martes, 26 de octubre de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO - CAPÍTULO 30 (1ª PARTE)



Las voces del exterior la despertaron del apacible sueño. Con desgana se estiró hasta que oyó crujir sus huesos, se giró hasta tumbarse boca abajo y se arrebujó entre las confortables mantas. Abrió los ojos de golpe y se medio incorporó para asegurase de donde estaba. Ya no se encontraba sobre la dura piedra del suelo, sino en la blanda cama.

—Y sola –murmuró tras mirar a su derecha.

La única explicación posible era que Aldair debió subirla cuando se quedó dormida, pues no recordaba haberse acostado ahí por propia voluntad, <<y hay que ver con que sutileza lo hizo, que ni me enteré>>.
Se dejó caer de nuevo sobre la almohada con la mente ocupada de lleno por el hombre que la volvía loca. Seguía sin saber que iba a hacer con él. De lo único que estaba segura era que las cosas no podían continuar así, pero ¿cómo podría solucionarlo?
Un golpe en la puerta le evitó tener que pensar en la respuesta.

—Adelante.
—Siento molestaros, señora –dijo Kirsty asomando la cabeza—, pensé que estabais levantada.
—Iba hacerlo en este instante, vamos no te cortes y pasa –se incorporó sentándose en el borde del lecho—. ¿Por qué hay tanto alboroto ahí fuera?
—Sucedió una terrible desgracia –comentó acercándose hasta colocarse delante de ella y mirándola extrañada al verla con la indumentaria de la noche anterior—, esta madrugada en los establos hallaron a uno de los druidas... muerto.
—¿En serio? ¿Y quién fue?
—Cromwell, señora.
—Bueno, no puedo decir que me apene su fallecimiento, era un hombre insoportable.
—Confieso que opino lo mismo que vos –susurró con la voz muy baja—. Era cruel y no mostraba ningún respeto hacia las mujeres. Más de una vez fui el centro de sus burlas—, admitió compungida.
—Créeme que sé de lo que me hablas, menudo tipejo, en fin correré un tupido velo porque no es de buena educación insultar a los difuntos.
—Tenéis razón, pero es que no es un simple muerto.
—Es verdad, era un sabio y todo eso –dijo gesticulando en el aire con la mano—, pero un tanto mayor así que en cualquier momento podía suceder lo que pasó anoche.
—Eso es cierto, mas resulta que... le asesinaron.
—¿Cómo? –se levantó de golpe—. ¿Quién lo hizo?
—No se sabe, pero nuestro señor lo averiguará ya que nadie ni siquiera Cromwell merecía un final tan horrible –afirmó convencida bajando de nuevo el tono—, porque... le cortaron el cuello, según me contaron se lo encontraron tumbado sobre un gran charco de sangre y con una expresión de terror reflejada en el rostro.
—Joder, que muerte más escabrosa –susurró imaginándose la escena, sacudió la cabeza para quitarse esa espantosa imagen de encima—, y sí, estoy segura que pronto darán con el culpable, mi Aldi no permitirá que un asesino merodeé entre nosotros. Ya que hablamos del señor y para cambiar de tema o tendré pesadillas esta noche, ¿sabes dónde se metió?
—No sabría decirle mi señora, desde que antes del alba se reuniera con su padre y otros hombres, no he vuelto a verle respondió mientras estiraba las sábanas, quizá aún sigan conversando.
—¿Dónde se lleva a cabo esa reunión?
—Sé que se hallaban hace tiempo en el lugar donde encontraron el cadáver, el cual los otros druidas se llevaron para prepararlo para los ritos funerarios.
—Espero que no hayan tocado nada o borrarán las posibles pistas, creo que les haré una visita –se dirigió al arcón y escarbó entre las prendas hasta localizar la camisa que se pondría, así como la ropa interior—, seguro que un punto de vista femenino les vendrá bien.
—Permitidme que lo dude –un color escarlata cubrió sus facciones cuando Liana la miró arqueando una ceja—, me... me refería... a que sois una hembra y para ciertas cosas no se nos tienen en cuenta.
—Pues ya va siendo hora de que cambien –sus labios se curvaron hacia arriba—. Me temo que conmigo llegó la revolución de la mujeres, quizá no consiga que votemos, más que nada porque eso no existe por estos lares, pero se terminó ser el sexo débil. Recuerda bien mis palabras Kirsty. ¡Las féminas al poder!—, bramó con el puño en alto.
—Como vos digáis, señora, como vos digáis –murmuró asombrada y sin saber que pensar al respecto—. Yo..., voy a retirarme, he... de proseguir con mis quehaceres.
—Muy bien, nos vemos luego cuando baje a desayunar.

