viernes, 18 de junio de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 8 - 2ª PARTE



Se percató como las manos de Aldair se cerraban alrededor del cuello de su amigo y corrió a defenderlo. Tiró sin éxito agarrándose a sus bíceps que estaban tan tensos que parecían rocas, mientras Carlos boqueaba tratando de coger aire con el rostro congestionado. Se posicionó frente a él para gritarle, pero durante un instante la rabia que destilaban sus ojos le dejó la lengua paralizada, recuperó el habla al escuchar el bajo siseo a su lado.

-¿Te has vuelto loco? -inquirió llena de terror-. ¡Suéltalo!
-Osó levantaros la voz –masculló con los dientes tan apretados que chirriaron.
-Sólo estaba preocupado por mi -dijo Liana con voz lastimera-, suéltalo, por favor.

Al ver que Aldair no aflojaba la presión de sus dedos alrededor de un cuello cada más amoratado, alzó la mano y le acarició al brazo intentando tranquilizarle.

-Te prometo que no quería hacerme daño, confía en mí.

Con renuncia despegó los ojos del hombre que tenía frente a él para posarlos en la compungida cara de Liana y poco a poco empezó a soltar a su presa que comenzó a toser al verse libre

-Joder... eres un... perturbado mental -terció llevándose las manos a la garganta e intentando llevar algo de oxígeno a sus pulmones-, has estado a punto de matarme.
-Si os vuelvo a oír hablarle con tan poca falta de respeto –amenazó-, juro que no habrá fuerza humana sobre la tierra que me impida mataros.
-¿Y no quieres que me preocupe por ti? –preguntó sin mirarla-, si está como un cencerro.
-Un poco si que lo está –aseguró Liana sujetando la férrea muñeca-. Carlos jura que se portará bien a partir de ahora ¿cierto? –inquirió empujando al susodicho con el codo.
-Si piensas que yo voy a jurar...
-Deja de echar más sal al asunto, será mejor que esperes fuera –se volteó hacia Aldair-. Y tú, ya estás soltándole, ahora.
-No pienso dejarte sola con este energúmeno –bufó cuando su agresor dio unos pasos atrás.
-Estaré bien -aseguró ella ante su reticencia- vete a refrescarte un poco, tus cuerdas vocales te lo agradecerán.

Liana aprovechó el momento en que se quedaron a solas para que toda la cólera por lo sucedido aflorase, cerrando los puños se giró hacia él que la miraba sin parpadear.

-¿Cómo pudiste hacer algo así? ¿Te crees que estás en la edad media o qué?
-Mi señora -dio un paso hacia ella-, él os estaba...
-Carlos es mi amigo pedazo de bruto, jamás me haría daño -espetó-, y tú has tratado de matarlo.

Atónito y dolido ante la reacción de Liana que parecía tener intención de abalanzarse contra él y golpearlo, se dio la vuelta y regresó en silencio al habitáculo donde estaba su indumentaria.

Con el orgullo herido porque la dejara con la palabra en la boca, Liana fue hasta el probador y tiró de la puerta para decirle cuatro palabras bien dichas, pero todas murieron en su garganta, cuando lo vio inmóvil de espaldas a ella con la vista perdida en el alto espejo. Estaba tan absorto en sus pensamientos que no pareció percatarse de su presencia, bajó la cabeza avergonzada al darse cuenta que lo había herido, después de todo, aunque equivocadamente y con los modales de un cavernícola, había salido en su defensa.

No pudo dejar de fijarse en como la tela del pantalón rozaban sus pies descalzos, fue ascendiendo poco a poco percibiendo como los vaqueros desteñidos se le ceñían a las piernas y caderas como si hubiese nacido con ellos. Clavó los ojos en aquel trasero capaz de provocar un infarto, era el culo más sexy que había visto en sus 27 años de vida y apostaría su alma que no vería otro como aquel aunque viviera toda la eternidad.
Incapaz de dejar los ojos en un sitio fijo, por muy exuberante que fuese, siguió subiendo lentamente, deleitándose con cada uno de los músculos que surcaban aquella espalda digna de un dios romano. “Jesús, pero ¿es qué este hombre no tiene nada mal?”

