viernes, 5 de febrero de 2010

AHORA Y SIEMPRE (CAPÍTULO 4)



Megan se despertó estirándose cuan larga era, se dio la vuelta y se dedicó a contemplar a placer a Colt, que continuaba dormido, era simplemente perfecto todo él, sus largas pestañas, sus sensuales labios, sus hombros anchos, su vientre increíblemente esculpido, sus poderosas piernas…, suspiró, podría pasarse horas y horas sin hacer nada más que admirarlo. Cuando despertó un momento después la encontró estudiándolo sin repararos, vio como el rubor la cubría al verse pillada, sonrió divertido por su inocencia, alargó la mano y acarició la mejilla ahora sonrojada. Megan se puso en pie y se apartó bruscamente dejándolo con la mano en el aire, tal vez le pareciera una boba, pero era mejor alejarse, le deseaba, le deseaba mucho, él no imaginaba siquiera que aquel simple gesto había encendido su piel allí donde la posó; era consciente que Colt trataba de ser amable, y no era precisamente su amabilidad en lo que estaba pensando en ese momento. Se quedó sorprendido por su repentina actitud, y le dolió haber creído que ella era diferente, ¿que esperaba? después de todo era una blanca y a pesar de lo que indicaban sus bromas y sus bonitas palabras tenía prejuicios.

-Voy a darme un baño -dijo ella-, ¿vienes?
-No, no me apetece –se tumbó boca abajo, para evitar que viera el enfado en su rostro.
-De acuerdo -se quitó el vestido y corrió hacia el agua.

Colt la oía chapotear, se dio la vuelta y miró las nubes pasar, era un imbécil, debía haberlo pensado mejor y no haberla tocado, pero al verla examinarlo con aquel embeleso, un acto reflejo le hizo elevar los dedos hasta su cara. Se sentó y fijó sus ojos en el río, Megan se sumergió un par de veces antes de volverse y comenzar a salir despacio. A Colt se le secó la boca, se quedó sin aire y se le calentó la sangre al mismo tiempo. Era la imagen más erótica que había visto nunca, el agua resbalaba por su piel nívea, acariciándola en su recorrido, y su cuerpo era increíblemente sexy, el escueto bikini rojo apenas cubría unos senos proporcionados, su cintura era una curva delicada y la redondez de sus caderas lo dejaron boquiabierto, las piernas torneadas rompían con gracia el agua mientras avanzaba hacia la orilla, parpadeó incrédulo, pero no estaba soñando, al llegar levantó los esbeltos brazos para escurrirse el pelo y él clavó la vista en aquellos pechos llenos y plenos que se alzaron con el movimiento, se percató de cómo sus pezones erguidos, empujaban suavemente contra la tela húmeda, la poca sangre que aún le quedaba en la cabeza descendió de golpe hasta su miembro que se hinchó presionando contra sus vaqueros, Megan Tilman era una muchacha hermosa, proporcionada y exuberante y allí con el sol bañando su cuerpo y con las pequeñas gotas corriendo por su piel, asemejaba a una Venus tentadora. Soltó un gemido de dolor cuando su pene palpitó. Ella llegó a su lado, se inclinó, dándole una panorámica de su espectacular trasero y tomó la toalla, sus ojos se encontraron, sonrientes y felices los de ella, cargados de tensión y deseo los de él.

Colt no estaba precisamente cómodo sentado, pero si se ponía de pie, descubriría el bulto que crecía en la parte delantera de su pantalón, así que aguantó como pudo tratando de disimular, Megan comenzó a secar su cuerpo, primero una pierna, luego la otra, restregó la tela lentamente el vientre…, y él no era capaz de apartar la vista de aquellas partes de su anatomía a pesar de que lo estaba matando a fuego lento, ahogó un gemido y maldijo cuando su sexo empujó una vez más pidiendo alivio. Megan advirtió como Colt seguía cada uno de sus movimientos, los nervios la invadieron al ver el brillo que refulgía en sus ojos, pero se dio cuenta que cuanto más lentos eran estos más brillaban, sintiéndose malvada, deslizó sin prisas la toalla por su piel, lo oyó tragar saliva y cambiar de posición un par de veces, sus oscuros iris centelleaban con más intensidad. Al cabo de unos minutos, cuando fue incapaz de seguir soportando su escrutinio, se lió con la toalla y se sentó a su lado.

