jueves, 15 de octubre de 2009

EL GUERRERO DE MIS SUEÑOS(CAPITULO12)



Dos días después, Mariella se encontraba perfectamente, las heridas sanaron rápidamente, unas pequeñas cicatrices en su hombro y en su brazo la acompañarían para siempre, recordándole durante toda su vida lo que había ocurrido. Tomó los últimos frascos de la estantería del baño y los metió en la maleta, luego la cerró con cuidado. Todo estaba preparado para marcharse en cuanto Eleazar fuera a por ella.

Khons estaba sentado en el sofá, mirando la tele sin verla, la oía trastear guardando sus cosas, la evitó todo lo posible, no volvió a dormir a su lado y por supuesto no la tocó ni una sola vez, tragándose su deseo. Mariella no era mujer para él, mejor dicho, él no era hombre para Mariella, le gustaba estar solo, libre, sin ataduras, y ella estaba hecha para vivir rodeada de gente, tener un marido que la amara, unos hijos a su alrededor, su dulzura lo expresaba a gritos. Sí lo amaba, pero ese amor moriría con el tiempo, cuando descubriera que no era lo que ella esperaba, él no era un hombre dulce y tierno, no era de regalar flores, o de estar pendiente de los detalles, a él todo eso del amor romantico le importaba una mierda, con el tiempo ella dejaría de amarlo, lo olvidaría y volvería a enamorarse de cualquier otro.

Mariella se acercó a él, le dolía que la tratara así, ella lo amaba y él también la amaba a ella por mucho que se lo negara a ambos, se lo demostró salvándole la vida y destrozándole el corazón al mismo tiempo, le dolía profundamente verlo apartarse de ella una y otra vez, rechazarla y evitarla. Salió las dos noches dejándola sola para estar lejos de ella, y en ambas regresó oliendo a otras mujeres, se le hizo el alma añicos cuando olió el aroma a perfume barato en su ropa, pero no se quejó, se limitó a esconder su dolor. Khons alzó la mirada un momento y luego volvió a clavarla en la tele ignorándola. Mariella se sentó a su lado.

- Khons –murmuró observando su perfil-, quiero quedarme contigo.
- Lo siento -no dejó de mirar la tele-, no puede ser, Mariella.
- ¿Por qué? -preguntó y le acarició el mentón con un dedo.
- Yo vivo solo, me gusta estar solo -le apartó la mano con brusquedad-, tu no tienes cabida en mi vida.
- Tú me amas -sollozó.
- No, no te amo -los ojos verdes se clavaron en los suyos con frialdad-, te deseo, no lo voy a negar, te deseé desde el principio, eres guapa, tienes un cuerpo bonito, pero eso no tiene nada que ver con el amor.
- No es cierto -ella se lanzó a su cuello-, me amas.
- Deja de humillarte, maldita sea, deja de comportarte como una perra en celo – gritó, tiró de sus manos liberándose de su abrazo-, no te amo, nunca te he amado y jamás lo haré, métete eso en tu linda cabecita.
- Eres un cobarde Khons -se levantó y se apartó de él-, puede que seas un gran guerrero, pero eres un cobarde que no es capaz de aceptar sus sentimientos.
- No dices más que tonterías- contestó sin moverse ni un milímetro- una tras otra.
- Me he ofrecido a ti, una y otra vez- respiró profundamente antes de continuar-, te he dado todo el amor que tengo y lo has rechazado, puede que para ti no sea más que una perra en celo pero te aseguro que sé lo que siento.
- Mariella -se levantó sabiendo que la había herido con aquellas duras palabras-, discúlpame no quería decir eso.
- No importa, tienes razón no volveré a humillarme más, no merece la pena-ella bajó la vista hacia el suelo, caminó hasta la cama donde estaba su maleta cerrada y la cogió, sin volverse siguió hablando -, quiero agradecerte todo lo que has hecho por mi, tú hospitalidad, tú sacrificio, sé que es mucho lo que te debo, y no lo olvidaré jamás. Gracias de todo corazón.
- Mariella -la vio ir hasta la puerta y abrirla.
- Adiós Khons -ella lo miró con lágrimas en los ojos-, no volveré a molestarte nunca más, si algún día quieres verme, búscame tú.
- No te vayas así -gritó corriendo hacía la puerta, pero Mariella ya se había marchado.


