viernes, 10 de septiembre de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 22 (2ª parte)


En cuanto entraron en la alcoba Liana puso en marcha los engranajes y forzó a la maquinaria a pensar rápidamente en una forma de explicarle el encuentro con el animal de forma que no pareciera demasiado peligrosa, el sonido de la voz grave de Aldair la hizo olvidarse de cualquier excusa que pudiera darle.

—Empezad, desde el principio –exigió cruzando los brazos sobre el pecho.
—Estaba en el río tumbada tomando el sol cuando un extraño ruido me hizo abrir los ojos y ahí estaba –se dio la vuelta para separarse de él, pero una mano en su hombro se lo impidió, volvió a girarse resignada a seguir soportando su furiosa mirada.
—Continuad.
—Me levanté y eché a correr.
—¿Y pudisteis libraros de él así? –arqueó una interrogante ceja.
—No, fue la aparición de uno de tus hombres quien me salvó.
—Santo Dios –clamó paseando de un lado a otro, abriendo y cerrando los puños—, si no llega a ser por él hubieseis muerto.
—Eso no lo sabemos.
—Y no le daremos oportunidad al destino para que os lo demuestre –se paró frente a ella—. ¡Porque nunca saldréis a pasear sola!
—¿Cómo?
—Lo que habéis oído. Nunca –recalcó furibundo—. Este no es vuestro mundo Liana y fuera de los muros de este castillo hay muchas alimañas peligrosas y no todas de cuatro patas.
—¿Qué culpa tengo yo si el hermano malvado de Pumba y todos los colegas de Colmillo Blanco decidieron venir a saludarme? –preguntó gesticulando—. Tambor o Bambi también existen ¿sabes? Quizá algún día decidan acercarse.
—Estábamos hablando de animales salvajes y no de esos... Pumbo y Bimbo.
—Tú no has visto muchas películas de Disney ¿eh? –increpó soltando una carcajada ante la expresión de Aldair y la equivocación con los nombres.
—Con vuestras risas y vuestros intentos banales para confundirme estáis logrando que me enerve todavía más –masculló con los dientes tan apretados que temió rompérselos.

Liana exhaló un lento suspiro y se acercó despacio hasta pegarse por completo a él. Extendió la mano hacia el crispado rostro, acarició con la punta de los dedos la frente, la mejilla y por último se recreó con su sensual y pleno labio inferior, maravillándose como siempre de su suavidad. Disfrutó con el temblor que percibió en él y con la pasión que fluyó de repente en su mirada. Deslizó un brazo sobre sus hombros, acercándose así un poco más.

—¿Tienes idea de lo mucho que me gusta que te preocupes por mi? –arañó ligeramente su nuca, notando como la piel se estremecía bajo la yema de sus dedos.
—Vuestro bienestar es lo más importante, señora –murmuró con voz ronca.
—Mmmm –mordisqueó la punta de la barbilla.
—No tratéis... –tragó audiblemente—, de llevarme por otros derroteros, este es un tema que pienso zanjar...—, la boca de Liana deslizándose por su cuello dejando un reguero de fuego con su cálida lengua le impidió seguir hablando.
—¿Decías algo? –inquirió, lamiendo el punto en el que el pulso latía descontroladamente.
—Yo... yo...
—Eso es una de las cosas que me enamoraron de ti –levantó la cabeza fijando la vista en los fogosos iris a la vez que llevaba la palma hacia abajo—, adoro tu fluidez verbal—, confirmó aprisionando la abultada erección.
—Joder –masculló cerrando los ojos.
—Me has leído el pensamiento, cariño –se le escapó una risita entrecortada al escucharle por primera vez decir esa palabra.

Las manos de Aldair se enterraron entre su pelo y con un gemido atrapó sus labios en un febril y voraz beso. El sabor a miel de su boca le despertó un hambre insaciable, arremolinó la lengua contra la de ella succionándola salvajemente. Pero necesitaba más de Liana, necesitaba arraigarse profundamente en su candente intimidad y permanecer ahí por siempre.
Rompiendo el beso, se separó lo suficiente de ella para sacarle la camisa por la cabeza. Su mirada se quedó clavada en sus senos.

