sábado, 5 de diciembre de 2009

CONQUISTADO POR LA PASIÓN (CAPÍTULO18)

Caminó por el pasillo con las palabras de Aldair rondándole en la cabeza, puede que no anduviera desencaminado y debiera hacer valer su posición, después de todo era la señora del castillo, la que debía ocupar la diestra de Niall en la mesa, la que debía acompañarlo cuando recibía visitas… ella y no Muriel, era hora de desempeñar el papel que le pertenecía por derecho. Se disponía a abrir la puerta de sus aposentos, cuando un movimiento al fondo del largo corredor le llamó la atención, protegiéndose entre las sombras se acercó hacia allí, las lágrimas acudieron a sus ojos al ver en el umbral del cuarto de su esposo, a la pareja que se besaban apasionadamente, Muriel se aferraba a su cuello mientras que Niall, con una sábana atada a su cintura, la apretaba contra él. Caminó con sigilo hacia atrás para evitar ser vista, apartó con saña las lágrimas de sus mejillas, llorar era una pérdida de tiempo, mataría aquel amor que crecía dentro de ella, lo ahogaría hasta convertirlo en nada. Corrió y se encerró en su alcoba, no sufriría por un hombre que no merecía la pena, que no valía uno solo de sus desvelos. Todo ese amor lo transformaría en indiferencia, el dolor que ahora le atravesara las entrañas, con el correr del tiempo pasaría, rogó a los cielos que le dieran fuerzas para poder conseguirlo. Maldito fuera Niall McInroy por hacerla sentir de aquel modo y maldita fuera ella por haberse enamorado de un hombre como él.
Celos, recordó riéndose de Aldair y de ella misma, sólo en una cosa acertó su amigo, tenía orgullo y dignidad y no consentiría nunca más que la humillaran y pisotearan, no sin defenderse.


Niall estaba sentado en la mesa principal, Muriel a su derecha bellísima como siempre, reía de algún comentario, miró hacia su izquierda antes de llevar la jarra de cerveza a sus labios, ni Aldair ni Brianna habían aparecido aún, deslizó los ojos por el salón, todos ocupaban sus lugares, conversando alegremente, a la espera de que sirvieran la cena, el resonar de unas pisadas lo hizo fijar la vista en Aldair que entraba en ese momento, apenas lo miró cuando saludó y ocupó su lugar en la mesa, prefirió ignorarlo porque de lo contrario le arrancaría de un puñetazo la socarrona sonrisa que se dibujaba en sus labios. Las sirvientas aparecieron portando bandejas repletas con ricas viandas, los hombres y mujeres comenzaron a golpear con sus platos y jarras, deseosos de comer después de un largo y duro día de trabajo, Brianna con un vestido verde esmeralda y con el cabello cayéndole libre por hombros y espalda, hizo su aparición en ese mismo instante, Niall clavó los ojos en ella, no podía dejar de mirarla mientras avanzaba con la majestuosidad de una reina, deseó echársela al hombro y llevarla hasta su cama. Cuando llegó frente a la mesa hizo una leve reverencia y luego fijó su vista en Muriel.

-Estáis ocupando mi lugar.
-Yo no... -titubeó Muriel buscando el apoyo de Niall.
-¡Brianna! -gritó poniéndose en pie, derribando la silla-. ¿Qué diablos hacéis?

El bullicio del salón se apagó de golpe, todos estaban atentos a la escena que se desarrollaba ante ellos, olvidándose de la comida que rebosaba en sus platos.

-Reclamo mi puesto a vuestro lado, esposo -contestó fríamente.
-Vuestro sitio es este -exclamó señalando la silla vacía a su izquierda.

Brianna le dio la espalda para dirigirse a los presentes que la miraban totalmente desconcertados.

