martes, 29 de junio de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 10 PARTE 1ª



Aldair se sentía el dueño del mundo con Liana acurrucada entre sus brazos ronroneando como un gatito satisfecho, mas ahora que los vapores de la pasión iban perdiendo fuerza otros pensamientos comenzaban a machacar su cerebro, había llegado el momento de contarle la verdad. Acarició su cadera cansinamente disfrutando un poco más de la seda de su piel, suspiró. Estaba en una encrucijada, por una parte tenía miedo que ella se alejara de él, pero se le agotaba el tiempo y tenía una obligación, una misión que cumplir y había llegado la hora de ponerla sobre la mesa y asumir las consecuencias.
Insufló aire a sus pulmones lentamente intentando calmarse y que los numerosos nudos en que se habían convertido sus tripas dejasen de tirar tanto apretándose más y lo expulsó armándose de valor para que las palabras brotasen de él.

—Liana -musitó contra su cabello.
—Mmmm
—Debo hablar con vos.
—Te escucho —respondió acomodándose mejor sobre su pecho.
— ¿Os acordáis que os dije que vos me convocasteis a través del medallón?
—Sí –echó hacia atrás la cabeza para poder observarle—. ¿Por fin te vas a decidir a confesar que era una broma?
—Desearía que fuese así, pero todo es cierto— le puso un dedo en la boca para evitar su inminente replica—. Dejadme hablar—, se lo retiró cuando ella asintió—. Ese medallón que ahora poseéis pertenece en realidad al clan McRea y no es un simple colgante, es parte de nuestra identidad. Se nos entregó para vigilarlo y protegerlo con nuestra vida en caso de ser necesario y así se hizo generación tras generación, hasta que pasó a mis manos y se rompió la tradición.
— ¿Lo perdiste?
—No —continuó bajo su atenta mirada—, un hombre vil donde los haya y que pertenecía al clan de mi amigo Niall nos lo robó. Nos costó hallar al culpable y cuando estaba a punto de recuperar el ansiado objeto, lo lanzó a las profundidades del río. Con la ayuda de mi buen amigo y algunos de sus hombres rastreamos día y noche el cauce infructuosamente. Tuve que regresar a mi hogar con las manos vacías y la vergüenza de haber fallado a los míos. Como castigo por semejante quebrantamiento los druidas lanzaron una maldición, que tras muchos siglos de espera me hicieron llegar hasta vos—, terminó la confesión acariciándole suavemente la barbilla.

—Imaginación fuera del sexo no te falta —masculló.
 — ¿Cómo decís? —preguntó sin entenderla.
 — ¿Por qué me cuentas esto? —demandó incrédula.
­— Porque ahora está en vuestro poder y he de recuperar el medallón a como de lugar.
— ¿A cómo de lugar? —masculló enfadada—, ¿eso quiere decir hacer lo que sea?—,  se le puso un nudo en el estómago cuando le vio asentir—, ¿incluso mentir o seducir para lograr tu meta?
—Así es —le confirmó.

Estudió el rostro masculino en busca de cualquier gesto que le indicara que estaba burlándose de ella, pero no encontró atisbo de diversión, por el contrarío parecía muy seguro de lo que había dicho. Tragándose el dolor que comenzaba a rasgarle el pecho se sentó y se deslizó fuera de la cama.

—Vaya... si que tiene que ser valioso si tuviste que hacer el sacrificio de acostarte conmigo.

Aldair dio un respingo al ver el rostro antes feliz surcado ahora por una profunda pesadumbre, alargó un brazo hacia ella que se separó como si apestara.

—Mi señora os aseguro que no...
— ¿Tan cara es esa dichosa joyita? —le interrumpió alzando la voz.
— Su valor está en el interior —habló desesperado al ver que ella no estaba dispuesta a escucharle-, por favor creedme que cuando os hice el a...
— ¡Basta! No sigas Aldair, no creo poder seguir soportando esto.
—Escuchadme os lo ruego.
— ¿Sabes?, sólo tenías que pedirlo no hacía falta que me utilizaras —añadió parpadeando para evitar derramar una sola lágrima en su presencia—. Ahora te aseguro que jamás te lo daré.

