sábado, 23 de abril de 2011

EL PRECIO DEL AMOR - CAPÍTULO 6 - 2ª PARTE



Cinco minutos más tarde aparcó frente a la casa de Rachelle, las luces estaban apagadas excepto una, la de su habitación, lo que le indicó que estaba despierta leyendo, haciendo cualquier cosa o..., negó con la cabeza y apartó de un manotazo mental la imagen de Theo y Rae en la cama, ninguno era ese tipo de gente, aunque si este le había contado lo de..., no, Lewis no tenía las suficientes pelotas como para hacer algo así ¿o sí? Enfurecido cruzó la calle y se dirigió al portal, maldijo al empujar y encontrárselo abierto ¿es que la gente no era consciente de los delincuentes que pululaban por la ciudad? En dos zancadas cruzó le vestíbulo y se coló en el ascensor, pulsó el botón que lo llevaría a su destino y golpeó impaciente con la punta de su bota cuando este se puso en movimiento. Tras abandonar el cromado habitáculo acortó la distancia que lo separaba de su meta y golpeó una y otra vez con los nudillos intentando controlar la ansiedad que vibraba por sus venas ante su tardanza. Cuando al fin escuchó su voz, apretó los puños al negarle la entrada con la tonta excusa de la hora, se tragó la bocanada de bilis que ascendió por su garganta al creer que la verdadera razón era que su compañero estaba dentro. Rechinando los dientes masculló una sutil amenaza y tan pronto vio su faz por la escueta abertura, la abrió de un empujón, se coló dentro y cerró con un estruendoso portazo sumiéndolos en la oscuridad. Llevó la mano hacia la pared y presionó el interruptor llenando de una mortecina luz el diminuto recibidor. Frente a él, con una vieja camiseta como camisón, con el pelo un poco alborotado y los pálidos ojos abiertos como platos, Rae lo contemplaba mitad sorpresa, mitad inquietud.

—¿Y Theo? —interrogó deslizando la mirada de arriba abajo y de abajo a arriba lentamente.
—No... no sé —respondió tironeando de la prenda intentado tapar sus enormes muslos, sin comprender—, supongo que en su casa.

Nerviosa y avergonzada por las pintas y la forma en que él la miraba le dio la espalda encaminándose hacia el salón. El estómago se le retorció de expectación al oír sus pasos tras ella.

La siguió por el pasillo perdido en el balanceo de sus caderas, tragándose el gemido que pugnó por salir de su garganta al imaginar aquel trasero respingón entre sus palmas. Su miembro dio un respingo dentro del pantalón y se endureció casi hasta la plenitud al recordar el calor y la humedad que desprendía aquella mujer que lo precedía. Aspiró profundamente llenándose del sutil perfume que desprendía y sintiendo como todo su cuerpo se tensaba por tenerla. Las imágenes que durante dos noches lo habían torturado pasaron a cámara lenta por su cabeza y su instinto animal tomó posesión de él. Como una fiera en celo la sujetó por los brazos y la empujó hacia la pared, oyó el grito de sorpresa cuando posesionándose tras ella se restregó sin piedad contra aquel exuberante culito haciéndole saber lo excitado que estaba. Sin ningún miramiento enredó las falanges en la maraña del sedoso pelo y girándole lo suficiente el cuello la besó rudeza.

Acababa de llegar a la penumbra del salón cuando sin previo aviso se vio pegada al muro. Esbozó una leve protesta que quedó acallada cuando él de forma brusca se frotó contra su cuerpo. Asombrada al percibir la dureza de su miembro al final de su columna, se obligó a silenciar el gemido que pugnaba por querer salir y no así la protesta ante semejante trato, abrió la boca cuando un ligero tirón de sus cabellos la hizo voltear la testa para encontrarse con los duros labios del sexy policía sobre los suyos. Con vehemencia la volteó posicionándose de nuevo sobre ella y friccionándose sobre su vientre.
Un poco aturullada y abochornada por la rapidez con que su entrepierna se humedeció, posó las temblorosas palmas sobre el pecho masculino y sin mucha convicción empujó en vano para que se apartara. Cerró los puños arrugando entre ellos la oscura camiseta cuando él nuevamente la invadió con la lengua rozándole el paladar e hizo lo único que quería hacer, abandonarse a su calor y salir a su encuentro.