Aldair no comprendía la actitud belicosa de Liana, sólo pretendía protegerla de aquel bastardo y a cambio sólo recibió malas caras y una buena reprimenda, pero ¡maldito si consentía que eso volviese a suceder de nuevo! Fuera como fuese, lo último que deseaba ahora era ver el dolor en la azabache mirada debido a su intervención, así que optó por dejarla a solas para que se calmara.
Una respiración contenida le hizo volver en sí. Liana se encontraba tras él, examinando su cuerpo detenidamente. Se giró muy despacio hasta quedar frente a ella, tragó saliva al contemplar sus llameantes pupilas y permaneció inmóvil mientras la sangre se le calentaba bajo su escrutinio.

Estaba tan abstraída en sus calenturientos pensamientos que cuando quiso darse cuenta tenía ante sí el amplio pecho que tanto había visto durante esas horas, pero que no le importaría seguir oteando. Descendió pausadamente imaginando sus dedos correr por el musculoso abdomen. Su mandíbula cayó hasta el suelo cuando al llegar a la parte superior del pantalón que se encontraba sin abrochar, atisbó parte de su oscuro vello púbico. Una ola de calor se apoderó de ella sonrojándola por entero. Una ola de calor se apoderó de ella sonrojándola por entero. Tenía que seguir empapándose con todos y cada uno de los detalles de esa impresionante figura. La blanquecina cicatriz que le recorría el costado le llamó la atención, se mordió el labio inferior deseosa de repasar con su lengua aquella marca, ahogó un jadeo antes de ascender hasta sus anchos hombros y la columna de su fuerte cuello, repasó su barbilla, sus carnosos labios que estaban entreabiertos, su nariz para acabar descansando en aquellos verdes iris que refulgían con deseo contenido.

Aldair sentía como si su corazón se hubiese transformado en un tropel de caballos desbocados bajo la sensual mirada de Liana, su sangre ardía y su miembro empujaba desesperado contra la basta tela que lo cubría.
Recorrió el sonrosado rostro que tenía ante sí, sus labios ligeramente abiertos eran una invitación a saciar la sed que en ese momento lo consumía, las aletas de la respingona nariz se abrían y cerraban rápidamente a causa de su respiración agitada, volvió a clavar sus pupilas en las oscuras retinas que brillaban tan rebosantes de deseo como debían estar las suyas y todo desapareció, por unos minutos la tierra se detuvo y solo estaban ellos dos, ni ruido, ni gente, ni promesas que cumplir.
Incapaz de controlarse, alzó una mano para acariciar aquella rosada piel, pero la voz de la mujer que le había llevado las extrañas vestimentas hizo que el apasionado momento se rompiese y la bajó antes de rozarla siquiera.

Aunque la llegada de aquella chica le fastidió por romper la magia del momento, se apartó totalmente ruborizada y agradecida de poder volver a respirar.

-¿Qué tal le que...? Oh, Dios mío –exclamó la dependienta al verle en su plenitud tras hacerse Liana a un lado-. Jesús, en mi vida he visto algo tan..., creo que me voy a desmayar.
-Nos los quedamos –dijo Liana poniéndose de nuevo delante–, todo y por favor necesitaremos calcetines y slips.
-Por supuesto –torció la cabeza sin disimulo para poder mirar la entrepierna de Aldair–. Sí, creo que una XL será adecuada.

Una vez volvieron a quedarse a solas, Liana cogió una de las camisetas y se la dio.

-Cúbrete ¿si? Te espero fuera –ordenó saliendo apresuradamente de los vestuarios para intentar que su piel recuperase su tono habitual y bajase unos grados la temperatura.

Estiró la negra prenda que ella le había tendido y tras varios exabruptos e intentos consiguió ponérsela. El desconocido tejido se pegaba a su tórax y las mangas cortas le ceñían a los brazos, tironeó varias veces tratando de separarla, pero era en vano, así que se encogió de hombros, se calzó y salió al encuentro de Liana, que le esperaba apoyada en la pared de enfrente.

-Te quedan muy bien –admitió mirándole de arriba abajo-, pero tenemos que comprarte otro calzado, lo que llevas no te pega para nada.
-Vuestras prendas son francamente incómodas –protestó echando a andar delante de ella.
-Pues desde aquí no se ven nada incómodos -murmuró con voz ronca sin dejar de apreciar a ese único e inimitable trasero.


