estar muy enfermas, pues las mejillas se les colorearon al fijarse en Aldair. A los pocos minutos, un médico, alto y calvo, apareció con unos folios en la mano y dijo a viva voz el nombre de su acompañante, bueno o al menos el que le había dado cuando todavía estaba en el suelo, se puso en pie y al ver que él no hacía lo mismo, le sujetó el antebrazo y tiró hacia arriba, recibiendo a cambio una torcida sonrisa.



—No se ría de mí, porque puedo aprovechar que estamos en el hospital para que le curen de otros golpes —masculló entre dientes.


—Jamás osaría reírme de vos —susurró divertido—, aunque tal vez debiera hacerlo si con ello me ponéis las manos encima.



Se tragó el insulto al oír al doctor carraspear para llamar su atención.

 
—Si tienen mucho para hablar puedo regresar más tarde a por el herido. — ¡No! —gritó Liana—, al herido lo examina usted ahora mismo.


Tironeando de un burlón Aldair se acercaron al facultativo que los miraba molesto, este se giró resoplando y lo acompañaron por un largo pasillo blanco e iluminado, al llegar a unas puertas con el letrero de "solo personal autorizado" se volvió hacia ella.


—Según este informe usted atropelló al señor, ¿es correcto?— sus pequeños ojos azules la examinaban con tal intensidad que asintió asustada—, ¿avisó a la policía?


—No, la verdad que sólo pensé en traerlo aquí —se defendió nerviosa, estaba a punto de meterse en un buen lío —podemos llamarla ahora si quiere, le aseguro que tengo los papeles en regla y un buen seguro en caso de accidente.


—Más tarde hablaremos de eso —comentó dedicándole una tranquilizadora sonrisa— ahora lo importante es ver si el caballero tiene alguna lesión, aunque parece estar bien es mejor no dejar ningún cabo suelto. Si es tan amable de esperar aquí fuera—, posó una mano en la espalda del hombre—. Acompáñeme.



En cuanto Liana se giró, Aldair hizo lo mismo pegándose a ella.

 
—Ella viene conmigo —aseguró enlazándola por la cintura.


—Lo siento señor —aclaró el galeno—, pero la señorita debe esperar fuera.


—Y eso es justo lo que haré —afirmó Liana intentando separarse—. Así que muévase y deje que le curen.

 
—Os he encontrado después de una larga espera y no pienso perderos.


-¿Qué larga espera ni qué leches? -respiró intentado calmarse o se veía gritando a pleno pulmón-. ¿No ves que el golpe te afectó? Prometo que estaré aquí cuando salgas.


— ¿Lo juráis?


—Sí, pesado, lo juro. Vete ya. —le empujó con las palmas en el pecho. Entrecerró los ojos al percibir los fuertes golpes del corazón.

 
Aldair desprendió el agarre con renuncia y sin despegar su inquisidora mirada de la de ella, siguió al hombre vestido de blanco a través de las puertas. Cuando estas se cerraron el temor se adueñó de él ¿y si al salir de ese extraño lugar ella ya no se hallaba ahí? Apartó ese mal pensamiento y observó el cuarto donde lo llevaron, de los muros blancos colgaban artefactos que nunca antes había visto y el penetrante olor le hizo arrugar la nariz. Todo aquello era muy raro, incluso su forma de hablar lo desconcertaba. Tras hacerle muchas preguntas, lo llevaron a una habitación oscura, lo tumbaron sobre un frío e incomodo lecho y le ordenaron que no se moviera, estuvo a punto de saltar cuando otro de esos aparatos se deslizó por encima de él y las ganas de levantarse y ponerse a dar puñetazos se apoderaron de él, pero al final acató la orden sin rechistar, esa y las que siguieron a continuación. Después lo condujeron de nuevo a la habitación más iluminada y robaron parte de su sangre con un artilugio que clavaron en su vena, tuvo que orinar en un pequeño bote y lo torturaron colocándole cosas en los oídos, luces frente a sus ojos que lo hicieron parpadear, palparon su cuerpo con las manos y con herramientas heladas... Deseaba escapar de aquellos hombres y mujeres que no cejaban en su empeño de molestarlo, pero ella le había dicho que tenían que curarlo, así que apretó los puños y aguantó estoicamente.

