miércoles, 1 de junio de 2011

EL PRECIO DEL AMOR - CAPÍTULO 12






La pesadumbre con la que había salido del local se convirtió rápidamente en una dura y pesada ira que le quemada el esófago y la faringe pidiendo salir a gritos al exterior.

—¡Maldito hijo de puta! —bramó lanzando una patada a la papelera que segundos antes se encontraba frente a la comisaría y que ahora rodaba sin control hasta pararse en uno de los vehículos aparcados.
—Un mal día ¿eh? —preguntó uno de los novatos.
—¿Y a ti qué cojones te importa? —escupió lanzándole una mirada asesina.

Con la respiración acelerada y los puños anhelando tocar la imberbe cara, observó cabreado como el joven levantaba las manos en son de paz y se largaba rápidamente meneando la cabeza. Quería matar a alguien, pero su punto de mira se encontraba al otro lado de la calle, abrazando protectoramente a Rae y dejando que esta le acariciase la lacerada mandíbula mientras sus ojos le miraban amorosamente.

—¡Joder! —se cubrió el rostro exasperado con sus pensamientos para destaparse en cuanto rozó sus heridas—. Cabrón—, gruñó al ver ensangrentada una de sus palmas.

Como que se llamaba Charles O´Sullivan que esa mierda que tenía por compañero pagaría caro el que se hubiese metido entre medias de su chica y él. <<Para ya imbécil con tanta posesión>> se ordenó golpeándose la frente. Ella no era nada suyo, ya ni siquiera era su amiga por culpa de esa maldita apuesta. Cerró los párpados con fuerza como si un rayo le hubiese atravesado el cerebro y exhaló bruscamente cuando la fija imagen que le enseñó el pelirrojo en el PC apareció ante él. Esa foto estaba en su móvil ¿por qué mierda se encontraba ahí para el regocijo de pervertidos que no tenían ningún derecho a disfrutar de la exuberante figura? Un cuerpo que era suy...

—Joder Charlie, que no es tuya —se recordó a si mismo apretando los dientes.
—¿Todo bien? —demandó de pronto J.J. a su lado.
—¿Tu qué crees? —replicó volteándose para mirarle.
—Guau, tu cara es digna candidata para salir en un cuadro de Picasso.
—Y encima me siento tan retorcido como sus pinturas —murmuró desalentado.
—Si te sirve de algo, siento mucho por lo que estás pasando —declaró posando la palma en su espalda—, y por lo que está pasando ella.
—Me comporté como un crío al aceptar ese desafío sin pensar en las consecuencias.
—Nunca debimos proponértelo.
—Nunca debí acceder —admitió hundiendo los hombros.

J.J. contempló al hombre que tenía delante y al que apenas reconocía, y no por ese ojo y pómulo que conforme pasaban los segundos se iban hinchando cada vez más, sino porque por primera vez se estaba arrepintiendo de algo, mostrándolo a través de la apenada voz y del compungido semblante, y lo hacía de corazón.
Ya era tarde para dar marcha atrás en la metedura de pata, pero le ayudaría en todo lo que pudiese.

—¿Estás así por qué ya averiguaste quién fue el cabrón que hizo lo de internet?
—No, estoy así por un gilipollas entrometido, pero físicamente quedó tan tocado como yo.
—Vaya, tenía pensado venderte como obra inédita y póstuma de Pablo, pero al ser dos ya me has cortado el chollo.
—Como payaso no tienes competencia.
—Eso es porque no te has visto en un espejo —dijo riendo.
—Ja.
—Pongámonos serios y vamos al asunto, piensa quien pudo tener acceso a tu teléfono, no sé, tal vez alguna de las tías con las que te acostaste.
—Eso lo dudo, ella misma no podría haberse hecho eso.
—¿Ella misma? —preguntó pasmado—, ¿no jodas que en todos estos días sólo te has...?
—Sí y no quiero hablar del tema.
—No hablaremos, pero admite que da que pensar, tu eres de una mujer cada noche.
—Tampoco te pases.
—Bueno, noche sí noche no —aclaró sonriendo de lado.
—Idiota —replicó devolviéndole la sonrisa que se convirtió en una mueca de dolor por la herida—, quizá me estoy haciendo mayor.
—Puede, aunque yo me arriesgaría a pensar que se trata de otra cosa.
—Esta claro que de los dos el abuelo eres tú, así que deja de decir ñoñerías y vamos a lo que importa.

