martes, 5 de octubre de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO - CAPÍTULO 27 (1ª PARTE)




Cabalgó furiosa hasta la ribera del río, bajó de su montura y ató las riendas a uno de los enormes árboles que la bordeaban. Cuando se aseguró que la brida estaba bien anudada, fue hasta la rocosa orilla y vagó la mirada por sus cristalinas aguas que destellaban bajo los rayos del tímido sol que esa mañana luchaba por abrirse paso entre las nubes. Debía tranquilizarse, olvidar el desdeñoso gesto de Aldair y el desagradable encuentro con aquel clon del mago Merlín. Dios, como detestaba a ese Cromwell siempre al acecho para molestarla con su manido discurso. Pero no eran las lacerantes palabras de ese decrépito anciano lo que la tenían irritada, después de todo le importaban bien poco, fue la actitud del Laird de los McRea lo que la sacó de sus casillas.

“Señora” le había dicho, con la consideración y cortesía con la que se trata a una desconocida, apretó los puños hasta que las uñas se le clavaron en las palmas. Como si hubiese olvidado las veces que habían hecho el amor como dos locos en su apartamento, o en aquel lecho de bastas sábanas. Le dolió el corazón al recordarlo marchar con aquella indiferente inclinación de cabeza, sin un delicado apretón de manos, sin una de sus apasionadas miradas, sin un beso...

Sabía que estaba enfadado e incluso después de hablar con Brianna podría comprenderlo, pero ¿y él por qué no podía entender lo importante que era para ella no engendrar un hijo en aquellas circunstancias? ¿Es que no se daba cuenta de cual era su posición? Con su infantil actitud de negarle la posibilidad de explicarse o dialogar no iban a solucionar sus problemas y como un crío se estaba buscando un severo castigo.
Ladeó la cabeza cuando oyó acercarse un jinete, curvó los labios esperanzada que fuera Aldair, pero cuando pudo vislumbrar al hombre y al caballo su ilusión se vino abajo, aunque el recién llegado no le era totalmente desconocido.


Cromwell arrastró sus cansados huesos hacia el bosque, necesitaba encontrar algunas hierbas que faltaban en su reserva y sobre todo atemperar el furor que corría por sus venas, odiaba a esa mujer con todas sus fuerzas. Esa hembra deslenguada y orgullosa que se había apoderado del corazón de su Laird y de las simpatías de aquellos ignorantes campesinos, incluso Aballach y Cuddle comenzaban a ablandarse con su forma de ser abierta y alegre. No, no podía permitir que esa tal Liana de Edimburgo continuara fortaleciendo su poder relegándolo él, el gran a Cromwell, que llevaba décadas gobernando desde la sombra a una posición de mero espectador. Se sobresaltó cuando oyó el crujir de las ramas partiéndose a su espalda, a pesar de los años que pesaban sobre ella se volvió con agilidad.

La figura apareció entre los arbustos con una sonrisa suficiente y un brillo depredador llameando en sus azules ojos. Dio un paso atrás temeroso al verlo empuñar una espada de grandes dimensiones. El desconocido sonrió con complacencia ante la muestra de terror y se acercó un poco más. El druida estudió con interés al guerrero, su cabello rubio caía lacio hasta los anchos hombros, el vigoroso y amplio pecho estaba cruzado por el plaid, mas a pesar de que vestía con los colores del clan era la primera vez que lo veía.

Había observado al viejo dirigirse hacia el bosque, el mismo donde llevaba tanto tiempo escondido y supo que era su oportunidad. Esperó pacientemente entre los matorrales, hasta que este pasó por su lado para surgir por detrás, la sorpresa era una buena aliada casi tanto como la suerte y al parecer contaba con las dos ese día.