Sin dejar de divertirse al verlo removerse inquieto en su nueva ropa llegaron al mostrador, donde la sonriente vendedora se dispuso a atenderles, en realidad más bien a atenderlo a él. Sin dejar de pestañear e insinuarse fue marcando y metiendo en bolsas las numerosas prendas. Liana estuvo a punto de darle un puñetazo en la nariz al ver como sin disimulo alguno clavaba los ojos en la entrepierna de Aldair -recordando seguramente lo que vio hacía escasos minutos- y se mordía el labio inferior con cara de viciosa necesitada. Para más inri, él parecía estar divirtiéndose de lo lindo son su inspección y sonreía como un enorme bobo. ¡Hombres! Todos son iguales.
Cuando la chica le dijo el importe total, tendió de mala manera su tarjeta de crédito para que se cobrara.
-Muchas gracias -dijo la mujer devolviéndole el plástico junto con el ticket y sin dignarse a mirarla, pues sólo tenía ojitos para aquel gilipollas que debía tener la única neurona que poseía totalmente frita. Ahora comprendía de donde procedía ese olor a churruscado que la estaba mareando.
-Gracias a ti -respondió guardando todo en su monedero antes de tocar el antebrazo de un atontado Aldair-. Vamos
-Un momento -exclamó la otra garabateando algo en un papel y tendiéndosela a él-, aquí tienen la tarjeta de la tienda por si necesitan algo más.

Liana tomó con celeridad la cartulina y observó como la muy descarada había escrito el número de un móvil en ella, con toda la mala leche típica en ella cuando se cabreaba, la arrugó con el puño en alto.

-Mal te veo bonita, mi amigo se quedó anticuado en lo que a tecnología se refiere, así que olvídate que te llame –sin darle tiempo a replicar a la boquiabierta dependienta tiró de él hacia la salida.

Aldair observó complacido el descaro de la muchacha, pero el comportamiento de Liana le fascinó, esa actitud era típica de una mujer celosa, aunque siendo ella lo más probable es que sólo fuese mal genio.

Tras abandonar el cargado ambiente de la tienda fueron a buscar a Carlos. Miró en todas las direcciones y al no verle sacó el móvil para llamarle, pero nada más dar la primera señal, éste apareció portando una rosa roja.

-Es tan hermosa como tú –aseguró ofreciéndosela con una sonrisa. Torció el rostro hacia su acompañante-. Espero que te vayas enterando lo mucho que la aprecio y que jamás le haría daño.
-En efecto, es tan bonita como ella -replicó Aldair molesto-, pero una rosa también tiene espinas y si no se lleva cuidado puede lastimar.

Liana estuvo a punto de llamar a los bomberos porque temió que las chispas que saltaron al medirse pudiese provocar un incendio, pero la sangre no llegó al río. Los labios de Carlos se curvaron hacia arriba por el comentario y tendió la mano hacia él en son de paz.

-¿Amigos?

Dirigió una mirada a Liana y su esperanzado rostro le acabó por convencer.

-Amigos -confirmó estrechándole la abierta palma-, pero os vigilaré de cerca.
-¡Estos son mis chicos! -exclamó palmeándoles las espaldas-. Y tras esta emotiva y amena charla, ¿qué tal si continuamos con las compras?
-Las compras me dejaron hambriento, sin duda son más agotadoras que una buena lucha -protestó Aldair llevándose las manos al estómago.
-Este grandullón comienza a caerme bien -rió Carlos-, vamos iremos a un restaurante estupendo aquí mismo.
-Oye ¿qué pasa con tus zapatos? -demandó al trasero de Aldair-. Vale, abandonadme no hay problema. Lo dicho... ¡hombres!

Corrió para alcanzarles.

Fueron hasta el Debehan's Restaurant del centro comercial. Era un sitio agradable y además ofrecía unas vistas maravillosas del puerto con el Royal Yacht Britannia amarradas y recibiendo continuas visitas. Liana trató de buscar una conversación donde los tres pudieran participar, pero acabó hablando con Carlos mientras Aldair se abstrajo tanto, que en algunos momentos parecía estar muy lejos, aunque la mandíbula bien que la ejercitó ya que se había comido dos descomunales filetes poco hechos de la mejor ternera escocesa, con sus respectivos panecillos y tres pintas de cerveza.

Paseó la vista por el lugar, era un sitio amplio con mesas y sillas esparcidas por todos sitios, las paredes eran de cristal y podían ver el mar.
Carlos pidió la comida para todos cuando un joven de pelo rojo y la cara llena de pecas se acercó y al poco tuvieron humeantes bistecs frente a ellos dos y una carne picada y redonda para Liana a la que embadurnó con un líquido rojo y espeso como la sangre.
Las risas cercanas de unos niños, le hizo girar la cabeza, varios hombres, mujeres y pequeños comían y reían divertidos, la añoranza se apoderó de él por un momento y el corazón se le llenó de congoja, si estuviera en su tierra con su clan, él también estaría ahora alimentándose rodeado de los suyos.

