martes, 17 de noviembre de 2009

CONQUISTADO POR LA PASIÓN (CAPÍTULO 10)




Niall abrió los ojos lentamente mientras se estiraba completamente relajado. Por un segundo se sintió desorientado, hasta que se giró y vio la espléndida melena roja de su esposa desparramada en la almohada. "Brianna" pensó, se puso de lado y acarició su hermoso pelo, siempre se sorprendía de su suavidad y de que el fuego que desprendía no le quemase los dedos. Apartó el cabello para besar los pequeños rizos que se formaban en su nuca, entre tanto, la excitación lo iba invadiendo hasta tal punto que su miembro ya estaba completamente erecto. Yacer con ella no sólo había resultado una experiencia realmente placentera, sino gratamente sorprendente, jamás hubiese imaginado que su pequeña esposa guardara tanta pasión en su interior. Cuando confió en él y se entregó al placer, lo arrastró por un mundo desconocido haciéndole sentir algo tan nuevo que llegó a abrumarlo.

Pasó el brazo por su cintura acercando sus nalgas a su hinchada verga, comenzó restregarse contra ella, de sus labios salió un ronco gemido. Había perdido la cuenta de las veces que juntos alcanzaron la cima. Al recordarla montándolo jadeante, con el rostro sonrosado por el éxtasis, su pene palpitó, no lo dudó un instante, tenía que poseerla, hacerla suya una vez más.
Descendió la mano por su vientre hasta llegar a su monte de Venus, separó sus rizos y buscó entre los pliegues su clítoris encontrándola mojada, sonrió con malicia, lo frotó y tiró suavemente de él, provocando que ella soltara un pequeño jadeo.

Su cuerpo estaba derritiéndose bajo un fuego abrasador y sólo podía moverse para acercarse cada vez más a ese calor que la devoraba. Despertó bruscamente con un grito en su garganta, para descubrir que lo que estaba haciendo arder su cuerpo, eran los largos y hábiles dedos de su esposo.
Se acercó más a él, retorciéndose de placer.

-Me place que despertéis ansiosa de las caricias de vuestro esposo -dijo con un tono burlón, ella le respondió ondulando sus caderas para conseguir más fricción, él aumentó la presión del movimiento sobre su trémula carne. No pudo reprimir una sonrisa de satisfacción cuando la oyó lanzar un fuerte gemido.

Niall introdujo dos dedos en su abrasadora humedad y comenzó a sacarlos y a meterlos lentamente, las caderas de Brianna se mecieron sensualmente y sus nalgas se frotaron contra él con desesperación, apenas podía respirar loca de deseo por sentirlo en su interior.

-Niall, por... favor -le suplicó con un hilo de voz.

Oírle pronunciar su nombre, con la voz quebrada por el placer, le provocó un fuerte estremecimiento. Quería volver oírselo decir.

-Repetidlo -susurró aumentando el ritmo de sus dedos-, decid mi nombre de nuevo.
-Niall...Niall... -musitó casi al borde del orgasmo.

Cogió su pierna y la alzó, doblándosela con cuidado por encima de su cintura, dejándola abierta para él, agarró su miembro y lo dirigió a su resbaladiza hendidura, empujó con fuerza y comenzó a embestirla salvajemente, entraba y salía de ella rápidamente, estaba fuera de sí.
Brianna se agarró a las sábanas mientras la llenaba una y otra vez,llevándole a la cúspide del mundo con sus envites profundos.

Cogió su barbilla haciéndole girar la cabeza, capturando con la boca sus gritos de pasión y besándola con voracidad, deslizó los dedos por su cuello, su pulso latía alocadamente, bajó a la tersa curva de su pecho y le frotó el pezón con el dedo índice y el pulgar, hasta dejarlo duro y erecto.
Brianna se convulsionó gritando su nombre y él, con un fuerte gemido, empujando con embestidas cortas y rápidas, se derramó en su interior. Volvió a besarla de nuevo, atrapando su lengua y sus labios.

Su orgullosa esposa al fin había sucumbido a su dueño y señor. Brianna era suya.
Se separó de ella satisfecho, salió de la cama, tomó su ropa y se vistió, sin dedicarle una mirada fue hasta la puerta decidido a irse sin más, antes de salir, volteó la cabeza, Brianna lo observaba, en sus grandes ojos aún brillaban los restos de la pasión vivida. Le sonrió y ella le recompensó con una dulce mirada. Tuvo que hacer un gran esfuerzo para salir, le hubiese gustado quedarse en aquella cama, pero era el Laird y tenía otras obligaciones que atender.

Apenas él hubo salido, Brianna se estiró en el lecho, una amplia sonrisa se dibujaba en su rostro, era completamente feliz, le temblaba el cuerpo por las sensaciones que su esposo le hizo sentir, el hombre frío y arrogante se convirtió en uno dulce y tierno, incluso se preocupó de no hacerle daño en la espalda, recordó las posturas en que habían hecho el amor y se sonrojó. Apartó las pieles y se levantó, las rodillas se le doblaron cayendo de nuevo en la cama, se incorporó. Sentía un leve escozor entre las piernas, así que caminó hasta la jofaina y humedeció un paño en el agua fresca para aliviarse. Desvió la mirada hacia el revuelto lecho, trataría de no pensar en lo que había ocurrido entre aquellas sábanas o pasaría el resto del día sonrojada, aunque estaba segura que su cabeza la torturaría durante horas, con los retazos de la pasión que su vigoroso esposo le había procurado.


