miércoles, 29 de junio de 2011

EL PRECIO DEL AMOR. CAPÍTULO 16.




Debía ir a casa y esa era su primera jodida y buena idea, la que tenía que haber llevado a cabo, pero pensar que el gilipollas de su compañero estaría cenando en algún sitio de la ciudad con Rae le revolvía las tripas, así que mejor meterse en un garito y beber hasta hartarse o hasta que el cuerpo aguantase. Tomó la botella de whisky y se sirvió un poco más. Jugueteó con el vaso entre los dedos.
Conocía a Theodore, el tipo era galante, amable, sabía tratar a una mujer, como tocar las teclas para que se embelesaran y suspiraran de puro romanticismo, el cabrón era el perfecto príncipe azul soñado, nada que ver con él. Claro que lo suyo era algo totalmente distinto, puro y simple sexo, no necesitaba de cortejos ni ninguna otra puta mierda, era claro, directo y si la tía estaba dispuesta bien y si no era así pues a lanzar el anzuelo en otra dirección. Bebió de un solo trago el contenido servido y volvió a reponer, por eso no entendía bien que le estaba pasando, se suponía que con Rae sería exactamente igual que con las demás, sin embargo percibía la mordida de la inquietud roerle el estomago, arañarle lo más profundo cada vez que pensaba en su amiga en brazos de aquel bastardo suertudo. Joder, ¿por qué no podía sacársela de la cabeza? ¿Por qué le dolía imaginarla con otro que no fuera él?

Masculló un improperio cuando alguien se acercó, alzó la testa para enviar al diablo a quien fuera, mas la sorpresa de ver a Amanda Taylor a su lado fue mayúscula.

—¿Ahogando las penas? —demandó la morena mirándolo desdeñosamente desde arriba.

Charlie le echó un vistazo, la chica iba vestida como de costumbre, ropa ajustada y sexy que haría resucitar a un muerto, puede que fuera una bruja, pero reconocía que era guapa y estaba buena. Una socarrona sonrisa curvó sus labios y la malicia brilló en las profundidades de sus iris, si jugaba bien sus cartas lo mismo la noche acababa bien.

—Más o menos —indicó la silla de enfrente—, ¿quieres acompañarme?

Amanda había ido al local sin saber muy bien el motivo, lo cierto es que después de estar sentada frente a la televisión cambiando continuamente de canal sin prestar interés a nada y con la idea de que Lewis estaba con su mejor amiga hizo que la casa se le viniera encima, se ahogaba en su propio refugio y la necesidad de respirar era tan grande que salió a la calle para tomar una bocanada de aire sucio de la ciudad, luego comenzó a caminar sin destino hasta que el parpadear fucsia del neón le llamó, como abducida se dejó embrujar por las brillantes letras y allí estaba en las tripas de aquel bareto de mala muerte. Tras recorrer a la concurrencia con la vista y ver la calaña de la clientela pensó que lo mejor era dar la vuelta y salir por donde entró pero sus orbes toparon con la figura del hombre que bebía solo. Lo reconoció al instante y aunque le caía como una patada entre las piernas algo la impulsó a acercarse a él.

—Claro, ¿por qué no? —respondió tomando asiento.
—¿Qué quieres tomar?
—Lo mismo que tu —aseveró mirando la botella medio vacía.

Alzó el brazo para obtener la atención del camarero y le hizo una señal para que llevara otro vaso. Este llegó raudo con el pedido y Charlie lo llenó hasta el borde antes de hacer lo mismo con el suyo.

—Un brindis —dijo Amy elevando su recipiente—, por el mayor cabrón del mundo y la imbécil que lo acompaña.

La carcajada de Charlie resonó por el local, sin ganas chocó cristal contra cristal y apenas probó un sorbo para dejar el vaso con fuerza sobre la madera, el líquido ambarino se derramó formando un charco, Amanda posó un dedo en el fluido y se lo llevó tras su oreja.

—Dicen que da buena suerte —aclaró ante la sorpresiva mirada que le dirigió—, así que por si acaso.
—No creo en esas chorradas.
—Ni yo, pero ante la duda —calló unos instantes—, además últimamente no estoy que digamos en mi mejor fase y para muestra un botón, aquí me tienes hablando contigo.

Charlie se echó hacia atrás, entrecerró los parpados y estudió a la chica, aunque se esforzaba por parecer contenta, su semblante estaba triste, la mirada apagada y la sonrisa forzada.

—¿Vas a contarme tu vida?
—A ti mi vida te importa una mierda —rió sin ganas—, te caigo como el culo, y lo gracioso es que tu a mi no me caes mucho mejor, así que tranquilo no te voy a dar la brasa con mis penas.
—Bien.
—La verdad es que no sé que coño hago aquí sentada contigo.
—Quizás vayas buscando un revolcón —soltó posando las manos tras la nuca—, ojo por ojo, diente por diente, es lo que hacen las de tu clase.
—¿Cómo?
—Tu Theo está con tu amiga, ¿por qué no devolverle el favor a ese gilipollas?
—El no es mi Theo —el chirrido de la silla al correrla le hizo daño en los oídos— y antes me tiro de un edificio que acostarme con un desgraciado como tu, así que si quieres joder búscate a otra.

