martes, 11 de enero de 2011

CONQUISTADO POR UN SUEÑO CAPÍTULO 37 (1ª PARTE)



La noticia de la desaparición de Liana había corrido como la pólvora por todo el lugar, llenando de inquietud a los aldeanos.

Poco a poco una multitud se congregó en el patio de armas formando corrillos en espera de alguna información u ofreciendo su ayuda, el que más y el que menos quería y admiraba a su futura señora.

Los preparativos para la ceremonia quedaron olvidados, algunos bajo la guía del padre Kevin oraban en silencio, otros pedían por su regreso a los dioses celtas mientras los druidas lanzaban las runas tratando de encontrar una señal que les indicara donde se encontraba y todos los ojos estaban pendientes de los centinelas apostados en las almenas en espera de recibir noticias. Así entre rezos, plegarias y magia fueron pasando las horas.

Mientras mecía a un inquieto Aidan, Brianna dejaba vagar sus pensamientos hacia la suerte que habría podido correr su amiga, desde que uno de los hombres alertado por Niall le llevó la noticia una extraña desazón le recorría la espina dorsal, una sensación de que algo malo podría ocurrir se había instalado en ella y que la amable Nerys, que iba y venía incesantemente para mantenerla al tanto, llegara siempre cabizbaja y negando no le estaba resultando de ayuda para atajar los nervios. El golpeteo sobre la puerta la sobresaltó, deteniendo su vaivén se puso en pie y se dirigió hacia la cuna.

—Pasad —contestó dejando al bebé, que comenzaba a llorar de nuevo, entre las pieles—, ya cariñito mío.

Al oír el crujido de la madera se revolvió hacia la visita, un terrible escalofrío la sacudió al ver el rostro libido y desencajado de Baldulf que se apoyaba en el dintel llevando una de sus palmas al pecho, sin dudarlo corrió hacia él

—¿Os encontráis mal? —preguntó agarrándolo al verlo tan pálido—, venid sentaos.

Dejándose llevar por la dulce Brianna, que lo acomodó en una de las sillas, creyó morir de pesar. Con esfuerzo había podido sobrellevar la fatigosa carga que lo acompañaba desde hacía un tiempo para no marchitar la boda, pero tras el último evento ésta le abrumaba sobrecogedoramente, punzándole el alma y haciendo que las rodillas se le doblasen por el arrepentimiento de su silencio. Apretó los párpados y exhaló lentamente. 

—¿Qué os sucede? —la preocupación en el tono de la mujer era evidente—, ¿es vuestro corazón?—, al verlo negar demandó con voz quebrada—. ¿Acaso Liana...?
—Aún no hay nuevas sobre ella —musitó fijando la vista en el límpido cielo—, espero que Belenos alumbre con su luz a mi hijo para que la halle sana y salva.
—¿Entonces que os aflige de este modo? —interrogó Brianna tomando asiento a su lado—, os juro que vuestra palidez me está asustando.

Baldulf giró el cuello y prendió los cansados orbes en los de la dama que lo contemplaba contrita, tomó una de las finas manos entre las suyas antes de apartar la mirada.

