martes, 24 de noviembre de 2009

CONQUISTADO POR LA PASIÓN (CAPÍTULO13)



Semanas después

Aldair observó a Brianna pasear entre sus hierbas aromáticas, la vio inclinarse, arrancar una rama de romero y llevársela a la nariz para oler su intenso perfume, con los ojos cerrados, cuando los abrió, creyó captar algo de alegría en ellos, pero no podría asegurarlo. De un tiempo atrás, no había vuelto a oír su cantarina risa, y las pocas veces que lograba arrancarle una sonrisa, esta nunca llegaba a sus preciosos ojos ahora siempre tristes.
Su amigo era un necio, trató de hablar con él, pero lo único que conseguía era gruñidos y miradas asesinas. Él ya había empezado con su plan, y sabía que tarde o temprano causaría el efecto que esperaba.

Brianna contempló con cariño su pequeño huerto, lo encontró gracias a Margaret que se lo mostró nada más saber que ella sabía curar. Le contó que perteneció a la madre de su esposo, al parecer la señora conocía el poder de las plantas curativas, pero desde su muerte, nadie se encargó de cuidarlo. Aún a la advertencia de la sirvienta del estado de abandono en que se encontraba cuando lo vio por primera vez, dudó que pudiese conseguir algo de ahí, las malas hierbas crecían a su antojo atrapando entre sus ramas y raíces a las plantas útiles, no se desanimó ante el trabajo que le esperaba, con tesón, ilusión y amor logró sacarlo adelante. Aquella maraña de arbustos salvajes, se convirtió en un maravilloso y milagroso huerto. Observó los romeros, las lavandas, camomilas, salvia… sonrió satisfecha y orgullosa.

Había plantado más hierbas, en poco tiempo podría hacer sus propias medicinas y guardarlas junto a las que ya tenía para ayudar a su gente. Dejó de andar, "su gente" pensó con tristeza, ya no lo eran, dejaron de serlo ese fatídico día. Sólo Margaret y el niño que libró del castigo, seguían tratándola como siempre. Suspiró. Nadie la molestaba, sencillamente la ignoraban, no como su esposo que la vigilaba, consiguiendo a veces ponerla nerviosa y otras hacerla arder, sobre todo cuando recorría con ojos hambrientos su cuerpo, era entonces cuando temía y a la vez deseaba que él la buscase, pero nunca volvió a hacerlo desde aquel aciago día. Se giró al oír unos pasos tras ella.

-Buenos días, Brianna -dijo Aldair sonriendo- ¿cuándo lograré que me hagáis una de vuestras pócimas?
- No son pócimas señor -jugueteó con la ramita de romero, antes de guardarla en su cesto-, son remedios.
-Disculpad mi ignorancia -ensanchó su sonrisa-. ¿Cuándo conseguiré que me preparéis uno de vuestros remedios?
-No sabía que los necesitarais, ¿sufrís alguna dolencia? -preguntó preocupada.
-No es a mí a quien le duele el corazón - respondió con gesto serio.
-Para eso no hay remedio alguno -dijo con un tono seco mientras le daba la espalda y echaba de nuevo a andar- además, no se puede curar un corazón que no está herido.
-¿Acaso el vuestro no está roto? -se acercó un poco.
-Hace un hermoso día -contestó evitando responder, no deseaba hablar de eso con el ni con nadie.
-Muy bien, tema zanjado -dijo poniéndose a su altura-. Decidme, ¿habéis desayunado?
-No, ¿por qué lo preguntáis?- lo miró de reojo.
-Porque yo tampoco lo hice y sería un placer que me honrarais con vuestra presencia –explicó guiñándole un ojo.

Brianna sonrió, asintió y le tomó el brazo. Le gustaba mucho ese hombre, siempre de buen humor, tenía que reconocer que era muy amable preocupándose porque se sintiera mejor. Desde aquel día que la besó se comportó con gentileza, en él encontró un buen amigo con el que se sentía relajada.

-Muy bien, si es lo que queréis.
-Vayamos pues -cogió el cesto de las hierbas y caminaron hacia el castillo.