Sin dejar de besarla, de morder y lamer tomó, con una mano, las muñecas femeninas y le alzó los brazos dejándolos por encima de su cabeza, abandonó los jugosos labios para atacar su mandíbula, el lóbulo de la oreja... mientras deslizaba las yemas por el sedoso muslo perdiéndose bajo el dobladillo de la ajada tela, se detuvo un segundo al rozar el algodón de las braguitas que acarició lentamente desde la cadera hacia el monte de Venus antes de seguir su ascenso por el contraído estómago hasta bordear el seno, gruñó de satisfacción al no encontrar el sujetador y tras masajearlo con la palma abierta, atrapó el endurecido pezón entre el pulgar y el índice tironeando con suavidad, obteniendo la repuesta que andaba buscando, el arqueo de la pelvis de Rae buscándolo.

A pesar de la furia con la que la besaba, como si quisiera castigarla, notó como toda ella se derretía bajo sus toques, creyó ahogarse cuando las hábiles falanges iban recorriendo su dermis, se saltó un latido al percibir las yemas sobre el tejido de sus bragas ya húmedas y a pesar de que le permitió el avance él no la tocó ahí, por el contrario continuó ascendiendo provocando que los músculos abdominales se contrajesen bajo el ardiente tacto, jadeó de placer y alivio cuando aprisionó entre los dedos las enhiestas puntas que coronaban los sensibles pechos.

Borracho de lujuria abandonó los plenos montículos y comenzó a subirle la camiseta para disfrutar de su desnudez y hacer que su sentido del gusto paladease lo que con tanto placer había tocado, pero su anhelo quedó bloqueado a mitad de camino cuando Rae se lo impidió.

—Espera —musitó sin apenas aliento.
—Me exiges mucho, pequeña —respondió en el mismo estado de agitación.
—No... no es necesario desvestirme.
—No digas tonterías —ronroneó tironeando de la prenda—, quiero tenerte desnuda.
—Pero...
—Quiero saborearte entera —prosiguió con la voz ronca—, comerte viva.
—Yo...
—Shh, eres hermosa y mi amigo te lo puede confirmar —aseguró restregándose contra su monte.
—Idiota —dijo riéndose.
—Me gusta tu risa y me gusta tu cuerpo y quiero ambas cosas ya.
—Charlie...
—No tengas miedo —masculló sacándole la tela que la cubría por la cabeza—, confía en mi.

El tórrido huracán en que se habían convertido sus pensamientos se aplacó en cuanto notó como el aire refrescaba su piel. No, él no podía verla tal cual era o se marcharía dejándola rota, quiso aferrarse a Charlie intentado ocultarle la redondez de su figura, pero se lo impidió con sus palabras y con su raudo gesto, al agarrarle los brazos y levantándoselos dejándola totalmente expuesta a su escrutinio. El frío envolviendo la sudorosa dermis y los abrasadores orbes deslizándose por ella le aceraron aún más los sensitivos picos. Jadeó cuando la lengua de él lamió el punto donde su clavícula se unía a su cuello y creyó volverse loca cuando los labios se cerraron sobre su pecho, mordisqueando y soplando, lamiendo y succionando. Las rodillas amenazaron con fallarle bajo el húmedo músculo que ahora jugueteaba con su ombligo al tiempo que los arqueados dedos ladeaban el algodón y rozaban su mojado centro. Osciló la pelvis bajo el pulgar que recorría lentamente la hendidura de su femineidad, mientras por encima de la tela la lengua trazaba círculos sobre su hinchado clítoris. Gritó cuando tironeó levemente con los dientes a la vez que sumergía lentamente dos dedos en ella, entrando y saliendo, doblándolos en su interior. Protestó cuando estos la abandonaron cerca del orgasmo, pudo oír la risita de él mientras le deslizaba las bragas por los muslos y las sacaba por los tobillos al de arrodillarse ante ella.