Los días transcurrían lentamente para ella, se perdía en sus pensamientos llenos de él, lo amaba con tal intensidad que era consciente que jamás acabaría por desaparecer, Khons no la llamó, ni la buscó, sencillamente se olvidó de ella con tal facilidad, que pensaba que lo había soñado todo. Tal vez se equivocó y se engañó a si misma, tal vez vio algo que deseaba ver y Khons realmente no la amaba y le dijo la verdad una y otra vez, pero ella tenía amor para dar por los dos, si le hubiese dado una oportunidad, sólo una, se lo hubiese demostrado. Se sentía una estúpida por haberle rogado, suplicado, mendigado que la amara, era una idiota que quiso creer que la salvó por amor, ojala la hubiese dejado morir, a esas alturas todos la habrían olvidado y no tendría que soportar ese dolor que la desgarraba por dentro, trataba de sonreír, de parecer alegre, pero no engañaba a nadie, ni siquiera era buena para eso. Eleazar le explicó que Khons sencillamente estaba con una mujer hasta que se hartaba de ella, ¿Cuánto tiempo la soportó por ser quien era? ¿Cuánto tiempo la aguantó por ser la hermana de Eleazar?, tal vez estaba harto de ella la primera vez que la hizo suya. "Estúpida, estúpida, estúpida", se repitió a sí misma, "ni tus padres te quisieron nunca", toda la vida trató de gustar, de agradar a todo el mundo por un poco de cariño, lloró desconsoladamente, quería estar muerta, quería arrancarse del corazón el amor que sentía por él, había nacido para ser infeliz, para vivir sin amor, enterró la cara entre sus manos, se había librado de una maldición para quedar atrapada en otra con nombre propio, Khons.

Eleazar la encontró llorando como casi siempre, le dolía verla así, pero no podía hacer nada por ella, Mariella necesitaba tiempo, con el tiempo se olvidaría de Khons, con el tiempo todo ese dolor desaparecería, pero temía que su corazón herido se endureciera, que jamás volviera a enamorarse de otro hombre. Estaba profundamente agradecido a su amigo por devolvérsela sana y salva, pero lo maldecía con todas sus fuerzas por el sufrimiento que le estaba causando. Ojala las cosas fueran tan fáciles como obligar a Khons a amarla para acabar con esa terrible pena que estaba destruyéndola desde dentro. La observó en silencio unos instantes, antes de delatar su presencia. La vio secarse las lágrimas rápidamente y dibujar una penosa sonrisa, él disimuló como siempre, y se sentó a su lado. La abrazó y sintió como su silencioso llanto empapaba su camisa, le acarició el pelo con ternura.

- Llora cariño -murmuró besando su coronilla-, llora si eso te hace bien.

Un largo mes, un maldito y largo mes lleno de silencio y soledad lo acompañaban, pensó que sería fácil, ella se iría y toda su vida volvería a la normalidad, pero no fue así, su casa ya no era su casa porque no estaba ella, no oía su risa, ni la oía canturrear despreocupada, su cama era un lugar frío, no durmió ni un día más en ella desde que Mariella salió corriendo con la maleta en la mano, no fue capaz de tumbarse entre aquellas sábanas si ella no estaba a su lado, apenas salía por las noches, total, nada le importaba demasiado, hasta había ido voluntario a una misión para olvidarlo todo, para tratar de que lo mataran pero fue en vano, ni siquiera la muerte se apiadó de él.