Niall entrenaba con sus hombres en el patio, cuando una llamarada brillante le hizo perder la concentración, cayendo al suelo con la punta de una espada sobre su pecho.

-¿Estáis bien?, ¿que os pasó?, ¿que ocurrió? -preguntaron varias voces a la vez.

Alzó la vista y se encontró las sorprendidas caras de sus hombres mirándole con los ojos muy abiertos, era la primera vez conseguían hacerlo morder el polvo, no era de extrañar ver el asombro dibujado en sus rostros. Se levantó renegando, rechazando la mano que le habían ofrecido como ayuda. Volteó la cabeza, para ver como la pareja que le hizo perder la concentración, caminaba en dirección al castillo. Brianna miraba a Aldair con una sonrisa en los labios, mientras este la guiaba, con una mano apoyada en su cintura. No pudo evitar que una extraña comezón se instalara en su estómago, retorciéndose, rechinó los dientes y apretó los puños mientras los veía perderse en el interior del castillo. ¿por qué cada vez que veía a Brianna la encontraba junto a su amigo?, ¿por qué Aldair la estaba tocando y ella se dejaba tocar?, ¿qué le iba susurrando tan cerca o acaso la estaba besando? Un terrible pensamiento obnubiló su mente, Aldair y Brianna eran amantes. ¡No!, eso era completamente imposible, tal vez su coqueta esposa..., aunque Aldair ya se mostró una vez impresionado por ella, incluso se atrevió a besarla, él era su amigo, no traicionaría sus años de amistad de ese modo ¿o sí? ¡Malditos fueran ambos!

-¿Seguimos el entrenamiento señor o lo dejamos por hoy? –preguntó alguien.

Tenía la garganta cerrada, los nudillos blancos por la fuerza con la que apretaba la empuñadura de su espada y dentro del pecho que subía y bajaba el corazón galopaba sin control alguno. Tuvo que hacer un gran esfuerzo para hablar.

-Moveos, dejad de comportaos como mujeres asustadas por que me hayáis hecho caer, seguiremos luchando –necesitaba descargar la rabia y mejor pelear con sus hombres, que entrar al castillo y matarlos a los dos, porque eso es lo que haría si se acercaba a ellos ahora.


Aldair se regocijó mientras conducía a Brianna a través del salón.
Vio a su amigo caer cuando los vio juntos, tuvo que hacer un esfuerzo enorme para no echarse a reír, si que debía estar trastornado, porque Niall era implacable incluso en los entrenamientos y nunca perdía una lucha. De reojo, observó que no les quitaba la vista de encima, bien, era el momento perfecto, antes de atravesar la gran puerta del castillo, puso su mano en la cintura de Brianna y se acercó para decirle algo al oído.
¡Señor! Como estaba disfrutando.

Muriel bajaba las escaleras al oír las voces de Aldair y Brianna se escondió entre las sombras para ver sin ser vista. Últimamente se los veía mucho juntos, pero hoy era la primera vez que les veía tan cerca uno del otro. Al parecer no tendría que luchar por Niall, la zorrita había encontrado quien calentara sus noches, una sonrisa triunfal apareció en su rostro, al salir al exterior en busca de su amante. Le buscó entre todos los hombres allí reunidos, mientras seguía andando sin dejar de sonreír, ahí estaba, luchando como todas las mañanas. Se veía espléndido, su torso brillaba por el sudor, sus músculos se tensaban por el esfuerzo, deseó recorrer esa fuerte espalda con sus manos y pasar la lengua por su columna, que la abrazará con aquellos formidables brazos mientras se enterraba en ella…, siguió fantaseando hasta que en uno de sus giros le vio la cara, su rostro estaba transformado, además de la furia que se reflejaba en él, había algo distinto..., sus ojos, eso era, habían cambiado de color, pero ¿Qué sería lo que los hacía lucir violetas? Lo averiguaría, esa misma noche, después de hacer realidad su fantasía. Continuó deleitándose con el perfecto cuerpo de su hombre un rato, antes de darse la vuelta y marcharse.


