martes, 17 de agosto de 2010

-CONQUISTADO POR UN SUEÑO — CAPÍTULO 18 (2ª parte)-





Aldair no podía dejar de observar con pesar el cambio que había dado su padre, su abdomen estaba inflamado, le costaba respirar, la tos le asaltaba de manera espontánea y su rostro aparecía demacrado, con enormes ojeras debajo de sus apagados ojos por la falta de sueño.
Hacía 5 días que sus mejores hombres partieron hacia Dà Teintean en busca de la única persona capaz de sanar a su amado progenitor. Esperaba que aquel bienamado hombre que yacía inmóvil tuviese la fuerza suficiente para resistir hasta la llegada de su salvadora.
Se cubrió el rostro con las manos, si no hubiese regresado con el medallón jamás hubiese enfermado ya que la muerte no tenía cabida bajo el hechizo lanzado por los druidas. La imagen de Liana fluyó a través de él. Sin la joya no habría enfermedades, pero tampoco estaría ella y el padecimiento que sufriría por no tenerla a su lado sería desgarrador.
Una suave voz a su lado le impidió seguir pensado.

—Ve a descansar, yo me quedaré con él.

Enlazó su cintura para acercarla más y la envolvió entre sus brazos, dejó salir un hondo suspiro al descansar la cabeza sobre su pecho, cerró los ojos para percibir mejor su cercanía y disfrutar del calor de su cuerpo.

—Agradezco mi amor, el apoyo que me dais.
—No tienes que agradecerme nada, cariño –arrastró los dedos a lo largo de su melena acariciándole—, recuerda que siempre estaremos el uno para el otro, tanto para lo bueno como para lo malo.
—Jamás se me olvidará.
—¿Por qué no te acuestas un rato? Necesitas dormir.
—No puedo, la responsabilidad de un Laird no se termina nunca y hay mucho por hacer.
—Muy bien, pero esta noche yo me quedaré con Baldulf y tú dormirás.
—Yo...
—No admito discusiones al respecto –dijo tajante.
—Seréis una magnífica señora –aseveró levantando la vista hacia ella.
—¿Acaso lo has dudado alguna vez? –preguntó con el humor bailando en sus negras pupilas.

Aldair se levantó y con una caricia ligera como una pluma, tocó su mejilla con el nudillo de su dedo índice, maravillándose una vez más de la suavidad y el dorado color de su piel.

—Nunca –respondió con voz profunda y besando sus labios delicadamente.
—Márchate o no podremos parar.
—Esta noche os quiero en nuestro lecho, conmigo.
—¿Es una orden?
—Sí, recordad que soy el Laird y mi palabra es ley.
—Visto de esa manera... –sonrió—, obedeceré.
—Tampoco me equivoqué al afirmar que erais una mujer lista.
—Sal de aquí –le empujó riéndose.

Aldair abandonó la habitación con una sonrisa. A pesar de los pesares, se alegraba de haber regresado con el medallón y con esa muchacha.
Bajó las escaleras para ir al patio y hablar con sus hombres, pero justo al llegar al último escalón una alta figura hizo acto de presencia, seguida de otra mucho más pequeña con un bulto entre los brazos.