Con la mandíbula apretada, masajeó el bulto que se dibujaba en el frente de su pernera, soltó el botón y bajó la cremallera para aligerar la tensión, por debajo de sus calzoncillos podía ver la cabeza de su glande lloroso por aliviarse, pero antes quería que ella se entregara, que se corriese para él y así poder degustar el dulce sabor de Rae.

—Ábrete para mi —ordenó con la voz pastosa amarrándola por las corvas.

Cuando obedeció ascendió hasta sus nalgas y tras un leve apretón las deslizó hacia delante, con los pulgares separó sus labios vaginales dejando expuesto el inflamado y rosado clítoris, aspiró profundamente el olor a deseo que emanaba antes de enterrar la cara en ella. Suspiró mientras su aroma le embargaba la nariz y su esencia le impregnaba el paladar, trazó pequeños círculos, disfrutando con las suaves convulsiones que se iban apoderando de ella con los apretados lametones. Encerró su falo en un ceñido puño, masajeándolo al ritmo de los envites de la lengua en el interior femenino, pausadas caricias que fueron acelerando la cadencia conforme ella se acercaba al clímax. Soltó su verga y asiéndola del trasero la pegó más a él cuando los temblores de Rae se acrecentaron. Siguió dedicándole acuosas caricias aun cuando las uñas femeninas se clavaron en su cuero cabelludo, aun cuando los espasmos se hicieron incontrolables y continuó tras escuchar su nombre en el grito ahogado que emitió al quebrase contra su saciada boca.

Aferrándose al postrero atisbo de cordura que le restaba y con el fin de no caer de bruces al suelo, enredó las yemas en el oscuro cabello cuando la espiral que había empezado a envolverla se convirtió en una bola de fuego que explotó arrasándola con un fuerte orgasmo, dejándola desmadejada.
Temblando y sin acordarse de respirar dejó resbalar la espalda por la pared, sin que el agarre de las grandes manos a su trasero se desprendiese a la vez que la ávida boca ascendía regando la rociada piel de lacerantes caricias, jadeó al sentir la punta de la lengua entre el valle de sus senos, en su cuello, en su barbilla, la mandíbula. Se asió con ganas a los anchos omoplatos cuando Charlie volvió a besarla.

Estaba ebrio de su calor, del delicioso sabor que había emanado como líquida miel y que todavía vibraba en el paladar. Deseaba que se entregase plenamente, que se corriese oprimiéndole entre las paredes vaginales y balbucease su nombre mientras se vaciaba en ella. Su miembro saltó y sus testículos se endurecieron ante la expectativa, tenía que darse prisa o eyacularía allí de rodillas, con Rachelle a horcajadas sobre sus muslos. Con una calma que no creía poseer se giró con ella en brazos y la tumbó en el suelo.
Postrado entre las piernas abiertas contempló a la mujer que hasta hace apenas unos pocos días no era más que una amiga y a la que no le hubiese dedicado ni un segundo de sus noches y sin embargo durante dos jornadas lo había obsesionado hasta el delirio.
Con un bufido se quitó la camiseta y la lanzó lejos, se puso en pie y se quitó las botas, los vaqueros y los slips, aunque las sombras no le permitían verle el rostro. La gula de su mirada danzando eróticamente sobre su cuerpo hizo que se descontrolase, con impaciencia volvió a su posición entre las extremidades, retuvo el aire en los pulmones cuando las suaves palmas se posaron sobre su tórax, su estómago, las caderas hasta ir descendiendo y capturar su erguido pene que palpitó entre las pequeñas falanges que lo aprisionaban. Rechinó los dientes al percibir el delicado sondeo al que lo sometía y del cual le hubiese gustado seguir disfrutando si no estuviese tan al límite.

Tan extasiada se encontraba que hasta que no se vio acostada en el piso no se percató que él continuaba vestido. Se embelesó viéndolo desnudarse. Con la prisa de la necesidad se había ido arrancando prenda a prenda para mostrarle todo el esplendor de su bien formada figura, antes de volver a hincarse ante ella. Su mirada quería abarcarlo todo, guardar cada detalle, cada forma de cada músculo en sus retinas, pero estas se centraron en el bálano que cual mástil la apuntaba. Alargó los brazos y deslizó las manos desde el ancho pecho hasta cerrarlas sobre aquella espada desafiante, se mordió los labios al sentir el tacto aterciopelado y duro, tragó saliva al notar como el ardor que emanaba le prendía fuego haciendo quee un calor pegajoso se instalase en el centro de su vientre hasta empaparle los muslos. Sonrió al ver como Charlie la sujetaba por las muñecas y la apartaba para, como un famélico león, abalanzarse sobre su presa.