 
Liana paseaba arriba y abajo por el corredor, se sentó y volvió a levantarse inquieta. Joder en buen embrollo estaba metida y todo por juguetear con un maldito medallón. Miró el reloj, casi hora y media desde que se lo llevaron a hacerle pruebas y no le comunicaron nada. Mierda, ya se veía con la policía esposándola e interrogándola, en la cárcel, rodeada de viciosas y agresivas presas, donde, por supuesto, la única inocente sería ella, porque vamos a ver, ¿qué culpa tenía de que un loco se le hubiese cruzado de repente en medio de la carretera? Y encima seguro que estaba bien dopado. “No seas ilusa. Ese tío iba tan drogado como tú. Liana ¿por qué nunca te diste a la droga?”. Lo más probable es que le metiese una denuncia que la dejase seca para el resto de su vida, claro que aún le quedaba una oportunidad, podría salir por piernas y olvidarse todo, no había sido tan imbécil como para dar sus datos reales, al menos no todos.



Con paso decidido comenzó a caminar hacia la salida, al pasar junto a la máquina del café se detuvo, sacó unas monedas y las introdujo, apretó el botón y esperó hasta que el humeante líquido oscuro dejó de gotear, tomó el vaso de papel y miró hacia la puerta por donde el tío- bueno-pirado entró acompañado del medico, recordó la angustia en las verdes retinas y su promesa y supo que no se iría, que se mantendría allí el tiempo que hiciera falta hasta tener noticias, sean cuales fueran. “Tener conciencia es una puta estafa y encima sin posibilidad se firmar en ningún libro de reclamaciones para objetar” dejó escapar un imperceptible gruñido mientras se llevaba el vaso a los labios y daba un sorbo, hizo un mohín de disgusto, aquello estaba sencillamente asqueroso, fue hasta la papelera y lo tiró, ya estaba lo suficientemente nerviosa como para que además tuviera que preocuparse por correr al baño cada cinco minutos. Volvió a sentarse a esperar con paciencia el veredicto: cárcel o libertad.

 
Tres horas de espera después el macizo apareció con cara de pocos amigos y se sentó a su lado sin decir nada.



-¿Cómo te encuentras?-preguntó tocando su antebrazo, él le dirigió una mirada hostil y dejó escapar un estridente bufido, ningún otro sonido volvió a salir de sus enfurruñados labios.



Joder, el tío estaba como parar un tren, —o su coche por lo menos—, pero desde luego no era precisamente ni la simpatía personificada ni un gran conversador. Vale, si el muy borde no quería hablar pues que siguiera callado. El mismo doctor que lo atendió apareció unos minutos después portando algunas radiografías e informes. En cuanto lo vio se puso en pie y se dirigió hacia él.



—Señora, al parecer su amigo se encuentra perfectamente —comentó con voz seca— no hay lesiones, ni fracturas de ningún tipo, aparte de algunas rozaduras y magulladuras sin importancia.


—Gracias a Dios —suspiró aliviada.


—Aún así, sería conveniente mantenerlo bajo vigilancia durante unos días —aconsejó seriamente— hay algunas cosas que me preocupan, esa forma de hablar… tan… particular, pero no encontramos sustancias ilegales en su sangre ni en su orina.


— ¿Se quedará ingresado? —preguntó.


—Eso no será posible estamos desbordados, no hay camas libres y necesitamos todo el espacio disponible para casos realmente graves— el doctor la miró unos segundos, antes de fijar la vista en Aldair que permanecía sentado— lo mejor será que se encargue de su amigo usted misma.


— ¡¿Qué?!


—Ya me ha oído— le entregó los papeles— por cierto, no la denunciará.


—Pero yo no…— giró la cabeza para observar al hombre causante de sus problemas y que la contemplaba con la misma intensidad que cuando se lo llevaron— ¿y si se pone mal?


—Procure que no duerma demasiado y si hace o dice algo fuera de lugar vuelva a traerlo, ahora si me disculpa tengo mucho trabajo— tendió la palma abierta hacia ella en forma de saludo— en la recepción podrá recoger el parte de alta.