Observó como se marchó con pasos acelerados y cuando la puerta se cerró tras ella, se echó a reír. La cara de esa chica había sido todo un poema, lástima no tener su cámara porque esa expresión era para haberla inmortalizado y poder soltar una carcajada en momentos bajo de moral.

Se quitó la arrugada ropa con la que había dormido y se arregló deprisa pues no quería perderse la asamblea, pero no logró su cometido, nada más llegar al último escalón se topó de frente con un cabizbajo Baldulf.

—Buenos días, Liana.
—Buenos días, Baldi –se acercó estampándole unos sonoros besos en las pálidas mejillas.
—Debo confesar que esa costumbre vuestra me agrada confesó dándole un ligero golpecito en la barbilla con el nudillo.
—Y a mí me agradas tú. Dime ¿cómo te encuentras hoy?
—Quisiera poder utilizar una de vuestras expresiones y decir que estoy de PM, mas no es así.
—Es por el asesinato de Cromwell ¿verdad?
—Una terrible pérdida la de nuestro querido druida—, comentó apesadumbrado—, y una cruel forma de morir, a traición.
—Lo siento, si puedo ayudar en algo sólo tienes que decírmelo quizá pueda ir al establo y...
—Agradezco vuestro ofrecimiento añadió el anciano tomando sus palmas, pero no es necesario, nosotros nos encargaremos de todo y enseguida será capturado el agresor.
—¿Rechazas mi ayuda por ser una mujer? demandó molesta.
—Desde luego que no respondió un tanto sorprendido, es sólo que no me gustaría que esa hermosa cabeza que poseéis se colme de cosas desagradables.
—No te preocupes por mi testa gruñó ante el deje machista adornado con bellas palabras, te aseguro que mi cabecita no está hueca y mis conocimientos de otra época serían muy útiles para lograr atrapar a esa bestia.
—Perdonadme si os ofendí, mas no os lo dije únicamente por vuestra condición, sino porque os aprecio de corazón y no deseo veros metida en algo tan truculento.
—Quedas absuelto y como yo también te quiero no me gusta verte tan apagado.
—Mi ánimo mejorará aseguró con un apretón de manos.
—Dime ¿cuándo será el entierro?
—Mañana al atardecer, Cromwell será sepultado en lo alto de la colina como su estatus merece explicó contrito, será despedido con todos los honores, el mayor de los druidas recibirá los respetos de su pueblo por su labor y amor hacia el clan, mientras llega la triste hora su gente continuará con sus quehaceres habituales, tal y como él hubiese deseado.

Liana se mordió la lengua para no replicar a las amables palabras de Baldulf hacia el finado, estaba segura que Cromwell tenía la dignidad en el trasero y que un egocéntrico como él disfrutaría mucho si la vida se paralizara para llorar su muerte, pero se guardó su reflexión a buen recaudo, el pobre hombre parecía afectado y no deseaba ser la causa de más aflicción.

—Dejemos ya de discutir sobre este desagradable tema dictaminó al ver la mirada recelosa de Liana y consciente que Cromwell no había sido especialmente agradable con la muchacha, seguro que os complace más ir en busca de vuestro esposo.
—No creo que ese hijo tuyo llegue nunca a ser mi marido.
—Lo será así tenga que obligarlo a golpes aseguró forzando una sonrisa,  no estoy dispuesto a permitir que escapéis de mi lado, aunque tenga de desposaros yo mismo.
—No me tientes, Baldi, no me tientes susurró poniéndole ojitos.
—¿A la paliza o a convertiros en mi esposa? inquirió divertido.
—Ambas son muy atrayentes, así que para evitar caer en la tentación iré a buscarle.
—Lo encontrareis en el patio, entrenando junto a sus hombres indicó cuando la vio echar andar hacia la salida.
—Lo imaginaba respondió agitando una mano en señal de despedida.


Con decisión se dirigió hacia el exterior, parpadeó cuando los rayos del sol le dieron de lleno cegándola por unos instantes. Sonrió al escuchar el familiar sonido, aunque ya no existía ningún rincón que no conociera en aquel castillo, el estruendoso ruido que hacían las armas al entrechocar unas contra otras la hubiese guiado hasta él. Impaciente y nerviosa porque pronto estaría de nuevo frente al testarudo de Aldair y deseosa de disfrutar de la visión de su cuerpo tenso por el ejercicio, se encaminó hacia el patio.