Como si de un maldito reloj de arena se tratase, se le había acabado el tiempo. Cerró un puño sobre su verga y la guió allí donde quería estar, con parsimonia rozó una, dos y hasta tres veces el clítoris hinchado y mojado con el glande, Rae enarcó las caderas dándole permiso, suplicando por la invasión. Encajando los dientes y de un solo empujón de caderas se clavó profundamente en ella. Se detuvo un segundo para mirarla antes de comenzar a bombear en pausados movimientos, saliendo casi por completo para volver a hundirse hasta el fondo. Resopló de placer hincándose más hondo cuando ella dobló las rodillas y se acompasó a sus envites. Tomándola por las lumbares le alzó más las nalgas, embistiendo incansablemente sin apartar la mirada uno de otro, sin dejar de emitir sollozos de puro gozo. Fue cambiando la velocidad de los empujes al verla temblar, al notar como las uñas se crispaban incrustándose en la carne sus hombros, como murmuraba palabras inteligibles a la vez que su cabeza oscilaba frenéticamente de un lado a otro y los talones de Rachelle se clavaban en sus nalgas mientras se rompía en mil pedazos aprisionándolo en su interior engulléndolo salvajemente.
Aulló su nombre convulsionándose, chocando con furia pelvis contra pelvis comenzó a eyacular hasta quedarse vacío, antes de desplomarse sobre ella con los espasmos recorriéndole y el oxígeno entrando a pequeñas dosis en los candentes pulmones.

Enamorada era la única palabra que encontraba para definir el estado en que se encontraba y en el cielo para señalar el lugar donde estaba. No importaba que estuviera tumbada en el frío suelo de su salón, que a su izquierda estuviera el pasillo y a la derecha la parte trasera del sofá, que el techo se cerniera sobre ella o que Charlie la aplastara, no, estaba levitando entre vaporosas nubes rodeada por los brazos del hombre que amaba y si prestaba atención incluso podía oír las flautas y arpas de los ángeles tocando su sinfonía celestial. Suspiró mordiéndose el labio inferior cuando él, apoyándose sobre los antebrazos, la alivió de su peso para buscar su mirada.

Se izó un poco para mitigar el yugo de su cuerpo y contemplarla, pestañeó al ver los celestes ojos brillantes y el terso rostro resplandeciente, rozó suavemente los labios hinchados por los besos compartidos antes de volver a clavar las pupilas en las suyas, le asustó lo que vio porque encontró el amor reflejados en ellos —era tan transparente— quiso decirle que dejara de mirarlo así, que él jamás correspondería a sus anhelos. Lo mejor era tomar sus ropas, vestirse y salir por piernas de allí, pero las palabras murieron en su garganta y los hechos se esfumaron de su mente, cuando ella  deslizó la mano hacia su nuca y tiró de él buscando sus besos, apenas tomó posesión de su boca todo su ser la deseó de nuevo, gruñendo rodó dejándola encima, rodeó su talle elevándola y la dejó caer sobre el inhiesto estoque empalándola profundamente. Apretó los párpados ante la realidad, ella le hacía el amor y él desahogaba su libido para arrancar su obsesión. Sabía que era un cabrón por usarla de aquel modo, pero después de todo, era un cabrón con suerte. 

Continuará...




28 comentarios:

Anna ( blog princesa) dijo...

Madre mía!! ha sido....woooooooo.
Ese ataque posesivo de charly yo lo llamaría celos, el tio estaba que se subía por las paredes, en cambio rae lo ama.
Un exuberante capitulo cargado de tensión sexual ¡dios! lo he disfrutado.

