viernes, 20 de agosto de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO Capítulo 19 Parte 1ª.





Liana estuvo a punto de soltar lo que tenía en las manos, cuando los duros labios de aquel magnifico hombre rozaron suavemente los suyos. Quería empujarle y separarlo, mas la mente se le quedó en blanco cuando este le rodeó la cintura y la apretó más a él, así que cerró los puños y los apoyó fuertemente sobre el duro torso del pirata para no caer al suelo por la sorpresa.

Niall se contuvo de soltar una carcajada al ver el ceñudo semblante de Aldair mientras descendía las escaleras, la ira casi lo hace rodar por los escalones en su prisa por acercarse a ellos. A través de las espesas pestañas le dedicó una maliciosa mirada antes de deslizar su musculoso brazo por el esbelto talle, acercarla más a su cuerpo y deslizar la lengua por los suaves labios femeninos que se abrieron ligeramente ante la sensual caricia.

Un velo rojo teñía el raciocinio de Aldair impidiéndole pensar, la furia al ver a Liana en brazos de otro hombre le nubló la visión. Maldijo a todos los demonios antes de llegar a ellos, agarrar a su mujer de un brazo y apartarla de un tirón.

Con los ojos chispeantes de diversión y antes de que Aldair pudiese reaccionar ante los celos que le embargaban, Niall sujetó la mano de la chica y depositó un tierno beso en los dedos haciendo una leve reverencia al tiempo que la soltaba.

Liana parpadeaba sin cesar, atónita por la actitud del desconocido, abotargada por aquel inocente beso y avergonzada por que Aldair hubiese presenciado esa escena que ella debió evitar.

-Un placer mi señora –dijo Niall mirando de soslayo a un iracundo Aldair.
-Y que lo digas –musitó sin saber lo que decía.
-¿Qué diablos es esto? –bufó Aldair colocándose entre ambos.
-Saludaba a la dama –explicó el Lobo sonriendo a una atontada Liana.
-¡Besasteis a mí mujer! –exclamó colérico.
-Perdonad pues mi atrevimiento señora –se dirigió a la aludida antes de mirar a su amigo– pero creo que ese era el modo de saludaros, después de todo fue así como él se presentó ante mi esposa.
-Aquello fue un malentendido –se excusó Aldair.
-Oh, pues disculpad entonces mi falta de entendimiento, no quise ofender a mi buen amigo tan solo devolverle el favor. –sonrió con burla–. Señora mía, os ruego humildemente que me perdonéis si os hice sentir mal.
-En realidad no tengo nada que…
-¿Qué hacéis todavía aquí? –la interrumpió Aldair volviéndose furioso–os ofrecisteis a llevar las hierbas para preparar la infusión y mientras Brianna espera junto a mi padre que se debate entre la vida y la muerte vos perdéis el tiempo besándoos y solazándoos con un mal nacido que se hace llamar mi hermano.
-Yo no me… –azorada bajó la cabeza hacia la bolsita que tenía olvidada dentro del apretado puño–lo siento, iré ahora mismo.

Ambos hombres la vieron correr hacia las cocinas, tan pronto la perdieron de vista se giró hacia Niall que con los brazos cruzados sobre su amplio pecho contenía las ganas de reír.

-Si volvéis a ponerle una mano encima os juro que olvidaré quien sois –amenazó señalándolo con un dedo.
-Agradezco la preocupación que mostráis por que conserve mis apéndices, mas si fuera vos pensaría más en las vuestras
–declaró sin ocultar su sonrisa– después del insulto que le habéis lanzado a la cara, dudo mucho que permita que vuelvan a posarse sobre ese espectacular cuerpo.
-¡Maldita sea! –exclamó Aldair, percatándose de las palabras que segundos antes habían salido disparadas de su boca.
-Hermosa hembra la vuestra –añadió Niall sin poder ocultar su satisfacción al ver su rostro acalorado– en verdad lo es y muy deseable -frunció los labios antes de continuar-. Dad gracias que el amor que siento por mi esposa es tan grande, sino os aseguro que no hubiese dudado en llevarla a mi lecho.
-¡Ya basta! —gritó dando un paso al frente con los puños cerrados.
-Por todos los dioses, parecéis indispuesto, estáis rojo como un tomate maduro, venid junto a la ventana tal vez un poco de aire fresco os alivie -se estaba divirtiendo tanto como cuando de pequeños le hacía alguna bribonada, que cierto era eso que la venganza se servía fría y que gran verdad lo placentero que resultaba cuando uno conseguía llevarla a cabo.
-¡Dejadme en paz!
-Que sea como deseáis –le dio la espalda y se encaminó hacia la salida– iré pues a ver como se encuentra mi hijo.