—Dios, que ganas tenía de que aparecierais –exclamó acercándose a ellos, abrazando fuertemente a Niall y después sujetándola por la cintura, levantó en alto a Brianna.
—Cuidado Aldair –avisó ella soltando una carcajada—, ¿es que no veis que llevo a mi hijo conmigo?
—¿El pequeño lobezno? Dejadme verlo –quedó sin palabras cuando su cabecita llena de revoltosos mechones negros, asomó de entre el plaid con los colores del clan McInroy.
—¿Qué os parece mi heredero? –preguntó el orgulloso padre.
—Amigo mío, tenéis el niño más hermoso que jamás tuve el placer de ver.
—Sí, salió a su madre –confirmó henchido, depositando un beso en la coronilla de ella.
—Gracias a Dios –dijo elevando los ojos al cielo y recibiendo a cambio un golpe en cada brazo por parte de Niall y Brianna—. Sólo deseo que no tenga ni la agresividad, ni la falta de sentido del humor de sus padres—, recalcó con una sonrisa malévola.
—Os he echado de menos, amigo –declaró Niall dándole una palmada en la espalda—. Vuestros hombres nos contaron lo sucedido con la desaparecida reliquia.
—Sí, fue una larga odisea que parecía no tener fin, pero este llegó. Sin embargo, la alegría del regreso se oscureció por la enfermedad de mi padre.
—Aldair, haré todo lo que esté en mis manos para ayudarle.
—Lo sé, mi querida Brianna, lo sé –asintió acariciando su mejilla.

A su lado, Niall carraspeó fuertemente lo que provocó que Aldair soltase una carcajada.

—Creí que ya habíais superado vuestros celos.
—Quizá algún día se produzca el milagro –declaró ella a la vez que hacía un gesto a una muchacha para que se acercara—, todavía mantengo las esperanzas.
—Siempre confiaré en vos, mi amor, pero mi recelo hacia los demás hombres seguirá intacto.

Una mujer rubia y con unos expresivos ojos azulados alargó los brazos para coger al niño que Brianna le entregaba, al tiempo que le alcanzaba la bolsa con los remedios.

—Cuidad de Aidan, Nerys.
—Si, señora.
—Me gustaría ver a vuestro padre –añadió girándose hacia Aldair.
—Acompañadme –indicó ofreciéndole el brazo-. A mi regreso daré orden para os indiquen cuales son vuestros aposentos –le dijo a Niall.
-Id tranquilo, puedo esperar, el bienestar de Baldulf es lo primero.


Liana no sabía que más hacer para facilitarle un mejor descanso a su adorable suegro. Le había puesto un par de almohadas tras la espalda para facilitarle la respiración y ver si así dejaba de toser tanto; con sus hinchados tobillos y pies hizo lo mismo, quizá de esa manera lograse que la inflamación disminuyese, con respecto a la falta de apetito poco podía hacer y más cuando los alimentos llegaban sin sal, porque si algo sabía era que cuando el corazón estaba mal, ese producto se tenía que eliminar totalmente de la dieta y como que ella se llamaba Liana que nadie se atrevería a llevarle la contraria en eso. Así mismo, suministraba tres veces al día las infusiones de eucalipto edulcoradas con miel y vahos de dicha hierba junto con tomillo, ambas cosas indicada por Aballach, que al igual que Cuddle, resultó ser buena gente. Algo que no podía decir de Cromwell, que cada día que pasaba se volvía más y más insoportable, ese viejo era como un enorme y purulento grano en el trasero.

Se dio la vuelta al escuchar abrirse la puerta. La aparición de una mujer con una espléndida cabellera roja y con unos grandes ojos del color de la esmeralda hizo que su boca se abriera de admiración. Aldair la precedía. Nada más entrar fue a su lado y tras echar una tierna mirada a su padre, apoyó una mano en su cintura atrayéndola hacia él.

—Liana, quisiera presentaros a Brianna, la esposa de mi gran amigo Niall.
—¿Brianna? –expulsó el aire que sin darse cuenta había retenido-, por supuesto, he oído hablar mucho de ti y no sabes como me alegro de conocerte—, la abrazó besándola en la mejilla.
—Lamentablemente lo único que se de vos, es lo poco que me contaron Mervin y Kai durante el trayecto hacia Ceann-uidhe, por lo tanto he de poner remedio a mi falta de información sobre vos –sonrió sorprendida ante el extraño y efusivo saludo—, así que espero que pronto podamos hablar y conocernos mejor.
—Eso está hecho.
—¿Perdón?
—Quiso decir que estará encantada. Os acostumbrareis a su confusa forma de hablar, tal y como hice yo.
—Así lo espero o estaré continuamente pidiendo la trascripción.