J.J. soltó una carcajada al comprender por fin a que se debía ese cambio tan evidente en su amigo. Lástima que ahora no fuese el momento propicio para meterse todo lo que quisiera con él, pero ya le picaría con Cupido y su traviesa puntería.

—Tachemos de la lista a tus ligues, aunque me hacía ilusión que fuese la venganza de alguna de ellas por haberla utilizado.
—Dejemos una cosa clara, yo no las engaño, nunca les hago creer que serán algo más que un polvo.
—Ya sabes como es la mente femenina.
—Ni lo sé ni me importa, sólo me interesan sus cuerpos.
—Aunque últimamente parece que sólo te atrae uno —indicó con tono divertido.
—Eres muy pesado, tío.
—Pues mi Jenny dice que soy muy flexible.
—Ella está enamorada de ti, yo no, por eso veos tus fallos y son muchos por cierto.
—Shh, que quede en nosotros o mi idolatrada imagen caerá del pedestal.
—Lo haré, pero sólo porque me caes bien.
—Simplemente por esa confesión te ayudaré con más ganas. Sigamos pensando ¿en qué momento pierdes de vista tu móvil?
—Cuando estoy en casa, pero estos días no invité a nadie y también aquí cuando me...

Lo que iba a decir quedó en suspense cuando con nítida claridad divisó al culpable dentro de su mente. Sin decir nada y con la sangre hirviendo caminó a grandes pasos hacia la comisaría y se adentró en ella. Lentamente anduvo entre el personal, ignorando los comentarios y las preguntas que le hacían. Todo carecía de importancia excepto el encontrarle. Rezaba porque no fuese verdad lo que su pensamiento le devolvía una y otra vez, aunque sabía que no estaba equivocado y el que sólo pudiese ser esa persona le estaba matando.
Volteó la testa ante la sonora y conocida carcajada. Verle ante el ordenador con tres detrás de él y correspondiendo a las risas le revolvió el estómago, pero apretando la mandíbula contuvo las nauseas. Una vez junto a ellos, dejó escapar un leve suspiro al verificar que en la pantalla no salía Rae, sino unos vídeos que nada tenían que ver. Con un gesto ordenó a los que estaban de pie que se largasen y se enfrentó a Ricky.

—Menuda facha, ¿quién te usó como saco de boxeo, tío?
—Fuiste tú —escupió abriendo y cerrando los puños.
—A mi no me mires, yo no te he puesto un dedo encima.
—Fuiste tú quien robó la foto de mi móvil.
—¿De qué hablas? Yo no...
—Ese día en las duchas no quisiste gastarme una broma cogiéndome el dinero, no, fuiste más allá —se acercó hasta casi rozar su nariz con la suya—. Tu meta era joderla a ella y de paso a mi.
—Te equivocas.
—¿En qué lo hago? —interrogó mascullando.
—Quise joder a esa gorda mojigata, no a ti.
—Hijo de puta —sentenció pegándole un puñetazo en el estómago.

Sin darle tiempo a que se recuperarse, le agarró de las solapas de la camisa levantándolo del asiento y obligándole a erguirse le arrastró hasta el vestuario, lo que tenían que hablar no le incumbía a nadie. Dentro el recinto le empotró contra las taquillas y sin soltar a su presa voceó a los pocos que ocupaban el lugar para que saliesen, una vez a solas fijó la vista en el extraño que tenía enfrente. Una mezcla de asco y pesadumbre se apoderó de él, pero ganó la rabia al comprobar que ni un mísero rastro de remordimiento se reflejaba en la cara de ese hombre que una vez consideró su amigo.