Aldair se llevó las manos al rostro y se restregó los ojos con las palmas, maldita fuera el tarugo y las estridentes carcajadas que escuchaba de él mientras se alejaba. El muy bastardo se había burlado de él en sus narices y había sido tan estúpido de caer en la trampa. Miró hacia el oscuro pasillo que llevaba a las cocinas con la esperanza de ver a Liana aparecer, se mesó el cabello nervioso, sin duda la había agraviado pero por otra parte ella no parecía muy disgustada en brazos del señor de los McInroy. Blasfemando en voz alta dio un paso para ir en su busca, mas decidió que ya lidiaría con ella cuando estuviese más calmado, ahora lo mejor era regresar junto al lecho de su padre.

Cuando Liana llegó a su destino, la sorpresa inicial —y tras asimilar el significado de las palabras de Aldair—, se había transformado en un enfado monumental, tuvo que hacer varias inspiraciones y hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no coger una de las enormes cacerolas que había por ahí y no ir a por el cabrón que con tanta sutileza le había llamado puta.

Después de indicar las medidas exactas a la robusta cocinera, que protestó enérgicamente por un nuevo trabajo hasta que le indicó que eran ordenes del Laird y que aquello no era un capricho sino una medicina para el bueno Baldulf, entonces la señora se limpió las regordetas manos en su delantal y presurosa se puso a hacer lo que le indicaban.
Ahora sentada en un alto taburete y sin dejar de observar la marmita donde se preparaba la infusión, se fue tranquilizando. El largo rato que tuvo que esperar a que el preparado reposara y se templara, logró apaciguar del todo los nervios, no así el enfado que se acrecentó conforme pasaba los minutos.

Sonrió con desgana cuando la saludable sirvienta le entregó la bebida lista, tomó la bolsita con las hierbas y agradeció con un gesto de cabeza antes de salir. Mientras caminaba hacia la estancia deseó por el adorable anciano que aquella infusión supiera bien por que olía a perros muertos. En cuanto llegó abrió sin llamar y fue directa hacia Brianna que en ese momento pasaba un paño húmedo por la frente de Baldulf, evitando a posta la mirada de él.

-Aquí tienes –le tendió la jarra, que la pelirroja tomó presurosa.
-Os lo agradezco, ¿seriáis tan amable de sujetarle por el cuello mientras intento que beba unos sorbos? –preguntó vertiendo parte en una copa de peltre.
-Por supuesto –Liana hizo lo que le pidió y lo incorporó levemente.

Aldair observó a la mujer entrar con el encargo, buscó sus ojos y cuando no los halló supo lo disgustada que estaba y el mal nacido de Niall era el culpable. Cuando se quedaran a solas le pediría disculpas, seguro que entendería su forma de actuar en el salón. La vio ayudar a Brianna atender a su padre, a pesar de su enojo era innegable el cariño que desplegaba para con su progenitor.

-Vamos mi señor –insistió Brianna llevando nuevamente la copa a los inertes labios– por favor bebed un poco.

Lanzó un suspiro de frustración cuando el líquido se derramó chorreando por su barbilla empapando las níveas sábanas.

-Es imposible –vertió más de tisana y volvió a repetir el movimiento–si no abre la boca.

Liana veía como la pobre luchaba impotente para que el anciano tomara el remedio, pasó su mano libre por el rostro ajado por los años y acercó sus labios a la oreja.

-Vamos, toma un poco –susurró dulcemente.

El hombre ni se movió ni hizo gesto alguno que le indicara que la escuchaba, comenzó a sacudirlo levemente tratando de hacerlo reaccionar pero todo parecía inútil. Comenzaron a escocerle los ojos por la impotencia y la rabia contenida durante las horas anteriores.

-Joder Baldi, no seas terco, abre la boca de una puta vez –exigió nerviosa y sin pensarlo le apretó la afilada nariz cortándole el aire, ante la falta de oxigeno los labios del paciente se abrieron.
-Bien hecho Liana –sonrió Brianna que se apresuró a abocar parte del brebaje en la cavidad bucal, luego se giró hacia Aldair– daos prisa, ha tomado casi todo el contenido y este remedio tiene un rápido efecto, preparad el orinal.

Liana se percató de los gestos de asco que se dibujaban en el rostro de Baldulf, al parecer aquello sabía igual que olía, también se dio cuenta de los veloces movimientos de su hijo para acercar el cuenco de cobre que usaban para hacer sus necesidades, y no se le pasó por alto la mirada de satisfacción y complicidad que compartió con Brianna.