Echó a andar con los hombros erguidos fingiendo una seguridad que en absoluto sentía y salió de la habitación cerrando la puerta con un sonoro golpe. Una vez en el baño y tras girar el cerrojo, se sentó en el váter y comenzó a llorar expulsando todo el daño que ese hombre le había producido.
Dios, se sentía como la mayor de las imbéciles. Si hubiese prestado atención a su conciencia ahora no se sentiría usada, hedionda y con ganas de gritar como una posesa su rematada estupidez.
Se limpió los mojados párpados con el dorso de la mano y fue hacia el lavabo, abrió el grifo y antes de lavarse la cara se fijó en la imagen que le devolvía el espejo, la mascara de pestañas corrida le hacía parecer un payaso, tal y como se sentía, deslizó la mirada por su cuerpo lo que hizo que se sintiera mucho peor, su camiseta debía estar en algún lugar del pasillo, tenía las medias rasgadas, la falda por la cintura y ¡joder! Las botas puestas. Gruñó odiándose a si misma por lo sucedido.

Se quito la ropa sintiéndose sucia y se metió en la ducha dejando que el agua corriera sobre ella antes de coger el frasco de gel, lavó su cabello y cuando ya lo tuvo enjuagado, tomó la esponja y la cubrió con una buena ración de jabón. Se restregó con saña hasta que la piel brilló con un tono sonrosado, volvió a repetir la operación con la misma inquina formando más espuma. Ya que de la mente no podía lo haría de su dermis, necesitaba apartar todo rastro de aquel hombre encima suya.
Se había entregado a un degenerado que sólo la quería para conseguir un maldito medallón y lo peor es que había disfrutado como nunca, gozando del sexo plenamente y sin tapujos, a su pesar sonrió al acordarse del título de una antigua película, sí, había muerto con las botas puestas.

Apoyó la cabeza contra los blancos azulejos y se quedó allí sin hacer nada, hasta que el agua perdió la tibieza y comenzó a salir fría, con un escalofrío cerró el grifo, se secó advirtiendo las rojeces que la cubrían y se puso el albornoz. Ahora más relajada y sin ninguna sombra en el cerebro entendía muchas cosas, debería haberse dado cuenta que ese espécimen de tío bueno-macizo-sexy no se iba a fijar en ella así por las buenas, que el muy hijo de perra estaba enterado que había heredado la joya y no dudó en empotrarse contra su coche, hacerse el amnésico y contarle una increíble historia que como una gilipollas había comenzado a creer, le dieron ganas de golpearse por haberse tragado el cuento.
 Pero se acabó, era el momento de salir a flote y mostrarle de lo que era capaz, porque si pensaba que por echar un simple polvo, bueno, el mejor polvo de su vida iba a lograr su cometido había errado. Puede que no fuese la diosa que él la había llamado, pero estaba fenomenal y lo confirmaba el hecho de que muchos hombres se volvían a su paso. Se quedaría con el medallón que para algo se lo dio su tía, lo echaría de su casa y de su vida de una vez por todas.

Aldair se quedó tumbado mirando al techo, se cubrió el rostro con un brazo y exhaló cansado, no sólo no consiguió que le entregase la reliquia sino que la había hecho daño, se sintió como un bastardo cuando la vio revolverse y acusarlo de haberla utilizado, no negaba que en un principio esa era la idea, lo había dejado bien claro cuando lo habló con su padre, seduciría a cambio del preciado tesoro, pero cuando la vio no le disgustó en absoluto la promesa realizada, Liana era hermosa como un atardecer en las Highlands, sus azabaches y centelleantes ojos como el cielo sin luna en las noches de invierno, una figura perfecta y ardiente como el sol que los calentaba en los días de verano, sí, había tenido suerte, pero esa mujer con carácter, su humor y su dulzura le conquistó haciendo realidad su sueño, poco a poco, paso a paso se metió bajo la piel y reptó con sutiliza hasta llegar a su corazón que, a pesar del escaso tiempo transcurrido desde que la conoció, le decía con cada latido que ella era la elegida. Cuando se entregó a él sin reservas y la poseyó de igual manera dándolo todo, se confirmó lo que su bombeante órgano sabía desde el principio, Liana era suya y él le pertenecía de igual modo.