—Está bien— estrechó la mano— gracias por todo.


Liana se volvió hasta quedar frente a frente con aquel armario ropero que no dejaba de mirarla, bueno, en realidad lo que no perdía de vista era al medallón que colgaba de su cuello. ¿Qué iba a hacer con él?



—Vale, te voy a hacer algunas preguntas— dijo tratando de ser práctica— ¿Cómo te llamas? ¿Dónde vives? ¿Tienes familia que pueda hacerse cargo de ti?


-Aldair McRea— contestó sin apartar los ojos del rubí— vivo en las Tierras Altas y no tengo familia.


—No jodas— exclamó poniendo los brazos en jarras— al menos tendrás algún amigo con el que quedarte.


—Ya os dije que estoy solo— rezongó desprendiendo la mirada de la piedra y clavándola en ella— ¿acaso sois corta de entenderás?


—Mira capullo— enfurecida por su insulto le señaló con el dedo— estoy tratando de ayudarte, así que deja de comportarte como un ogro y piensa algún lugar donde pueda llevarte.


—Yo voy con vos— aseguró poniéndose en pie.


—Que te lo has creído— dio un paso atrás decidida a dejarle las cosas claras—. Yo vivo sola y pretendo que siga siendo así, te buscaré algún sitio donde quedarte.


—Me quedo con vos, me llamasteis, me trajisteis hasta aquí…


— ¿Ya vuelves otra vez con lo mismo? —no sabía si reír o llorar, sin duda el tipo estaba loco.— mira, no sé de que mierda hablas, pero te aseguro que no te había visto en mi vida.


—Sois hermosa mujer, aunque debéis controlar vuestra boca y mostrad más respeto hacia un hombre —alzó la mano hacia su mejilla.


—Mira guapetón— se separó de él— hablaré como me de la gana y no necesito que me adules, hace tiempo que soy inmune a los tíos buenos como tú así que deja el papel de machito arrogante o te juro que tendrán que ingresarte de la patada que daré a cierta parte de tu anatomía—, amenazó oteando dicho lugar.

 
Liana se colocó bien el bolso, alzó la barbilla y echó a andar por el pasillo. Él inmediatamente se puso a su lado y caminó en completo silencio. Sentía su mirada recorrerla una y otra vez, desde la cabeza a los pies, lo miró de soslayo y apresuró el paso.


Aldair estudió detenidamente a la mujer, era bonita a su manera, no poseía esa delicadeza de las hembras de su clan, ni el porte ni la elegancia de ninguna otra que hubiese conocido antes, sus vestimentas eran extrañas y si bien no mostraba casi nada de piel, era atrayente la forma en que se moldeaba a sus curvas femeninas. Tenía un carácter endemoniado y le placía como le gruñía y se enfrentaba a él sin miedo. Cerró los ojos un instante al salir del edificio cegado por la luz, ella se volvió hacia él con gesto adusto.

 
—Bien, ¿Dónde te llevo?— demandó sacando las llaves del bolso.


—Ya os dije que estoy solo— dijo exasperado –no conozco a nadie en este sitio que ni siquiera sé como se llama, aparte de a vos.


-Mira, como broma está bien, pero ya me estas cargando –estaba comenzando a enfadarse de veras –estas en Edimburgo.


— ¿Dùn Èideann? —miró a su alrededor, hacía mucho que no iba a ese lugar, pero no era ni parecido a como lo recordaba, las pequeñas cabañas de antaño eran ahora casas enormes y feas, los verdes prados apenas se vislumbraban, los bosques habían desaparecido y los caminos de tierra eran ahora más anchos y diferentes, llenos de caballos metálicos como el que ella tenía…— ¿esto es Edimburgo?


—Uff —Se quejó poniendo los ojos en blanco—, mira de verdad lo siento, pero no tengo tiempo de seguir aquí aguantando tus tonterías —jugueteó con el llavero— así que ha sido un placer conocerte, espero que te vaya bien y que tengas suerte, tal vez nos veamos algún día por ahí.