Una fuerte tos tras ellos les hizo girarse e ir hacia el lecho. Baldulf estaba despierto una vez más y su debilitado cuerpo no dejaba de sacudirse.

—Soy Brianna McInroy –explicó, cuando el anciano logró tranquilizarse.
—Sé quien sois..., estaba despierto cuando habéis llegado –confesó en voz baja y sin apenas aliento—, y aunque así no hubiera sido..., oí muchas veces hablar a mi hijo de vos..., lo suficiente para reconoceros.
—Entonces sabéis que quizá pueda ayudaros, sólo que para eso debéis permitidme reconoceros.
—Mi hora está próxima al ver como ella fruncía el ceño trató de reír, pero ya que estáis aquí soy todo vuestro, bella dama.
—No estáis tan mal cuando sois capaz de halagarme –le dijo con dulzura, y que no os oiga mi esposo, pues por celos es capaz de atravesaros con la espada, mi galante señor.

Brianna le examinó cuidadosamente sin perder un solo detalle de su exigua figura. Puso la palma sobre la frente a la espera para verificar si tenía fiebre, al ver que no era así sonrió levemente, estiró el párpado inferior para observar su interior, llevó un par de dedos hacia la arteria que palpitaba con irregularidad en el cuello, frunció el entrecejo haciendo pensar a los presentes que nada bueno se avecinaba y por último, echó hacia atrás la manta para palpar su hinchado vientre igual que los tobillos. Una vez arropado, les miró con el gesto todavía torcido.

—¿Tiene dificultad a la hora de dormir?
—Mucha, sobre todo por la dichosa tos que no deja de incordiar.
—¿Le estáis dando algo?
—Sí, infusiones de eucalipto y vahos, además ordené que eliminasen la sal de su comida.
—Hicisteis muy bien, Liana –aprobó con una señal de admiración, luego se dirigió a Baldulf—. A partir de ahora tendréis que llevar una dieta estricta ya vuestro que corazón está débil, pero entre eso y el tratamiento que os pondré a base de retama negra, mejorareis en unos días.
—Loado sea Dios –murmuró Aldair.
—Y Brianna –replicó Liana sonriendo, consiguiendo que ellos riesen y el anciano volviese a toser.

Había sentido un gran alivio y un profundo agradecimiento al ver a los McInroy aparecer y tras el diagnóstico de Brianna, complacido con su decisión de hacerla llamar. Esa mujer poseía un don divino y aunque un rescoldo de esperanza seguía vivo en él, al verla fruncir el ceño en un par de ocasiones, temió que no hubiese solución y la tragedia fuese inevitable. Gracias al cielo y a las palabras de su amiga, ahora esas ascuas se habían convertido en una auténtica hoguera.
Observó a su padre que parecía dormitar bajo los atentos cuidados de su amada y sonrió, ahora todo iría bien, ya nada entorpecería su felicidad.

Brianna abrió su bolsa y tras rebuscar en su interior extrajo un pequeño saco.

—Necesitaría que alguien fuese a las cocinas a ordenar que hagan una tisana con estas flores.
—Yo misma –dio un paso adelante y cogió lo que le ofrecían—. ¿Qué deben hacer con esto?
—Han de preparar  una infusión añadiendo una cucharada de sumidades florales en un tazón de agua hirviendo y cuando lo hayan filtrado que lo suban inmediatamente. Deberá tomar tres tazas al día. Más tarde bajaré para indicarles los alimentos que podrá comer.
—Muy bien, esperaré a que la hagan y la subiré en cuanto esté lista.

Se dio la media vuelta y echó a andar con la bolsa pegada al pecho. La placidez la embargaba porque Baldulf no iba a morir y porque la sonrisa de Aldair volvería de nuevo a brillar en sus verdes y magníficos ojos.
Estaba a punto de cerrar cuando la llamaron, se giró y asomó la cabeza por el hueco de la puerta.