El panorama que se abrió ante sus ojos parecía sacado de una película, la segunda parte de Braveheart como hubiese dicho Carlos. Como echaba de menos a su amigo, sobre todo en estos momentos donde hubiese sido para ella un gran consuelo y su hombro un magnífico pañuelo donde secar las silenciosas lágrimas, además, seguro que le hubiese dado algún sabio consejo con el que la “pesadilla” que era su vida desde hacía unos días se habría terminado. Pero como por desgracia estaba demasiado lejos, ella solita se las tendría que apañar.
Se concentró de nuevo en la paradisíaca visión que tenía enfrente. Definitivamente si tuviese palomitas y una buena butaca se la podría catalogar como una película, algo así como “300”, con un montón de torsos y espaldas sudorosas, con hercúleas piernas en constante movimiento y musculosos brazos levantando grandes espadas, bueno, dos cosas le diferenciaban de ese film, que no eran espartanos y que esas tabletas de chocolate aquí no estaban perfiladas, eran totalmente auténticas. Soltó el aire lentamente mientras se abanicaba con la palma intentando refrescar el acalorado rostro, pero esta se quedó en suspenso cuando localizó a su Gerard Butler particular y al que no cambiaría por ningún rey Leónidas ni nada parecido.
Se mordió el labio inferior al recorrerle pausadamente de la cabeza a los pies. Sus movimientos estaban tan coordinados que había momentos que la luchaba dejaba ser tal para pasar a ser un coreografía, donde la tensión de su cuerpo y de sus gestos dejaban de existir. <<Jesús, lo que daría por bailar un par de lentas con él de nuevo, uff>> pensó al tiempo que se obligaba a ponerse en marcha.

Aldair se hallaba tan concentrado en su lucha con Colin, que hasta que este no paró en seco un golpe con su espada señalando algo tras él, no se dio cuenta que casi todos sus hombres habían dejado la instrucción. No le hizo falta girarse para saber de qué se trataba, porque sólo se podía deber a una cosa, una con unas piernas, caderas, cintura, senos y labios que desde hacía un tiempo le atormentaba durante el día cada vez que la veía y que por las noches invadía sus sueños, despertándole varias veces con el miembro tan endurecido como cuando era un muchacho imberbe.
Se dio la vuelta y se quedó contemplando como se acercaba a él con esos andares suyos tan sinuosos, tragó saliva, estaba visto que los baños en el río y los alivios a los que se sometía en soledad no servían de mucho, o volvía a ser suya pronto o acabaría haciéndole compañía a sus antepasados en el camposanto.

A pesar de la indiferencia que fingió al llegar a su lado sus ojos, que parecían tener vida propia, devoraron el brillante torso masculino con avidez. Carraspeó y disimuló al oír las risitas de algunos de los hombres de Aldair.

—Perdón por interrumpir el entrenamiento.
—Vos nunca interrumpís nada –aseguró con voz ronca.
—Espérate que lo haga más a menudo y ya me contarás –dijo divertida.
—Ansío comprobarlo –murmuró acercándose más a ella.

Liana se movió a su derecha intentando separarse de él.

—Me enteré de lo sucedido a Cromwell y como no llegué a tiempo a la reunión, decidí venir aquí.
—¿Hay algo en lo que pueda ayudaros? –preguntó elevando una ceja.
—Más bien venía a ofrecer mi ayuda, otra mente pensante no os vendría mal para intentar esclarecer el caso.

El hombre con el que Aldair había estado peleando se echó a reír sin ningún disimulo, Liana dio unos pasos hasta colocarse delante de él y le miró de arriba abajo.

—¿Qué es lo que te hace tanta gracia? –demandó con un tono duro.
—Perdonad mi señora, pero no pude evitarlo al oír vuestro ofrecimiento.
—Explícame que tiene de chistoso.
—No quisiera.... —miró a su Laird que le observaba seriamente y de nuevo a ella—, importunaros.
—Ya es demasiado tarde, así que larga por esa bocaza –exigió golpeándole el pecho con el índice.
—Vos lo habéis querido –avisó irguiéndose—. Sois mujer y como tal débil, no sólo de cuerpo sino también de mente.
—Un Homo neanderthalensis a tu lado se llevaría como mínimo el premio Pulitzer –afirmó acercándose a él—. ¿Te atreves a llamarme tonta cuando tú no eres más que un équido lleno de músculos al que se le da de vicio rebuznar?—, preguntó dándole golpes en el torso—. Sólo sirves para luchar, porque estoy segura que si ahora te preguntase cuanto son dos más dos tendrías que contar con los dedos para al final acabar diciéndome que cinco—, remató clavándoselos uno a uno demostrándole lo que haría.