Antes de darle tiempo a replicar echó a correr entre los coches, esperando que aquel pirado no la siguiera. En cuanto llegó al suyo abrió la portezuela y se metió dentro cerrando los seguros. Respiró profundamente al comprobar que logró despistarle, tiró el bolso en el asiento del copiloto y apoyó la cabeza en el volante tratando de aplacar los nervios, de entender mínimamente que había ocurrido desde que decidió tomar aquel desvío. Llevó las manos a la nuca y se quitó el medallón, lo sostuvo frente a ella unos instantes, era una joya muy hermosa.



—Todo por tu culpa.

 
Apartó las retinas de la alhaja y giró la cabeza para observar al extraño que permanecía donde lo había dejado, tenía la vista clavada en su dirección y parecía totalmente desorientado, una punzada de pena y culpa la atravesó. “No seas tonta Liana, ese tipo podría ser un ladrón, un violador o incluso un asesino”. Sí, todo eso podía ser cierto, pero lo veía tan desvalido allí en medio de la acera con ese aire de perdido. “Eso ya no es asunto tuyo, así que lárgate a tu casa, toma un baño y relájate”.


De repente él dio un par de pasos al frente sin apartar la mirada de donde ella se encontraba. Con un resignado suspiro pues era imposible ganarle a su conciencia, arrancó el coche y se puso en marcha.

 
Durante un instante no supo como reaccionar ante la rápida huida de la muchacha, no estaba acostumbrado a aquella actitud por parte de las mujeres. Vio como ella corrió y se encerró en aquella cosa que llamaba "coche", se percató como se desprendía del colgante y lo contemplaba con embeleso antes de volver a encontrarse con sus negros iris, le agradó ver que no le apartaba la mirada. Le gustaba su valentía. Sin darse cuenta se puso a andar hacia ella. Cumpliría la promesa hecha a su padre, el medallón regresaría al clan. Se paralizó al ver que aquel artilugio del demonio se ponía en movimiento y dio un paso atrás sobresaltado cuando el caballo de metal se detuvo a su lado con un ruido ensordecedor, la joven bajó el cristal, asomó la cabeza por el hueco.

 
—Vale tú ganas, vendrás conmigo— exclamó Liana—, pero sólo un par de días, así que mueve el culo y sube de una vez.



No se hizo de rogar, rodeó el auto y tomó asiento, cerrando acto seguido. Estiró las piernas mientras ella —como la otra vez— se inclinaba por encima de él para ponerle la cincha sobre su tórax, cuando se incorporó le sonrió divertido al ver su rostro sonrojado.



—Mi nombre es Liana –apartó azorada la vista de aquellos labios que se curvaban de forma seductora —y te advierto, si tratas de lastimarme te arrepentirás toda tu vida.


—No temáis Liana —levantó la mano y acarició su mejilla con suavidad—no os causaré mal alguno.

 
Le dio un manotazo y puso el vehículo en marcha furiosa consigo misma. Como odiaba ser tan sensible, pero no pudo abandonarle como si fuera un trasto en medio de la calle, sólo esperaba que le hubiera dicho la verdad y no le hiciera daño. Desde luego si hubiera un premio a la estupidez ella lo ganaría y con ventaja, “and the winner is... ¡Liana!”. Apretó las manos sobre el volante y se incorporó al tráfico, en pocos minutos llegaría a su apartamento y metería a un desconocido en su casa, en su vida. Sólo le quedaba rezar y cargar con las consecuencias de su buena obra.








Continuará...

19 comentarios:

consuelo dijo...

Hola chicas tengo la impresión que éstos dos nos van a dar momentos divertidos.Un abrazo.

Iris dijo...

Que gracioso Aldi, "robaron parte de mi sangre", si que nos van a dar momentos divertidos. Me pareció muy divertido el reconocimiento, me torturaron poniendo cosas en mis oidos, el pobre estaba alucinado con todo aquello. Por un momento pensé que Liana, se iba a largar. Me imaginé a Aldair saltando en los techos de los coches para alcanzarla, pero ella tiene buen corazón, a mi también me dio penita cuando lo vio allí en medio solo, con cara de perdido, yo sin duda me lo llevaría a mi casa.

Espero el siguiente con ansias.

Un beso

Bonnie dijo...