Jugueteó con un guijarro manteniendo a raya sus instintos, deseaba besarla, arrancarle aquel pequeño triangulo que cubría su pubis y enterrarse en su cuerpo una y otra vez. Tenía levantarse, despedirse y regresar al trabajo pendiente, claro eso después de aliviar cierta presión que lo estaba matando, joder si lo que le contaron de niño era cierto, no le sorprendería ver sus manos cubiertas de pelo de un momento a otro. Si no se acostaba pronto con una mujer, terminaría por volverse tarumba. Se puso en pie y sin abrir la boca comenzó a alejarse

-¿Te vas? –demandó sorprendida al verlo echar a andar.
-Sí -contestó dándole la espalda.
-Bien, gracias por el vino.
-Gracias a ti por la comida -le respondió deteniéndose de repente-. ¿Megan?
-¿Si?
-¿Sabes si en el pueblo hay algún lugar, de esos en que los hombres van a…...? -la miró por encima del hombro, estaba de pie observándolo.
-¿Van a…? –alzó las cejas interrogante.
-Ya sabes, van para estar con prosti…, con chicas –giró la cabeza para ocultar la vergüenza que lo invadió tan pronto acabó de preguntar.
-No, no lo hay –comenzó a caminar hacia él lentamente, con los ojos clavados en sus omoplatos que se contraían en ese momento-, pero a unos 10 Km. al norte, hay un bar de carreteras he oído decir que allí ofrecen esos servicios.
-No debí preguntarte algo así –murmuró sin volverse- disculpa la grosería.
-No me ofendiste –contestó sin dejar de acercarse-. Aunque no pensé que tú los necesitaras.…
-¿Y por qué no? -se volvió tan rápido que casi choca con ella, que estaba apenas a unos centímetros -, soy un hombre sano que tiene necesidades, me gustan las mujeres, me gusta el sexo, ¿hay algo de malo?-, gritó.
-No, por supuesto que no –armándose de valor alzó las manos y las llevó hasta su torso, acariciando suavemente el vello que lo cubría.
-Megan –un ligero escalofrío lo sacudió, cerró los ojos y tragó.
-Lo que quería decir, es…-se sorprendió ante su propia audacia, su timidez nunca le había permitido hacer algo parecido, pero al sentirlo estremecerse bajo sus palmas se envalentonó –no pensé que tuvieras que pagar por que tu cuerpo es magnifico, eres tan hermoso…

Colt sintió sus manos sobre su pecho y se tensó, las torpes caricias, las palabras que le llegaban como un susurro, lo estaban volviendo loco, se le aceleró la respiración, y apretó los puños. Megan notaba el calor que emanaba el cuerpo masculino, como los latidos de su corazón eran cada vez más rápidos, cuando sus músculos se movieron bajo las palmas de sus manos se atrevió a seguir explorando, enredó los dedos en el áspero vello, recorrió con un dedo su pezón plano y deslizó las uñas por la piel de sus costados, tembló. Megan levantó los ojos, su mirada negra la atravesó y vio la lujuria reflejada en ellos, entreabrió los labios para tomar aire, el calor que fluía por sus venas la abrasaba, Dios lo deseaba tanto. Colt se dejaba hacer sin tocarla, estaba tenso y completamente excitado, miró su boca, sus ojos suplicantes y de nuevo su boca que parecía llamarlo a gritos, y aunque se dijo mil veces que no debía, la sujetó por los hombros y la atrajo hasta su cuerpo, soltó un gruñido y la besó.