—¿Qué cojones has ganado haciendo eso? —quiso saber zarandeándolo—, la has hundido más de lo que estaba.
—Ella es una insignificante y fofa zorr...

El sonido de unos huesos chocando contra cartílago rezumó en sus oídos generándole un fuerte deseo de seguir golpeándole una y otra vez hasta destrozarle la vil faz, pero un resquicio de luz traspasó el espeso velo rojo que le cubría la visión y se contuvo, antes de machacarle debía dejarlo todo solucionado.

—No te atrevas a insultarla —advirtió enseñando los dientes en una mueca al tiempo que abrigaba los sangrantes dedos alrededor de su cuello.
—No puedo... resp... —farfulló intentando desprender el firme agarre.
—Debería terminar con tu asquerosa vida, así habría un repugnante insecto menos —masculló aflojando algo las falanges.
—No voy a luchar contra ti —musitó tragando saliva.
—¿Y crees que eso me calmará? —preguntó con una amarga sonrisa—. En mis 35 años he visto cosas que harían estremecer hasta a Superman, me han insultado en varios idiomas, he sufrido algunos golpes sobre todo morales, pero tú te llevas el premio.
—Sólo lo hice para reírnos.
—¿Dónde coño ves la diversión? —demandó descargando la palma abierta sobre el armario, haciendo que la testa de Martínez rebotase, para volver a dejarla en su lugar anterior.
—Yo...
—Te voy a decir lo que vi, contemplé a una mujer rota, desgarrada por dentro a la que le costará mucho salir del pozo donde la metiste.
—Amigo, te has olvidado que fuiste tu quien empezó con la broma.
—Esa palabra en tu boca es un insulto y jamás me olvidaré de que fui yo el primero que la jodió.
—Y bien que disfrutaste follándotela.

Con la furia haciendo más mella en él, desprendió una de las manos de la enrojecida garganta para estrellarla enérgicamente contra la mandíbula del bocazas. La cabeza giró a un lado provocando que el fluido líquido salpicase las metálicas taquillas.

—Escúchame bien porque sólo te lo voy a decir una vez —bisbiseó obligándole a mirarle y deleitándose con el encarnado flujo derramándose por sus labios y barbilla—. A partir de ahora ella será para ti como tu madre, una santa intocable y...

El ruido de la puerta al abrirse y cerrarse rápidamente le forzó a silenciar su ultimátum. De reojo comprobó que se trataba del pelirrojo que contemplaba a su presa con desilusión. Sí, sabia que él también estaba defraudado y dolido.

—He venido a avisarte que el capitán se dirige hacia aquí.
—Gracias —volvió a fijar la vista en las atemorizadas pupilas—. Te doy de plazo hasta mañana para eliminar cualquier mierda que circule por internet mancillando el nombre de Rachelle Anderson—, selló de golpe su puño alrededor de los testículos de Ricky asiéndolos con fuerza—, o lo siguiente que notes no serán mis dedos, sino el frío filo de mi navaja amputando tus ridículas pelotas. ¿Has entendido, gilipollas?—, inquirió apretando con más determinación.
—Si —chilló con un grotesco tono—, lo haré... maldita sea.

Obligándose a desprender el agarre, porque su instinto le exigía terminar con lo que había empezado y dejarle tendido en el suelo agonizando de dolor, se separó de él justo cuando la abertura que los mantenía aislados del resto del mundo se abatió chocando contra la pared.

-¡¿Qué está pasando aquí?! –bramó un encolerizado hombre con una reluciente calva y unos feroces orbes.
—Nada jefe —contestó J.J.—, estos dos que son muy torpes y se han caído al salir de las duchas.
—¿Vestidos y a una distancia considerable del baño?
—Ya le dije que son torpes y sí, han llegado hasta aquí deslizándose y golpeándose con todo lo que han encontrado por el camino.
—¿Me tomas por imbécil? —masculló asesinándole con la mirada.
—No —dijo seriamente—, por eso mismo espero que demuestre que me cree.