—La culpa —respondió débilmente—, cometí un deleznable error, si algo le acaece a Liana será por mi irresponsabilidad, soy un viejo necio y soñador que merece el castigo de los dioses.
—Perdonadme —insistió desconcertada—, no os comprendo.
—Se trata del medallón maldito de los McRea —contestó apretando las callosas palmas sobre los suaves dedos de la dama—, ha desaparecido.
—¿Cómo decís? —atónita por las palabras del anciano Brianna se puso en pie—, pensé que los druidas...
—No —la interrumpió él—, tras el fracaso de la vez anterior, Aldair, presionado por mi insistencia, decidió que era mejor que yo lo custodiara... y lo extravié—, al ver la estupefacción en el rostro femenino suspiró—, os juro que lo he buscado por todas partes, día y noche pensando que mi mente me jugaba una mala pasada y lo había colocado en otro lugar..., pero después de lo de hoy ya no tengo duda alguna, la joya ha sido robada y temo por la vida de Liana.
—¿Qué tiene que ver ella con esa vieja reliquia?
—¿Conocéis la historia que esconde esa gema?
—Sí, Niall me contó —afirmó sentándose de nuevo—, una bruja...
—¿Y sabéis como se libera a Carman? —la joven negó—, se necesita la sangre de una doncella y la de la amada del Laird del clan ¿comprendéis ahora mi afligimiento?
—¡Dios mío! —exclamó Brianna llevándose una mano a la boca—. ¿Y siendo consciente de eso habéis permanecido callado?
—Sé que no es excusa, pero sólo deseaba evitar una preocupación a mi hijo hasta que se celebraran sus esponsales.
—¿Desde cuándo está en vuestro conocimiento la sustracción o desaparición de la joya?
—Me di cuenta el día que fui a buscar las alianzas que Arienh y yo usamos en nuestra ceremonia —respondió con tristeza—, a ella le hubiese gustado que su hijo la portara, al levantar el tapiz con su retrato, tras el cual guardo mis bienes más preciados, me percaté que faltaba el medallón—, al ver la duda en las esmeraldas retinas continuó—, sólo esa pieza el resto de las alhajas estaban en su sitio.
—Baldulf —Brianna tomó las artríticas falanges entre las suyas tratando de calmar un poco el pesar de aquel anciano.
—Sé que me comporté como un tonto al callar, pero... —una lágrima rodó por la ajada mejilla—, Aldair me detestará por mi omisión y no le faltarán razones para hacerlo.
—Aldair os entenderá cuando le expliquéis —susurró con voz dulce—, él os ama.
—También ama a Liana y con una fuerza devastadora. Si ella sufriera algún daño...
—Basta —exigió tomándole de los hombros—, ella está bien y esa maldita gema aparecerá—, aseveró abrazándole—. No os juzguéis tan cruelmente, si de algo sois culpable es de querer y para eso siempre hay un perdón.

Baldulf se dejó rodear por los protectores brazos de su amiga y dejó que las suaves palabras penetraran en él, pero aunque su mente quiso creer en ellas su corazón sólo supo encogerse temiendo por el futuro y sus ojos correspondieron a su desasosiego derramando el pesar que le poseía.


Aldair sujetó con más fuerza a Liana sobre su regazo mientras instaba a Dúshlán a dirigirse hacia el castillo, el flujo que circulaba por sus venas le hervía quemándole como fuego, no sólo por el dolor infligido a la mujer que apoyaba la cabeza sobre su tórax y con manos temblorosas se aferraba a su espalda clavándole las uñas, había algo más que escapaba de su entendimiento, algo que le lastimaba como un puñal clavado en el corazón y eso era la felonía de su padre. Sin soltar las riendas llevó los dedos hacia su sporran, allí envuelto en un trozo de tartán y manchado con la sangre de una inocente se ocultaba el medallón, una joya que él a su retorno entregó a su progenitor para que lo custodiara con su propia vida, una reliquia que él creía a salvo en manos de un hombre justo.


Aunque había luchado consigo mismo para no creer ninguna de las abominables palabras de Liam —ese bastardo era capaz de cualquier cosa cuando se veía acorralado y él era consciente que la gema estaba a buen recaudo— la confirmación por parte de Liana derribó gran parte del muro y su esperanza se vino abajo cuando Niall lo requirió tras salir de entre los arbustos y le entregó el amuleto mientras lo ponía al tanto. En ese instante algo en él se había quebrado. Su propio padre. Le costaba creer que el varón que le dio la vida y por el cual daría la suya sin dudarlo, hubiese conspirado en su contra, que hubiese traicionado sin ningún escrúpulo a esas personas que tan ciegamente confiaban en él, pero la prueba estaba ahí quemándole a través de la tela.
Impelido por una devastadora urgencia de averiguar la verdad aunque eso le matase, espoleó al semental tan pronto divisó el portón de la fortaleza.

Su gente esperaba expectante cuando hizo entrada en el patio, contempló a la muchedumbre notando como el pecho se le alborozaba aligerando el yugo que le oprimía cruelmente, percibiendo como el orgullo afloraba en su interior al verles deseosos por saber de su Liana.
Una satisfecha sonrisa brotó espontánea al examinar a las mujeres. Se habían sentido ofendidas cuando algunos de sus guerreros se rieron al ver aparecer a un pequeño grupo, armadas con aperos y utensilios de cocina, para unirse a la expedición y habían avanzado amenazadoramente hacia ellos espetando que no tenían inconveniente en hacer gala de los trucos enseñados por su señora, en ese momento tuvo que hacer uso del poder que le confería ser el Laird, les indicó que a pesar de su buena intención debían quedarse, pues no se trataba de una escaramuza sino de una urgencia que requería celeridad y experiencia, mas aclaró que se sentía envanecido ante semejante muestra de cariño. Y ahí estaban todas ahora —junto con el resto de las hembras— en primera fila.