Besos

KaRoL ScAnDiu dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH.... ahora mismo, estoy desenado que mi marido llegue a casa... jajajaja:D

Ha sido... madre mía... sí, un cabrón, pero me pido uno así, jaja:D

Perfecto, caliente, torrido y dulce... no estoy en condiciones de escribir mucho más, por eso me voy... a echar la siesta... ajaja:D

besos mis querida, que paséis un hermoso finde:D

AKASHA BOWMAN. dijo...

Supongo que todas hemos soñado en alguna ocasión con que un policía tan sexy como Charlie (aunque de momento siga siendo un cab...azo) nos cachee y nos aprisione contra la pared mientras nos recorre con los labios (¿o solo he sido yo jajajajjaja?)

No voy a decir nada de lo que he leído hoy (uyssss me lo impide el remarcado decoro jolinesss) pero puedo aseguraros que la trama central del capítulo me la he leído dos veces seguidas para intentar creerme lo que tenía ante mis ojos. Creedme que cuando una se topa con narradoras como vosotras resulta mejor leerlo e imaginar que verlo directamente en pantalla. Madre mía, os juro que he sudado bajo las capas de ropa (si es que a estas alturas sobran hasta las enaguas jajajajjaja)

Me duele que después del buen momento pasado a Charlie le quiebre el ¿corazón? ver el amor reflejado en las pupilas de Rae. ¡Si hasta barajó la posibilidad de vestirse y huír nuevamente como un cobarde! Si es que si llegara a hacerlo era como para ahorcarlo del revés eeeh.

Esto va a acabar mal, muy mal, porque por un lado tenemos sexo y más sexo en plan desahogo y por el otro amor adornado con excelente sexo. Mal asunto...

Besitos mis fascinantes almas creadoras.

Irene Comendador dijo...

Esta vez si que vengo pronto, por fin cojo uno de los capitulos como es debido, y que capitulo, por favor , por dios y todos los santos (ahi ahi blasfemiando que estamos en Semana Santa) jajaja, que imagenes rodean mi mente, como la busca celoso porque este con otro, como la agrede por la espalda contra la pared, uuuuffff, y esa pequeña conversacion de "tu no sufras, eres perfecta" aaiinnsss dios, que me derito entera, eso sin contar ese orgasmo en su boca, o esas posturas en el suelo, madre mia que me dan los siete males, es un cabronazo, pero creo que a eso de quitarsela como obsesion lo llebara crudo, nene, no sabes que unos encuentros asi no suelen ser muy normales? asi que sera mejor que la conserves o te arrepentiras de por vida, jajajaj
Impaciente de leer el siguiente, y creo que ahora que me tengo que ir, pues como que no ha sido tan buena idea eso de leer en este momento, que estoy incandescente, jajajaj
Besos mis chicas, como siempre perfecto, no lo podeis hacer de otra manera, genial

mariana dijo...

dios me dejaste caliente chica, jajaja, sabes creo que estos dos no tomaron precauciones para un posible embarazo.

creo que charlie ya se esta dando cuenta que siente algo por ella y Rae sigue dándole celos para que este terco reaccione. jejeje


PD: Team Charlie

PD2: si sigues escribiendo así mi esposo no va a tener descanso, jejeje. muy bueno el capitulo chicas.

besos.

ana dijo...

a estado caliente caliente por dios si hasta yo estoy que echo humo y paa variar y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo con charlie es un cabron con suerte
pd:seguid asi besos

Rouge dijo...

Wow, chicas que calor que hace por acá... tanta tensión y pasión pueden con una... uff...

Que capítulo... Si Charlie no fuera tan cabrón me pediría uno igual... Coincido con él, es un cabrón con mucha suerte.

Fabiola dijo...

wooooooooooooooow!
quedé de una pieza XD...tengo sentimientos encontrados con Charlie, me dan ganas de matarlo pero también ...ufffffffff jajajajaja

Haber como seguira la historia, sobre todo cuando Rae se entere de la dichosa apuesta >.<

Feliz día del libro!

Emilia dijo...

Esto está que arde y no precisamente estos dos que han apagado su fuego como dos almas en celo y ahora buscarán la satisfación que da una segunda vuelta con las ansias más calmadas, tanto es así que o me equivoco o no ha habido protección.
Todo se complica para RAE, está en las nubes, ( y quien no con semejante Dios del sexoy encima enamorada )y caer desde tan alto duele.
Charlie, Charlie, piensas que sólo la estas utilizando, que es solo sexo sigue soñando chavalote, esas ansias y esos celos posesivos....