Capitulazo amiga, estoy de acuerdo con Iris, me resulto muy divertida esa parte, aunque también sentí un poco de pena.
Se que nos depara grandes momentos estos dos y que la historia a medida que avance nos dará nuevas sorpresas.

Como ya imaginareis, ansió el siguiente, hasta entonces...besitos.
Bonnie

Maria dijo...

Hasta yo misma me asombro de lo bien q voy a comentar.....Me encanta ese caracter de Liana,no se deja amedrentar por esa pared con nombre de Di...digo de Aldair.....ayyy y parecia q lo estaba viendo por un agujerito cuando lo examinaron,lo tocaron(quien pudiera ser enfermera ainsss)lo pincharon y la carita q tenia cuando vio a Liana introducirse en el coche,parecia q lo estaba viendo,su cara como un niño al q le quitaron un juquete o a un animalito abandonado......pq Liana se dio cuenta,pq si no.....1,2,3,4,5,6.......
Bueno a q me porto bien?....(sonrisa angelical)

Sandra dijo...

coincidi con Iris la parte del reconociemiento ha sido divertida. Ya estoy deseando saber que va a pasar cuando lleguen al apartamento....

Sabry Sandal dijo...

Mirá como se han invertido los roles!

Nos tienen acostumbradas a que sus protas sean, al principio, unos brutos ariscos... Pero Liana, la chica tiene caracter!

Cuando le indica que mueva el culo y suba al auto, jajaj, me morí de risa!

Y Aldair, tan desorientado y bello, arrrgghhh, me lo comería a besos, muahahaha!!

Cariñitos!

Citu dijo...

Con un chico como aldair quien no hace una buena obra, pobrecito tan perdido que se halla sigan chicas

Andy dijo...

Yo no se que le pasa a Liana... Me dicen que me lo lleve a casa y no pregunto lo agarro y no lo suelto hasta que lo tengo bien atadito a la pata de la cama jeje. Exelente capitulo chicas...

Johan dijo...

Y que consecuencias!! estoy segura que al final de todo mas las disfrutara que las evitara!.
Lo se, lo se T-T, por fin aparesco, despues de darles bote durante cuantos meses con mi amado aldair y cuando por fin comienza la historia voy y las defraudo sin un misero comentario!, pero juro y re juro que no fue mi culpa!!! si no de los benditos cerberus del infierno que me dejan agotada y solo con ganas de poner la cabeza en la almohada al fin del dia y soñar con un mundo de aldair's, jooo eso si que seria un GRAN sueño XD
Bien ahora preparadas que comentare todo lo que no he podido comentar, primero que todo, LA AMOOOOO, Juro que esta sera por ever ever mi sokalynovela PREFERIDA!!! y ade, eres una bruja congratulada, tal y como predijiste, me encanto liana, por fin una chica marimacho!! que se enfrenta y alza la barbilla! la apoyare al 100% queda con toda mi aprobacion, si es con ella, se que mi aldair quedara en buenas esposas y con la soga bien cortita cortita XD, sin contar con que me encantan esas fracesitas que se manda la chica: - "Por favor, que no le haya pasado nada, prometo no comer más chocolate, pero por favor..., que esté vivo." ó -“Tener conciencia es una puta estafa y encima sin posibilidad se firmar en ningún libro de reclamaciones para objetar”, jajaja! ya me imagino en la de lios y confusiones en que metera a aldi!!! y todas las plantadas que le dara, eso si que quiero verlo, rayos ya me estoy poniendo maquievalica, pero es que vamos! que con chicas como estas se tiene buen y arto material para risa! XD
Por otra parte aldi, ufff pobre pequeñin, con lo mucho que ha de haber sufrido, mariola siempre poniendo en jacke y malos pasares a todos nuestros machotes!! estoy segura que fue idea de ella!! aun me queda grabada en la mente algunas escenas de Ahora y Siempre, pobres chicos >.<
Pero lo que sin duda mas mas me sorprendio, es en la epoca en que ambientaron la historia, esa carta se la tenian bien guardada he brujillas??! pero que va, me encanto, y de paso el cambio de epoca tambien me revela todos los misterios de los viejos brujos, pero aun sigo sin entender por completo el bendito medallon, uff, que impaciencia.
jeje mejor me despido, estoy con la adrelanina a mil por las milonda de tazas de cafe y solo meto la mata cuando abro al boca.
Y por ultimo queridas, miles de perdones!! pero espero y comprendan que no siempre hay tiempo de comentar, pero tengan por seguro que siempre las apoyare!!, seran siempre siempre mis primeras escritoras preferidas! y que tarde o no igual llegare a aburrirlas con mi insensateces.