—¿Os he dicho alguna vez lo mucho que me alegro que os trajeseis estas prendas tan sensuales? –pasó las manos sobre el encaje del rojo sujetador admirando como los pezones se ponían rígidos bajo su tacto.
—Sí, alguna vez que otra –acarició los abultados bíceps—, pero ahora mismo te aseguro que me molesta llevarla encima.
—Vuestros deseos son órdenes para mí.

Llevó las manos hacia su espalda y desprendió la prenda dejándola caer al suelo. Se inclinó y raspó con los dientes uno de los endurecidos montículos, pasando seguidamente la lengua para calmar la rozadura. Sonrió al escucharla gemir y se dejó arrastrar cuando ella hundió los dedos en su cabello atrayéndole más hacia su turgente seno, cubrió con la boca el sensible pezón succionándolo y cuando Liana con un suspiro se arqueó hacia él pasó al otro pecho, chupándolo hasta dejar una señal en la rosada aureola. Contemplar su impronta en la satinada dermis le hizo desear marcarla también por dentro. Alzándola en brazos la llevó hasta el lecho, depositándola en el centro se encaramó en él posicionándose de rodillas en el medio de sus piernas. Con manos temblorosas le desabrochó el pantalón, se lo quitó despacio observando como poco a poco iba apareciendo ante sus ávidos ojos la dorada piel de su amada. Inspiró profundamente para calmarse y no abalanzarse ante la visión de lo que se ocultaba tras el encaje escarlata, dirigió una mano hacia el atrayente pubis cubriéndolo, la pelvis de ella se elevó ligeramente al apretar la palma sobre él.

-Siempre he sentido curiosidad por vuestra escasez de vello.
-¿Qué? -preguntó extrañada sin estar segura de lo que había escuchado.
-Vuestras espléndidas piernas y algunas zonas más -recalcó presionando más-, no están como las de demás hembras.
-No me jodas Aldair con eso ahora y sigue con lo que empezaste.

Deslizó la yema de los dedos por el suave tejido deleitándose con su tacto al tiempo que torturaba el dulce montículo que escondía debajo. Le gustaba contemplar la transformación de su rostro mientras el placer se iba apoderando de ella. Aumentó el ritmo disfrutando de la coloración de sus mejillas y cuando sus jadeos se hicieron más frenéticos se detuvo.

—Serás capullo –murmuró con la voz entrecortada y frustrada porque había estado a punto de llegar al clímax.
—Hace tiempo que juré que suplicaríais, señora mía y aún os debo esa promesa.
—Ni se te ocurra hac... ¡Oh, Dios! –sollozó, sujetando la sábana entre sus puños.

Aldair separó un poco la prenda y deslizó dos dedos sobre los hinchados labios introduciéndolos en su vagina, salió y entró en ella hasta que la tuvo casi rozando el cielo. Sus caderas se meneaban sin control ninguno mientras él acrecentaba la cadencia de su caricia.

Se preparó para darle la bienvenida al ansiado orgasmo cuando Aldair dobló los dedos alcanzando el punto exacto, una descarga de energía la sacudió elevando la pelvis y gimió largamente, pero de repente la abandonó, dejándola por segunda vez un vacío que la dejó helada por dentro y con una enorme irritación fluctuando a su alrededor.

-¿Os sucede algo, mi señora? Os noto acalorada.
-Lo que estoy es insatisfecha pedazo de cabrón -gruñó llevando sus falanges allá donde antes estaban las de él-, pero tranquilo que para esto no te necesito, puerco de mierda.

Cuando los dedos de ella apartaron las braguitas y hurgaron en su interior, Aldair creyó que iba a estallar. Nunca en su vida había visto a una mujer darse placer a si misma, mas aunque le resultaba altamente excitante ese cometido era exclusivamente suyo.