Chicas está de infarto y solo vamos por el sex... (capítulo) ansiosa po la continuación.

Ariusk dijo...

Jojojojo mi amigo el "poli" como que se fue sin sombrero esta vez eh?? jajajaja así estaban las ganas y el emborrachamiento lujurioso!!

Definitivamente un capitulo muy bien narrado mis chicuelas y HOTTTTTT hasta decir basta (dudo que eso pase alguna vez jaja)

Me gusto mucho y más me gusta que Charlie se engañe así mismo con esa idea de que desahogándose la obsesión se la va a sacar de la cabeza!!!

La pobre RAE tan insegura, de verdad espero que el golpe por lo de Charlie no la destruya si no que, como el Fénix resurja de las cenizas y le muestre "al c... con suerte" lo que se perdió por idiotaaa y por cobarde!!

Besos mis guapetonas! Feliz fin de semana!! Ya estaré el miércoles por acá a la misma hora y por el mismo canal jeje!! Saludossssss nenas!! Dios las bendiga!!

Ariusk dijo...

P.D: "—No tengas miedo —masculló sacándole la tela que la cubría por la cabeza—, confía en mi."

En serio si no fuese porque estaba más que borracho de pasión le habría dado un manazo en la cabeza jaja "confía en mí" XD jajaja Diossss que C... espero se redemida de una forma increible (no si antes haber sufrido lo suyo ;) jeje)

pepis dijo...

hello , hello que capitulito mas HOTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT. sinceramente me sorprendieron pense que RAE LO vA HA HECHAR ALA CALLE .
weeeeeeeeeeeeeeee muy bonito y salvaje como lo escribiron me encanto siempre cuidan cada detalle y eso es buenisimo en la historia que estas leyendo .
Chikkkkkkkkas tienen un 100 % , estan aprobadas jiji.
como que hace calorcito verdad ahhhhhhhhhhh ? jiji, creo que es solo en mi apartamento ... please llamen a los bomberos jiji.(QUE EXAGERADA SOY) pero no los de aqui cerca pues son viejitos o casados jiji.
Definitivo don Charlie es un cabroncito con suerte , pero las va pagar el muy sopenco.aunque soy team Charlie , pero hay que darle unos cuantos azotes , pa que respete .!!!!! DESGRACIADO !!! jiji , esto ya es personal jiji.
OMG !! yo segun leia me preguntaba donde estan los condonesssssssss ? se toma las pastilla? OMG !!! algun metodo anticonceptivooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo. rae esta super enchula de Charlie pedazo de mango.Pobrecita la que le espera , va ha estar uffffffffffff bien candente y ha el ni se diga , para lograr que ella lo perdone va ha estar BRUTAL. tronaron los fuegos artificiales con esos dos.
Que capitulo tan tremendo jiji, como les digo son unas MUSAS escribiendo , muchas gracias por dejar volar su imaginacion y hacernos soÑar con esos hombres hermosos y sexys. bueno se cuidan muchos besitosssssssssssssssssss.

Yola dijo...

¡¡¡NO HAY PALABRA!!!

vampiresa dijo...

ola olaaaaaa mis niñas. Ha estado genial, maravilloso pero yo no elegiria a Charlie es tan brusco a mi me gustaria que Rae estuviera con uno que fuera mas sensible, delicado con ella.

Necesito a unos cuantos bomberos para que apaguen el fuego que llevo dentro ahora mismo.
se me ha subido la temperatura, la adrenalina y los ánimos.

saludis vampi

USAGUI dijo...