Colin sujetó por la muñeca la mano que le estaba incordiando, momento que Liana aprovechó para darle un sonoro guantazo con la que tenía libre dejándole las falanges marcadas.

—¿Quién te crees que eres para tratarme de ese modo? estaba tan absorta en el hombre que tenía delante que no pudo ver como las bocas se abrían estupefactas ante su intrepidez.

Parpadeó sorprendido, era la primera vez que una hembra osaba golpearle y le costó reaccionar, por ese motivo no se dio cuenta que ella giró hacia arriba la palma izquierda tomándole su mano derecha, mientras intentaba desprenderse del agarre con que él la tenía sujeta al tiempo que efectuaba una llave de muñeca. Con los brazos bien extendidos Liana ejerció una presión hacia abajo desestabilizando a Colin que cayó como peso plomo enterrando su rostro en la arena, sin llegar a soltarle, asió la articulación del codo flexionándoselo e inmovilizándole totalmente haciendo que el caído gritase como un loco por el fuerte dolor que eso le producía. Liana le soltó enseguida y se incorporó.

—¡Toma sexo débil, gilipollas! –le espetó cuando se dio la vuelta agarrándose reciamente el maltratado hombro.
  
Continuará...


15 comentarios:

AKASHA BOWMAN. dijo...

jajaajjaajajajja ¡cuanto os he echado de menos...!

Supongo que este capítulo significa que Mariola está ya mejor, de lo cual me alegro mucho, de veras.

¡Hay que ver el buen corazón de nuestro Aldair, que pese a las disputas continuas con la cabezota de Liana todavía saca su lado caballeroso para tenderla sobre el mullido lecho y evitarle despertar a ras de suelo! Detalle que ella supo apreciar, sin duda.

La muerte de Cromwell no afligió a Liana, obvio, pues de lo contrario sería una hipócrita. Me apenó sin embargo que Baldi se mostrara tan compungido.¡Qué noble es este anciano, y qué chistoso! Realmente una relación suegro-nuera envidiable ¡si hasta estaba dispuesto a dar una paliza a su hijo para que entre en razón! ¡O a desposar él mismo a Liana para que no se fuera jajajajjaajj!

Envidio esa perspectiva de Liana en el patio de entrenamiento del castillo. ¡Madre mía! Aunque me temo que para mis recatados ojillos sería mucha carne de nuestro Señor, me daría una hidropesía o algo, sin duda.

Y qué momento tenso-erótico entre la pareja:
"—Perdón por interrumpir el entrenamiento.
—Vos nunca interrumpís nada –aseguró con voz ronca.
—Espérate que lo haga más a menudo y ya me contarás –dijo divertida.
—Ansío comprobarlo –murmuró acercándose más a ella".

Ainss se huele el deseo contenido en esos baños fríos en el río jejejejje

¡Genial por Liana en esa lección a Colin (aaay qué nombre)! Sin duda con cualquier llave de autodefensa dejaría al boquiabierto guerrero a cuadros (escoceses, por supuesto).Y menos mal que no llevaba encima un spray de pimienta, sino sería el acabáramos...

Besos y un placer saberos de vuelta. ¡por fin vuelven mis pícaras lecturas jajjajaaaaj!

Hasta viernes

Zeta dijo...

ESA ES MI LIANA!
Demostrando a un grupo de antiguos guerreros que las mujeres no solo sirven para cocinar y tener hijos. Me ha encantado el capitulo, se notaba mucho vuestra ausencia.

irene dijo...

Dios como me gusta esta mujer, y no quiero ni pensar como se le habra puesto el tema a Aldair, jaajajajajajajaj
creo que ahora mismo la va a coger y la llevara hasta un apartado para dejarla sin aliento, el verla sacudir asi a un hombre tan enorme le habra dejado de un excitado, ajajajajjaajajajaj
amos que digo yo.... ajajjaajajaj
ok, que buen capitulo mis chicas, pero como siempre muy corto, se me hacen pequeñisimos, no se, ya se que no es asi, pero cuando ya veo con el rabillo del ojo lo de continuara, es que se me revuelve el estomago, que me leo las ultimas palabra como si fuese un niño de primaria, con una lentitud extrema, ajajajajjaj
unbeso mis niñas y no me hagais mucho caso que yo siempre estoy asi de idiota, ajajjaaj

os adoro ya lo sabeis y espero que tanto tu mano Mariola, como tu familia Ade, esten perfecta ya!!