-Vos -indicó a uno de los hombres-. ¿Quién es la señora del castillo?
-Vos, señora -contestó sin dudar.
-Duncan -preguntó al herrero del clan-, ¿a quién debéis rendirle pleitesía después de a vuestro señor?
-A vos, señora.
-Decidme Liam -le mantuvo la mirada unos segundos-. ¿Quién es la esposa del Laird Niall McInroy?
-Vos -susurró.
-No os oigo -insistió ella con las manos apoyadas en las caderas.
-Vos, señora -Brianna no se dejó amedrentar por la rabia que destilaban sus ojos- Vos sois la esposa del Laird.
-Bien -se volvió hacia su marido que crispaba los dedos sobre la mesa-, al parecer, todos saben quien soy, todos menos mí esposo y la furcia que yace con él.

Muriel se irguió irritada dispuesta a replicarle, Niall la detuvo alzando la palma de la mano, se sentó de nuevo con los dientes apretados, esperando a que continuara.

-¡Callaos y respetad a Muriel! Y vos señora, haréis lo que yo os ordene sentándoos en el lugar que decidí -bramó estrellando ambos puños contra la mesa.
-¡No! -se acercó hasta él-, no compartiré mesa con vos y vuestra ramera ni un día más.

Un murmullo sobrecogedor llenó el salón.

-Muriel es la mujer que amo -Niall apenas podía respirar por la violencia que le embargaba.
-No deja de ser vuestra fulana, señor -tragó saliva y con ella su dolor, alzó la cabeza retándolo a que la contradijera-. Disculpad mis soeces palabras, pero no sé dar otro nombre a la mujer que retoza con un hombre casado
-Callaos señora -se puso a su lado y la tomó por los hombros-, estáis acabando con mi paciencia.
-¿Y qué vais a hacer? ¿Mandaréis azotarme de nuevo? -miró con asco a Liam, no podía disimular su aversión-, ese bastardo que os sirve con tanto esmero estaría encantado de realizaros el trabajo sucio una vez más.
-Apartaos de mi vista -dijo Niall empujándola.
-Será un placer.
-¡Brianna! -vociferó al verla alejarse-, tal y como un día os advertí, no comeréis si no es en esta mesa y nadie, oídlo bien todos-, paseó la vista por los allí presentes-, nadie os dará nada, no volveréis por las cocinas, no saldréis del castillo sin una escolta que os vigile,...
-Como ordenéis -masculló sin volverse, sin decir una palabra más, abandonó el salón con su orgullo y dignidad intactos, pero terriblemente hambrienta.
-Maldita sea -levantó la silla del suelo y se desplomó en ella pesadamente-, comed y bebed hasta saciaros, no permitáis que un berrinche de mi esposa nos amargue la cena.

Todos le obedecieron excepto Aldair, que se levantó indignado, Niall le hizo un gesto para que volviera a sentarse, pero este ignorándolo, salió del salón.

Toda la osadía de la que hizo gala desapareció tan pronto puso un pie fuera impidiéndola respirar, el dolor y los nervios le hacían temblar de arriba a abajo, se escabulló del castillo vigilando que nadie la viese, cruzó el patio y la aldea y corrió por el prado sin rumbo fijo, necesitaba alejarse lo más que pudiera, cuando se dio cuenta, estaba a orillas del pequeño estanque donde Niall la besó por primera vez, se tumbó en la hierba fresca y miró al cielo cuajado de estrellas, sonrió tristemente, ojalá pudiera ser una de ellas, estar tan alto y tan lejos de su esposo, ojalá nunca lo hubiese conocido, ojalá fuese un hombre para poder decidir su vida. Las lágrimas se deslizaron por sus sienes, ahora estaba sola, más sola que nunca.

Aldair la siguió a distancia, fue una grata sorpresa su alarde de valentía, aunque sabía que aquel valor la iba a abandonar cuando estuviera sola, debajo de aquella capa de fortaleza, se escondía una mayor de sensibilidad. La vio tumbarse y llorar, quiso acercarse y consolarla, mas algo le indicó que esperara y oculto entre las sombras aguardó pacientemente.

