sábado, 6 de noviembre de 2010

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 31 (1ª PARTE)




Haciendo un gran esfuerzo por no llorar, se mantuvo inmóvil esperando que acabaran de sepultar los restos, estaba deseando que todo aquello acabara de una vez. Unas yemas bajando por su columna la sobresaltaron, de soslayo se percató de la enorme figura de Aldair junto a ella, cuando sus retinas se encontraron él abandonó su espalda y enredó los dedos con los suyos, Liana apartó la mirada, pero no se soltó. Al comenzar a abandonar lentamente los lugareños la cima, él la recostó contra su pecho reconfortándola. Durante algunos segundos permaneció allí escuchando los acompasados y tranquilizadores latidos de su corazón.

—Aldair susurró sobre el musculoso tórax-, suéltame.
—Liana con premura la separó de él, estudiando sus acuosos orbes que amenazaban con desbordarse.
—Por favor las recias palmas fueron aflojando su presión, necesito estar sola.
—¿Qué os sucede mi señora? un deje de preocupación tiñó la voz masculina.
—Nada dando un paso atrás, ya te dije necesito estar sola.

Sin darle tiempo a replicar echó a correr colina abajo en dirección al castillo ante un perplejo Aldair que desconcertado contemplaba su marcha.

Un grito desgarrador lo hizo apartar la vista de la deliciosa figura que ya apenas era visible y revolverse, alcanzó a ver a varios de sus hombres correr espada en mano en dirección al grupo de árboles. No tardaron mucho en regresar y no venían solos, entre los brazos de uno de ellos un cuerpo de mujer yacía inerte. No tuvo que esperar a que estuvieran lo suficientemente cerca para reconocer a Moira en él. Las vestiduras negras, el cabello gris y enmarañando cayendo por el antebrazo del guerrero, las manos artríticas vacilantes con los largos pasos del porteador, entrecerró los ojos y se percató de la cuerda que aún alrededor de su cuello ondeaba casi hasta el suelo, le sobrecogió la idea de imaginar a esa enjuta anciana encaramada a una rama y saltando para quitarse la vida

—Es Moira, mi señor alegó el muchacho que la portaba al acercarse, no pudimos hacer nada más que cortar la maroma.

Aldair contempló el rostro de la sirvienta, parte de la lengua  asomaba entre los amoratados labios, los ojos desorbitados mirando al estrellado cielo y las ajadas mejillas brillaban por el llanto derramado, una arcada le subió a la garganta.

—Abrid una nueva sepultura y enterradla ordenó girándose para evitar la dantesca imagen.
—Pero mi señor...
—Ha muerto sin honor, con la vileza de una cobarde interrumpió alzando una palma, que sea enterrada como tal, que nadie presente sus respetos, que ni una sola lágrima sea vertida por ella.
—Sí señor dijo otro de los jóvenes disponiéndose de inmediato a la tarea.

Con el pensamiento puesto en Liana, que debía estar en la alcoba un tanto abrumada por todo lo acontecido, Aldair fue aceptando los respetos de los visitantes de los clanes vecinos. Con una sonrisa que no le llegaba a los ojos, comenzó a saludar uno a uno a los representantes, alzó la vista hacia la hilera y casi resopló al percatarse que todavía eran bastantes los que esperaban para dar su pésame por tan trágica pérdida.
Sabía que algunos de los que estrecharían su mano y pronunciarían palabras de aliento no lo sentían, era todo una bufonada que debían representar y él, a pesar de que deseaba ir al encuentro de su mujer y reconfortarla, formaba parte de aquel elenco. Asintió ante el discurso de un anciano, un McGregor, que con voz lastimera soltaba una diatriba con solemnidad.
El sonido de unos cascos le hizo perder el hilo del monólogo que el viejo mantenía, levantó la cabeza para ver al objeto de su deseo que, envuelta en el nacarado resplandor de la luna, se perdía a galope tendido a través de la negrura de la noche, quiso disolver a aquella pequeña muchedumbre y correr a su lado, mas su deber como Laird le forzaba a continuar con su obligación. La mano de su padre sobre su hombro le hizo girarse hacia él.

—Id tras ella murmuró al tiempo que le animaba con un gesto, yo me encargaré de todo.