Niall fue en busca de su amigo, Aldair llegó al castillo con el fin de tratar un asunto con él, y de eso hacía horas. Al no encontrarle en sus aposentos se dirigió al salón, y allí estaba, hablando con Muriel. No se atrevió a mirar a la cara a la mujer que le sonreía con adoración, sintió una punzada de culpa por haberla traicionado, pero por mucho que la amase, estaba seguro que volvería a ir al lecho de Brianna. No sabía si era el hechizo de su melena o el embrujo de su pasión lo que le había fascinado, sus labios se curvaron hacia arriba recordando todos y cada uno de sus encantos, estaba deseando tenerlos de nuevo entre las manos.

-Vaya, al fin aparecéis -dijo su amigo con una sonrisa burlona-, os habéis perdido una magnífica comida, y un poco más, y hubiese ocurrido lo mismo con la cena.

Niall le fulminó con la mirada instándolo a mantener la boca cerrada, provocando que Aldair soltase una risa mal disimulada en forma de tos. Ignorándole se acercó a Muriel y se sentó a su lado.

-¿Por casualidad habéis visto a vuestra esposa?, al parecer ella también perdió el apetito -le preguntó mordiéndose los labios para evitar reírse al verle fruncir el ceño, estaba disfrutando de lo lindo poniendo en apuros a su amigo, aunque por la iracunda mirada que acababa de lanzarle, era más prudente callarse o sería hombre muerto. La mirada que Muriel les dedicó antes de agachar la cabeza para seguir con sus bordados, no le gustó, tal vez por el angustioso y extraño brillo que se reflejaba en ellos.
-No, no la he visto -mintió con los dientes apretados y con una voz que prometía venganza-. Creí que habíais venido para tratar un asunto conmigo, no a preocuparos por mis comidas.
-En efecto, eso es lo que me trajo hasta aquí, pero sois mi amigo y me preocupo por vuestra salud -replicó poniéndose de pie-. Quizá debamos salir fuera a que nos de el aire, por lo menos a vos parece que os hace falta-, se despidió de Muriel con un breve gesto de la cabeza y echó a andar-, tantas horas encerrado... -, no pudo evitar decir esto último en voz muy baja.

Niall le dio un fugaz beso en la mejilla a Muriel y salió detrás de Aldair, agradecido por el silencio de ella durante toda la conversación, porque no sabía que le iba a decir, aunque estaba seguro que le preguntaría por qué no había aparecido a la hora al almuerzo.

-Os he oído -dijo dándole un puñetazo en el hombro cuando se puso a su altura, lo que hizo perder el pie a Aldair, pero no logró hacerle caer, para fastidio de Niall.

Tan pronto quedaron a solas, todo atisbo de humor desapareció del rostro de Aldair. Niall se percató de ello y supo que lo que había llevado a su amigo hasta sus tierras era algo muy importante, se sentó y esperó a que le dijera el motivo de su visita, pero éste se limitó a darle la espalda.

-¿Qué sucede? -comentó Niall-, por lo que refleja vuestro rostro no creo que vuestra llegada se deba a pura cortesía.
-No -Aldair se volvió hacia él-, me alegro de veros, pero...
-¿Pero? -Niall alzó la ceja a la espera de que continuase.
-Ha desaparecido el medallón de mi familia -miró fijamente a su amigo.
-¿El medallón? -Niall se puso en pie de un salto-, ¿lo perdisteis?
-Lo robaron -se pasó las manos por el pelo-, por eso estoy aquí.
-No os entiendo -los azules ojos del Lobo se clavaron en él.
-Alguien vio salir a una persona vestida con vuestros colores de mis dominios, el mismo día que desapareció el medallón -ambos hombres se estudiaron.
-Maldita sea Aldair -gritó cerrando los puños-, no hemos hecho incursiones desde hace meses y jamás se me ocurriría...
-Lo sé -murmuró-, no os acuso de nada, sois mi amigo y no pongo en duda ni vuestra amistad ni vuestra lealtad, pero tal vez haya un ladrón entre los vuestros. Conocéis la importancia de ese medallón para los McRea, no es sólo por su valor, sino por lo que esconde en él.
-Si, lo sé -contestó preocupado-, lo sé.
-Bien -Aldair dio un paso al frente y agarró los hombros de Niall-, sólo os pido que me dejéis buscarlo, os juro que si encuentro al culpable entre los vuestros os lo entregaré para que hagáis justicia con él, a mi sólo me interesa encontrar y poner a salvo el medallón.
-Contad con ello -le agarró por los antebrazos-. Disponed de todo lo que necesitéis y permaneced en mi casa el tiempo que consideréis oportuno.
-Os lo agradezco -se fundieron en un abrazo sellando su amistad.