OH DIOSSSSSSSSSS O///O QUE LES PUEDO DECIR CHICAS ESTE CAPITULO ESTUVO MFFFFFFF (ECHANDO HUMO) A PESAR DE DON DE SOY NO DEJA DE LLOVER ESTO ME RECALENTO MAS DE LO QUE PENSABA JAJAJA MI CUARTO PARECE UN SAUNA JUJUJUJU WOW CHICAS ESPERO EN PROXIMO CAPITULO, OHH POBRE CHARLIE SIN QUERER CAYO OBSESIONADO JEJEJEJE ESTO SE ESTA PONIENDO BUENISIMO O///O ^^

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Dos cosas, una... vaya dos escritoras de lo erótico... hacéis que me meta en el papel de tal forma que... argggg! y es por la tarde, y todavía es por la tardeeeee....
Vale, y dos... la historia, pero si se me ha olvidado la historia, juas, juas... no, no, en serio, la historia va bastante bien, bastante bien... creo que él está ya medio enamorado de ella, je, je... y creo que ella va a cambiar de negocio, dejará la floristería para enseñar a otras chicas a domar cabrones, juas, juas...
Me ha encantado, amigas, me ha encantado. Gracias a las dos.
Bss por partida doble.

Loli dijo...

Me ha encantado el capitulo. La historia cada vez esta mejor. Charlie aun cree que a base de p..os se la quitara de la cabeza la obsesión yo creo que se esta enamorando de ella si no lo esta ya. Y si no se da cuenta pronto puede perderla, no nos olvidemos de Theo.
Genial.

Patricia :D dijo...

¿Un cabrón con suerte? Un HdP -.-
Como se aprovecha de ella..

Por Dios, publicad pronto, que nos habéis dejado en vilo con este capítulo.

Siento no poder comentar más, pero es que no tengo palabras.

Besos

Citu dijo...

Guay que capitulo mas caliente. Pero que bruta es Rae volver a boca del lobo. Haber que pasa con Rae y Charlie Un beso y se me cuidan mucho.

princesa jazmin dijo...

Hola chicas, sigo aquí embelesada por la historia, un capítulo intenso, habrá que ver qué sucederá luego, qué emoción!
Un besito!
Jazmín.

gloria dijo...

Holaaa que historia mas increible mmmmy mas caliente estoy por casualidad lo lei por mi hermana Gloria y Dios quede enganchada tengo que encontrar lo anterior gracias.....
Olga

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Que ilusión me hace vuestros comentarios, es un placer saber que lo habéis disfrutado intensamente y que por fin Charlie ganase algo de puntos, ahora sólo resta esperar para ver si los mantiene o no.

Besos y muchas gracias.

~Ade~

Erzengel dijo...

Mis amores... que pon fin me pongo al día!!!!

JODERRRRRRRR

"La leche!!!!" diria mi querida Karol Scandiu.
Chicas, de verdad, que me han dejado con ganas de secuestrar a mi novio y provocarle al límite para que le nazca el Charlie que lleva adentro, jeje.

GENIAL!!!!
Chicas, GENIAL!!!!

Me encantó!!! y uff... que me quedé jadeante!!!!

Ahora esperaré ansiosa por el siguiente.

AH1 y me descargué Conquistado por un Sueño!!!! jum.. asi las leo incluso si no puedo conectarme!!!

Besotes, reinas!!!!

hasta pronto!!!1

Caco dijo...

Acabo de encontrar el blog y esta historia me ha FASCINADO. Está excelente y sólo puedo decir gracias por esta historia que tiene de todo: amor, sexo, deseo, traición, etc.

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Muchas gracias, Caco. Espero que los siguientes capítulos te sigan fascinando y nos lo hagas saber y sino te gustan, pues también, que las críticas bien expresadas siempre son bien recibidas

Besos.

~Ade~

A.D. dijo...

Sssheeee, Cabròn con suerte, es todo lo que diré al respecto xd

AD

Nenina dijo...

Uy uy uuuuuyyyyyy me desperté de un sueño creo porque estoy fuera de orbita :P ajajajaja ella lo ama y él, él no sabe que también lo hará!!! no puede ser, que hombre!!!! y aun cuando me da rabia, me encanta :P
hot hot y excelente!!!
voy por más:D

Noelle Eclipse dijo...

Hay chicass!!!
Son el duo dinamico de lo hot!!!
jajaja
Amo la forma en que relataneste tipo de escenas.
tranasmiten tanto a sus lectoras que nos dejan sin palabras.

Al parecer el MALDITO BASTARDO, se esta enamorando, pero veo que pagara caro todo lo que ha echo!!

besos

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você