—No temáis —dijo con naturalidad empuñando su arma al mismo tiempo—, estoy aquí para ayudaros.
—¿Quién sois? —demandó el druida asustado—. ¿Qué queréis?
—Mi nombre es lo de menos —dio unos pasos hacia él—, y ya os dije quiero favoreceros.
—¿En qué? —preguntó receloso.
—Digamos que vos tenéis algo que yo deseo —enfundó su espada para ganarse la confianza de aquel maldito viejo.
—¿Y qué es? —el hombre continuaba acercándose.
—Información sobre cierta joya –dudó un momento acariciándose el mentón—, un antiguo medallón que guardáis con celo.
—¿Y pensáis que sería tan necio como para hablar de eso con vos? —rió con arrogancia.
—No es mucho lo que necesito saber —el intruso le restó importancia al asunto encogiéndose de hombros—, y pagaría por ello.
—No tenéis oro suficiente para...
—¿Oro? —interrumpió—, no hablo de ese codiciado metal mi sabio amigo, sino de algo mucho más gratificante, sangre.

El desconocido soltó una carcajada al ver la palidez que se instaló en la arrugada cara, la estupefacción y el miedo reflejados en las cansadas retinas que parpadearon incesantemente mientras daba un torpe paso atrás.

—Tranquilizaos —murmuró divertido y satisfecho por el terror que despertaba en aquel hombrecillo—, no será la mía, ni la vuestra por supuesto sino la de esa mujer, la de esa arribista que vuestro Laird trajo con él a su regreso.

Aliviado, Cromwell dejó escapar el aire que abrasaba sus pulmones, durante unos minutos estudió a aquel formidable escocés y sopesó sus palabras. Aquel individuo quería matar a la zorra de Liana sólo por un poco de información, él era listo y le diría únicamente lo que creyera oportuno sin poner en riesgo a los suyos, a cambio esa mujer yacería para siempre bajo las frías tierras de sus antepasados. Sonrió y asintió.

—Hablad —ordenó con presunción.
—No aquí ni ahora donde cualquiera podría percatarse de nuestra presencia —indicó el otro mirando a ambos lados—, me encontraré con vos junto a los establos al caer la media noche, cuando todos duerman.
—Allí estaré —afirmó el druida.

Con una leve inclinación de la cabeza el intruso desapareció entre la maleza, tal y como había aparecido hacia unos instantes.

Tras la breve y prometedora reunión con el hombre sabio fue al encuentro de su caballo que permanecía oculto en el corazón del bosque, soltó las riendas y saltó sobre su grupa, clavó los talones en el blando estómago del animal y lo dirigió hacia donde sabía encontraría a la joven.
Desde lo alto de la colina pudo verla sentada al borde del río, con el agua jugando con sus pies y abrazada a si misma. Una punzada de deseo lo recorrió cuando ella alzó la cabeza y fijó los negros orbes en él.

Liana se puso en pie y se colocó las zapatillas al ver llegar al desconocido, este descendió del semental y con paso resuelto caminó hacia ella. El hombre era muy atractivo, pensó viéndolo acercarse, el dorado de su cabello se acentuaba con la caricia del sol, los ojos de un azul profundo se asemejaban al cielo, la nariz recta y los labios plenos hacían de él uno de esos personajes de las novelas que tanto le gustaban leer. Los hombros eran anchos y los brazos fuertes, el pecho y el vientre estaban marcados por los músculos que las horas de luchas y ejercicios habían desarrollado, dejó descender la vista por la porción de pierna que el kilt —con los colores de los McRea— dejaba al descubierto y al apreciar las formidables pantorrillas no le cupo duda de que se había escapado de un libro.

—Mi señora —hincó la rodilla en tierra.
—Vaya, levántate por favor —dijo un poco azorada por aquel gesto—, no tienes que...
—Disculpadme si os molesté, os lo ruego —musitó contrito.
—No, es sólo que..., no importa.

Cuando el hombre se incorporó, Liana le sonrió un poco sonrojada, que se acentuó cuando él curvó sus labios al tiempo que la recorría con la mirada.