-En unos minutos su organismo habrá asimilado las propiedades de las hierbas y expulsará parte del mal que lo aqueja –indicó Brianna– si Dios quiere, se pondrá bien.
-Jamás podré olvidar esto, mi señora –Aldair la fundió en un abrazo–jamás podré pagaros lo que habéis hecho por mi.
-No seáis bobo –contestó un poco sonrojada.

Liana se levantó del borde del lecho, alisó la sábana y apesumbrada fue hacia la puerta, allí estaba de más, iba a lamerse sus heridas tranquilamente a su cuarto y también a gritar de alegría por que Baldulf se iba a recuperar, si hasta sería feliz si le echara la bronca por haberle medio asfixiado. La voz dulce de la señora de los McInroy la detuvo.

-Gracias, sin vuestra ayuda hubiese sido imposible.
-No fue nada, me alegro de haber sido útil –contestó e hizo un gesto hacia la cama, el enfermo comenzaba a moverse, vio a la mujer meter el orinal entre las mantas–, ahora si me perdonáis, no creo que le guste saber que ha tenido espectadores.
-Liana –Aldair se acercó a ella- ¿Dónde vais?
-A mi habitación, estoy cansada.
-Bien, descansad pues –le rozó la mejilla con los dedos pero ella se apartó como si le quemase.
 -¿Por qué rehusáis mi caricia?
-Vete a la mierda –salió dejando tras de si la estela de su furia.


Continuará...

GRACIAS POR LEER Y COMENTAR

12 comentarios:

Mariola dijo...

Bueno aquí tienen el capítulo de hoy, espero que les guste. Un beso enorme y feliz día, ahhhh y para las espabiladas las manos fuera de esos highlanders.

AKASHA BOWMAN. dijo...

Queridas niñas, no sé si es imaginación mía o qué sucede, pero cada vez me saben a menos los capítulos. Estoy tan enfrascada en la lectura que cuando me doy cuenta me topo de frente con el consabido "continuará"...


Estaba esperando este capítulo con ansia. Esta semana ha sido terrible para mí en lo referente a lo laboral, quitando que me levanto todos los días sobre las 5 a.m y que creo que sumando mis horas semanales totales de sueño no llego ni a 20, debo decir que he esperado esta lectura con sumo apremio. Cuando estoy desmotivada en el curre me acuerdo de Aldair, de Liana, de Davenport, de Rachelle y de otros personajes de mis blogs favoritos... reíros, pero es una forma de alimentar un espíritu aburrido de tanta monotonía humana.

Bueno, al tema, que luego es tan extenso mi comentario como el propio capítulo (Ade ya está acostumbrada...)

Me reí mucho con la postura de Niall, aunque en mi fuero interno pensé: "¡Qué cab....!" uy, perdón, que soy dama victoriana: "¡qué bribonzuelo!" jejejjeej la verdad hay que tener mucha confianza en la relación fraternal que lo une con Aldair para arriesgarse a besar a su mujer y luego proseguir con sus impertinencias. Y Aldair... admirable su contención, que pese a su ataque de celos supo controlarse. Bueno, excepto con Liana, que la verdad enciende como la gasolina. Estos dos están casi siempre a la gresca, y es que con sus fuertes personalidades hay choque de trenes. ¡Aaaaay la que te espera ahora Aldair querido, vas a tener que esmerar tus artes amatorias para ser perdonado facilmente!

Brianna es una mujer estupenda, me alegra que de momento no surjan rivalidades con Liana, ya que puede resultar una amiga y confidente ideal.

Muchos besos, buen finde, hasta martes y que no decaiga la inspiración.

krlitalabeba dijo...

jajajaj que malo es Niall dios este capitulo si me rei jejejeje aki Aldair resivio su propio remedio de celos xD

Asi estaba Liana en shock que no le dio un golpe por haberla besado o besa bien xD...

Y Niall reirse de Aldair no tiene preseio demasiado buena la broma aunq de verdad que mal q trato a Liana asi y ahora que hara para volverla a contentar xD hay ya kiero leer el proximo capitulooo

CHICAS FELIZ FIN DE SEMANA SALUDITOSSS ♥

KaRoL ScAnDiu dijo...

JAjajaja, Mariola, manos fuera ni nada, ajajaja, que ahora mismo me estoy quedando con las dudas entre el "pirata" o Aldair, pero vamos, "es mio, mi tesoro", jajaja;D

El capítulo me ha encantado. Adoro el genio de Lianna, y creo que Aldair lo va a tener muuuuy dificil el hacer que le perdone;D

Espero el siguiente con ganas, muuuchas ganas;D

Kisses y que tengáis un lindo finde;D

veronik dijo...