Se levantó, se enrolló la sábana en las caderas y caminó hacia la puerta dispuesto a hablar con ella y aclarar la situación de una vez por todas, se detuvo con la mano en el picaporte escuchando como el agua corría, quizá era mejor dejarla sola para que se calmara, cuando se hubiera tranquilizado le explicaría, le suplicaría si fuera necesario.
Paseó la vista por el cuarto sin saber que hacer hasta que Liana saliese del baño. El cajón de un mueble a medio cerrar le llamó la atención, así que empujado por su lado curioso se acercó y terminó de abrirlo del todo. Sus labios se elevaron en una lenta sonrisa al percatarse de su contenido, prendas similares y de diversos colores a las que ella llevaba cubriendo sus senos y su pubis —y que a él le fascinaban— descansaban pulcramente dobladas en su interior. Deslizó los dedos por ellas y se sorprendió de la suavidad de la tela, nunca antes había tocado algo igual, tomó una de color escarlata y se la llevó a la nariz, aspiró profundamente embriagándose con el aroma que desprendían, semejante al jabón que le prestó para asearse, como a las lilas que crecían en las colinas junto al lago. Iba a devolverla a su sitio cuando el sonido de la puerta abriéndose le hizo girarse, encontrándose con la mirada enfadada y acusadora de Liana.

— ¿Qué coño estás haciendo? —preguntó al verlo con uno de sus tangas en la mano.

Abochornado al haber sido pillado en falta, dejó la prenda junto a las otras y llevado por lo nervios empujó el cajón hacia dentro con tanto ímpetu, que hizo temblar el contenido encima del mueble.

—Te hice una pregunta —molesta con su silencio, caminó hacia él hasta que apenas los separaron unos pasos— ¿Ibas a robarme?
—No soy un ladrón, señora —le mantuvo la mirada ofendido—, sólo sentí curiosidad.
Claro, después de todo que vas a decir —espetó irónicamente cruzándose de brazos—, pero te equivocaste de lugar, no está ahí—, alzó la barbilla al acortar la distancia—. Me arrepiento de haberte abierto la puerta de mi casa, de gastar mi dinero en comprarte ropa y sobre todo por haberme preocupado de ti —, acabó diciendo con la voz teñida de decepción.

Dolido por sus hirientes palabras la sujetó por los codos acercándola a él. 

—No os permito que os arrepintáis de haberme conocido y más cuando no me habéis permitido siquiera defenderme.
— ¿Qué no me permites qué? —demandó furiosa revolviéndose para escapar de su agarre— ¡Manda huevos! y no hay defensa que valga para lo que me hiciste, abusaste de mi confianza, no te importó seducirme para conseguir tus propósitos…
—Estáis ofuscada —interrumpió soltándola al ver su lucha, lo ultimo que deseaba era enfurecerla más—, debéis dejarme que os explique.
—No gastes saliva —se encaminó a su bolso de viaje, sacó el medallón y se lo colgó al cuello— y tendrás que matarme para conseguir esta maldita cosa.
— ¿Habéis enloquecido? Preferiría morir mil veces antes que haceros daño.
—Con que te mueras una es más que suficiente —contestó cerrando los puños sobre las caderas—, quiero que recojas tus cosas y te largues de mi casa.
—Liana escuchadme os lo ruego –en dos zancadas estuvo a su lado.
— ¿Para que me sigas contando mentiras? —manifestó alzando la cabeza— olvídalo, para mi desgracia ya conozco a los tipos como tú, no es la primera vez que tropiezo con uno.
— ¡No os mentí! -exclamó desesperado- todo lo que os conté es verídico, por lo que más queráis, creedme.
—Claro —se rió con burla— te creo, pero quiero que te vayas.
—Maldita sea —la agarró por los hombros y la zarandeó— estoy siendo muy paciente con vos.
-Oh, gran Dios, gracias por ser tan magnánimo conmigo.
-¡Callaos!- volvió a zarandearla con más fuerza, antes de soltarla tan fuerte que trastabilló.