Nada más salir de la fortaleza del castillo obligó a su montura a cabalgar enfebrecidamente. Tenía la adrenalina por las nubes y el pasear de un lado a otro de la habitación no hacía sino agobiarla todavía más, necesitaba hacer algo para volver a estabilizarse, sentir como el aire le llenaba los pulmones y revolvía su pelo, así que se despojó de aquel tosco vestido y se atavió con su indumentaria preferida –los vaqueros y la camisa– y se encaminó hacia los establos sin dilación, Gràdh sería perfecta para ese cometido.

Cuando llegó al río tanto su yegua como ella respiraban aceleradamente, pero sin duda ahora se encontraba mucho más tranquila.
Desmontó y se acercó hasta la orilla, se sentó, se quitó las zapatillas, los calcetines y si arremangó las perneras por debajo de las rodillas, se incorporó de un salto y avanzó hacia el frío líquido. Justo cuando la refrescante agua cubrió sus pies, una voz a su espalda la sobresaltó, se giró tan rápido que trastabilló precipitándose hacia abajo, pero unas fuertes manos la sujetaron por la cintura evitando el chapuzón y acercándola a un amplio pecho.

—Me has asustado.
—Lo lamento, no era mi intención se disculpó cerrando el abrazo, os vi sola y no pude evitar la tentación de acercarme, murmuró con la vista clavada en sus labios, por si os sucedía algo.
—Estoy bien respondió apoyando la mejilla en el esculpido pecho, un tanto abrumada por la ceremonia de despedida de Cromwell nada más.
—¿Estáis segura? interrogó aspirando el suave aroma de su cabello.
—Sí y agradezco tu preocupación levantó el rostro para ver sus cincelados rasgos, sin duda te estás convirtiendo en mi ángel de la guardia.
—No hay nada que me cause más placer que cuidar de vos lentamente bajó la cabeza hasta que sus alientos se mezclaron, sus retinas se oscurecieron cuando tras un instante de dudas ella volvió la testa y su beso acabó sobre uno de sus tersos pómulos.

Debía admitir que se sentía halagada por esa mirada y esas palabras susurradas, ¿qué mujer no lo haría viniendo de un hombre tan atractivo? Pero debía ponerle freno antes de que pensase lo que no era.

—Necesito respirar, Donald.
—¿Os estáis asfixiando? –preguntó extrañado ante la falta de evidencias de ese síntoma.
—En cierta manera sí, agradezco tu preocupación, pero este abrazo está durando demasiado y además no creo que sea correcto.
—Disculpad, pensé que... –musitó separándose de ella dando un paso atrás.
—Si en algún momento te hice creer que podría haber algo entre tú y yo aparte de amistad, lo siento, no fue mi intención.
—Siempre habéis sido una dama. La culpa fue mía, no pude evitar sentirme atraído hacia vos. Os suplico que me perdonéis si os agravié con mi comportamiento.
—Te aseguro que me siento adulada y estoy segura que habrá muchas mujeres que se sentirán complacidas de recibir tus atenciones tragó saliva al ver la tez compungida de Donald, yo misma lo haría en otras circunstancias, pero amo a tu señor.

Tras asentir brevemente se volteó y empezó a salir del río para que no le viese la expresión de repugnancia que experimentó al escuchar “tú señor”.
¿Cómo una criatura tan deliciosa podía estar enamorada de alguien como Aldair? Lo cierto es que no importaba porque ella sería suya, con o sin su cariño.
Algo en la distancia le llamó la atención. A pesar de que aún se encontraba bastante alejado, por la postura regia del jinete sobre el animal pudo reconocerlo. Montando en su obsidiana cabalgadura, el que perturbaba su aguerrido espíritu se acercaba rápidamente.
Maldijo por lo bajo el que los hados esta vez no estuvieran de su parte y apretando los puños aplacó las ansias de venganza que crecían en él siempre que le veía. <<Calma, aún no es el momento>> pensó al tiempo que se daba la vuelta relajando las palmas.

—Debo irme, mi señora, espero coincidir de nuevo con vos y hablar como dos buenos amigos.
—Me encantaría –aseguró.

