domingo, 17 de enero de 2010

LA TENTACIÓN


Hace unos meses, una querida y admirada amiga Yrex, desde su estupendo blog, el cual recomendamos a todo el mundo, http://dreams-at-dawn.blogspot.com, organizó un concurso literario. Las bases eran escribir una historia de no más de 2 folios, donde alguno de los personajes de sus increíbles y fantásticas historias fuera el protagonista. Bueno pues allá que nosotras aceptamos el desafío y decidimos presentar nuestras pequeñas ideas, más por participar que por otra cosa eso sí, somos conscientes de las buenas escritoras que andan por la red, pero nos resultó una idea divertida, nueva y sobretodo un reto, y no veáis como nos gustan los retos. Lo cierto es que un día nos llevamos la grata sorpresa que Sokaly tenía premio, el 2º para ser exacto, ambas historias compartían el honor de haber sido elegidas en ese lugar, cosa que como os imaginareis no esperábamos, pero desde luego nos hizo dar botes de alegría durante un buen rato, en realidad durante más de un rato.

Ahora queremos compartir con vosotras esas historias, aquí os dejamos la primera y en unos días tendréis la segunda, esperamos que os gusten y que las disfrutéis.






Acabo de abandonar a mi dulce Irnel en nuestra cama, estaba tan hermosa allí dormida, ojala yo pudiera conciliar el sueño también, pero siento algo extraño que tira de mi, como hace tres noches, algo que me llama encaminando mis pasos hasta el desierto jardín, aquí estoy sólo, sintiendo como la brisa acaricia mi rostro, soy un estúpido perdiendo el tiempo de esta manera cuando podría estar rodeado de los suaves brazos de mi amada, todavía puedo sentir sus temblorosas manos sobre mi cuerpo, aún sigo impregnado por el dulce y sensual olor de mi compañera, sin embargo a pesar que lo que más me apetece es volver a su lado, permanezco aquí entre las sombras.

-Dante, ven.- la voz de mujer de las otras noches vuelve clara hasta mí.

Me llama, pronuncia mi nombre con una dulzura que jamás había oído antes, por los dioses, esa voz me atrae sin remedio, me estoy volviendo loco escudriñando la oscuridad sin conseguir encontrarla, mi cuerpo se ha tensado, se ha endurecido lleno de deseo al oír ese canto de sirena, la necesidad por tenerla cerca es superior a mi.

-Dante, acércate.

Algo se ha movido más allá, estoy seguro, sí allí está, ya puedo verla correr entre los árboles, ahora oigo su risa cantarina que llega a mis oídos y llena mi cerebro. Siento el corazón latir desbocado en mi pecho, se acerca lentamente hasta mi, puedo ver sus andares femeninos, sus caderas oscilando sensualmente con cada paso que da mientras su pelo se ondula al viento movido por la brisa, puedo ver su curvilínea silueta trasparentándose bajo la suave tunica de gasa blanca, puedo ver el brillo de sus ojos cargados de deseo y sus labios entre abiertos pidiéndome que la bese.

-Te esperaba.

-Yo te conozco- sé quien es, sé que aunque tengo derecho sobre esa Erox no debo poseerla, pero no puedo apartar mis ojos de ella.- eres Alexei.

-Tómame Dante.

La tunica ha caído a sus pies, mostrando el cuerpo más sensual que jamás pudiera imaginar un hombre, sus piernas largas y torneadas, su vientre plano, sus senos perfectos coronados por dos erguidos pezones dulces como las fresas, sus hombros delicados, siento que me falta el aire, estoy tan excitado, mi miembro presiona palpitante contra mis pantalones, pidiendo, exigiendo alivio, mi corazón me aconseja que de media vuelta y me aleje de ella, Alexei no siente especial simpatía por Irnel, pero mi cuerpo, por la Diosa Dalen, mi cuerpo arde impaciente por fundirse con el de esa mujer instruida para darme todo el placer del mundo. Y soy un hombre, un hombre débil que no sabe hacer otra cosa que alargar los brazos y estrecharla contra mí.