Niall se bañó en el río, tanto para quitarse el sudor como para despejarle la mente, que no dejaba de atosigarle con continuas imágenes de Aldair y su esposa abandonados al placer, se le estaba levantando un horrible dolor de cabeza, pero no podía hacer nada al respecto, excepto seguir imaginándoselos retozando y ponerse más enfermo todavía.
Tenía que saber y pronto.

La causa de su malestar apareció de repente ante él, con un vestido verde, que se amoldaba a curvilínea figura, logró que su miembro palpitase de deseo. Brianna iba con la cabeza gacha y no le había visto todavía, aprovechó para mirarla a sus anchas, sus pequeños pies, sus largas piernas, que se abrazaron a su cuerpo en las largas noches de pasión, sus cimbreantes caderas, sus hermoso busto, para acabar deteniéndose en la trenza que descansaba sobre su pecho, los dedos le picaron por las ganas de deshacerla y meter sus manos entre su suave y brillante pelo, se la imaginó desnuda en su cama, esparciendo su flamígero cabello sobre la almohada, antes de penetrarla salvajemente.
Se le aceleró la respiración, no tuvo paciencia a que llegase hasta él, así que fue a su encuentro.

Brianna iba sumida en sus pensamientos, se sobresaltó cuando alguien la abrazó y la pegó contra el muro. Supo inmediatamente de quien se trataba, el olor a tierra salvaje y a hombre de su esposo aún seguía arraigado profundamente en ella, alzó la vista para ver como sus ojos estaban posados sobre sus labios, sin poder evitarlo, pasó la lengua sobre ellos, oyó como aguantó la respiración, para expulsarla lentamente segundos después.

-¿Qué queréis?
-¿Vos que creéis? –se restregó contra ella y acercó los labios a los suyos, pero ella volvió la cabeza a un lado evitando el beso.
Niall la miró perplejo, lo estaba rechazando, pero maldito si eso le iba impedir saborearla, no se detuvo, besó su mandíbula y descendió lentamente por su cuello, acariciándolo con la lengua. Sus manos se deslizaron por su espalda hasta sus nalgas pegándola a él, haciéndole apreciar su duro e hinchado miembro.


CONTINUARÁ...

7 comentarios:

amami dijo...

este hombre es cada vez mas tonto,arriba aldair, seguir haciendole pasar por el aro,porfavor.

MARIBEL dijo...

jejejeje... Naill esta celoso, esta celoso, esta verde de celos... pero es un egoista, lo quiere todo, a la viuda negra y a la dulce Brianna. Ainsssss... este chico necesita clases de buenas maneras... Dadmelo!!!! Yo lo pondre al dia... jajajajaja

Besotes Guapas.

Maria dijo...

Ohhhhhhhhhh,como me gusta ver caer a Niall,lo saboreo gustosamente,pero,todavia es muy,demasiado,pronto para que Bri,se deje seducir..........leñe,pero cualquiera no,hasta si yo lo hubiera conocido,creo q le hubiera sido infiel a mi marido.Ufff q calor me esta entrando leñe.jajajaj
De la muy zorra de la Muriel,mejor no hablo,me sulfuro y entonces kjxzbncjksbjsdsdshcknxzncxzj!!!!!!!!!!!!

Ahora bromas aparte,chicas.Me siento muy orgullosa de ustedes y de este relato¿porque se preguntaran,no?Porque es lo unico q estoy leyendo de romantica.Ya que al estar metida en un concurso(Ade,te acuerdas q te lo dije)me quita tiempo pa' leer,pa' mi blog(ay diosss lo tengo abandonadito)pero siempre tengo esos minutos pa' ver un nuevo cap.del amor de Bri y Niall y no saben que?hacen que coga fuerzas pa' seguir participando en este concurso,q la verdad q es demasiado fuerte,pero por las novelas romanticas,por esto que estoy leyendo es el ejemplo perfecto(nunca han considerado llevar un manuscrito a alguna editorial?)se hace cualquier sacrificio¿no?o casi jajajjajajajjajajajaj
Chicas con la cabeza muy alta,sientanse realmente contentas y orgullosas de la gran historia que estan creando.Porque yo ya lo estoy por ustedes.
Mi blog,cuando termine de concursar lo remodelare,pondre el concurso que tengo preparado y seguire colgando mis locuras de criticas,tardare eso si,pero espero verlas de nuevo otra vez en el siguiente cap.y en mi nuevo andadura de blog.