Niall con paso resuelto, se dirigió hacia la alcoba de su esposa, sentimientos encontrados batallaban en su interior, por una parte quería acabar con ella, y por otra deseaba tumbarla bajo su cuerpo y hacerla retorcerse de placer una y otra vez. Hacer el amor con Muriel en vez de aliviarlo, lo dejó vacío y lleno de culpa, la imagen de Brianna había estado presente durante todo el acto y no fueron pocas la veces que tuvo que morderse los labios para no pronunciar su nombre mientras se hundía en su cuerpo, aquello lo asustaba, Brianna lo estaba hechizando poco a poco, encantándolo con su ternura y su pasión, la escena de la cena lo enfureció, pero el arrojo de su pequeña esposa lo llenó de orgullo y satisfacción, ver su determinación, su porte digno..., sacudió la cabeza y abrió la puerta sin llamar, la habitación estaba sumida en una total oscuridad, salió al pasillo, tomó una de las antorchas que ardían sobre su base y volvió a entrar, recorrió la estancia con la mirada, estaba vacía, la cama hecha, una vez más desobedeció sus órdenes, salió como alma que lleva el diablo y enfurecido se dirigió a su cuarto, ya estaba frente a la puerta cuando un mal presentimiento hizo que girara sobre sus pasos hacia el otro extremo del corredor.

Aldair mecía a Brianna entre sus brazos, con un suave movimiento le alzó la barbilla y arrastró las lágrimas que corrían por sus mejillas, bajó la cabeza y rozó sus labios con ternura, ella entreabrió la boca, él profundizó el beso acomodándola para tener mejor acceso. Se puso en pie llevándola consigo, sin dejar de besarla caminó hacia el lecho y la depositó sobre él.

-Os deseo -murmuró sobre sus labios-, necesito haceros mía.
-Hacedme el amor -acarició su espalda atrayéndolo contra su cuerpo.

Aldair le devoró los labios, serpenteó por la expuesta garganta con su lengua, con manos hábiles le fue bajando el vestido por los hombros, depositando suaves besos en la pálida desnudez que iba encontrando en su camino, Brianna gimió tironeando de la tela que se interponía entre ellos, deseosa de sentir piel sobre piel. Aldair cubrió de besos cada curva, cada rincón, saciándose de su bello cuerpo, Brianna ardía de deseo bajo aquella mirada hambrienta, necesitaba tocarle, sus dedos ascendieron por sus desnudos muslos hasta llegar a su endurecida entrepierna, se detuvo un instante, antes de agarrar con ambas manos su poderoso miembro y comenzar a acariciar la piel aterciopelada y caliente, él echó la cabeza hacía atrás dejando escapar un profundo jadeo, atacó con su boca los endurecidos pezones, lamió y mordisqueó suavemente, hasta sentirla estremecerse de placer, con las yemas de los dedos fue acariciando su vientre dejándolos resbalar sobre su húmedo sexo, abrió con delicadeza los pliegues que ocultaban su centro de placer y hundió dos de ellos en su interior, Brianna alzó las caderas frotándose contra su mano, ahogando los sollozos que pugnaban por salir de su garganta.

-Aldair... -murmuró-, por favor.

Se posicionó sobre ella, Brianna enlazó las piernas en sus caderas y suspirando de placer cerró los ojos cuando la fue llenando por completo.
Envueltos en la bruma de la pasión, ninguno se percató cuando la puerta se abrió y la impresionante figura de Niall hizo acto de presencia en la alcoba.

19 comentarios:

firiel dijo...

perdón... que me perdí


he muerto... dios, esto cada vez toma direcciones que seme hace difícil seguir....

se va armar.. nooooooooooooo

T.T

Ade dijo...

¿Viste que nuestra novela cada vez se parece más a la serie Perdidos o Lost como creo que la conocéis vosotras?

Me encanta esa serie.