-No -exclamó asiéndola por la muñeca.
-¿No? ¿Y qué vas a hacer, volver a torturarme?
-Así es -masculló.
-Eres como el perro del hortelano.
-Decid las palabras mágicas y conseguiréis todo lo que anheláis y más -susurró con la voz ronca-, decidlas.
-Te odio Aldair.
-Casi acertáis, os doy otra oportunidad.
-Maldita sea -farfulló al verse derrotada-. Por favor-, musitó deseosa de alcanzar lo que sus oscuras pupilas cuajadas de deseo le prometían-, por favor.

Sin poder esperar más para degustar el rocío que la cubría, arrastró el delicado tejido hacia abajo evitando romperla con las prisas. Tiró de las largas piernas de Liana hasta colocarlas sobre sus hombros y poniendo una mano bajo sus nalgas la elevó hacia su boca, se inclinó aspirando el afrodisíaco aroma que emanaba y separando el suave vello que cubría su sexo lo acarició con la aterciopelada lengua alimentándose de su placer.

Liana explotó en mil pedazos con la primera lamida, apretó los muslos capturando su cabeza mientras cientos de estrellas brillaban tras sus cerrados párpados. En tanto se rompía en mil pedazos Aldair continuó explorando su palpitante carne, mordisqueándola suavemente y lamiéndola repetidas veces.
Liana se quedó por un momento sin respiración ante la intensidad de lo que esa lengua rozando el pequeño núcleo le hacía experimentar. Forzó a sus comprimidos pulmones a capturar algo de aire para evitar desmayarse.

-Oh... Dios... mío -sollozó al ser alcanzada por la llegada del nuevo y devastador orgasmo.

Aldair se despojó con ímpetu del kilt lanzándolo por los aires, asiendo por las rodillas a Liana las colocó alrededor de su cintura. Se posicionó en la acuosa entrada y comenzó a introducirse lentamente en su interior.

—¿Pretendes volverme loca o qué? –le increpó sin apenas aliento.
—Loca de deseo, amor –contestó haciendo girar las caderas.
—Eso... –cerró un momento los ojos—, ya lo estoy prácticamente desde que te conocí.
—¿Pretendéis decirme que no os impacté nada más verme?
—Bueno, más bien le impactaste a mi coche –se le escapó una risilla al recordarlo.
—No me hagáis rememorarlo.
—Pues entonces hazme callar.
—Insisto que vuestros deseos son órdenes para mí.

Sostuvo sus nalgas y se sumergió por completo, jadeó al encontrarse rodeado por las cálidas paredes de su vagina. Empezó un ritmo rápido y duro.
Con un gemido, bajó la cabeza y la besó, sus lenguas se enredaron cuando le rozó el clítoris con la yema del dedo y los ardientes músculos internos se cerraron sobre él.
Aumentó las embestidas al notar como la corriente del placer le atravesaba y explotaba como una tormenta de verano al escucharla gritar su nombre cuando el clímax los arrasó a ambos. El rugido de su liberación reverberó en la alcoba.
Exhausto se dejó caer a su lado, la atrajo hacia él cobijándola entre su brazo, le besó la frente y cerró los párpados esperando pacientemente a recuperar la calma, disfrutando del calor del cuerpo de Liana y de la fragancia de su perfume que con el ardor de la pasión se había realzado.

Tras unos minutos en el que los únicos sonidos eran los acelerados corazones y apremiantes respiraciones, Aldair habló de nuevo.

—No volveréis a salir del castillo si no es en mi compañía o en la de alguno de mis hombres -sentenció, puso un dedo sobre los labios femeninos acallando la protesta que ya nacía en su garganta-, es mi última palabra.

Por la determinación que se reflejaban en sus verdosos ónices sabía que no serviría de nada replicar, así que asintió levemente y se acurrucó a su lado.
Lo que estaba claro es que a este guerrero medieval aún le quedaba mucho por aprender de una mujer del siglo XXI y como ella era tan caritativa tenía el inexcusable deber de instruir al incauto profano.

 Continuará...








15 comentarios:

AKASHA BOWMAN. dijo...