Liana se sujetó a la esquina de la cómoda para evitar caer. Toda la ira que sentía desapareció con el empujón, ocupando su lugar el dolor que con esfuerzo había logrado esconder.

—Lamento el sacrificio que tuviste que hacer llevándome a la cama para conseguir esto —dijo apesadumbrada señalándose la alhaja—, sobre todo porque no sirvió de nada, excepto para hundirme en la miseria.

— ¿Pensáis que yacer con vos me supuso un sacrificio? —preguntó con voz áspera.
—Eso ya no importa demasiado —le dio la espalda para ocultarle el rostro.
—Si lo es, porque vos me importáis —la giró para encontrarse preso de los acuosos ojos, tragó saliva para que el nudo que se le formó al ver su dolor le permitiese continuar—. ¿Estáis arrepentida de haber sido mía? Contestadme.
—No es orgullo precisamente lo que siento —bajó la vista a sus pies descalzos pues no quería que la viese llorar— no soy mujer de ir de hombre en hombre y si me entregué a ti fue por que me gustas mucho —sorbió con disimulo— pero con tus palabras rompiste todo eso, nunca en mi vida me he sentido tan utilizada como me lo hiciste sentir tu. Sí Aldair, me arrepiento.
—Liana —susurró su nombre con tanto pesar, que inmediatamente alzó la vista sorprendiéndose por lo que vislumbró en sus ojos, si tenía que poner un nombre a lo que veía en ellos sin duda era derrota y como de un aura se tratase se encontraba rodeada de una profunda tristeza.

El corazón se le encogió como si estuviese siendo oprimido por un fuerte puño, quiso abrir los brazos y acunarlo contra su pecho para aliviar la aflicción que derrochaba su cetrina mirada, cubrir su rostro de besos hasta hacer desaparecer su abatimiento acariciar esa piel ardiente hasta que la tensión abandonara esos anchos hombros. Parpadeó incrédula ¿en que diablos estaba pensando? Recordó los viles motivos por lo que él estaba allí, que no había dudado en jugar con ella para conseguir sus propósitos. Sin duda merecía el Oscar a la mejor actuación y ella al de la mayor idiota del universo, por que a pesar de todo se encontraba húmeda de deseo. Apartó la vista de él para evitar caer en la tentación. Furiosa consigo misma por ser tan débil y sin pronunciar una sola palabra se giró y se encaminó hacia la puerta.

Continuará...


19 comentarios:

Zeta dijo...

Aiiinss no se que a pasado (bueno si, que Aldair tendría que haberselo dicho en otro orden) para que todo se estropee de esa manera...
Espero que Liana sea comprensiba porque si no no se a donde ira Aldair... (le podeís dar mi dirección si quereis jejeje)
Estoy hiperactiva por ver como continua
Muchos besos :)

AKASHA BOWMAN. dijo...

Qué terrible malentendido ha ocasionado este distanciamiento, con lo unidos que parecían unas horas antes... la verdad es que Aldair no se terminó de explicar como debiera, y quizás Liana se enervó demasiado rápido. Ambos poseen un carácter demasiado exaltado en ocasiones.
Espero que esa atracción mutua y el afecto incipiente ayuden a un acercamiento...

Nos leemos, besos

KaRoL ScAnDiu dijo...

Liana tiene mucho caracter, y entiendo que se sintiera sucia y avergonzada, pero ella no sabe la verdad sobre él, o al menos, no puede creerse que sea posible todo lo que le cuenta... q penita me da Aldair, esta enamoradisimo de ella... por favor, necesita saberlo, se ira de la habitación?? no tardéis demasiado, plissss

Citu dijo...