Besotes a ambos marily y ade! sigan asi y no me hagan sufrir a mi niño!! y no le hagan tanto honor a su apodo y nos dejen tan intrigadas!

Vero (mex) dijo...

JAJAJAJA hoy si me hicieron reir de mas esta historia esta muy buena y apenas esta comenzando...apoyo a Liana jajaja este personaje se las lleva de todas...pasando lista chicas un beso

Ani dijo...

jaja q bien!! ahora empieza lo bueno!!! espero el próximo capitulo con impaciencia, ahora que ya me he puesto al día será mejor ^^
bss

Tinkerbell dijo...

jajaja me encanto que carácter tiene la chica y pobre Aldair no sabe donde esta y le torturaron y aguanto como un tiarron me encanto el viernes estoy aquí como un clavo prometido.
besos

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Estoy de acuerdo que Aldair es un tiarrón, bueno, es más que eso, es un Dios, porque es aparecer y como que ves la luz jeje.

Como me alegro que os esté gustando y que os riáis con los toques de humor que decidimos meter en esta historia, por lo menos nosotras soltamos unas buenas carcajadas al escribirlas.

El viernes está ya al caer así que vamos a ver que pasa entonces.

Gracias de corazón por vuestras palabras.

~Ade~

pepis dijo...

hello chicas estaba desesperada pues no podia leer la historia OMG! pero ya tengo internet nuevamente. el cap. estuvo genial , me he reido mucho . esa Liana se las trae ,ojala que no abuse mucho del pobre de Aldhair jiji ,que es una chuleria de hombre .oh me dejo embobecida con su carita de no me dejes solito ... ya me lo imagino........ ay pobrecitooooo.
espero el otro cap. con ansias ,se lucieron de bien con este comienzo de la historia lo que viene creo que va ha estar cheverisimo se me cuidan besitos.

Ade dijo...

Tu también te me cuidas mucho Pepi.
Qué mal lo pasa una sin internet ¿verdad? Yo llevaba 1 mes jodia con la conexión, iba y venía, pero parece ser que se resolvió el problema.

Mariola dijo...

Hola chicas que bueno que les va gustando el comienzo de esta nueva historia, como dije a algunas que me preguntaron ya vieron que Liana no tiene nada que ver con Brianna esta chica es más independiente no?

Bueno como Ade ya dijo todo, pues agradecerles otra vez sus comentarios y ojala sigan disfrutando de Conquistado por un sueño. Se me cuidan, besos.

PD: Primi que bien te expresas jajajaja.

krlitalabeba dijo...

BUENOO CHICAS AKI ACABO DE LEER EL CAPITULO SIRRY Q LPO LEI TARDE PERO COMO SABEN ESTOY OCUPADISIMAAA

Y ESTE CAPITULOOO ME HIZO REIR LLORE DE LA RISAA xD

AMO EL CARACTER DE LIANA Y DIOSSS BABIADA COMPLETAMENTE POR Aldhair LA VERDAD Q YA ESTOY FLECHADA CON ESTA HISTORIA ME GUSTAAA AHORA Q VENGA D ELA UNI LEO EL Q PUSIERON HOY Y PROMETO NO TARDARME TANTOOO =)



SE LES KIERE CHISCAS GRACIAS POR AVISARME Y COMPARTIR SU HISTORIA =)

Ade dijo...

Con lo ocupada que estás en la universidad y siempre tienes un ratito para pasarte por aquí.

Esto no lo olvidaremos.

Besos

~Ade~

Lea dijo...

me ha gustado mucho el capitulo! y me da la sensacion de que la relacion de Liana y Aldair va a ser muy divertida. Sobre todo teneiendo en cuenta sus diferentes culturas.

El viene de una en la que las mujeres obedecen y ella es totalmente opuesta a eso. XD

Me encanta!

Muaks

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você