Parpadeó ante esas palabras y asintiendo dirigió los verdes ojos hacia los afectados.

—¿Debo hacerlo chicos?
—Pregúnteselo a Richard —respondió escupiendo el nombre.
—Es verdad jefe. A partir de ahora dejaré de ser un inepto —confesó oteando de reojo a Charlie.
—Por desgracia eso ya no me sirve —musitó echando a andar hacia la salida.
—Será mejor que te vea un médico —sugirió el capitán cuando pasó por su lado.

Negó lentamente palmoteando el hombro de J.J. agradeciéndole su compañerismo. Ojalá un doctor pudiese curarle, se ofrecería sin pensarlo para una sesión de horas con el desinfectante derramándose en las lacerantes heridas que tenía por dentro, pero sólo el olvido que proporcionaba el alcohol de una botella de whisky podría sanarlo al menos durante unas horas. Con un suspiro salió al exterior anhelando poder regresar al pasado y hacer las cosas de diferente manera, mas eso era sencillamente imposible así que tendría que cargar con su apestoso proceder a cuestas.
Cuando el helado viento le arañó las sangrantes lesiones sus retinas volaron a la colorida fachada de la floristería, se imaginó a Rae entre sus olorosas plantas y aunque ansió estar a su lado para aspirar el perfume de su piel ni siquiera amagó dirigirse allí, por el contrario bajó los escalones y se encaminó hacia la izquierda, dejando la tienda a su espalda.

Continuará...








19 comentarios:

Anna Princesa dijo...

Evidentemente los celos consumen a Charlie.
Aunque no lo quiera reconocer le jode ver que Rae su Rae pueda estar con otro hombre.
ay ay ¡un buen escarmiento le daba yo jeje!

besos

AKASHA BOWMAN. dijo...

Haber Charlie, querido mío... que no es que Theo se haya metido en medio de Rae y tú sino más bien que tú mismo la has cag... con tu proceder y la has lanzado directa a los brazos de tu compañero. Así que ahora "llora" como una mujer lo que no has sabido defender como un hombre (tiene miga la frase eeeeh)

"-Como payaso no tienes competencia.
- Eso es porque no te has visto en el espejo."

Me encantan esos retazos de humor y de ironía con que habitualmente ornáis la historia, ayudan a que el lector la sienta más cercana y haga las emociones y las vivencias de los protagonistas un poquito más suyas.

¿Sabéis? Me ha encantado ese ex abrupto varonil de Charlie (lo sé, soy muuuuy rara) y con ese arrebato en plan apisonadora llevándose por delante a Ricky y toda su mala leche (¡qué sinverguenza, faltón y estúpido el cretino!) Charlie se ha ganado muchos puntos ante mí. Creo, como JJ. que puede que esta vez sí sienta algo sincero por Rae, solo que le es tan novedoso el asunto y tan desconocido que ni él mismo es consciente ni admite la realidad.

LLevará tiempo que abra los ojos- y el corazón- a la verdad de sus emociones.

¡Y me alegra que Charlie haya acoj... al Martínez este, bocaza del demonio, jejejejjeje le ha dado lo mío, lo suyo y lo de su prima y porque les interrumpieron que sino aquello sería peor que La matanza de Texas jejejejejej!

¡Ainssss ¿y no continua el sábado? Mmmmmmm toca esperar entonces hasta la semana jopelinesssss

Me encanta, chicas, y cada vez que os leo sacáis a la damita rebelde y alocada que hay en mí jejejejjejeje ¡que viva el desmelene!

Un besito y buena semana.

ana dijo...

para decir que en esta ocasion me gustaria tener un chico como charly para que me defendiera pero a falta de tortas me conformare con lo que tengo. a mi me encantan las peleas de tios las teneis que añadir mas frecuentemente asi me pondria super contenta jajajajaja besos

Susan dijo...