Alargó la mano para estrechar la de él, pero éste la cogió delicadamente rozando con los húmedos labios sus nudillos, tras una breve reverencia fue hacia su montura, subió a ella de un salto y se marchó tan sigilosamente como había aparecido. Se quedó contemplándolo mientras se alejaba. A veces era una verdadera pena no ser una mujer voluble, porque hubiese tenido a ese hombre a su disposición con un simple chasquido de dedos, pero su corazón y su cuerpo pertenecían ya a alguien y ella era fiel por naturaleza.

Una ilusa sonrisa curvaba el rostro de Aldair mientras se acercaba al río, soñando con el aína encuentro con su Liana, cuando la sombra de un caballo y un lacero alejándose entre la bruma le paró el corazón, un mal presentimiento le golpeó en el pecho. Espoleó los blandos flancos de Dúshlán instándolo a ir más rápido, cuando estuvo lo suficientemente cerca saltó del animal y desenvainó su espada, sintiendo el estómago encogido corrió hacia la ribera escudriñando entre las sombras. Apretó los párpados y suspiró de alivio cuando se percató de la figura que de pie y abrazándose a si misma estaba en el agua.
Si alguien la hubiese atacado y la hubiese encontrado herida o lo que es peor muerta, entonces él... apartó los oscuros pensamientos y trató de aquietar el temblor que le recorría. Ella estaba viva y preciosa bañada por la luz de la luna, arrastró la vista a lo largo de su esbelta figura, ansió posar la mano en el hueco de su espalda y absorber su calor a través de ella, enterrar los dedos en el azabache cabello que desprendía destellos azulados bajo los argentos rayos que lo acariciaban.
Mientras daba un paso tras otro hacia ella y su respiración se tranquilizaba del susto y volvía a acelerarse presa de la lujuria, envidió al agua que lamía las pantorrillas extasiándose con su tersura.
Sonrió para sus adentros cuando la oyó hablar consigo misma sin siquiera haberse percatado de su presencia.

Embelesada por el cantarín murmullo de la corriente al chocar contra los guijarros, Liana dibujó en su mente el adorado cuerpo, desde el bello rostro a las fuertes piernas y casi se ahogó en su propio deseo, quizá aquellos minutos a solas no habían sido una buena idea, lo último que quería era recordar a Aldair con todo su esplendor, pero no podía evitarlo, a pesar del daño causado durante los últimos días lo amaba tanto.

—Aunque no se lo merece el muy capullo.
—Temo que os he tenido muy abandonada si ya comenzáis a conversar sola –aseguró una conocida voz muy cerca de ella.
—Joder –exclamó Liana llevándose una mano al pecho, poniéndose frente a Aldair—, hoy los hombres parecéis fantasmas apareciendo sin previo aviso.
—¿Los hombres? –entrecerró los ojos mirándola fijamente.
—Sí, hace unos minutos uno de tus guerreros estuvo haciéndome compañía confirmó.
—Uno de mis... se detuvo y se giró un instante hacia la espesura que formaba el cercano bosque antes de volver a clavar la vista en ella, ¿quién era?
—No vuelvas a empezar con tu tontuna, era un amigo y punto espetó enfurruñada.
—El único amigo que necesitáis soy yo –comenzó a decir acercándose a ella.
—¡Ja! Menudo amigo estás tú hecho –señaló retrocediendo a las profundidades del río, empezaba a ponerse nerviosa por el quemazón del fuego verde que comenzaba a atravesarla—. Los amigos se apoyan e intentan comprenderse uno al otro y no necesitan una espada para hacerlo.
—Estoy cansado de esta situación, Liana, esto debe terminar –aseguró soltando su arma que cayó con un sonido sordo en la mullida hierba.
—No des un paso más, a esta distancia puedo escucharte perfectamente.
—¿Y quién os dijo que yo quiero parlotear? –demandó acortando los pocos centímetros que los separaban, la aprisionó los brazos a los lados de sus costados rodeándola con los suyos pegándola fuertemente a él.
—¡Suéltame! –ordenó intentando en vano zafarse de su agarre.
—De eso nada fierecilla, no pienso terminar en el suelo como Colin, a no ser que vos me acompañéis –terminó diciendo con una lenta sonrisa.
—No pienso ir contigo a ningún lado, imbécil.
—Entonces seré yo quien os siga a vos.