—Quisiera darte las gracias —susurró dándose la vuelta para evitar aquellos febriles iris sobre su rostro—, el otro día no tuve ocasión.
—Fue un honor para mi poder ayudaros —quiso deslizar los dedos por la estilizada espalda a la vez que su mirada, pero se abstuvo para no asustarla, se detuvo en el trasero que se apretaba contra aquellos pantalones, antes de continuar por las largas piernas—, doy gracias a Dios de haber estado cerca cuando esa bestia os atacó.
—No sé que hubiese hecho sin tu ayuda... —dudó un instante—, no sé tu nombre.
—Soy... Donald, mi señora –respondió con orgullo—, siempre a vuestro servicio.
—Te debo la vida Donald —extendió la palma hacia él y esta quedó apresada entre la suya para ser acariciada con un suave beso.

Sorprendida por el íntimo gesto, Liana dio un leve tirón y recuperó su mano, en las semanas que llevaba allí ninguno de los hombres del lugar le había dedicado ese tipo de atención, bueno Niall y Aldair pero ellos no contaban, ni tampoco Kai y su primo. Dio un paso atrás poniendo un poco de espacio entre el tal Donald y ella.

—No te he visto por el castillo —dijo tratando de entablar una conversación.
—Eso es porque... —respondió arqueando una ceja—, soy un explorador, paso muchas jornadas en el bosque vigilando las fronteras lo que me impide estar mucho en la fortaleza.
—Pensé que estos eran tiempos de paz —comentó inquieta.
—Y lo son, no temáis —curvó los labios en una tranquilizadora sonrisa—, pero es bueno estar prevenido y nuestro señor lo sabe. El que el Laird McRea sea un hombre justo y honrado no garantiza que los jefes de otros clanes también lo sean y no pretendan poseer más de lo que les corresponde, adueñándose de lo que no es suyo—, afirmó derramando sobre ella una férvida mirada—, mi tarea y la de otros como yo es evitar que eso suceda.
—Un noble trabajo el tuyo.
—Me siento orgulloso de servir a los míos y ahora también a vos —aseveró con vehemencia yendo tras ella al verla encaminarse hacia su montura—, dormid tranquila, os aseguro que daré mi vida antes que permitir que nada os dañe.
—Oh bueno, gracias supongo —masculló sin saber que decir— tengo que dejarte, es muy tarde.
—Debéis estar muy ocupada —agarrándola de la cintura la aupó acomodándola sobre la grupa dejando las manos en la exquisita ondulación unos segundos más de lo necesario—, lamento haberos robado vuestro tiempo.
—No de ningún modo —manifestó nerviosa al sentir la calidez de las vastas palmas traspasar la fina tela de su camisa—, ha sido un placer volver a verte.
—Os aseguro que la dicha fue toda mía –le entregó las riendas—. Id mi señora, tal vez otro día nuestra conversación no sea tan efímera y lleguemos a conocernos algo más.

Asintió y dedicándole una forzada sonrisa tiró de las cintas de cuero para que Gràdh se pusiera en movimiento, cuando estuvo lo bastante apartada obligó al animal a ponerse al galope. Aun en la lejanía pudo sentir la añil mirada traspasar la prenda que la envolvía quemándole la piel.

La observó alejarse sintiendo como su sangre bullía de deseo recorriendo sus venas, esa hembra, con aquellos ojos oscuros que parecían arder y aquella boca que gritaba por ser besada, había logrado perturbarle como ninguna otra. Tal vez no fuera pudorosa como las muchachas escocesas y se vestía de forma bastante extraña, pero era una delicia poder contemplar la esbelta y sinuosa figura sin las trabas de capas y capas de ropa. Llevó la mano a su entrepierna y presionó su erección. Sí, Liana de Edimburgo era una preciosidad y muy pronto la tendría temblando bajo su inflamado cuerpo, con aquellas largas piernas enredadas en sus caderas mientras se hundía en ella hasta aplacar su crepitante necesidad. Gimió ante la imagen que se dibujó tras los párpados ahora apretados, deslizó la mano entre los pliegues del kilt y jadeó cuando los dedos cerrados sobre su excitado miembro comenzaron a moverse para aliviar su lujuria

Continuará...