Después del almuerzo continuaron las compras antes de que Carlos los llevara de vuelta a la ciudad. Llegaron poco antes de las 5, cargados de bolsas, doloridos, agotados y con la promesa que por la noche se encontrarían para tomar unas cervezas.
Tan pronto llegaron al salón tiró los paquetes y se dejó caer en el sofá soltando un suspiro de alivio cuando sus pies quedaron libres de lo opresión de los zapatos. Se dio cuenta que él permanecía en el umbral mirándola.

-Lo siento estoy tan cansada  -se apartó palmoteando el hueco que había dejado libre para que se sentase, mientras lo recorría con la mirada-, pero ha merecido la pena.
-¿Por qué os dejasteis besar por él? -inquirió sentándose a su lado.
-¿Como dices? -respondió sin saber de que hablaba.
-Vuestro amigo, ¿por qué os besa y os toca siempre que tiene oportunidad? -insistió.
-Pues precisamente porque es mi amigo y me quiere.
-Yo también soy vuestro amigo -afirmó cogiéndole la mano y entrelazando sus dedos con los de ella-, ¿os puedo besar siempre que me plazca?
-Claro -se levantó de un salto al ver el avance de él-, dentro de un tiempo, cuando nos conozcamos mejor y seamos amigos de verdad.

Cogió el calzado, riéndose por dentro por la insistencia de ese hombre y fue hacia su cuarto.

-Voy a ducharme –le informó desde el umbral–, después colocaremos tu ropa en alguna parte. Descansa un rato hasta que sea la hora de marcharnos.

Se sentía extraño, como si nada tuviera sentido, en realidad nada lo tenía. No le gustaba que la gente lo observara, ni aquellos sitios tan grandes y sin aire, tampoco aquella ropa que llevaba puesta y le apretaba las piernas y el torso. Debía darse prisa en recuperar el medallón y volver con los suyos, al lugar y con la gente a la que realmente pertenecía. Observó la puerta cerrada por donde ella desapareció minutos antes, ¿de qué forma podría pedírselo para que no se negase a entregárselo?  Un palpitante dolor de cabeza le sobrevino de pronto, se llevó los pulgares a las sienes y las masajeó, “piensa Aldair, piensa”. Cerrando los ojos se tumbó en el sofá con los pies colgando por uno de los brazos y en lo único que pudo pensar fue en la sonrosada y besable boca de Liana.

Continuará...


GRACIAS POR LEERNOS Y COMENTAR 


Y por tus regalos. ¡Nos encantaron!




19 comentarios:

Ade dijo...

Espero que el capítulo os haya gustado tanto, que decidieseis perdonarnos por no hacerle salir sin pantalones del probador (emoticono ojitos vidriosos)

Ya llegará el momento que lo podáis disfrutar y de manera intensa.

mariana dijo...

me encanta este hombre espero el proximo capitulo ya quiero que estos dos se enamoren perdidamente ... saludos y besos amigas . nos vemos en el proximo capi..

KaRoL ScAnDiu dijo...

SSIIIIIIIIIIIIIII... Capi nuevo, y me encantó;d... estoy "enamorá perdia" de Aldayr... espero el siguiente;D... kisses queridas;D

Citu dijo...

Que lindo es Aldair bien merecido esta el golpe que le dio a Caelos lastima que no le dejo sin dientes sigan chicas.

krlitalabeba dijo...

Jajajajajajaj demasiadoo buenooo el cpaitulo diosss que descarada el la vendedora como s elo comia a Aldair yo siendo Liana le arrancvo los cabellosss jejejeje pero super buena esa parte



diosss ya esta enamoradisimooo de ella y yo tb kiero un amigo asi como el y le permito besarme xD






Chicas graciass por avisarme saludoss y espero el proximo capitulo

Zeta dijo...

Solo te perdono que no lo sacaras en pelota picada porque el pantalon le quedaba bien, que constee!
Esque donde halla un buen culo que se quite lo demas!
:Q
Nota: ¿Sabiais que Aldair en celta significa "Lugar de caballos"? ¿ os lo imaginais por una pradera encima de un caballo...? Uff que empiezo a hiperventilar
Besoss :)

pepis dijo...