Muy Buen Cap!! A Ver si al fin hizo algo bueno ese tipo xd jajajja...

Un Beso Chicas!!! Espero Pronto el próximo cap :P

Susan

Wendy dijo...

Charley está devorado por los celos, eso si que no se lo esperaba, pensaba que solo se trataba de una broma para reirse pero le salío el tiro por la culata, ¡jope! lo que estoy disfrutando viendole sufrir, s elo merece por cabronazo, tiene celos y le remuerde la conciencia, una mezcla explosiva, perfecta para sumirlo en un sin vivir, si que va a tener que tomarse unos cuantos whiskies para poder vivir y, sobre todo, dormir.
Por otro lado descubrir que ha sido Marínez quien colgó los vídeos le ha permitido descargar esa rábia que lleva dentro, por una lado porque le han dado una paliza de muerte y Rae tiene unos brazos que la protegen y por otro porque sus sentimientos empiezan a ser más fuertes que el mismo.
Estupendo capítulo, siempre nos quedamos con ganas de más.
Besos.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Vaya hoy hemos asistido a Guerra y algo de Paz, je ,je... con buen ritmo y tono sanguinolento... con unos diálogos justicieros y vengativos y cómplices y sentidos... muy buenos, buenísimos como siempre a buena altura sobre el nivel del mar... Vosotras ya me entendéis chicas ;-)
Bss... a las dos y picasiano capítulo, je, je...

Caco dijo...

¿Cómo lo hacen? Siempre que las leo, quiero más y más...

Me ha encantado la reacción de Charlie (si, ya sé que debería odiarle aún), de buscar justicia inmeditamente, exigiéndole a Richard que baje la imagen de las redes. ¿Qué pasará ahí? Richard es un tipo que actúa a traición y bien puede jugarle otra jugarreta a Charlie, ahora que sabe que Rae es su punto débil.

Y J.J... es de esa clase de amigos que comprende mejor que su propio amigo lo que le está pasando: Charlie está celoso. ¿Será que efectivamente está perdiendo a Rae (que no nos olvidemos que tiene sus propios problemas con el cretino que la acosa por teléfono)?

¿Y de donde viene el odio de Richard hacia Rae? ¿Será que es un admirador despechado?

¿Qué más puedo decir? Que me encanta la historia y que me muerdo las uñas esperando la continuación.

Citu dijo...

Me dio pena Charlie ojala de una vez se de cuenta de lo que siente y luche por Rae. Les mando un beso y se cuidan chicas.

Eleanor Atwood dijo...

Jolines, este muchacho lo resuelve todo con los puños... qué barbaridad.
No se si sentir asco o pena por su compi, creo que se ha orinao encima del miedo. Menuda bestia este Charlie.
Aunque yo no creo que un hombre que use a las mujeres se convierta jamás en un santo varón, haremos la vista gorda con éste, a ver qué pasa.
Mientras tanto sigo pendiente de Amy, que por lo visto se le ha removido alguna cosilla en su interior con la escena que ha presenciado. Ahora al menos sabe con certeza que Theo está loco por ella.
Por cierto chicas, el concurso de relatos ya está inaugurado. Pasaros si queréis a votar.
Besos.

vampiresa dijo...

mis niñas el capi ha sio impactante. por fin sabemos quien es el culpable. esperemos que quite todo lo que tenga de Rae sino que se prepare porque Charlie lo va a estar vigilando y si no hace lo que le ha mandado que se prepare bien porque igual no le queda ningun hueso u otra parte de su cuerpo sano.

Haber que pasa con toda esta gente. Espero es siguiente capi con muchos animos.

excelente trabajo chicas, como siempre.

saludis vampi

Viky dijo...

Hola, mi nombre es Gilda Victoria. Y es primera vez que visito este sitio. Donde puedo ver los primeros capitulos de esta novela? Quisiera empezarla a leer. Muchisimas gracias.