Cuando Megan sintió los labios hambrientos de Colt sobre los suyos, presionando, los abrió para darle un acceso completo, y él no se hizo de rogar, la invadió con urgencia, explorando, jugueteando, saboreando, ella le respondió al beso con la misma necesidad, subió los brazos y los enlazó alrededor de su cuello, llevó la mano hasta la cinta que sujetaba el pelo y tiró hasta dejarlo suelto, enredando los dedos por la seda oscura. Gimió cuando repasó el labio inferior con la lengua. Terminaron el beso jadeantes. Intentó soltarse de su abrazo, pero ella se puso de puntillas y empujó el cuello masculino hacia abajo para besarlo de nuevo. Volvió a aprisionar su boca violentamente y la pegó a su endurecido cuerpo, de un tirón le arrancó la toalla, y la lanzó lejos, para tocar su piel, acarició su espalda desnuda, la agarró por las nalgas y la alzó hasta que estuvieron a la misma altura, Megan abrió las piernas y se aferró a su cintura, exponiéndose, dándole total libertad, la dejó caer lo suficiente para restregarse contra ella haciéndole saber lo excitado que estaba, Megan se frotó contra él incitándolo, el roce de los vaqueros contra la fina tela de su bikini, le estaba provocando unas sensaciones increíblemente placenteras, el calor la inundaba por completo, necesitaba sentirlo dentro, se moría porque entrara en su cuerpo, Colt empujaba y giraba las caderas con movimientos idénticos al acto sexual, repitiéndolos con la lengua en su boca, asiéndola con un brazo, llevó una mano a su seno y acarició con el pulgar el pezón endurecido, soltó la cinta de la nuca y desnudó sus pechos para poder abarcarlo y acariciarlos sin barreras, ella jadeaba y se retorcía entre sus brazos.

Colt estaba embriagado por el sabor dulce de Megan y por apasionada su respuesta, la tenía enlazada a su cintura, excitada y dispuesta, podría tumbarla en el suelo, apoyarla contra el tronco de un árbol, o allí mismo como estaban, y hacerla suya, sólo tenia que despojarla de braga de su traje de baño, liberar su dolorido miembro y penetrarla, y quería hacerlo, deseaba enterrarse en ella una vez y otra y otra, hasta llevarla al clímax, pero algo en él le decía que no lo hiciera, que parara, antes que fuera demasiado tarde. Megan continuaba aferrada a él, clavándole las uñas en la espalda, gimiendo junto a su oreja mientras mordisqueaba el lóbulo, agarrándolo por las nalgas para pegarlo a su cuerpo, sentía como sus manos descendían por sus caderas buscando el botón de sus vaqueros, se le paró la respiración cuando los dedos temblorosos, acariciaron su verga por encima de la tela, se mordió el labio tan fuerte que paladeó el sabor ferroso de su sangre, cuando deslizó las yemas por su duro contorno, su control fue lo único que impidió acostarla sobre los guijarros y penetrarla profundamente. Sí iba a darle lo que le estaba pidiendo, pero sin que tuvieran que arrepentirse. Apartó la tela de las braguitas y tanteó entre sus pliegues húmedos, con suavidad acarició su hinchado clítoris, ella se tensó aún más y sus jadeos le inundaron los oídos cuando comenzó a realizar pequeños movimientos circulares sobre él, introdujo un dedo en su interior, lo sacó lentamente y volvió a meterlo con igual lentitud y fue más que suficiente, Megan arqueó la espalda, y comenzó a temblar, apenas un segundo después se rompió en sus brazos, buscó su boca nuevamente y la besó tragándose sus gritos y sus gemidos, abrazándola más fuerte cuando, bajo las pequeñas manos que continuaban con las caricias en su entrepierna, estalló dentro de sus vaqueros. La sostuvo entre sus brazos hasta que se ambos regularon su respiración.

A Megan aún se le doblaban las rodillas cuando sus pies tocaron el suelo, con los ojos velados por el deseo, tomó su mano, deseosa de terminar lo que habían comenzado, él se soltó y se apartó de ella.