Me dio mucha pena, el mal entendido que paso entre los dos. Pobre Aldair ojala Liana lo oiga y se de cuenta que la ama sigan chicas.

LuZ dijo...

Hola!
Esto se pone interesante, la primera negativa ya se la ha dado, y de qué forma. Y los líos del amor, como la vida misma. Lo bueno es la pareja tan disonante que hacen, él con la mentalidad de hace siglos y ella tan independiente. Me gusta chicas!!

Por cierto, gracias por vuestras palabras en mi recién estrenado chat, ¿qué es eso de tener que encogerlo? despues de estar toda la mañana peleándome con el inglés para poder ponerlo, ¿encima tengo que encogerlo? ni que fuera un chicle. Y sí, soy el último mono, y con orgullo!
Gracias a vosotras, sois geniales!!
Besos!!
PD Mariola, ¿eres paisana mía?

Johan dijo...

Mon dieu! sabia que pasaria esto!, no se los dije en el cap anterior?!, es que este parcito no puedo ser mas, mas, BRUJILLAS!!, despues del dulce inico nos terminana con esto!!!

Contradigo con ustedes compañeras comentaristas, la verdad es la verdad, aunque duela, y tal y como dijo mi adorado en ingenuo aldi, el la busco para quitarle el medallon a costa de LO QUE SEA, y sus palabras no son mas que la puritita verdad, otra cosa es que el mi niño no tenia idea que se encontraria con semejante mujer! y bueno tambien tenemos que contar el poco tiempo que se conocen, y para una mujer como liana de nuestra epoca, eso ya es un detonante de desconfianza, y si ademas le sumas que ella piensa que el tipo esta chalado, por muy guapeton que sea, bueno, hay que entenderlos a los dos, y concuerdo con akasha, ambos son muy explosivos de caracter, pero es lo que mas me encanta jajaj XD, si ya se estan atrincherandose despues de la primera noche, que pasara cuando se den cuenta que se quieren?? sobre todo liana con todas esas barreras que tiene, dieu! quiero mas caps!

Por otro lado buscandole una solucion a este desastre, si yo fuera aldi me convertiria en el hombre de las cavernas, me la echaria al hombre, agarraria el medallon y me la llevariaa mi tierra!! algunas cosas no tienen solucion no? y la tozudes de esta chica es el ejemplo! y vale de paso nos da un excelente capitulo que leer, uy ya me imagino la de cosas que pasaria con ella en el tiempo de el! jaja!

Besotes queridas!! no se demoren mucho con el proximo, vale ya se que eso sono esgoista, no se pueden pasar todo el dia escribiendo, pero se aguantan es el fecto, post-caps-melodramatico-rompecorazones-sokaly!

Johan dijo...

uy, mencione lo mucho que me gusto la escena de supuesto robo de tangas? jaja me hubiera gustado ver la cara de aldi, con aquellas prendecitas en sus grandes manos! un giganton que le gusta el olor a lavanda, huh - suspiro- me enamore el doble de el ahora XDD, ey brujillas me pueden dar un premio de consolacion?? me basta con morfeo!! con esa carita de niño bueno y durmiente huhu lo quiero! O///O!!

PD: si lo siento, hoy ando con las trenzas mas sueltas de lo normal, mucha cafeina ¬¬U

La Biblioteca Encantada dijo...

¡Hola!

Yo no he leído los capítulos anteriores, pero sí he leído éste y me ha gustado mucho (lo de "su bombeante órgano" sigue resonando en mi cabeza, jajajaja). ¿Y estas historias, las escriben entre las dos o cómo hacen?

Un besito,

Lana Drown.

Sabry Sandal dijo...

(Ya leí mis dos capis)

OMG,pero si casi parecí que yo estaba ahí, contra la mismisima pared y el acerado toras de Aldair...

Y el episodio de la "cosita" aaarrrrggghhh, también estuve allí!!