11 comentarios:

bitter sweet simphony dijo...

chupate esa, muriel jajajja

no me tinca nada la desapariciñón de ese medallón...
será que aquello será usado en contra de Bri... pobre Bri, nada se le hará fácil

u.u

gracias, sokie, por subir este capi emprano...
besitos mil

amami dijo...

¿no lo dejareis que se salga con la suya?.
le daries su merecido por los cuernos de la semanas anteriores.
Que se trague el orgullo.
por favor.
muy hombres pero para nosotras...
amami

Maria dijo...

uhmmmmm,y ahora èsto...uhmmmmm,no se pq pero no me pinta nada bien pa'Brianna,la q esta metida en el ajo va a ser la mossquita muerta de la zorra de Muriel,pero seguro eh.......

Opino lo mismo q bitter,¡¡¡gracias!!! por este capitulo tan seguidito del otro.

Un besote a las dos

MARIBEL dijo...

Ahora tenemos un misterioso robo...
Hummm.¿Sera que han intentado provocar un enfrentamiento entre los dos amigos?
Yo ya sé quien lo hizo... el mayordomo de Niall, que es padre de Muriel y hermano de Liam y estan tramando un complot para quedarse con todas las tierras del Laird y del otro... jajaja Creo que me han metido demasiadas corrientes electricas en rehabilitacion...

Besos guapas...

Ade dijo...

-Firiel, intento cumplir siempre mis promesas, sobre todo cuando es tan fácil como esta, y más cuando libro, el jueves prepárate, que estará sobre la misma hora, espero.

-Amami, así que quieres que le demos su merecido y le hagamos tragar su orgullo, pues nada, no hay problema, Mariola ya sabes, nos tendremos que vestir de cuero y sacar el látigo para darle un escarmiento.

-Maria, hay que ver, la has tomado con Muriel, pero ¿qué te hizo la pobre?, con lo buena gente que es...

-Maribel, se han dado cuenta (por fin) de que estás mal de la cabeza y te están dando corriente eléctrica, la pena es que te está afectando negativamente, ahora ves culpables por todos lados, jajaja.

Gracias chicas por comentar, sois la caña.

Mariola dijo...

Primero y como siempre gracias por comentar.

No sé por que le teneis esa mania a mi pobre Niall, en fin, y a Muriel? no os entiendo.

Me encanta como os meteis en la historia y haceis esas suposiciones jajaja, Dios y luego nosotras somos las pervers, que mala fama o no? a saber.

Maribel te encuentras bien? jajajaja, Dios la que liaste en un momento, para mí que las corrientes no te las estan dando bien, pregunta jajaja.

Dios Ade, que bueno lo del cuero y el latigo, me muero de la risa, pero si hay que ponerse en ese plan se pone una, faltaría más todo lo que haga falta para una buena causa, aunque claro adornando la situación.

Gracias de nuevo chicas se os quiere. Besos.

Úrsula Doralius dijo...

Hola!

Haciendo caso a Yrex me he metido al blog para leer sus historias y me ha encantado... ahora se por que Yrex están tan enojada con Niall y tan enamorada de Aldair jajaja, lo bueno es que no la dejan que se quede con ninguno, que si la dejaran seguro que quería entonces poseer a todos.

Bueno, me hago ya seguidora de ustedes, me gusta mucho como escriben y espero que prontito pueda poner a leer lo demás que han subido, aunque ya Yrex me advirtió que uno de los chicos de la primera historia es suyo, aunque no recuerdo cual es... en fin, felicidades por la historia es genial.

mara dijo...

PUF!! Estoy muerta de sueño.........
Solo comentar que El cenutrio va ha
tener a Briana cómo un pasatiempo ja!
no se lo cree ni él.Veras cuando Bri se entere que niega estar con ella de lante de Muriel ¬¬ con el carazter que tiene Brihana ^_^

No creo que Muriel tenga nada que ver con la desaparición del medallón.
Que fijación tiene Maria con Muriel ja ja jaja .

Bueno chicas buenas noches.Me voy hacer nonas. XOXO

Maria dijo...

como?????????ustedes ven buena gente a Muriel jajajjajajajajajjajaja...............pero si es una grandisima pecora y zorra,...uffff,como me la cambien y me la pongan como un lindo angel,me tragare mis palabras,pero si al final tengo razon.....ahhhh lo ufano se me subira a la cabeza jajajjajaja


Un besote chicas y felicidades por esas 5000 visitas,se las merecen!!!

mara dijo...

Maria es un palpito que tengo ja ja ja ja .....Pero con estas dos...... vete tu a saber si no soy yo la que tengo que rectficar .Pero me dá que Muriel es victima no verdugo. Un beso wapa.

Ade dijo...

Que poquito os falta para saber quien de vosotras tiene razón.
Estad atentas y lo sabréis en breve.

mara, por Dios, acuéstate pronto, que luego nos escuencen los ajos.

Maria, gracias por las felicitaciones.

Úrsula, un placer tenerte aquí, me alegro que te haya gustado.

Miles de besos para todas.

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você