13 comentarios:

AKASHA BOWMAN. dijo...

ooooooooh ¿por qué tan corto? Juassss si hoy que venía con tiempo y con ganas de saber más y más me he topado con el CONTINUARÁ como si fuera un muro de hormigón.

No me gusta que ese malvado de Cronwell ande en tratos con este caballero al que, si bien yo le percibí ya un cierto halo perverso, jamás supuse que sería un asesino concertado.
Espero y encierre este apuesto guerrero (¿de veras el pecho y el vientre estaban tan marcados? uysss)un misterio en su persona, y realmente no desee llevar a cabo su trato de asesinar a Liana. (No es que me agrade tampoco precisamente que tenga esos deseos íntimos con ella, pero al menos mal por mal...)

¡Cómo me gustaría que en esa reunión en la hora bruja algo saliera mal (que Aldair los escuchara por casualidad o que todo fuera una encerrona de este tal Donald y que su espada se hundiera al fin en el saco de huesos que es el viejo druída). Es una lástima que sea un ruin asesino siendo tan... apuesto. jijijiji


PD. Espero al viernes, mientras en mi mente me regocijo con la imagen de este nuevo guerrero de dorada cabellera y ojos azules (sigo prefiriéndolos morenos eh jejejej)

Besitos mis queridas

KaRoL ScAnDiu dijo...

UUUIIIIIII la primeraaaaa;D

Que pedazo capitulooooo;D

lo adoré del principio al fin.
Este plan maquiavelico, maldito druida de los cojones, y este hombre...
Cuanta pena me da Lianna... es que acaso Aldair es tonot? Hasta cuando le va a durar el cabreo?
Espero que pase pronto, sino... el de los ojos azules me lo quedaba sin pensarlo, jajaja;:D

Os quedó de perlas, como siempre ponéis hermosas letras a las maravillosas historias.

Este hombre se ha enamorado de ella, que no quepas dudas... espero con ansias el siguiente;D

os quiero queridas;D

Espero que tu mama esté mejor querida Ade;D

kisses

KaRoL ScAnDiu dijo...

NOOOOO. Akasha me ganó, jajaja;D
Escribimos el comentario al mismo tiempo, jaaja;D

Buenooooo;D la segunda y la tercera, jajaja;D

Maysu dijo...

Chicas!

Mejor les escribo acá. Hace tiempo ustedes me dejaron un comentario diciéndome que las tenía olvidadas, pues en ese tiempo estaba perdida de este medio. Cuando volví les dejé un mensaje (no recuerdo si fue por el cbox o comentario) diciéndoles que no era por ser ingrata, sino que era por fuerza mayor. Bueno, de ahi no supe mas de ustedes.

Pero no se preocupen que ahora estamos en contacto. Sé que porque nuestros blogs son de distinta índole no podemos estar mas unidas.

Ahh otra cosa, chicas no se sientan en la obligacion de cambiar su fondo, al contrario, las puertas de mis blog estan abiertas para sus saludos ya?? Y yo pienso que el otro fondo se veía mejor, porque estaba pensado en ustedes y en sus colores jajaja, asi que plis lo cambian ya??

La chica que dicen ustedes que le dieron el link, no sé quien será y menos si pasó jajaja, ahi me contarán ya?

Ahh, una pregunta, ustedes no quieren aprender a trabajar en esto de las imágenes??

Les dejo un abrazo grande, y espero que no se pierdan.

Ahora si me voy, cariños

maysu

irene dijo...

Mmmm, esta pobre despierta pasiones por donde va, jajajajaj, y al parecer este hombre de los bosques no se ha quedado satisfecho en solo besarla la mano, jajajaj el al parecer quiere mucho mas, pobre, no sabe con quien se esta metiendo, ajajajajj
os quedo el capi genial chicas sois unas genios
os adoro

por cierto, solo deciros por si quereis, no se si leeis mi historia de mi desconocido entre vias, pero mañana miercoles publicare el siguiente capitulo, y en este capi por fin pasara lo que tanto todo el mundo ha estado esperando, ajjajaaj si ya lo se , soy muy mala, ajajjaja
un beso guapetonas mis almejillas, que tengais un maravilloso miercoles

Irene

Citu dijo...