Irene

Ana Catalina dijo...

Hola, hola... excelente capitulo, esa es Liana demostrando que una mujer puede ser tierna pero a la vez tambien fuerte... ahhh me encantaria ver la escena en la que Liana le hace la llave a Colin y las caras de los demas guerreros incluido Aldair jajaja Mariola espero que ya estes mejor y que cuides mucho el brazo... :)

Florcita De Pura Flor dijo...

Aahh chicas me han alegrado completamente la tarde con este capitulo, y mira que en la mañana fui a dar una queja por el asunto del internet y hasta hace poco que volvi a llamar ya esta en cierto modo arreglado el problema...

pero en si esa escena de los Espartanos-Escoceses uuyyyyyy que no daria por ver algo asi en vivo..

Admirada por Diana, una mujer de armas tomar...
un abrazo fuerte..

me alegro que Mariola se este recuperando...

Citu dijo...

Uy niñas eso era lo que me faltaba un capitulo de ustedes amo a Liana es uno de mis personajes predilectos

laqua dijo...

¡Bravo, bravo, Liana! Aplaudo de pie esta intervención suya!!
Como siempre, chicas, genial :D
Un placer leerlas.
Y Mariola, cuidate, dear, ¿sí?

veronik dijo...

Hola mis niñas q bonito regreso y divertido a demas jajajaj a esa Liana me encanta ese caracter jejeje...en fin ha como se les extraño¡¡¡¡¡ pero espero q esa manita ya se haya recuperado o al menos haya mas movimiento para que siga divirtiendose jejeje....un besaso¡¡¡¡

PD. pasando lista¡¡¡

KaRoL ScAnDiu dijo...

YESSSSSSSSS, YESSSSSSSSS
En inglés, porque en Español ya me he quedado corta, jajaj:D

El capítulo ha estado ESPECTACULAAAAARRRRRR....

todos esos dejes, "mi Aldi", la peli de 300 pero con tabletas de verdad", "mi gerard Butler particular que no cambiaría por ningún Leonidas"... SOIS LO MEJOR QUE HAY...

pero sin lugar a dudas, lo habéis culminado con el pedazo llave de hombro que le dio al gilipitis este... jajaj;D

Jo, solo espero saber como ha reaccionado Aldayr con ello. Ojala se le haya pusta tan... ya lo sabéis, que la coja en brazos, y de allí a la habitaciíon.... jajaj;D

os quiero, os echaba de menos, tanto que no os lo podeís imaginar;D


Kisses;D

Ade dijo...

También se os echaba de menos, una jartá, porque es un gustazo leer vuestros comentarios ya que me alegráis las horas que restan del día.

Liana es la mejor, sin duda alguna y con Aldi pues ya veremos si se "emociona" o no.

Un beso enorme para todas y me alegro de teneros de vuelta.

Silvia dijo...

Yo quiero un suegro como Baldulf.
Liana es la mejor, como hizo callar a Colin con esa llave. ¿Que diran ahora Aldair y su gente?
Gracias por este capitulo, lo echaba de menos.
Suerte en el concurso.

Iris Martinaya dijo...

Pedazo de lección de lucha libre la que le ha dado Liana a Colin, tanto en fuerza como en intelecto, porque cuando le dijo lo del Pulitzer, el otro debió quedarse a cuadros.

Y veo que están "todos", llorando la muerte del pobre Cromwell.

Mariola, me alegro que esa mano ya esté mejorando. Ade, que tal sigue tu madre?

Un beso

Nenina dijo...

Gracias mis bombas geniales!!! que regalo mas guay!! me lo mandan también en carne y hueso???
jejeje
son un amor.!

don vito dijo...

Hola, bello blog, preciosas entradas, te encontré en un blog común, si te gusta la poesía te invito al mio, será u placer, es
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, pasa buena tarde,besos.

INFECTADO CERO dijo...

La Liana tiene unos cojinetes que no veas jjajjajj. Cuanto me alegro de poder sacar un poquito de tiempo y volver a leeros despacito. En lo que me carga esta mierda de ordenador, pueden pasar siglos. Pero hoy se está portando bien. Me ha hecho mucha gracia lo de 300. Es que se os ocurren unas cosas... yo me meo. Voy a leer el otro capi antes de que se acabe mi suerte con el ordenador. Besos almejas.

INFECTADA-X

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você