Cuando el mozo se acercó presuroso para hacerse cargo de su montura, sin soltar su preciada carga pasó la pierna por el lomo del animal y desmontó. A pesar de los cientos de ojos clavados en él y de los rostros curiosos por saber, su mayor preocupación en ese momento era acomodar a Liana y procurarle los cuidados necesarios, así que obviando a su gente y dando grandes zancadas avanzó entre los presentes que guardaban un sepulcral silencio.

Liana percibía la furia que tensaba a Aldair, era consciente que acababan de pasar por una situación horrible, pero tenía el pálpito que dentro de ese vigoroso cuerpo había algo más, algo que estaba destrozando a su hombre y conociendo lo protector que era no le extrañaría que fuese la culpa por no haberla protegido lo que le estuviese carcomiendo, pero ya se encargaría de hacerle ver su error cuando el agotamiento se lo permitiera.

Apenas se había atrevido a separar el rostro del reconfortante torso para ver a todos allí reunidos, deseaba alzar la cara y sonreírles, pero no tenía energías ni ganas para apartarse de su escocés, aún así cuando él se alejó de los suyos sin mediar palabra buscó inquieta sus verdes lagunas.

—Aldair, están esperando por ti —susurró quedamente para que sólo él pudiera oírlo.
—No, mo gràdh —sentenció parándose en seco en lo alto de la escalinata—, es vuestra gente y aguardaban vuestro retorno—, rozó su nariz con la suya al verla conmovida—. Sólo debéis fijaos en la desazón que reflejan sus miradas. Os veneran, m´eudail.
—Ay Dios, me estoy emocionando y no quiero que me vean llorar —musitó sorbiendo por la nariz—. Diles que no se preocupen, por favor.

Aldair depositó un tierno beso en su frente en señal de asentimiento y se giró hacia su pueblo.

—Vuestra señora es una guerrera de la que debéis sentiros envanecidos —clamó para que todos pudieran escucharlo—, luchó con fiereza demostrando ser una auténtica McRea—, aseveró con innegable orgullo, asentando durante unos instantes la arrobada mirada en ella—. Mi gallarda amazona quiere que os agradezca vuestra preocupación, estoy seguro que en cuanto se recupere lo hará ella misma—, levantó la vista al escuchar un suave rumor—, os aseguro que está bien, apenas sufre unas pocas magulladuras, pero necesita reposo y tranquilidad, así que dejad que la acomode en sus aposentos para que pueda descansar, ahora volved a vuestros quehaceres y más tarde al regreso de los hombres yo mismo os pondré al tanto de todo lo acontecido.

Los presentes asintieron y algunos abrieron la boca como queriendo preguntar, mas ninguno se decidía a hablar, Aldair se apenó al ver los rostros tristes y ojos interrogantes cuando posaban la vista en la mujer que portaba entre sus brazos. De repente y sin previo aviso, pues sus gestos no lo hacían prever, un clamor de vítores reverberó en el aire, el nombre de Liana era pronunciado con verdadero fervor. Bajó los párpados hacia la homenajeada y su aliento quedó apresado en la garganta, a pesar del estado en que se encontraba, en algún momento de su diatriba aquella hembra había revuelto la cara hacia los suyos y curvaba los labios en una maravillosa sonrisa.

—¿Y vos dudabais sobre el amor que os profesaban los McRea? —murmuró pegándola a él—, ya veis como los tenéis postrados a vuestras plantas.

 Continuará...


14 comentarios:

AKASHA BOWMAN. dijo...

Uuuy, tenía tantas ganas de seguir con la continuación de la historia allí donde la habíamos dejado (en el claro del bosque en medio de un corrillo de aguerridos highlanders empuñando su espada)que casi no me puedo creer que ya esté aquí, devorando de nuevo las letras.