Y sin darle tiempo a pensar en sus palabras, atrapó los tiernos labios con los suyos a la vez que se zambullían en la cristalina acuosidad.

Continuará...


Feliz fin de semana

17 comentarios:

irene dijo...

Madre mia, pero como me enfurezco cuando veo que el capitulo llega a su final, se que no los haceis cortos, pero es que cuando termina me pongo mala, quiero mas, mucho mas, que se le va a hacer?
pero bueo, os ha quedado perfecto, la vieja bruja muerta, pues mira que asi ya esta con quien ella queria y no dara mas por culo a la pobre chica, y ahora los dos solitos en el rio, uyuyui no se no se, espero que no se vuelvan a emfadar y sulocionen ya las cosas que tiene pendientes, porque la cosa pinta mal y estar enfadados no creo que sea lo mejor ahora.
Un beso mis chicas, que ya sabeis que me teneis enganchada a vuestras historias, os adoro reinas mias

besos, muchos besos

Irene

pepis dijo...

Hello mis adoradas diosas hermosas
que capitulo tan interesante , Ahh Moira estaba muy enamorada la pobre . en definitiva este Donald es un pedazo de $%^&*()#$#%^&#@! y mas ... me cae remal es un pillo , asesino y etc...
oh me late que hay reconciliacion etre estos dos guerreros pues se la pasan en peleas de ha muerte , no quieren ceder ya va siendo hora que dejen la dieta vegetariana y se dediquen al amorrrrrrrrrrrrrr .
ojala arreglen sus diferencias, ,claro que creo que sera despues del tsunami amoroso que van ha hacer en el lago .(que bien) odioooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo el "continuara " caray me he quedado boquiando ,
cuando esto se ha puesto super interesante .bueno mis diosas gracias por el capitulazooooooo ,hasta el martes, se me cuidan que esten bien besitos .

AKASHA BOWMAN. dijo...

Aquí estoy con mi excitada imaginación recogiendo mi segunda dosis semanal de pasión y erotismo.

Debo decir que este capítulo me ha parecido sublime, y no es por halagar vuestra vanidad que lo digo, sino porque en cada párrafo habéis dado muestra de una delicadeza y una sutileza encantadoras. Pero vamos al principio:

Soy una dama sensible, y aunque Moira ha sido el mismo demonio personificado en una vieja huesuda y desgreñada he de decir que su muerte me impactó. No contaba que se suicidara de ese modo y me siento un poco culpable jejejejje dado que en el anterior comentario os sugerí que podría morir de amor jejejejej Bueno, me consolaré pensando que es que ya tenía el plan ideado antes de leerme a mí.

Me ha gustado que Aldair dejara atrás toda la ceremoniosa comitiva recibiendo el pésame de los clanes vecinos para perseguir a Liana (este Bandulf es de oro puro) y me ha encantado la imagen de Liana recortándose sobre las luces del crepúsculo. De nuevo aparece el rubito de Donald, de veras que no esperaba que estuviera presente (¿es que se pasa el día siguiendo a Liana?)pero sí que me ha gustado que se dejara ver. No viene mal un poco de tensión sexual y de celillos por parte de Aldair.

¡Lo que me reí cuando Liana gira la cabeza y su beso se estrella contra su mejilla! ¡Pobre guerrero, tendrá que esforzarse más!
E imagino su turbación cuando ella confiesa que ama a "su señor", ¡si realmente supiera la devoción que este improvisado ángel de la guardia siente por el Laird McRea!

Uysss genial la tensión que se palpa cuando a lo lejos reconoce a Aldair sobre su "obsidiana cabalgadura" (¿veis lo que decía al principio?)y la premura con que se esfuma tras besar la mano de Liana (¡bien por él, me encanta todo eso del besamanos, tan propio de mi época!).

"...Ella estaba viva y preciosa bañada por la luz de la luna"...

me encantan estas sutilezas,

"...envidió al agua que lamía las pantorrillas extasiándose con su tersura"

Y ese final en el que ambos se funden en el agua, abrazados y besándose... aysssss ¡me ha encantado!

Besos a las dos y no perdáis este hilo sensual ehhhhh

Anna ( blog princesa) dijo...