Les perdono que no haya salido desnudo pues vale la pena imaginarlo con ropa .Rayos yo me imagino como le quedaria ese pantalon a Aldhair por Dios , por Dios , por Dios que trasero se carga ese hombrote , mi pobre corazonnnnnnnn ,creo que me esta subiendo la presion ...
de verdad que el cap. estuvo buenisimo esa Liana casi le aranca la cabeza a la vendedora que celocita ehhhhhhhh jiji. bueno cuidense besitosssssssssssssss
!!! Viva el traserito de Aldhair... !!!

Iris dijo...

¡¡Una XL!!, yo no os perdono por ponerle los pantalones. Bueno vale si, pero solo si se los bajáis pronto, jeje. La dependienta estaba alucinada, nunca se había visto en otra igual, jeje, y Liana ya empieza a sentirse celosa.
Al final Carlos empieza a caerme bien.

Espero el siguiente con muchas ganas.

Besos y que tengáis buen fin de semana.

veronik dijo...

Vaya me estoy perdiendo de mucho en estos 2 ultimos capitulos pero no tenia internet (snif) y ya q recupere el internet q me conecto y wow que capitulos, lo confirmo chicas que bien estan escribiendo casi lo estoy viviendo en 3d jejej....y por los q se preguntan para cuando besos y pasion...aguarden porq cuando estas chicas te hacen sufrir la recompensa vale 10000 veces mas jejeje....un besote chicas y pasando lista....

vero(mex)

Ana Catalina dijo...

Hola, hola... me encanto el capi. me fascina Aldair jajaja y me encanto la actidud celosa de Liana y espero inpaciente por el otro capi. besos... :)

Ana Catalina dijo...

Hola, hola... me encanto el capi. me fascina Aldair jajaja y me encanto la actidud celosa de Liana y espero inpaciente por el otro capi. besos... :)

Ade dijo...

-Bienvenida Ana Catalina, espero verte por aquí a menudo.
No me extraña que Aldair te fascine, es un verdadera alhaja.
Liana es uno de los personajes femeninos que más me han gustado y sí, esa actitud tan celosona fue lo mejor.

-Vero (mex) pasó a ser Veronik, me gusta, pero espero que sea lo único que cambie en ti y que sigas igual que siempre.
Con razón no te veíamos por aquí, pero que bueno que se solucionase el problema con internet.
Así que en 3d ¿eh? Jajajaj.
Tú si que nos conoces, como sabes que llegado el momento arderéis.

-Iris, sabía que lo de la XL impactaría jajaja.
Prometo que se lo bajaremos pronto, tú estate atenta.

-Pepis ¿verdad que a veces es mejor que esté con ropa dejando entrever algo que si estuviera desnudo? Cuando la imaginación se activa y te entran los sudores pensando en lo que hay escondido es lo mejor. Como el trasero y lo que no es el trasero de mí Aldi, ufffffff, vale me voy a meter la cabeza en el congelador, ahora vuelvo.

-Zeta, gracias por seguirnos y comentar.
Sí que sabíamos que Aldair es "lugar de caballos", siempre buscamos el significado de los nombres de nuestros protagonistas y a veces también de los personajes secundarios.
Y vaya, ya lo creo que lograste que me le imaginase trotando encima de un hermoso caballo negro por una pradera, wow que imagen tan calurosa, joder, voy de nuevo al congelador, jajaja.

-Krlita, a Liana le faltó muy poquito para dejarla sin un solo pelo y lo cierto es que se lo hubiese merecido ¿a qué si?

-Citu, que agresiva eres, si el pobre Carlos es un encanto, algo sobón, pero un encanto.

-Karol, me alegro que te gustase.

-Mariana, en breve descubrirás si estos dos se enamoran perdidamente o no.

Besos a todas y gracias por leernos y por comentar que es MUY importante para nosotras.

Maria dijo...

Niñas,las demas comentaristas las perdonaron pero yo NOOOOOO,leñeeee,se estaba cambiandoooo,deberia salir como dios lo trajo al mundo!!!

Bueeeeeeenoooo,despues las perdone,ya q con esa descripcion hicieron caerseme la baba,encima del teclado(y el pobre mira q esta mal)pero nada,nada,soy magnanima y las perdono,tanto por no salir del vestuario como yo queria,como por el trato que le dio Liana a Aldair(callate he dicho!!!!!!)asi que.....siii,las perdono!!!

laqua dijo...

¡Al fin llegué al último capítulo! Lento pero seguro :)
Chicas, cada vez se superan a Uds. mismas. ¡Me encanta la historia!
Y me gustan todos los protagonistas :) Me caen muy simpáticos los demás, y obvio, saqué número para Aldair, considerando que llego entre las últimas... :_(
Ahora que estoy al día, volveré pronto :) Pero no crean que porque no comento no leo, las leo puntualmente en el Reader, nada más que mis comentarios allí no salen aquí.
¡Besos y buen finde!