-Vete -exclamó con voz ronca.
-Colt...…
-Vete Megan -repitió-, olvídate de lo que ha ocurrido aquí.
-Pero…
-Pero nada –gritó frustrado al ver las lágrimas empañar sus ojos-, ha sido una estupidez, olvídalo.
-Colt –se acercó y alargó la mano pero la dejó caer sin tocarlo, cuando lo vio dar un paso atrás.
-Sólo fue un beso, no le des tanta importancia a algo que no la tiene -gruñó y comenzó a caminar sin volver la vista atrás.

Totalmente humillada Megan cogió la toalla del suelo, fue hasta la cesta, guardó las cosas y se puso el vestido, cuando levantó la vista, Colt Elliot había desaparecido. Comenzó a llorar y se apartó las lágrimas de un manotazo, se maldijo una y mil veces por idiota, ese hombre la había hecho correrse con apenas tocarla, Dios, como debería estar burlándose de ella, y no era para menos, a saber lo que estaría pasando por su cabeza. Lo deseaba y se lanzó en sus brazos a la primera oportunidad, y ni siquiera tuvo que esforzarse mucho con ella para que…, en su cabeza resonaron las carcajadas de él y sollozó, no podría volver por allí nunca más, no podría mirarlo a la cara sin morirse de la vergüenza.


Colt llegó a la cabaña y pateó la silla con rabia, ahora estaba furioso y excitado de nuevo, Megan Tilman era una mujer atractiva, y se había ofrecido en bandeja de plata, y el muy estúpido la dejó marchar, todo porque su conciencia le decía que era una buena chica y no debía aprovecharse de aquel momento de debilidad, porque la miró a los ojos y vio algo más que deseo en ellos, por que cuando lo tocó le hizo sentir cosas que no sintió nunca antes, y eso le gustó y le asustó en partes iguales "Maldito imbécil estás hecho", se dijo. Joder si eyaculó sin abrirse la bragueta, con un par de caricias inexpertas; eso no le había pasado ni de adolescente, cuando se escondía en el viejo sótano a ver las revistas con tías en pelotas que robaba a sus tíos, fue hasta el baño a tomar una ducha y a cambiarse. Media hora después, tomó el martillo y los clavos para seguir trabajando pero sabía que iba a ser inútil, continuaba teniendo el calor de Megan en su piel, su sabor en los labios, aún le escocían las marcas que dejaron sus uñas en la espalda, cerró los ojos y la recordó retorciéndose entre sus brazos, abandonada bajo su boca, los gritos y como dijo su nombre entre jadeos cuando la atravesó el orgasmo, se excitó al instante, con un exabrupto lanzó todo sobre la mesa y volvió al río, se quitó la ropa y se zambulló en las frías aguas para aplacar el deseo que lo consumía.
Continuará...

15 comentarios:

Enamorada delas letras dijo...

Madre estoy enanorada Colt, que chico. Monito abanicandose. Es tan sexy quiero por lo menos besito. Pobre Colt o algo que aplaque sus ganas. Sigan esta bunisimo.

Lea dijo...

oh!!!!!!!! menudo capitulo!!!!!me alegro de que megan lo sedujera! aunque el muy tonto la dejara al final con las gans! pero bueno, ahora que la ha probado, le será más dificil alejarla, solo espero que no recurra a la zorra mayor para intnetar quitarse a megan de la cabeza!

Quiero mas!!!!!!!!!!!!!!!!

firiel dijo...

cosito... muero con él que risa me da


genial capi mariola...

espero el martes ansiosa

Yelania Sammet dijo...

Oh Marioly, esto estuvo de infarto!

Disfruté este capítulo hasta el final, incluso aunque el estúpido de Colt dio muestras de ser un verdadero asno.

Estoy de acuerdo con Lea, no quiero saber que mi amado Colt vaya a parar a la cama de la zorra, que me va a dar algo, y si no lo hace Megan, yo lo arrastro de los pelos.