Hola Chicas.
Se que ultimamente no paso mucho, pero es que ando super liada con mi novela y bueno con algunos proyectos.
y dentro de lo que cabe tampoco me encuentro muy bien de animo.
pero no os creais que no sigo vuestra historia en.

Me ha encantado el capi de hoy.

Besos

Ade dijo...

IRENE: a mi me sucede lo mismo con muchas otras historias cuando llego al final del capítulo, como la tuya por ejemplo, pero así es la vida.
Ya que están en el río lo mismo deciden "pescar" algo, jajaja.
Me gusta que te tengamos enganchada.

PEPIS: sabes que también te adoramos y que cuando nos comentas nos haces sonreír, es que se te ve tan metida cuando lees, hay que ver como lo vives.
Todavía no me siento capacitada para responder a la pregunta que nos hiciste en el otro capi, joder, si es pensar en ella y ya me estoy riendo.

AKASHA: como disfruto con tus comentarios, no te pierdes ni un detalle, en esto me recuerdas a alguien ¿quién será? Jeje.
Es un placer saber que te deleitas tanto con nuestros escritos.
Y si que procuramos no dejar ni un detalle suelto, consideramos que es importante.

ANA: no te preocupes, yo también ando muy liada y no sólo con la novela, hay otras cosas que reclaman mi tiempo. Esos ánimos hay que levantarlos, no dejen que te superen.

Muchas gracias por perder vuestros escasos minutos con nosotras y tomaros la molestia de comentar. Se agradece enormemente.

Besos.

LuZ dijo...

Hola!
Ando algo perdida,pero al día con estos dos.
Hay que ver con qué facilidad dio Donald con el medallón en el capi anterior. No estaba tan bien guardado eehh!!
Pero bueno, ya veremos cómo se lo monta para ganar los favores de Liana, lo va a tener muy difícil.
Adoro a Baldulf, desde luego tener un suegro así es un chollo, jejeje!!

Bueno chicas, os deseo un finde de esos locos de los que luego hacéis gala!!
Ade espero que tu madre vaya mejor.

Besos!!

Cäяιthσ カロル dijo...

Hola Chicas, les esta kedadondo genial.. este Aldair es muy lindo, terco pero indo jajaja y mas bello ke es celoso, yo si ke lo sigo para donde sea

y tambien tienes un premio http://adifferentworldforgirls.blogspot.com/2010/11/gracias-angy.html

y ke pases un lindo fin de semana

Maria dijo...

Aqui deberia ir un muñequito frotandose las manos.......¡¡ya queda menos pa'l final¿no?!!!!

Feliz fin de semana niñas!!!

Citu dijo...

Uy ojala esos dos se entiendan , Ay y cada vez amo mas aldair es tan lindo aveces. Un beso nenas y se mecuidan muchote

KaRoL ScAnDiu dijo...

AHHHHHHHH.... ¿como que se zambuyó en el agua, y... continuará?

Eso son ganas de joder a la Karol, kakaka:D

Me ha adorado el capí. Sentí un frío en la espina cuando el Donald este pensó lo de "sería suya, con o sin si cariño"... huuuu, que yuyu.

PObre la viejita. Vale, era una víbora, pero aun así me dio pena...

que os kiero mucho mis chicas.

Mi ADEEEEEE, que no sé que le pasa a mi PC hoy, así que no pude comentar ante, ni preguntarte por tu mama, espero que esté mejor:d

MARIOLLAAA;D creo que recibirás el libro esta semana:D avisame porfi, sino voy a correos y me cago en to dios!! jajaj
D
kisses mis chicas:D

Mariola dijo...

Hola chicas, sé que ando un poco perdida cosas del trabajo, pero ahora que tengo un poco de tiempo aquí estoy para agradecerles a todas sus comentarios.

Irene me parto contigo, sabes que puedes decir lo que quieras y cuando quieras estas en tu casa.

Pepis jajaja, eres la caña dios que risa con tu pregunta, pues mira lo mismo no, no seria nada raro que hubiese retozado con Cromwell, de hecho los druidas eran hombres y mujeres como cualquier otro y quien sabe en un arranque de pasión y con las hormonas revolucionadas.

Akasha, muchas gracias por tus palabras, sí nos encantan los detalles, un placer como siempre tenerte por aquí.