Johan dijo...

Y vamos todas contra la dependientadescarada pero diganme, no hubieran actuado todas ustedes igualito a ella si hubieran estado en su posicion?! lo mas probable, es que mas de alguna le hubiera saltado a la yugular al pobre aldi, y como ustedes misma dijeron, arrancandole pantalones, camisetas e interiores XL a su paso o no? es mas!! lo mas probable es hubiera habido una guerra de fieras, liana VS chica-comentarista-descarada-del-momento, solo de imaginarmelo me mato de la risa! jajaja
Concuerdo con vero(mex), si las brujillas te hacen esperar, que parte de eso tambien tiene su lado bueno, por mucho que me cueste reconocerlo, es porque finalmente terminan presentando algo muchisismo mejor.
Sobre el capi? que decir que no lo hayan dicho antes?, me encanto la escena de liana cuando le arruba con el puño el papelito y le da esa fracesita suya para memoria : -Mal te veo bonita, mi amigo se quedó anticuado en lo que a tecnología se refiere, así que olvídate que te llame –sin darle tiempo a replicar a la boquiabierta dependienta tiró de él hacia la salida., jaja es que no me canso de decir que esta chica es magnifica con ese caracter que se gasta!!
Pero en cambio eso de que aldair aun este viendo como engañarla con tal de quitarle el medallon, creo que terminara mal, muy mal, sobre todo cuando la liana se entere, y mas aun si llegado el momento ya ha habido un conocimiento "profundo" entre ambos, ustedes me entienden, aldi aldi, adli, en que te estas metiendo mi niño!! O-O

Carlos, lindo personaje, pero porque no me fio de el??? me da mala espina, XDD, o una de dos, sera el tipo principe azul que espera eternamente a su amada (en este caso liana) y que luego las autoras brujillas pueden aprovecharse del momento y del tipo y meterselo hasta las narices a la protagonista con tal de matarnos de un patatus, o sera un traido en nombre del amor. uff sea como sea, aun no aparece una villana a la que maldecir!!! habra o no?

Besotes!! espero el proximo! y por favor parcito, denos un respiro, y avancen del besito y las miraditas ardientes!!! solo una pequeñita provadita a sus queridas lectoras, mientras esperamos el filete completo no?

Soñadores dijo...

Hola holaaaa, muy bueno vamos a leer los que nos perdimos. nos avisais cuando colgueis mas si? un beso preciosas

Mariola dijo...

Hola chicas, que bueno que nos perdonaron (menos alguna por ahí y no señalaré a nadie) que Aldair saliera con los pantalones, pero visto lo visto era lo mejor, más que nada por que pensamos en su salud, y no me digan que al imaginarlo con esos vaqueritos no se les hizo la boca agua.

No se preocupen tarde o temprano estos tendrán que conocerse un poquito mejor o eso esperamos.

Iris sí XL, es que nosotras somos así ya sabes burro grande... jajaja.

Ana Catalina, bienvenida espero verte de seguido.

Veronik lindo nick aunque al principio me quedé descolocada, que bueno que sigas pasando lista te echamos de menos estos días, pero ya sabes la tecnología a veces nos abandona.

Bueno como mi primi ya habló mucho muchísimo y no quiero ser repetitiva, agradeceros vuestros comentarios y vuestro apoyo capítulo a capítulo. Esperamos que el próximo les guste y lo disfruten tanto como nosotras al escribirlo y corregirlo.

Un besazo enorme, se os quiere.

Mariola.

Ani dijo...

Pobre Aldair, es normal que exe de menos a su gente.. me da muxa pena, no se como va a hacer en el momento q se tenga q ir...espero q sepa elegir :)
Y Liana si q tiene q tener parciencia con el, ya que Aldair es un poco bruto jaja pero claro, el está acostumbrado a donde vivía el!!!
Que mal el corte de rollo x culpa de la dependienta!!! yo pense q se lo iban a hacer alli mismo!!!jaja q pena :)
Bueno, con el solcito que hace hoy os dejo q me voy a la playita!!!
disfrutar del domingo chicas
bss

Tinkerbell dijo...

Madre del amor hermoso yo quiero uno como el, esto no vale cada vez que os leo se me cae la baba al final jodo el teclado jajajaja, siento haber tardado en leeros chicas el martes estaré aquí como un clavo jeje muchos besos

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você