—¿Sí?
—Es una planta tóxica, vigilad que no echen más de lo debido.
—No les quitaré la vista de encima, descuida.


Niall no podía dejar de pasear de un sitio a otro dentro del gran salón. Su hijo estaba dormido en los aposentos que les habían otorgado y hacía ya tiempo que su mujercita había desaparecido. Necesitaba tener noticias y buenas, a ser posibles. Baldulf era el hombre con más honor que jamás conoció, seguido de Aldair, una persona decente y justa como ninguna otra, por supuesto que sabía que la edad no perdona y que a todos nos llega nuestra hora, pero por nada del mundo desearía que ese gran hombre muriese y menos ahora que su único y amado vástago había encontrado a la muchacha capaz de hacerle sentar cabeza. Por lo que les contaron Kai y Mervin se trataba de una mujer impresionante, no sólo físicamente, pues ya le detallaron las numerosas cualidades que poseía además del gran defecto que con el tiempo se solucionaría, el cabello excesivamente corto; por lo visto tenía carácter y un gran sentido del humor, el complemento ideal para su gran amigo. Estaba deseando conocerla y como si de magia se tratase, su deseo se hizo realidad al verla bajar las escaleras. Sí, sin duda se trataba de ella. Con un par de zancadas se acercó hasta la entrada para esperarla.

Liana iba distraída pensando en la gran responsabilidad que llevaba entre las manos y pegada al pecho. Vigilaría todos los movimientos de la cocinera aunque con ello y sin querer, le lanzase un mal de ojo. Frenó de golpe un poco antes de chocarse con una colosal pared llena de músculos. Poco a poco fue subiendo la mirada sin dejar de apreciar todo lo que encontraba por el camino, al llegar al rostro se le cortó la respiración ante aquellos  profundos ojos azules que la observaban sin pestañear, sonrojada apartó la mirada para fijarla en su mejilla marcada. Era como si el salvaje pirata de sus sueños adolescentes hubiese cobrado vida y ahí estaba, todo para ella. Lástima que apareciese un mes más tarde.

—Vos debéis ser Liana de Edimburgo.
—Ajá –fue lo único capaz de articular.
—Lo tomaré como un sí.
—Ajá.
—Me dijeron que teníais facilidad de palabra –comentó con la risa a punto de escapar de sus labios—, es una pena que la halláis perdido conmigo.

Tragó saliva ruidosamente y con dificultad.

—Es difícil hacerme callar, así que no sabes el mérito que lograste durante unos segundos.
—Guardaré en mi memoria dicho milagro, mas como me gusta vuestra voz me place que la halláis recuperado.

Por encima de la cabeza de la dama, vio que Aldair bajaba por las escaleras y de pronto la maldad se apoderó de él. En su cara se dibujó una perversa sonrisa. Su querido hermano probaría una mínima dosis de los violentos celos que le provocó para que abriese los ojos con respecto a su Brianna.
La cogió por la barbilla delicadamente y se inclinó hacia ella, posando sus labios sobre los suyos. 
Por un momento no supo si eran imaginaciones suyas o no, pero el aire que les rodeaba se espesó enfriando el ambiente, abrió levemente los párpados y lo confirmó. El causante de dicho cambio de temperatura era la mirada glacial de Aldair.
  
Continuará...

GRACIAS POR LEERNOS Y COMENTAR


11 comentarios:

Ana Catalina dijo...

hola, hola... que milagro soy la primera en comentar yupiii!!! jajaja que divertido capitulo y lo mejor es que Balduf se va a recuperar y me encanto los celos que se provocan Aldair a Niall y viceversa jajaja... ya quiero leer el proximo capi... Saludos :)

Cäяιthσ カロル dijo...