Mis manos recorren esa piel caliente, que se estremece bajo mis caricias, oigo sus gemidos mientras va desabotonando lentamente mi camisa, siento sus uñas arañar débilmente mi torso desnudo mientras acarició con mi pulgar su pezón erecto, ahora estamos los dos de rodillas, en el suelo, buscándonos, mis labios disfrutan del sabor fresco de su piel, mientras mis colmillos se van alargando por la excitación, ella sigue tocándome, sus manos se deslizan hasta la cremallera de mis vaqueros, sus dedos suaves rodean mi miembro que tiembla agradecido por sus atenciones. No puedo hacer otra cosa que abandonarme al placer, sentir el sabor de mis propias lágrimas y abandonarme en sus manos. ¿Qué estoy haciendo?

-¡Apártate!- grito empujándola con furia.

-Dante me deseas- su sonrisa y su voz vuelven a embriagarme- no puedes negarlo.

-Aléjate de mi, no vuelvas a tocarme nunca más- sé que mi voz no suena lo firme que debería- mañana mismo te iras de aquí.

-¿Por qué?- sus ojos reflejaban odio y fuego, maldad y deseo a la misma vez- ambas podemos ser tuyas.

- ¡No!- tengo que alejarme de aquella tentación llena de curvas- no traicionaré a la mujer que amo con alguien como tú.

Estaba asqueado conmigo mismo por lo que había estado a punto de hacer, lo que ella dijo era cierto, podía tener a ambas, pero no me jugaría el amor de Irnel por nada del mundo, la Diosa Vakeb nos unió y el Dios Amius nos había bendecido, no iba a perder todo aquello por una noche de sexo con una Erox que la utilizaría para dañar a Sabryn.

Irnel sigue dormida, ajena a la traición que yo, su propio compañero he estado a punto de cometer contra ella, aquí estoy de nuevo tumbado a su lado del que no debí separarme nunca, sé que debo decírselo, tiene derecho a saberlo, pero…,

-Dante, ¿te encuentras bien?- pregunta mientras apoya la cabeza sobre mi pecho.

-Irnel…- no le iba a mentir, no se lo merecía- esta noche yo he estado a punto de…

-Lo sé, os vi- el corazón de Dante dejó de latir bajo su oreja- y también sé que no ha pasado nada, no te preocupes más.

-Sabryn…- estoy tan avergonzado que no puedo ni mirarla a la cara, he estado a punto de acostarme con otra mujer bajo sus ojos y allí está ella toda dulzura consolándome, cuando debería insultarme y echarme de su lado.- Yo...

-Bésame- murmura mientras comienza a quitarme la ropa- ámame.

-Siempre - veo en sus ojos violetas el brillo del amor y estoy seguro que para mí no habrá más tentación que aquellos labios que besan mi piel, aquellas manos que se enredan en mi cabello o aquel cuerpo que ahora me acoge en su interior, con voz ronca apenas soy capaz de murmurar –: te pertenezco Irnel, soy sólo tuyo Sabryn.

FIN





2 comentarios:

Yrex Dionisius dijo...

Me gusta, me gusta, me gusta...

Ustedes solas son geniales, pero juntas son una bomba...

así que espero que prontooooooooooooo nos regalen la historia de Aldair.


Besitos

Johan dijo...

WOW, eso si que fue intenso!!.
Trataba de vampiros?, me gustan, aunque no tanto como los fantasmas, estos ultimos son mi obsesion XD.
Me alegra que el estupido machito de Dante no hubiera engañado a su compañera, porque lo hubiera despedazado, saben como odio la traicion queridas!!
Por dios, que tenemos las mujeres, que siempre caemos a los pies del hombre que queremos por mucho daño que nos haga??? Es deprimente T_____T.
Bueno por lo menos nos consolaron con una pequeña provadita de su fabulosa forma de escribir! Miren que arta falta que me hacia una pequeña revolucion de hormonas! XD
Neee, no sera este un prologo para una nueva historia?!! Me tiraria desde un quinto piso, una historia paranormal made in sokaly!! Genial!

Sigan asi chicas, se les quiere!!

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você