Un besote muy grande a las dos


pd:ahhh siiiiiiimuchisimas gracias por los premios.Cuando los cuelgue,les pedire ayuda Ade y Mariola.

mara dijo...

Este hombre lo quiere todo .Pero espero que Brianna se lo ponga duro ¬¬
Rectifico ja jaja que sabiendo cómo sois me vais a soltar alguna ja ja ja
Vamos que se lo haga pasar mal.

Mariola ya se que Niall es tu debilidad pero chica tiene que aprender.

!!ARRIBA ALDAIR¡¡ ^__^

Besos chicas.

Mariola dijo...

Hola chicas. Qué tal estan?

- amami está visto que no te cae Niall jajaja, pobrecito mio.

- Maribel lo tuyo es increible, no pierdes oportunidad y erre que erre, pues yo soy más y No, no te puedes llevar a Niall ni a Aldair, lo siento por tus pies, si te quieres llevar a Brianna para que te lea o a Muriel para que te enseñe a bordar vale, pero a los chicos ni hablar jajaja. Un besito.

- Ohhh, Maria, tú si que sabes animar, eres la leche, y lo de ir con el manuscrito jajajaja, pues no más que nada por que me gusta mi nariz y prefiero conservarla.
Yo estoy contigo, a mí Niall me encanta, lo siento, pero es que ese hombre me tiene fuera de mi jajajaja.
Mucha suerte con el concurso, y cuando retomes el blog ahí estaremos. Besazo.

- Ay Mara, entre los ajos, la pena y ahora esto jajajaja, pero te libraras, fuiste rápida en rectificar, así que me guardaré la contestación jajajaja.
No te preocupes por Niall, le estoy dando clases particulares, poco a poco, tampoco quiero que se estrese mucho jajajaja. ¿Arriba Aldair? Dios, dejad en paz al muchacho, es propiedad privada jajajaja.

Gracias por estar ahí y comentar de forma tan divertida, me encanta. Saludos y besos para todas.

P.D: Lo siento CAMPEÓN, si no comentas para tí no hay nada, jajaja.

Ade dijo...

Ya Mariola lo dijo todo, y muy bien dicho además.

Muchísimas gracias por comentar, disfrutar tanto con nuestra historia, y sobre todo por darnos esos ánimos, así da gusto escribir, y la verdad, no sabéis como lo agradecemos.

Se os quiere.

P.D: Jamás soltaremos a Niall ni a Aldair, que se os vaya quitando de la cabeza, he dicho.

Johan dijo...

Viuda negra muriel? Me encanto el apodo de Maribel!!, 100% deacuerdo!! parece un araña, que con su teleraña, manipula a todos y todos, excepto al lindo de alair! es que es unico! le saco la pelicula por completo desde un principio a la cinica esta! Aunque le vendria mejor viuda rubia no? xD

Nunca pense decir esto, pero Pobre aldair. los celos y lo peor con tu mejor amigo son lo peor, aunque se lo MERECE, de todas formas no puedo negar que en este capitulo mi aceptacion hacia este tonton esta unos peldaños mas cerca, se nota que quiere a brianna el asunto es cuando se va dar cuenta el mismo! y salir por fin de la telaraña de esa viuda negra!, pero supongo que ustedes nos seguiran sacrificando entre intrigas y seduccion a medio camino, por cierto esto ultimo si que fue cruel, dios, me tuve que dar un buen para de duchas despues, del final de capitulo que me dieron! xD

Por cierto, aldair disfrutando con los celos de su amigo??, no vaya a darsele vuelta la tortilla y quien termine enamorado perdidamente de mi briannna sea el!, porque con ustedes dos unca se sabe!

Esperando ansiosamente -mientas un torrente de agua fria cae sobre mi cabeza para tratar enfriarme- el proximo capitulo.

Sigan asi! Ciao!

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você