Me acongoja la aflición del bueno de Baldi y el enorme pesar que guarda en su alma, sintiéndose culpable del destino de Liana y de su propio hijo cuando todo ha sido nada más que un molesto despiste. Sin duda el cansado corazón del viejo Laird puede acarrearle malas pasadas, cuidado...

¿Y como Aldair puede siquiera pensar ni remotamente que su padre lo haya traicionado? ¡Si el anciano patriarca está más embobado con Liana si cabe que él mismo! No puedo imaginar la reacción de este al encontrarse cara a cara con su progenitor y empiezo a temer seriamente por el achacoso corazón.

Esa premura con que jalea a su caballo nada más divisar las puertas de la fortaleza me abruman, me duelen en el alma.

Eso sí, me he reído imaginando a las mujeres del clan con sus cucharones y sus cazuelas en mano, dispuestas a adentrarse en el bosque en busca de su señora. ¡Viva Liana y su fomento del feminismo jajajajjajaja!

Espero impaciente el próximo capítulo e imploro una plegaria por el bueno de Bandulf. No seáis malas...

Besitos mis niñas, que echaba de menos estas lecturas

Citu dijo...

Me facina que apesar de todo Liana y Aldair esten juntos y que los Mcrea la quieran asi a liana muy bello capitulo y me hacia mucha falta leerlas un beso y se me cuidan muchote.Lindo martes

irene dijo...

Hay por favor que capitulo mas bonito, que se me saltaron las lagrimas cuando ella dijo que se estaba emocionando, esos vitores me han calado hondo la verdad, y esa sonrisa me llego al alma, el orgullo de los McRea ha vuelto a casa
Pero que bien os ha quedado mis princesas, fantastico, espero que el pobre padre no sea muy fuertemente recriminado, no lo habia echo a mal, el los amam a ambos, a su hijo y su hija, por que Lianna es su hija sin duda
Un beso mis almejillas
cuidaos mucho y espero que todos los inconveneitnes que teniais ya se hayan quedado atras, alli con el malvado 2010, o que al menos pronto todo pase y sea mejor
os adoro chicas

KaRoL ScAnDiu dijo...

SIIIIIIIIIIIIII.... como lo echaba de menos...

ME alegro que estéis mejores mis chicas, si es que el catarro nos pilló a todos...

El capi, magnífico... como le quiere el pueblo, si es que Lianna y mucha Lianna... pero Aldair debe de calmarse y hablar con su padre.
Pobre hombre, se morirá de paura, eso si no lo hace del disgusto ante el echo de que Aldair haya pensado que él fuera capaz de conspirar en su contra..
Pobre viejito, dadle una oportunidad....

Os kiero mis chicas, os echana muuuuuuuuuuuucho de menos... sois lo mejó de lo mejó, jaja:d

kisses...

Wendy dijo...

La historia está muy adelantada y me veo incapaz de comentar sobre episodios aislados sin conocer la trama.
No obbstante me agrada venir aquí y leeros porque de ese modo voy conociendo vuestra narrativa, está claro que la historia esta impregnada de símbolos y de personajes mágicos.
Buenos días y besos!

~Ade~ dijo...

AKASHA, me creo lo de tus ganas de leer la continuación porque en eso eres como yo.
Te aseguro que a las mujeres de ese clan no las toman el pelo y más con la pedazo profesora que tienen.
A mi Baldi me enternece, es el suegro que todas querríamos tener ¿verdad? Bueno que carajo, yo ya le tengo, es él ¡ja!
El próximo capítulo seguramente lo tendrás el viernes.

CITU, los McRea la aman, no es para menos.
La verdad es que hemos tardado mucho en subir este capi, pero las circunstancias lo han impedido.
Nos cuidaremos y tu también.

IRENE, una se imagina esos vítores y es normal emocionarse.
Vamos a ver que pasa con Baldi, lo mismo terminamos emocionándonos de nuevo.
Que el 2011 sea bueno para todas.

KAROL, dichosas enfermedades, es que nos dejan chafadas y sin ganas ni fuerzas para nada. Pero ya hemos vuelto y daremos caña.
Claro que Aldi hablará con su padre y en nada verás en que termina la cosa.

WENDY, más que comprensible que te veas incapaz de comentar, si ya falta poco para que termine, así que tu no te preocupes por nada, que sé que intenciones tenías y eso hace muchísimo, ojalá todos los que leen la historia desde el principio se molestasen en dejarnos aunque fuesen un par de palabras.