Se estiró hacia delante cuando la vio ponerse en pie como un resorte.

—Además Rachelle no sólo es mi amiga, es mi hermana —se le aguaron los ojos nublándole la visión—, yo no soy como otros —espetó fulminándole—, jamás haría nada que la lastimara, jamás —comenzó a girarse para salir de allí cuando una mano se cerró sobre su muñeca, tironeó en un vano intento por soltarse—, déjame en paz.
—Siéntate.
—No me da la gana.
—Por favor —suplicó Charlie.

Acató la orden más por el temblor ante la absurda acusación que por otra cosa, era tal el estado de nervios que dudaba que las piernas la sostuvieran hasta la puerta.

—Lo siento —se disculpó él—, no quise ofenderte te lo juro, es sólo que…, no importa.
—Dímelo.
—Necesitaba descargar mi frustración y tu estabas ahí —explicó casi sin darse cuenta.
—¿Por qué lo hiciste?

O’ Sullivan  posó la vista en su vaso y aunque quiso explicarle sólo pudo encogerse de hombros mientras un músculo vibraba en su apretada mandíbula.

—¿Puedo hacerte una pregunta personal?
—Claro.
—¿Qué sientes por Rae?
—Lo cierto es que no lo sé —afirmó con sinceridad—, es mi amiga o lo era, me porté como un cretino y merezco su desdén pero eso no evita que… —se cortó en seco, no era precisamente con Amy con quien quería vaciar su corazón—, ¿y tu que sientes por Theo?
—Le amo —anunció sin reparos dejándolo boquiabierto—, ya ves tuvo que pasar de mi para darme cuenta cuanto le quiero.

El silencio se instaló entre ellos, ninguno supo continuar la conversación, enemigos mortales allí sentados uno frente a otro haciéndose confesiones y compartiendo una botella de whisky. La de vueltas que daba la vida, las sorpresas que deparaban detrás de una esquina.

óóóóó

La cena transcurrió de forma amena, charlaron de nimiedades, de sus respectivos trabajos, de los últimos cotilleos y se rieron por lo bajini de una señora que pidió un exagerado menú y que engulló en menos de 5 minutos sin pestañear. Una vez liquidaron el importe abandonaron el restaurante. Aunque Theo pensó que era buena idea tomar un taxi, ella prefirió pasear, a pesar de que ya había nevado, la temperatura era agradable.

Caminaron por las desérticas calles enlazados de la mano, cuando ella tembló, Theo la enlazó por la cintura y la pegó a su cuerpo, así uno junto a otro llegaron al bloque de apartamentos donde ella vivía. Se separó del calido agarre y rebuscó en su bolso las llaves, cuando las encontró separó la del portón la introdujo en la cerradura y abrió, antes de entrar se revolvió hacia su acompañante que la observaba en silencio con las palmas en los bolsillos de su chaqueta.

—Gracias por la cena —se irguió un poco sobre la punta de los pies y rozó con los labios la rasurada mejilla—,  lo he pasado muy bien.
—Ha sido un placer.
—Buenas noches Theo —le dio la espalda para entrar al edificio cuando el agarre sobre sus hombros la detuvieron.
—Rachelle —la volteó con delicadeza, buscó los pálidos iris y resbaló la mirada hacia su boca al tiempo que sus dedos ascendían hasta acunar el bonito rostro entre ellos, mientras su cabeza descendía lentamente—, Rachelle.

Lo vio venir pausadamente, le daba tiempo para apartarse y huir de las intenciones del agente. Lewis era un caballero, un paso atrás y se hubiese detenido. Sí, debía frenarle, pero oteó el brillo acerado en los verdes orbes, sintió el aliento masculino rozar la dermis de su mandíbula y sólo pudo cerrar los parpados, entreabrir los labios y esperar.



Continuará…




12 comentarios:

Emilia dijo...

Bueno, bueno, La vida te da sorpresas.... Charlie como buen macho, sin saber lo que siente y preguntándole a una botella que diferencia hay con la demás. Amy como buena hembra lo tiene claro con respecto a su amiga con respecto a sus sentiemientos y sabiendo que del resultado sólo ella tiene la culpa, En cuanto a Theo y RAE no se que pensar.
Muy bueno chicas, escaso con ganas de mucho más, pero bueno. Hasta el miércoles.

Noelle Eclipse dijo...

Me encanto el capitulo chicas y ese final!!!
Son malas!!
jaja

Me parece que veremos complot entre estos dos borrachitos tristes

¿Sepondran de acuerdo para recuperar a sus amorcitos?