Pero dime la verdad ¿a que te gustó?

firiel dijo...

la verdad? no me gustó.. y sçi se parece a Lost, cada vez entiendo menos jajajajaja

lo unico q me gusto fue el desplante de briii..
será que niall anda viendo cosas donde no las hay?


muchas preguntas.. ya muero

Maribel dijo...

(@o@)... No sé que decir... Mi niña se ha cansado de la neurona con patas y ha decidido echar una cana al aire... O.o' jajassjasja... Bien por mi niña... si la neurona no la respeta ¿porque lo haria ella????

Aunque me ha sorprendido... Tiene mi apoyo incondicional... Si,, señor... Ahi mi chica, con un par bien puestos.

Ahora habra que ver que hara la neurona... (ò&ó)... Vaaaaale, le consolaré, para que veais que no soy tan mala... ('^_^')

Besos y Feliz puente...

iezzik dijo...

´hola siempre estoi pendiente de la novela y me gusta mucho pero? porque,porque,porque....

Yrex Dionisius dijo...

Fuck! ¡¡¿Qué diablos ha sucedido?!!

Hoy me leí los cuatro capítulos que traía de retraso, o cinco, ya ni sé; todo se me olvidó en el instante mismo en que Aldair y Brianna tuvieron... lo que sea que hayan tenido, por que aún no me queda claro...

Lost... mmm pues diré que si acaso he visto unos 3 capítulos, pero bueno, la verdad es que en este instante la que está perdida soy yo.

No pienso decir si estuvo bien o mal que esos dos se involucraran, por que aún no me queda claro lo que ha sucedido ahí, estoy en el completo despiste...

Ya estarán contentas?

Bien, me voy...

Besitos

Ade dijo...

-Firiel, por lo menos disfrutaste con el trasplante de Bri, algo es algo ¿no?

-Así me gusta Maribel, apoyando a Brianna siempre, eso es una fan como Dios manda.
Y no, no le vas a consolar, jajajaja.

-Muy bienvenida iezzik, si que te descolocó lo que pasó, porque hizo que te animases a comentar, así que me alegro de que ocurriera eso.
¿Quieres saber por qué pasó lo que pasó? Mmmmmm, ya lo verás.

Gracias por comentar chicas.
Muchos besos.

firiel dijo...

no importa, lo q sea... jajaj yo apapacho a aldair cuando la neurona lo golpeé jajajajjajaja

les dije q además de santa, soy una buena enfermera.
hay q ayudar a los más necesitadps jajjaja

Ade dijo...

No te ví Yrex, mientras yo estaba contestando, tu escribias, nos hemos cruzado por el camino, jajaja.

No te preocupes, que ya verás como pronto te encuentras, que tú eres muy lista.

Besos y gracias por leerte tantos capítulos seguidos.

Johan dijo...

Completa y llanamente Confundida!
Es lo unico que puedo decir, por un lado me gusta que niall haya visto lo que tenia y que perdio por estupido, vamos brii!. Pero por otro no me gusto en absoluto que brianna se haya metido con aldair, y esos seran mis unicos comentarios hasta que lea el siguente capitulo, porque francamente no me creo en absoluto que briana engañara al hombre que ama ni que niall haya traicionado a su amigo me niego a creerlo !!! T°T.
Todos esto me parece a una gran trampa de estas autoras traviesas que tenemos!!, pero como dije esas seran mis unicas palabras, no vaya yo a decifrar el proximo capitulo y luego ade y mariola, me cuelguen del inico del blog xDD....Chicas como siempre son unas malvadas!, ustedes seran las unicas culpables de que a los treinta tenga ulcera!

Por ultimo, no que aldair se habia quedado esperando escondido mientras brianna estaba de espaldas mirando el cielo en el pequeño estanque? como repito, muy extraño.... ¬-¬

virtualmar dijo...

Hola chicas! Qué ha pasado aquí! Estoy perdidísima! y Todavía no me lo creo...