Al principio fue en busca de otros brazos, buscando refugio, incluso buscó a una prostituta con rasgos parecidos a los de Mariella, pero no fue capaz de estar con ninguna mujer, por que su mente se llenaba de ella, del calor de su cuerpo, fueron muchas las veces que quiso ir a su lado, llamar a Eleazar y preguntarle, Dios ¡Cuánto la echaba de menos!, se pasó la mano por el pelo mientras se paseaba por la habitación, Mariella tenía razón, la amaba de tal modo que hasta él mismo estaba asombrado por la intensidad de lo que sentía, ¿a quien quería engañar? Mariella era parte de él, su otra mitad, por mucho que se lo negara, por mucho que se empeñara en convencerse de que no era posible, la amaba tanto que le dolía, y por eso deseaba que fuera feliz, que tuviera todo lo que él no podía darle, la imaginó casada, con unos pequeños revoloteando a su alrededor, cerró los ojos, la imaginó en brazos de un hombre que no sería él, con unos hijos que no serían los suyos. ¡No!, él deseaba ser ese hombre, deseaba que esos hijos fueran los suyos, la imaginó embarazada de un hijo suyo y se le hinchó el pecho de orgullo. Tenía miedo, y sí era un cobarde, un maldito cobarde, que huía como un loco de sus sentimientos, que huía de una mujer que le ofreció el corazón en la palma de sus manos, que se alejaba de la única mujer que lo había amado en toda su vida, cuando lo que realmente anhelaba era verse prisionero por sus brazos, de su cuerpo cálido y ardiente, quiso correr a su lado, declararle todo lo que sentía, su necesidad de ella, pero simplemente se sentó, no, no lo haría, ella se merecía algo mejor que un solitario sin alma, Mariella era una chica lista, seguro que se habría dado cuenta de su necedad y ya lo habría olvidado.
CONTINUARÁ...

11 comentarios:

Yrex Dionisius dijo...

¿Por qué Khons tiene que ser tan estúpido?

Quizá necesite una visita de uno de mis Deus para que le hagan entrar en razón... esto esta comenzando a desesperarme, si no se apura a ir por ella, voy a mandar a alguien para que le dé una soberana paliza. Si!! eso es lo que necesita, a ver si de esa manera recapacita.

MARIBEL dijo...

Arrrggghhh... Dejame a solas con ese chico pero te aseguro que sera para cantarle las cuarenta.
Cabezota y mas que cabezota.

Estoy deseando saber si entra en razón.

Besos

Ade dijo...

Cuando le dijo que era como una perra en celo, se pasó no uno, ni dos, ni tres, sino 5.000 pueblos (eso como mínimo), vamos, que si en ese momento estoy ahí, le pego, pero bien pegado.

Y ahí está la pobre Mariella, sufriendo por ese cabezota.

¿Sabes que te digo Khons?:

¡¡¡Joder!!! Haz el favor de ir a por ella y declárate de una puñetara vez que me estás amargando la existencia.

Mariola dijo...

Gracias por comentar.
Oh Dios mio, Khons no es estúpido, es adorablemente perfecto, jajajaja, Yrex ni se te ocurra darle una paliza, hablaré con él a ver si lo convenzo.

Maribel no dejo a Khons a solas contigo ni aunque me vaya la vida en ello, menuda eres, que empezarias a cantarle las cuarenta y terminarias cantando el Aleluya, asi que olvidalo.

Ade, no te pases Khons es como James Bond, tiene licencia para decir lo que le de la gana. Y no le grites, él hará lo que tenga que hacer, digo yo, a tí lo que te amarga la existencia será el hacer dieta, pues saltatela y tomate aunque sea un par de petit suisses, es una buena subida de adrenalina saber que estas pecando.

Besos para todas.

Ade dijo...

¿Dos? ¿sólo dos? ¡ja!, ya verás tú cuando abra la nevera, como mínimo TRES que me pienso meter entre pecho y espalda.
A tomar viento fresco la dieta.