Wolas chicas... por fin ya me pongo al dia con los capitulos... esta buenaaaa!!!!!.... mas lindo Aldair..

y ke mal ke el papa este enfermito, ojalas ke recupere y dure un pokito mas..

y me dio risa la ultima parte de este niall, dios es ke le gusta probocar a aldair, vamos a ver como racciona el...


Muchas gracias chicas... son las mejores..

besos y cuidence.

INFECTADA X dijo...

Esos celos de Aldair que buenoooooooo. La Liana tiene más peligro que Jesulín en un Karaoke. Esto cada vez está más interesante (aunque hoy se me hizo cortito). Y no hay mas que ver la cantidad de visitas que tenéis. Es que sois la ostia. Y lo que más me alaga es que encima se acuerden de venir por nuestra mierdilla de blog jajajjaja a saludar y a alegrarnos el día. Besos mis almejillas doradas. Les envié un mail. Zorry por mi ausencia.

krlitalabeba dijo...

Hay dios que bien que el papa de Aldair va a mejorar...

Y OMG ahora si va arder troya Aldair se va a comer vivo a Niall por besar a liana dioss que locoooo ajjajaj si es malño y Liana no va hacer nadaaaaa dios que mujer tiene a un sexy y hot como es Aldair y ahora a Niall que ya tiene dueña xD


CHicas este capitulo si me rei al final ahora quiero ver como va a reaccionar Aldair aunq me lo imaginooo


CHICAS SALUDOSSS =)

veronik dijo...

Hola Hermosas las extrañe¡¡¡¡¡ no tuve internet desde el jueves asi q ya sabran mi desesperacion por no poder entrar en fin eso me pasa por cambiar de compañias de internet como si fueran papitas jejeje mi novio casi me encierra en la casa porq estuve apunto de ir al aeropuerto a conectarme desde ahi jajajaja (porq me queda cerca).... ha pero q recompensa me han dado jijiji q capitulos valieron la espera y el trauma de no tener internet asi q con mucha paciencia esperare el viernes .... Un beso mis niñas....

PD: ahora si PASANDO LISTA¡¡¡ jejej

AKASHA BOWMAN. dijo...

Ante todo disculparme por haber entrado con tanta tardanza a leer y comentar, pero ayer se me hizo imposible esperaros para leer (llevaba sin acostarme desde el lunes que me levanté a las 6 a.m para ir a trabajar y estaba deseando irme a dormir, sorry).

Este capítulo se me hizo muy corto,¿son imaginaciones mías o es que quizás estaba totalmente hipnotizada leyendo?

La relación de Aldair y Liana cada vez se va consolidando más, y la ternura y el afecto van cobrando importancia hasta igualarse con la pasión. Ha quedado evidente en la conversación del principio, en las caricias delicadas, en los besos contenidos... en esa entrega, en esa dedicación para lo bueno y lo malo. Opino como Aldair, yo también creo que será una buena señora para todo el clan.

Aaaay he podido ver a ese pequeño lobezno de rebeldes rizos negros en brazos de su madre, y al igual que Liana me he quedado deslumbrada viendo a Brianna irrumpir en la estancia. Menuda mujer, con esa cabellera del color del fuego más abrasador y esos ojos verdes... ¡si hasta hizo despertar de entre las brumas al entrañable Bandulf!


Me he quedado pelín "mosca" con las plantas empleadas para la tisana y en su peligrosa toxicidad.
Podría resultar letal si Liana se despista un sólo instante o alguien malévolo deseara hacer el mal y perjudicar al anciano... mmmmm espero que mi mente se esté excediendo.

¿Y cómo es eso de "...lástima que apareciese un mes más tarde?" Liana, ni te lo plantees mujer, que con Aldair ya tienes a tu semidios, no hay necesidad de más complicaciones.