Ay nenas que tipo mas baboso ese pobre Liana que haga de una vez compreder a Aldair sus sentimientos les mando un beso y se me cuidan

veronik dijo...

Haaa q estan tramando mis niñas.....estuvo cortito pero ha como dejo en suspenso jejej... pobre Liana lo q tiene q sufrir ¬¬ ...ya quisiera una sufrir asi ..... besitos

PD. pasando lista..algo tardecito pero me esta dando problemas la compu pero ni modo aki pasando exactamente a las 4am jejej...tarde pero segura¡¡¡

Silvia dijo...

Liana esta muy enfadada, espero que se calme y logre hacer las paces con su escoces.
No me gusta Donald, tiene un buena apariencia pero no es de fiar, solo hay que ver las miradas que le echaba a Liana y ademas hará un pacto con el viejo.
Gracias por el capitulo y me gustó vuestra nueva bienvenida.

pepis dijo...

Hello mis amores (Diosas ) como les va ?. uffffff hasta hoy pude entrar tengo que comprar una compu. esto de ir a la libreria con tanta lluvia me saca de quicio ,paresco un pollo mojado jiji pero bien vale la pena y bien sea por leer su historia y poder usar el internet.
Este highlander de Aldi es bobito ,mira como pierde el tiempo en vez de hacer las pases con Lianna hummmmmmmm.Pobrecilla me da un no se que con ella .(pobre)ya los quiero ver contentos .
Por Dios que ese desgraciado de pacotilla del druida sinverguenza , antipatico y etc ................ .........................me cae remal.
uff lo que faltaba ahora tiene otro aliado OMG !!!!
Hummmmmmmmm pero ese Donald parece que esta buenisimo ,pero no me influye prefiero al (bobito por ahora , hasta que no entre en razon) de Mi Aldi jijii.
Ayyyyyyyyyyyyyyy Lianna esta acabando con todos los hombres de Escocia y todos estan mas buenos que el chocolate por Dios que tiene esa muchachita .Oh Dios la que se va ha formar . va ha arder troya .
Bueno mis chiquillas se cuidan la cita es el vienes que esten bien besitos.

INFECTADA X dijo...

Como me ha gustado ese capítulo. Perfecto, almejillas. El cabrón del druida sigue jodiendo la pavana y ese Donald tocándose al final me ha dado escalofríos (me gustan esas escenillas). Esperemos que Liana se de cuenta pronto de la verdadera cara de ese hombre o pueda hablar con Aldair. Dioooooooos como está esto de interesante. No pueden dejarme así . Besos, mis almejillas.
Vuestra chirli por los forever

Iris dijo...

Yo ya casi estoy segura de que "el salvador" es Liam, pero... no apuesto nada.

El druida menudo es el tío. Ya veras cuando se entere Aldair que esta conspirando contra su señora.

Besos y feliz día.

Que tal todo? Ade como sigue tu madre? Mariola, ya recuperada?

Lady Sandal / Kar dijo...

Me dejan muuy intrigada, eh? Resulta que el VGG, se llama Donald, y que no solo quiere unir fuerzas con el druida en contra de Liana, si no que también el medallón y tirarse a Liana...

Mmmmhhh, huelo problemas! Cuando Aldie se entere... No quisiera estar cerca =/

Lo bueno es que mañana... es viernes!!!

Espero que todo este bien, corazones, un beso enorme!

krlitalabeba dijo...

que capituloo chicas omg ahora este se va ajuntar con l viejo para tener a liana pobre aldair lo que le viene y omg que hombree ese Donald hay me esta encantando cada dia mas esta historaiiia a leer el proximo xD

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você