Genial la imagen final de Pumbo y Bimbo jajajajjajajajajajajjajajajaja

Haciendo algún que otro malabar he conseguido hacer una escapada para leeros, puesto que me torturaba tener que esperar hasta mañana para hacerlo. ¡Y menuda sorpresa que me he llevado! La verdad ya apetecía un poquito de pasión y erotismo desenfrenado y, como siempre, lo habéis echo de maravilla.

Me quedé con las ganas de que Liana hablara más de su "salvador" porque no sé por qué me parece que quizás no se trate de uno de los hombres de Aldair o, de serlo, no precisamente de quien él quisiera.

Las técnicas de Liana para llevar a Aldair por donde ella desea son infalibles; ese beso cálido en el cuello, erizando con sus dedos el vello de su nuca y dejando cada centímetro de su piel marcado a fuego es algo contra lo que el poderoso guerrero aún no tiene control (ni que lo tenga, por Dios...)

Me ha hecho mucha gracia la observación tan poco oportuna de Aldair acerca de la ausencia de vello en el cuerpo de Liana jajajajajjajaja y saberla a ella enervada me ha hecho sonreír de oreja a oreja. ¡Menuda situación cómica! "No me jodas Aldair..."

Bueno, de la escena erótico-festiva nada puedo decir, salvo que narráis con un detallismo, realismo y perfección envidiables. Desde luego sois unas auténticas artistas, y es que tengo mucho que aprender de vosotras. Yo personalmente creo que jamás sería capaz de transmitir tanto como vosotras en ese aspecto, son un tipo de escenas que se me resisten y carezco de soltura para tratarlas.

A este Aldair le queda mucho polvo que morder con respecto a Liana, y es que no es precisamente una fierecilla a la que le guste permanecer encerrada.

Muchos besos mis lindas damitas.

LuZ dijo...

Hola!
Chicas estas cosas se avisan, que soy menor de edad y mi mamá me ha dicho que no lea este tipo de relatos, que luego pasa lo que pasa.
Y no tengo nada más que decir (ha estado genial el capi, para relatar encuentros apasionados no hay quien os gane)

Feliz fin de semana!!
Besos!!

Delirios de Muñekita CaT dijo...

ola!! que genial tu relatoo me encanto, tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

Y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

Espero tu Respuesta a munekitacat@hotmail.com

besoss

Muñekiatacat

Sueños de Amor dijo...

hermoso leerte en verdad amiga y mil gracias por visitar mi blogg de diseño, te dejo mis mails, puesto que me dijiste que te contactara para algunas sugerencias, bueno amiga aqui van mis mails:

htp540@hotmail.com y horebtorres@gmail.com

esperoo podamos contactarnos, por si deseas algun fondo!!!!


Horeb Torres

KaRoL ScAnDiu dijo...

HAHHHHHHHHHAAAAHHHHHHHAHHHAHAHAHHAHAHHAHHAHAHAHA

No puedo pararrrrr;D Cuanto echaba de menos algo de pasión entre estos dos;D
El capí ha estadi genial. Que bueno las comparaciones con Timón y Pumba, jajaja;D

Me ha parecido expléndido como siempre... sois las mejores, nunca cansaré de decirlo, y como no, MI ALDY, esta que se sale de bueno y, sabroso, y... que ya se me va la olla,,,,, jajaja,D

oS kiero, que tengías un hermosofinde;D

veronik dijo...

Hola mis niñas¡¡¡ si ya tengo 2 faltas seguidas =( pero he tenido una semana de locos apenas hoy entre a internet y ahi estaban mis niñas para relajarme divertirme desestresarme limpiar mi cabezita de toda esa semana traumatica q he tenido jejeje LAS EXTRAÑE¡¡¡¡ Madre mia como extrañaba ponerle play a esta historia y vaya q termina mi semana con un capitulo lleno de pasion (ya se extrañaba) MIL GRACIAS mis niñas q ahora si termino con un buen sabor de boca y lista para relajarme el fin de semana¡¡¡¡¡

PD. Pasando lista....por fin¡¡¡¡ un besazo y q tengan un excelente fin de....portense bien (bueno mejor no pa tener buenas historias q contar despues jejeje)besitos

Iris dijo...