Tendre que esperar. Gracias por tanto talento
besos desde Argentina

Por aqui hace mucho frio y se viene la ola polar!!
Arggg.....

ana dijo...

aber si lo entiendo 2 que se odian contandose su vida y 2 que sienten cariño uno por el otro a un paso de besarse esto se pone a 100 px hora haber como desenrollais el lio que estais formando al final haran un cuarteto como esto siga asi jajajaja

Irene Comendador dijo...

Jooooo, asi no me gusta (cruzando los brazos y frunciendo el ceño en plan pataleta)
Es que no pueden estar cada uno con su oveja? (o era pareja?)
lo que sea, asi no me mola, yo quiero que Theo este con la cabrona esa que dice que le quiere, porque se que el estaria tambien feliz de saber que ya se dio cuenta de sus sentimientos
Y este Charlie, ya va siendo hora que se sincere al menos con el mismo, vale que no le haya querido decir nada a esta mujer, porque no sea la adecuada para revelar su vida y corazón, pero al menos a el mismo si que podia serle sincero, y reconocer que lo que siente es que esta jodidamente enamorado de la dichosa Rae.
Total, que esperare al sigueitene y espero que este beso final solo quede ahi, en un beso y punto final...
Besos mi reinitas de oro, nos vemos, espero que todo os este yendo genial, y disfrutad del verano nenas

Laura dijo...

Hola chicas q bueno estuvo el capitulo me gusto q Rae la pasara bien en la cita y ese beso q nos dejo en suspenso!!...ojala q nadie los interrunpa,espero el proximo capi bye y saludos

Daniela Agrafojo dijo...

Ayyy me da penita con Charlie... ese está enamoradiiito de Rae y aún no se ha dado cuenta. Ya quiero que lo descubra para saber que va a hacer por ello. Y Rae?? bien que le gustan también las atenciones de Theo, bueno, yo siendo ella tampoco me molestaría en absoluto por ello, él es un bombón.

Ya quiero saber que pasa chicas... las semanas se me hacen larguísimas... Quiero saber que va a pasar entre esos dos...
Hasta la próxima semana chicas, un beso.

Citu dijo...

Uy haber que pasa cada vez esta mejor y por lo menos Charlie esta madurando. Un beso y se me cuidan chicas.

AKASHA BOWMAN. dijo...

¿Que por qué no puede sacársela de la cabeza? Jjajajajajajjajaja ¿será acaso que nuestro frívolo y destemido donjuán se ha enamorado al fin? Todo indica que así es y visto lo visto tarde ha piado el pajarillo, pues otro pájaro revolotea ahora sobre el nido que él desaprovechó.

La verdad es que no hubiera pensado jamás en la posibilidad de ver a Amy y a Charlie haciéndose confidencias y ahogando las penas en compañía. Quizás las desgracias unan a las almas en pena y quizás, como dice Amanda, uno no sabe nunca lo que tiene hasta que lo pierde.

Me he quedado con la boca abierta ante ese beso... ¿cómo me cortáis la cosa así? Espero que en el próximo capítulo nos déis más morbosos detalles ¿no? Yo me quedo bastante satisfecha pues es lo que yo quería: Rachelle debe tener la posibilidad de poder comparar y elegir y me parece justo que viva un romance con Theo, eso sí, que ninguno de sus corazones sufra, por favor...

Muy buen capítulo y mucho mejor el comprobar la transformación paulatina de Charlie (sigue siendo un sinvergüenza pero cada vez va resultando más adorable jejejjeje)

Besos y buena semana

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Sabroso y descarado es es mi opinión sobre Charli... me lo comía todo!! digo, ejem, qué ha estado muy bien... la posición de la amiga es fuerte y centrada... me gusta... pero Theo.. jopeta con el Theo... ya veremos cómo está la casa... seguro que hay alguien esperándola en la oscuridad... y se chafa la noche... ojalá, ojalá.... no me gusta el juego de la niña tonta!! Bueno... paciencia para el próximo capítulo, siiii, yaaaaa, esperoooooo
Bss... y buen finde!!!

vampiresa dijo...

ooooooooooooooooohQue bonito capi. espectante, me ha encantado mis niñas. me ha emocionado un poco

pero sois malas malas, me habeis dejado con mucha intriga, espero que esa intriga que me habeis dejado en el siguiente capi sea para bien.

enhorabuena mis niñas.

saludis vampi

mariana dijo...

diossss esto cada vez esta mas bueno, espero que se de una oportunidad con theo, hasta que charli aprenda a valorar lo que tiene.


besos

KaRoL ScAnDiu dijo...

Siiiiiiiiii.... a ponerme al día, y encima con un atracón de capítulos por leer, lalalala, qué lista soy:D

Estoy deseando saber qué sale de esta unión, pero que conste que por muy mal que Charlie empezaba a caerme, sigo sin decidirme entre él y Theo y... madre mía, si la va a besaaaarr:D

Corriendo al siguiente, que aprovecho que tengo tiempo y los niños duermen, jajaja:D

^^

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você