Hola niñas vaya q si me rei con esa broma jajaja... pero solo por ver como se pone Liana wow me encanta el temperamento de esa chica jajaj....bueno Aldair no da ni una el pobre ha pero q dulce es la reconciliacion jejej.... un besaso nenas.....

PD. pasando lista y sin falla en internet (vaya por fin) ;)

Silvia dijo...

Es la primera vez que me animo es escribiros, la timidez puede conmigo, pero no podia dejar de hacerlo pues necesitaba deciros que escribís como profesionales. Gracias por alegrarme dos veces a la semana.

LuZ dijo...

Hola!
El Niall este es suave también, me vais a hacer leer su historia al final, ya veréis, jejeje!!
Muy buen capi chicas, Liana no le deja pasar una, si todas fuéramos así, nos iría mejor con ellos, je!

Por cierto, Akasha, te entiendo perfectamente, yo empiezo mi día a día a las 2 a.m. y muchas noches me voy a la cama cerca de las once. Y lo único emocionante de mi vida, hoy por hoy, es lo que encuentro por aquí, las cositas que voy leyendo acá y allá. Triste, pero real. En fin, gracias chicas por alimentar nuestras almas, nuestra imaginación, y nuestros sueños!

Pasad feliz finde!
Besos!

PD. las manos en los sueños toman vida propia, no se pueden controlar a donde van,...

Ade dijo...

-Luz, ¿acaso no sabías que las manos siempre van luego al pan? Jajaja.
Con nuestra sutilidad fijo que acabarás leyendo la historia de Niall.
Que triste nuestra vida, apenas dormimos y encima sin alicientes ninguno, por lo menos este mes porque el que viene le tendremos que poner remedio.

-Silvia, ¿sabes? Venorik empezó así y ahora la tenemos no sólo comentando en todos los capítulos, sino dándole ideas a su novio con algunos de ellos, jeje. Gracias por superar la timidez, significa mucho para nosotras.

-Veronik, ya viste que Liana es de armas tomar, como tiene que ser. Seguiremos tocando madera para que internet no falle nunca más.

-Karol, Niall y Aldair son los tesoros de las SokAly.
¿Tú crees que lo tendrá difícil para hacerse perdonar? Mira que este hombre tiene alguna que otra cosa en su favor para conseguirlo. Ya veremos que pasa.

-Krlita, te has hecho una forofa de la historia ¿eh? Cada vez te veo más enganchada.
Niall es un cachondo, aunque a su amigo no se lo parezca.

-Akasha, eres nuestra levanta ánimos, es un gusto ver como paladeas cada capítulo y no te pierdes ni un detalle.
Me reí con ese pequeño desliz que tuviste con: "¡Qué cab...!" Jajaja.

Muchas gracias a todas, espero ver vuestras opiniones el martes.

Besos enormes.

P.D. para Mariola: Las espabiladas no te hicieron caso, la próxima vez saca el látigo, jeje.

Citu dijo...

Me rei mucho que lindo que es Niall son un caso tanto el como Aldair

Un Viaje de Amor y Erotismo dijo...

NO!! Por qué quedó ahí!? Malvadas!!

Mariola esa advertencia tuya (de lo más egoísta, por cierto)tocó hasta lo más profundo de mi ser (oO)

Qué capi más intenso!! (Aunque muy cortito, eh?) muchos celos, celos, celos, con lo que me gustan!!

Y si algo he aprendido con sus historias es que despues de una buena pelea, viene una explosiva reconciliación, asi que estaré esperando ansiosa que llegué mi dosis SokAly del martes =)

Y por supuesto, que Baldie se ponga mejor, me llena de alegría.

Excelente fin de semana para todas y a portarse muy mal, que hace bien...

(Saludos a Aldie xD)

Sabry Sandal

INFECTADA X dijo...

Esta novelaza, me tiene atrapada. ¿Qué le pasa a Liana? me imagino que ese lobo tiene que besar como los ángeles (los malos, no los relamidos). Cada día lo hacéis mejor chochinis. Y ese brevaje, que bien me hubiese venido el domingo. Aunque mañana tengo otro asadero (Ay Dios mio)Besos mis almejas desbocadas.

Iris dijo...

Vaya cuatro, jeje. Niall, que pícaro, se la quiso devolver a Aldair, y el otro no se midió, ahora con el genio que se gasta Liana, veremos que pasa, aunque también quiero ver que pasa cuando Brianna se entere de ese beso, igual el lobo sale mal parado también, me los veo a los dos durmiendo en el sofá.

Besos y feliz domingo

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você