Besos para todas y como siempre gracias por comentar.

Lighling dijo...

Grcias Ade, sí sé que tienen 6 meses (Se me pasó ponerlo) sk a mi (por suerte) me llegó a los pocos días, (dos o tres semanas) no tube k esperar muxo, pero sí es un dato que tendría que haber puesto.
Gracias


aora me leo el cap y te digo algo un saludo!!

Lighling dijo...

uoh!! xikas menudo capítulo, te emociona y me ha echo llorar con los vitores de verdad, cala hondo.

liana es el personaje k más me gusta, y coincido con AKASHA que viva el movimiento feminista que hacen!! sk te lo imaginas y no puedes evitar reír. sois las mejores!!!( y no lo digo x decir) s como lo siento.

un saludo!!!

pepis dijo...

hello como les va ? espero que se sientan mejorcito del catarro que les dio , yo ya no les llamo catarro le llamo la rompe huesos pues de verdad que se siente uno tan mal que ni de la cama se puede parar .
que capitulo tan chulito ...me dio penita con Baldi la preocupacion que siente por su hijo y su nuera es grande .pobrecillo se siente muy mal,ohhhh viejecito hermoso me enternecio el corazonnnnnnn .
ohhhhh por Diosssss ............ hummmmmm me he imaginado a Aldhi cargando a Liana en el caballo junto a su pecho que romantico ... mi corazon hace bum , bum , bum .
me encanto lo del vitorreo que le dedicaron a Liana y que ella a pesar de que se sentia cansada pudo dedicarles una sonrisa a su clan , creo que es un detallazo muy bonito de ella para su pueblo . quisiera que Aldhair Mcrea catue on sabiduria y no lastime los sentimientos de su padre ohhhhhhhhhhh pobrecito Baldi .
bueno Mis musas gracias por el capi . muy chulo se cuidan besoteshasta el proximo cap .

veronik dijo...

Hola mis niñas¡¡¡ por fin pude entrar desde ayer q no me dejaba no se si porq la internet conspira encontra mia o por el mal tiempo q hay por aki jeje pero hoy lo logre......y q emocion al darme cuenta de q hay nuevo capitulo¡¡¡¡ y que por cierto se me hizo muy cortito heee, pero esta bien vale la pena despues de varios dias en ausencia de capitulos asi q nenas animo espero q sigan mucho mejor y a darle para adelante...besos

PD. pasando lista¡¡¡¡ mira¡¡ hace rato q no firmaba mi PD jeje besitos nenas

Anna ( blog princesa) dijo...

OH!! se ha hecho largo el tiempo sin la novela.

Bueno lo bueno vuelve jeje.
Intentare pasarme a leeros guapas.

besos

Mariola dijo...

Hola chicas, que bueno que os gustara el capítulo.

Ya estamos mejor Ade antes que yo (la muy), pero en fin ya de vuelta y esperemos que los catarros nos dejen en paz durante mucho tiempo.

Gracias a todas por vuestro apoyo y vuestros comentarios y si no pasa nada, mañana más Conquistado.

Besazos para todas y ya sin virus.

Mariola.

Lighling dijo...

hola!! Gracias Ade por pasar x mi blog!! me encantó el comentario jeje me gusto q coincidieramos en k hades es un bombonazo!! jajaj

y bueno eso de que acepto para dejar de escucharlo jajaj k bueno k a ti te pase jejej si alguna vez te llaman pesada di k no lo eres, que eres persistente no pesada jaja

y bueno en cuando a lo del registro, sí tube muxa suerte, imagino k en madrid tendrán mas faena, la semana k viene kiero ir a registrar una nueva obra y ya lo estoy temiendo, si contigo tardaron 6 meses... espero k llegue antes jajaja
bueno guapa un saludo!!!!!!!!!!!
espero con ganas k publiqueis!!!

Silvia dijo...

Echaba de menos leer esta historia.
Me apenó ver a Baldulf así, espero que su hijo no agrave la situacion y le termine produciendo un infarto, aunque no creo por que le quiere mucho, igual que el clan quiere a su señora. Fue emocionante verles vitoreandola.
Ahora me voy a leer el otro.
Gracias por este capitulo y me gustó mucho la nueva imagen del blog.

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você