Me gusta que Aldair sienta celos, a veces son necesarios para crear chispilla en una relación, pero Niall se ha pasado veinte pueblos, al fin y al cabo Aldair había respetado a su mujer y nunca había traspasado de modo tan evidente esa barrera. Simplemente la había tomado por la cintura y acariciado sutilmente, un beso en los labios son palabras mayores... o quizás seré yo, que soy demasiado "antigua" jejeje

No sé por qué pero el enfado de Aldair puede ser monumental (o no, quien sabe) quizás hasta lleve puñetazo incluído...

Besos y hasta viernes

Iris dijo...

Como son los hightland estos, hasta moribundos son unos ligones. Cuando se enteré Brianna de ese beso que dirá? Espero que en la cocina no le hagan una jugarreta a Liana y el pobre suegro pague las consecuencias, pues Liana sin quererlo se ha hecho ya con alguna enemiga dentro del clan.


Besos y feliz día

Ade dijo...

-Akasha, quedas total y absolutamente disculpada, primero porque no es obligatorio que lo leas el mismo día que lo subimos (que encima se subió tarde pasadas las 19.30) y segundo porque... ¡madre mía! ¿tantas horas estuviste sin dormir? Esto me recuerda a Mariola que menudas noches pasó la pobre. Espero que ya hayas recuperado el sueño perdido.
¿Te pareció corto? Pues fueron 4 páginas.
Tú es que no sabes como es Niall, pero es un HOMBRE de los pies a la cabeza, de estos que te quedas sin oxígeno nada más verles, así que es normal que pensase que si le hubiese conocido antes que a su Aldi (que por supuesto es otro HOMBRE) se hubiese enamorado de él.
Y Aldair siempre sentirá celos, es un sentimiento que llegó a él junto con el amor por Liana.

-Venorik, como echaba yo de menos a mi chica del listado. ¡Dichoso internet que nos hizo sufrir!
Me hiciste reír con lo de tu novio, entre eso y las páginas que imprimes para enseñársela tiene que estar desesperado jajaja.

-Krlita, ¿viste como Baldi se va a recuperar? Después de todo no somos tan malas, si al final resultará que somos unos angelitos, jeje.

-Infectada X, joder como me reí con lo del karaoke y con tu mail, pero no me gustó nada el que dijeses que tu blog es una mierdilla porque no lo es.

-Caröl, ¿por qué te has cambiado el nombre? Me alegro de verte por aquí de nuevo y que te hayas puesto al día.

-Ana Catalina, ¡siiiii! Fuiste la primera.
Baldulf es un toro dentro de ese cuerpo avejentado y enfermo, así que saldrá adelante.
Vamos a ver que hacen esos dos buenos amigos.

GRACIAS POR LEERNOS Y COMENTARNOS, SIGNIFICA MUCHO PARA NOSOTRAS.
BESOS.

Citu dijo...

Me facino la cara de Aldair bueno me la imagine todo celoso tan lindo que es. Pobre Niall lo va come vivo bueno chicas se me cuidan y descansa Ade por lo menso hoy no te toca trabajar un beso bella

Sabry Sandal dijo...

Jajajajaaj!!!! Vamos Niall todavía!!

Que jugada!Pero creo que volvera a sus tierras con una pierna menos... o las dos, o tal vez la cabeza... mmmhhh, matare por leer el proximo capitulo :P

KaRoL ScAnDiu dijo...

JOOOOOOOOOOOOOO... ahora si que odio mas que nunca a Windows, Gates, explorer, firefox, y la madre que los pario a todos, jajajaja;D por culpa de ellos, tardé dos días en ller el capi, y vamos, que si me vuelve a pasar, me endeudo hasta la medula, pero me compro un PC nuevo como seeeaaaaa;D

Adoré el capi, simplemente lo AMÉ.
Decía lo de llorar, en el chat box, porque creía que Brianna no podría salvar a mi suegro ( no sé si lo pilláis, jajaj), pero al ver que sí, me quedé perpleja con el final. ¿como me dejáis así?

No es justo, de echo, es inhumano. Le be´s epara provocar a mi Aldair,. y ahora qué???? no

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você