Me encantaron los capis, con la dosis hot, que me dejó sin plabras. Se lucieron, chicas.


Un besito para todas!!

Lady Sandal / Kar dijo...

"Casi parecía," jajaja, con la emocion, me ocmi las letras, ven lo que hacen?.

Y el "toras" imaginarán que es el acerado toraxxxxxxxxxxx.

Estas chicas, estas chicas... se me vuelven locos hasta los dedos... las voy a acusar!

Y por supuesto, plabras... es plabrasss. Bye!

Sabry Sandal

laqua dijo...

Pero qué bárbaro... yo que ella, pues que me siga usando todo lo que quiera!! ;) Por lo que cuesta, no...
Jejeje, me gustó mucho :)

veronik dijo...

hooo....todo iba tan bello (snif) pero con esto solo indica que viene lo mas emocionante de todo LA RECONCILIACION jejeje aparte que esta historia se pone cada vez mas buena que digo buena lista para premios yeiiii..... jejejje un beso y pasando lista

Iris dijo...

Bueno menudo lío se han hecho. Pobre Aldair, su posición es difícil de defender, al fin y al cabo esta allí por el colgante. Liana, es normal que se sienta herida. En fin que ya sabía yo que esto se liaría de alguna manera, todavía falta para "felices para siempre"

Espero el siguiente.

Perdonad por la tardanza. Como ya sabéis estoy malita. Tengo placas en la garganta y ruidos en el pecho, estoy tomando un montón de medicinas, y tengo todos los mocos de España.
En fin, estoy echa una pena, porqué encima tengo un bajonazo que no veas, pero bueno, ya pasará.

Besos

Macu Marrero dijo...

Eso, eso. Carácter. Aunque verás que en el próximo episodio esta cae, pero vamos...
Pobrecito Aldair. Y pobrecita yo, quiero más coño.

alisdei adiestradora de mosquitos dijo...

Pobrecito Aldair ,aunque en el fondo Liana tiene razon para estar disgustada ,pues el pensaba en el medallon y cree que la sedujo .CHICAS ESPERANDO EL PROXIMO CAPITULO IMPACIENTEMENTE .

pepis dijo...

OMG !!!! que revoluuuuuuuuuu paso aqui ? ya me extranaba que Liana soltara tan rapidito... pero este Aldahir que le pasa ? como le suelta la verdad asiiiiiiiiiiii pero que burrito mi highlander, se lo tenia que decir con otras palabras con mas mimo y carinoooooooooooo. ahora claro ella tiene razon de pensar que ademas de que el esta mas loco que una cabra se aprovecho de ella. HUMMMMMMM es que los hombressssssssssss.
me da mucha penita con los dos . y para donde ella va ? y mi Aldahir donde se va ha quedar ? estoy lagrimiando por culpa de estos dos jiji.como dice Johan que se la lleve pa las Highland raptada para que se de cuenta de la verdad . bueno chicas un capitulaso de show , buenisimo besitos , tengo cita con ustedes el viernes se me cuidan.

krlitalabeba dijo...

Es que Aldair no podia esperar otro momento para sentarc y contarle bien las cosas y de paso q dijo q no le importaba utilizarla tenia q elegir bien las palabrassss diossssssss esta super bueno le doy la razon aki a liana =S


GRACIASSS CHICAS POR ESTE CAPITULO ESPERO A VER Q VA A PASAR CON ELLOS DOS

Maria dijo...

Las palabras mal entendidas,el caracter de Liana,hacen que el momento idilico despues de ese momento en el cual todas suspiramos,se fuera directamente por la taza del water......Liana,entonces no lo crees,y porsupuesto se ve q no quieres saber mas nada de él,no?

Lo veisssssssss,Aldair es miiiiiiiiioooooooo!!!!!!!

Porsuesto ya saben quien las escribio esta vez el comentario¿verdad?jajajajajajajajajaj (risa satisfecha)

Un besote

carli dijo...

muy buena historia, las sigo

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você