Estos dos resuelven todas sus broncas en el mismo sitio, algo que agradecemos mucho,mucho. Pero de nuevo nos habéis despistado y ni una pistilla si quiera de quien es el salvador de Liana. Ya estoy deseando saber de quien se trata.

Besos y feliz fin de semana

krlitalabeba dijo...

Chicass que capituloo como ustedes saben ahcer la verdad que fue un capitulo muy imaginativo ejje ame la parte de Pumba bambi y tambor ejejej como amo a pumba :)

Tan bellooo como Aldair se preocupa aunque es muy machista diosss pero que se hace es un defecto hermoso xD

Buenoc hiscas el capitulo como seimpre excelente siempre nos dejas con ganas de mass buenoo saludtirosssss =) que tengan las dos un hermoso fin de semana besitossss

Silvia dijo...

Tenia muchas ganas de volver a sentir la pasión entre Aldair y Liana y morirme leyendolo. Ella es muy lista supo como hacer que él se olvidase de todo.
Me gusta vuestro sentido del humor tanto escrito como en fotos.
Gracias por este capitulo.

pepis dijo...

Hello mis Diosas de la lectura ... rewaooooooooooooo el cap. les quedo genial. Como siempre se Lucen de bien escribiendo .si no fuese por que lo estoy leyendo podria decirles que lo estaba viendo (como una pelicula ) por Dios les digo que su forma de explicar cada detallito es increible . Las amooooooooo jiji son maravillosas escribiendo.
Bueno , bueno Lianita se las trae ,si sabe como liar al hermosillo de mi Aldi , jiji y el como que no quiere , ella Lo engatuso y el ni cuenta se dio.
( me hacia falta verlos tan amorosos ) que bellos .
Les quedo super chistoso la foto de Timon y pumba .
OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH my God !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! plissssssss un adelantico de quien ese ese hombre que aparecio y ayudo a Lianita .????????? quien ?????? quien ?????? .
hum a mi no me parece que sea del clan de mi Aldi , me han dejado con ganas de mas realmente odio el
"""""" continuara """"""
jiji son maluquillas. Bueno se me cuidan hasta el martes mis Diosas que esten bien besitos.

Angy dijo...

tu blog es genial.¿afiliemos,te sigo y me sigues? mi blog es en ingles pero ay traductores en el pagina. avisame y me dejes el link de tu blog para encontrarte-
http://checktheseblueksiesout.blogspot.com

Ade dijo...

Chicas, una vez más sólo puedo agradeceros infinitamente vuestra constancia y vuestras palabras, las que tenéis blog bien sabéis lo importante que son los comentarios y las que no los tenéis os diré que es la gasolina que impulsa nuestro motor para seguir adelante (joder, que bonito me quedó, jajaja)

GRACIAS Y BESOS ENORMES.

INFECTADA X dijo...

Jajajjajjja que bueno. Y esos dos cerdos al fina follando como locos jajajaj.
Que calor he sentido de repente. Por Dios que este Aldair sabe hacer bien las cosas. Y la Liana tiene una flexibidad que no es ni normal. Ay ay ay que ganas tenía de esas escenas eróticas que se os da tan bien. Ha sido explosivo y con la pizca de gracia que siempre le sabéis dar en medio de los más fuerte. Sois geniales, almejas mías. Ayyyyyy como las quiero.
Besos agradecidíiiiiiiisimos de esta superinfectada de vuestras letras. Arriba las almejas!!!

Sabry Sandal dijo...

Este capi ha sido un dulce bocadito antes de ir a la cama!!! (Aunque no creo que pueda conciliar el sueño luego de esa escena hot... oO no comments!!

Me he partido de risa, (sobre todo con los de las pelis de Disney, ja!) Niñas, la verdad es que son unas loquillas ocurrentes!! Picaronas...

Aún me queda un capitulo más para ponerme al día, pero lo leeré mañana, y el viernes, zas! me zampó el nuevo, Dios, que inteligente soooyyy!!

Un beso chikillas!

Liz dijo...

Oh chicas! Me han hecho acalorar xD

besos!

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você