Anna te comprendo bien, el tiempo o la falta de él es algo que nos salpica a muchas, gracias por pasar.

Luz, hola paisana, pues era lo comun por la época esconder cosas tras los tapices y los muros de los castillos se prestaban a ello, de echo si visitas las viejas fortalezas escocesas te percataras de ello y lo difícil no era encontrar el medallón sino saber lo del Laird.
Un lindo fin de semana para ti también, nosotras en un ratito disfrutaremos a tope del nuestro y quien sabe lo mismo lees algún desenlace, como bien dijo Akasha nos gusta describir los detalles y por consiguiente documentarnos para hacerlo lo mejor posible.

Carol guapa, me alegro que te esté gustando, un beso y gracias por el premio.

Maria, si ya queda menos para el final, un gusto verte por aquí.

Citu, hola linda pues a ver que pasa con estos que si que son tercos. Cuidate mucho un beso.

Muchas gracias nuevamente a todas por vuestro tiempo y vuestros comentarios. Un besazo enorme para cada una.

veronik dijo...

Wow me tuve q leer 2 capitulos seguidos y me encanto¡¡¡¡ lastima q solo sea 1 jejeje lo siento nenas me perdi unos dias por exceso de trabajo pero bendito sea ya termine yeiii asi q a retomar mi blog favorito¡¡¡¡ haaaa como me han echo sufrir por esa parejita q si cede q si no¡¡¡¡ vaya mis niñas ustedes no pierden su estilo....un besazo desde esta parte del mundo.....

PD. pasando lista despues de algunas faltas :P ... feliz fin de semana y excelente inicio de semana con muchas buenas vibras jeje...

LuZ dijo...

Hola!
Mariola muchas gracias por la aclaración. Ello pone de manifiesto lo que todas ya sabemos, os documentáis a conciencia en cada cosa que escribís, y eso luego se nota, poniendo al descubierto mi ignorancia, pero no importa, ese pequeño detalle ya lo sé (ya no me va a hacer falta viajar hasta el castillo escocés más cercano para averiguarlo, jejeje)

Y ya os deseo una feliz semana, ¿a vosotras se os pasan las semanas también volando? y enseguida la navidad, uufff!!!

Besos!!

Mariola dijo...

Hola Karol si ya nos conoces mira que extrañarte donde está puesto el continuará jajaja, a ver el martes que pasa con estos dos, que siendo como somos lo mismo se ponen a capturar truchas o algo.

Estaré pendiente del correo y te aviso con una cosa o con otra. Un besazo.

Veronik, que alegrón tenerte por aquí, te echamos de menos. Que bien que te haya gustado el capi o los capis y no te preocupes somos conscientes que todas estamos ocupadas. Un beso enormeee para ti.

Hola Luz de nada, sólo respondí a tu pregunta por si tenias dudas. Y te digo que si tienes oportunidad no dejes de visitar Escocia, es un país precioso, con gente encantadora, paisajes de ensueño y castillos increibles, que por mucho que se pueda leer y contar no es equiparable a verlo con tus propios ojos.

Una feliz semana para ti también y sí el tiempo pasa volando en nada estamos cantando villancicos. Un besazo.

Feliz semana a todas y gracias por vuestros amables y divertidos comentarios. Besos.

Iris dijo...

Ups, me los leí al revés. Al final hasta me dio pena Moira, y Aldair fue muy duro, la pobre mujer en mi opinión se dejó llevar por su hermano y por la maldad de este.

Un beso

INFECTADA X dijo...

Que terrible escena la de Moira (son las que me gustan. Que soy más morbosa que ni les cuento) y que implacable Aldair ante la escena.
El Donald sigue que te sigue. Joder, mira que debe estar bueno para que la Liana no lo mande a la mierda. Esa escena final con los dos ufffff me voy a leer el otro capi que me he quedao con ganas.

Silvia dijo...

Hola amigas, siento haberos tenido abandonadas junto con esta historia pero poco a poco leeré todo lo que tengo pendiente.
La visita es rapida y ahora me quedaré con las ganas de que pasa bajo el agua pero me tengo que marchar. Intentare leeros mañana.
Gracias por el capitulo.

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você