¿Khons como James Bond?, ya me le estoy imaginando:
Mi nombre es Khons, Khons Khons
Jajajajaja.

MARIBEL dijo...

Mariola, eres una mal pensada...
Lo único que quiero es meter un poco de sensatez en la cabezota de ese chico. Ainsss... Hay que ver...

Ade... jajaja... me ha hecho mucha gracia: Hola, soy Kons, Kons Kons...
Lo unico que le falta es la pajarita (sin nada mas...^^) con un martini agitado, no removido... jajajaja. Ya se lo remuevo yo.

Besazos a las dos... (Me haceis pensar en cosas malas...)

mara dijo...

Hola chicasssssssss. Ketal???
Termino de leer el capitulo yyyyyyyy

Perdona Aly pero tengo que decirlo Khons es un cobarde y UN TONTO DEL CULO. Haysssssssss que agusto me quede.

Todavía estoy alucinando.¿Tu te crees lo que le dijo a la muchacha? Despues que le dá su corazón en bandeja."Perra en celo" Será asqueroso.Cojió el corazón y se lo pisoteo.

Y ahora la hecha de menos????
Mira yo soy ella y lo mando donde han
puesto columpios.¿Sabes donde? Bueno ya te lo dire.

AH!! se me olvidaba que me gusto un monton el capitulo.Sobre todo la parte en la que el sufre ¬¬ .

Besitos chicas.

Mariola dijo...

Maribel mal pensada yo? jajajaja, a tus palabras me remito, con la pajarita y el martini que ya le remueves tú, lo que yo digo tu lo que quieres es acabar cantando el Aleluya o el Ave María, o los dos jajajaja. Y que sepas que tú ya piensas cosas malas sin nuestra ayuda, así que no nos culpes, puede que los vecinitos te den un empujoncito, pero uno muy leve. Besazos.

Mara, hola guapisima, dichosos los ajos, digo los ojos, me alegro que te guste el capi, pero insultar de esa manera a mi Khons? Oh Dios. jajajaja. En breve sabrás si lo manda a los columpios.
Muchos besos.

Mariola dijo...

Ade no esperaba menos de ti, tres minimo, y como ahora regalan uno exigelo que es tuyo, y total ya que vas a asaltar la nevera hazlo bien jajajaja.

Sí seguro que te lo estas imaginando diciendo mi nombre es Khons..., como si no te conociera.

Besos y ya sabes arrasa la nevera. (no tengo sonrisa maliciosa, estoy riendome a carcajada limpia).

Ade dijo...

Mariola de mis entrañas, gracias por recordarme lo del petit que dan de regalo, si no llega a ser por ti... Por cierto ¿crees que tendré que cantarle al "dependiente" para que me lo de?
Jajajaja (me estoy meando de la risa).

Hay que ver Maribel, ahora no puedo quitarme de la mente a Khons con sólo la pajarita y el martini agitado, no removido, en una de sus manos. Uff, que imagen.
Y luego la amiga dice que le hacemos pensar cosas malas, ¿te lo puedes creer Mariola?, cuando yo en lo único que pensaba era en comer, y encima cosas sanas, nada menos que 4 petit suise.

Mara, que razón tienes, se portó muy mal, como tú dices, cojió el corazón de Mariella y se lo pisoteó. y no lo niegues Mariola porque es verdad.

mara dijo...

Mariola de mi corazón.Tengo que decirte que el amor por khons Khons te ciega.Y el trato que le dió a Mariela merece que sufra un tiempo, el desprecio de esta.Aunque Mariela con Khons Khons , esta peor que tú y no se si podra mandarlo a los columpios.Y pensar que se me cayeron los ajos por él¬¬
Tengo ganas de que llege el domingo para ver cómo resuelve la metedura de pata "Khons khons" 000

Psdt.Desde el corazón y sin acritud jaja ja ja ^_^

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você