Aparte ellos estaban afuera... (No entendí esa parte) y de repente en el corredor???

y conociendo a Brianna y a Aldair... (no creo nada de eso)... de Niall si lo espero pero de ellos no...

Esperaré al siguiente capítulo, pero No creo que haya pasado algo entre ellos

¡Que capítulo el de hoy!!!!Me dejaron sorprendida... jaja! Esta historia es preciosa! Besitos!

Maribel dijo...

De Ade y Mariola se puede esperar de todo... ¿Un sueño? ¿Una alucinacion? ¿Una abducion? El caso es que Naill ha estado a punto de lucir, ya sea de verdad o virtual, unos cuernos de ordago.... jejejej...

¿¿¿Donde esta la continuacion?????
*Monito con rabieta, tirado en el suelo*

Y Fi, aparta las manos de Niall que bastante me esta costando convencer a estas gamberras que me lo dejen, aunque sea por el bien de la ciencia. No todos los dias se puede estudiar un fenomeno tan peculiar.

Besos, besos, besos...

Mariola dijo...

Como siempre digo gracias por comentar.

Vaya tanta gana que Aldair entrara en escena y ahora.... ¿qué os pasó?

A saber lo que pueda pasar viniendo de nosotras ¿verdad Maribel? lo unico que sé es que Bri le ha dado el poder de hacer con ella lo que le de la gana, una mujer de esa época y adultera, uffff mal lo tiene, y con nuestas mentes perversas miedo me da.

Por cierto Firiel y Maribel, dejad a Niall en paz, agradezco vuestros efuerzos por ayudar, pero nos bastamos nosotras solitas para tratar de calmarlo y claro para echar una manita a Aldair tambien.

Y no sufrais mucho, el martes está cerca para saber que cantidad de sangre bañará el castillo jajaja.

Besazos.

firiel dijo...

y quien quiere al cavernícola, maribel... pues tú si q estás perdida..
yo estoy diciendo que cuido a aldair, después que lo golpeé...

no iba ser menos... mi alma caritativa me impulsa a ello XD muajajaj

Johan dijo...

Ade-Mariola sus comentarios me confirmaron mis sospechas!. Menos y mal y no me puse a despotrificar como loca, y mejor tome la decicion de esperar a leer el proximo capitulo, es que ustedes son malas malucas!, ya las estoy comenzando a conocer muy bien!!

Hasta el martes?!. me quieren muerta sin dudad me quieren muerta... T°T
Vale prometo esperar y no secuestrarlas a ambas, y amenazarlas con mi maquina de superextramagnificao gas, para que me entregen el borrador del siguiente capi, sere buena niña, pero usted tendran que recompenzarme he?! espero un muerte lenta y dolorosa para la estupida de muriel con eso me conformo!

Ey cada ves mas comentarios no chicas? ven el esfuerzo siempre se premia!.

mara dijo...

Me habeís dejado muerta ja ja a
¿Qué digo ahora? No tengo palabras.

Niall un impresentable.Ya sabía que cuando Brianna subiera las escaleras se liaba.
Ella super digna en el comedor y Aldair un señor al marcharse despues que ella.
Pero ¿Que paso luego? Aldair y Brianna retozando? No entra en mi cabeza.No porque Niall no se lo merezca es.........que no va con Aldair y Brianna portarse como el Neherdental.

Besos chicas.

judith dijo...

Sin palabras, Briana si una chica de armas tomar y entiendo su decision ojla Nialls haga algo antes que la pierda.
Ademas de ser bombon es hora que piense.

amami dijo...

que chicas soñamos con cosas malisimas y van i nos lo dan soys bichos malos malisimos espero el final del sueño.

Sabry Sandal dijo...

Esto se convirtió en 90210!? O en la novela del medio día! Que sucedió? Paso a leer mis tres capis atrasados y me encuentro con esto? Por Dios, nenas, exijo una respuesta!! Conozco mis derechos, eh, eh, eh?!

Genial, las quiero!

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você