Irene Comendador dijo...

Que bien se os dan las peleas chicas, he tenido que acostar al niño entre capitulo y capitulo ¬¬, madre mia que dificil es tener un ratito para una misma, pero bueno, al fin me he puesto al dia y como siempre me dejais una sensacion de querer saber mas.
Me gusta como ha defendido Charlie el honor y el nombre de Rae, esas pelesas, esos golpes os juro que los he disfrutado como la que mas, jajajja, pero en una cosa este capitulo tiene razon, y es que el que empezo todo, el primero que le hizo daño a Rae, fue el Charlie, el fue el que partio del todo su corazon, a ver que me dais en el proximo capitulo que ya lo estoy deseando
Millones de besos guapetonas MUAC!!!!!!!!!

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Que bien que hayáis disfrutado con el palizón que le dio Charlie al mamón de Ricky y que a consecuencia de eso a muchas de vosotras os haya caído mejor.

Anna, Akasha, Ana, Susan, Wendy, MariCari, Caco, Citu, Eleanor, Vampiresa e Irene, muchas gracias por estar con nosotras semana tras semana y dejarnos vuestras opiniones.
Viky, bienvenida, podrás leer los anteriores capítulos si pinchas en el título que hay tras Etiqueta, debajo de comentarios o bien si te vas al Índice que está al final del lateral derecho.

Besos para todas.

~Ade~

Cristel dijo...

ola...uuuyy tremenda pelea ke se armo, ay xikas me tienen pegadisoma a la historia se me hace de revision diaria su blog xD...me enkanta...y grax por kompartir su talento kon todos...=)

Nenina dijo...

O´Sullivan me da pena!!1 siii bie, rabia también, pero ahora la pena está ganando, porque está arrepentido y dolido... sumando los celos, está en el suelo!!! y entre golpe y golpe no me quedará con problemas no?? ahhh pero este idiota de Ricky qué se cree?? cómo la llama zorra? es que con él si que hay algo mal y tengo sospechas que me guardaré;D jejeje
un besoooote y espero Ricky pierda un huevo :P ajaja
feliz finde!!!

Daniela Agrafojo dijo...

Wow! un capítulo completito de Charlie.

Hay que ver como soy yo de masoquista de que a pesar de todo lo que el le ha hecho a Rae, ahora siento lástima por el, y cuando acabé de leer el capi me di cuenta de que varias veces pasó por mi mente la frase "Pobresito Charlie". No no, no puede ser que una caiga tan facilmente!

Bueno, en tanto yo sigo con mis conflictos, las felicito chicas por este excelente capítulo, lástima que he de esperar una semana completita para leer mas. Igual, les mando un beso.

Feliz fin de semana.

vangelis28 dijo...

Me encantò el capi!! que buena paliza le dio charlie alcpesado de Ricky ya me lo imaginaba ypo que el causante de que la foto fuera a parar a internet era de ese desgraciado11
AY CHARLIE tendra que hacer mkas que meritos para recuperar a su Rae!!

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Niñas, os necesito a las dos en el Jardín... hay fiesta de pololos y se me han desmadrado las pololeras, ja ,ja...
http://caridad65.blogspot.com/2011/06/el-club-de-los-pololos-en-el-jardin.html

noe dijo...

Os descubro gracias al jardín de MariCari.
Me parece muy bonito compartir un blog junto a alguien que tiene los mismos gustos e intereses que tú.
Os felicito a las dos.
De momento me he deleitado con algunas imágenes.
Ponerme al día con la historia me llevará más tiempo...

:)

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO BELLAS Y BESTIAS CON "EL BESO DE LA MUERTE"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

DIPLOMA CONCURSO EL BIEN Y EL MAL CON "EL ROSTRO DE LA INOCENCIA"

PREMIOS LITERARIOS

PREMIOS LITERARIOS
 
SokAly - © 2007 Template feito por Templates para Você