Esperando que llegue el martes ansiosa.

Besos

Sandra dijo...

Ya era hora de que se fijara en Megan aunque al final se portó como un auténtico idiota. Mira que dejarles a ambos con las ganas. Esperemos que el chapuzon en el rio sea suficiente, de momento, y no vaya con la zorra del pueblo.

Genial capítulo chicas.

Ade dijo...

¿No siguió adelante por no aprovecharse de aquel momento de debilidad? ¿¿¿Estamos tontos o qué???
Si no fuese porque te tengo cariño, te juro Colt que te pegaba.

Vaya escenita, uff, ufff y más ufffff.

Aunque ya te lo he dicho, superior este capítulo, no sólo por el tomate, la descripción de ambos personajes magnífica, pero la de ella la mejor, el detallarla conforme iba saliendo del agua, junto con lo que él iba sintiendo, me pareció extraordinario. Y sabes muy bien que esto lo digo en serio, no porque en el fondo, fondo, muy en el fondo, te quiera. Jajajaja, sino porque es verdad.

Maribel dijo...

¿¿¿Solo fue un beso??? Pues que me regalen besos como ese... Igualitoooo... jajaja

Ade, Este era el pstre, nada de tomate que da acidez, aunque en este caso fue mas bien una merendola como dios manda... con mucho sirope de chocolate... hummmm

Genial Mariola...

Besos a mis chicas...

Anónimo dijo...

al final si que hubo tomate eeeeehhhhhhh! si es que estoy echa un hacha pero de todas las maneras me parece un poco estupido el cortarse el rollo de esa manera mira que las ercciones duelen y no se sabe donde puede uno acabar para quitarse ese dolor cuidado chicas que este va a por otra carne que no es la de nuestra prota pero si lo hace por dios que sea conmigo jajajajajaja

ana dijo...

no me a salido el nombre pero soy yo la del tomate

Andy dijo...

hay mi dios!!! que capitulo!!! Chicas no se olviden que aca es verano ya de por si estoy muerta de calor, con esto me va ha dar fiebre!!!Estoy de acuerdo con Ade las descripciónes son fantasticas!!!Vaya sorpresa se llevó colt cuando se quito el vestidito recatado jajajaja

Maria dijo...

ves eso es lo q faltaba ...¡¡¡¡el postre!!!

ufff,esto de darse una ducha fria da resultado? es q Colt,Colt,es muxo Colt(babas)....ayyy ahora el va de nuevo al arroyo,no creo q se vaya a topar con la petarda de Nicky¿no?

Por favornoooooooooo

A la espera del siguiente capitulo,me quedo mordiendome las uñas...o bueno lo q quedan de ella ¡¡snif!!!

Un bs

Mariola dijo...

Hola chicas, como siempre digo, antes que nada MUCHAS GRACIAS, por vuestros comentarios.

A ver, no se quejen de que el chico no rematara la faena, dijeron queremos tomate y tomate les di, nadie dijo nada de chocolate jajaja, que malvada soy.

Yo tambien espero que Megan tenga suerte y Nicky y Colt no se lien, me daria pena mucha pena, pero la vida es dura a veces y tiene tragos amargos.

Trataré de no ser muy mala, aunque no se quejaran, Colt está resultando muy blandito, con lo que me gustan a mi los tipos duros jajaja, ay mi Khons y mi Niall (suspiro.

Gracias de nuevo, el martes más. Muchos besos.

Vane!! dijo...

Si, colt es un idiota ¬¬

Iris dijo...

Ayyy, ya no puedo parar, Colt no se da cuenta de que esta enamorado. Pobre tonto.


Besos

Ani dijo...

uff uff mmmm, creo que no debo leer estas cosas en el trabajo jaja, sin comentarios ejem ejem
ha sido fantastico, la pena es que colt no haya querido seguir, pobre Megan, la hizo sentirse fatal, no hay derecho..

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você